Ocultar Barra

10 consejos útiles para el que se inicia en el ciclismo

Fecha: 11.12.2015

LIMA-XC-0333

Un instructivo que previene al novato de una serie de situaciones que inevitablemente vivirá en su acercamiento al ciclismo. 10 sensaciones que inevitablemente viviremos y con las que hay que prepararse para lidiar.

Por Diego Maldonado

Todos los años se suman a nuestra tribu miles y miles de nuevos adeptos, todos en busca de nuevas experiencias.
Gracias a la enorme cantidad de información de que se dispone actualmente y a la buena cantidad de bicicleterías especializadas, seguramente la elección de la bicicleta debe haber sido la correcta. Entonces, luego de haberse empapado nuestro protagonista con temas técnicos de mecánica, prestaciones y posiciones de manejo, llega la hora de comenzar a transpirar la camiseta. Sí, a ponerse el casco y salir a rodar. En ese punto, se presentarán los primeros inconvenientes, para la mayor parte de los cuales podemos prepararnos siguiendo las sugerencias de este pequeño instructivo.

1. Horror -a la hora de usar ropa de ciclismo.
Es muy frecuente la resistencia de los novatos –y no tanto- a utilizar las famosas calzas y remeras ajustadas de ciclismo. Algo perfectamente entendible por nuestro tradicional miedo al ridículo. Pero resulta que las calzas son muy importantes para esta actividad, principalmente por la badana, que es el acolchado que trae en la entrepierna y que cumple dos funciones. La primera es absorber la transpiración de la zona, evitando con ello paspaduras e irritaciones y un sin fin de otras molestas consecuencias. Por otro lado, dicho acolchado hace que el asiento no resulte tan incómodo, absorbiendo vibraciones y permitiéndonos mitigar en gran parte las molestias que generan las largas distancias.
Vale la pena aclarar que para que las calzas den buen resultado hay que usarlas sin ropa interior.
También las remeras ajustadas y de telas sintéticas cumplen una función vital. El hecho de que se ajusten al cuerpo hace que no queden sobrantes de tela que funcionen como una vela en contra. Y cuando la remera está hecha de la tela sintética que corresponde, permite que la transpiración se evapore. En contrario, una remera de algodón nos mantendrá siempre mojados.
En el caso de los colores, esto es más a elección y hay mucha ropa de ciclismo con colores sobrios o estridentes como para elegir. Pero no hay que olvidar que es sumamente razonable el uso de colores estridentes, justificados especialmente cuando circulamos en medio del tránsito, ya que ayudan a que los automovilistas y otros protagonistas del tránsito nos puedan detectar mejor, lo que contribuye a nuestra seguridad. Hay muchas personas que si bien cuando se inician usan colores sobrios, poco a poco van comprendiendo esto y de repente se aparecen con una remera fluo, liberados de todo prejuicio.

2. Enojo -por haber sido insultado por algún ciclista malhumorado en un pelotón.
Éste es un clásico y se lo puede entender de ambos lados que se lo observe. Los ciclistas novatos, de buena condición física y con muchas ganas y adrenalina, suelen intentar integrarse a un grupo sin conocer las reglas de funcionamiento y seguridad que debe respetar cada miembro de un pelotón. Entiendo que esta tentación resulte totalmente irresistible, pero es preciso comprender que es muy peligroso. Para poder ingresar a un pelotón si no se tiene experiencia, hay que hacerlo con respeto, acercándose desde atrás, observando mucho y logrando con cortesía que los más experimentados nos enseñen los secretos de su funcionamiento. Y finalmente, cuando nos vean aptos, habremos de obtener el correspondiente “permiso”, que así funcionan estas cosas. Quizás haya mejores formas de explicarlo que con un grito, pero el enojo con que muchos inexpertos suelen ser rechazados cuando se inmiscuyen sin permiso ni experiencia es entendible, ya que los riesgos son grandes.
También, antes de hacer cualquier intento de abordaje, conviene observar durante un tiempo la habilidad de las personas con experiencia para circular dentro del pelotón. Los ciclistas novatos suelen tener temblequeos y/o inestabilidades en los momentos de exigencia, mientras que a los experimentados no se les mueve ni un pelo, solo las piernas como un ventilador.

3. Ruido -al pasar los cambios.
No hablo acá del ruido de un cambio cuando está mal regulado sino del “crack” que hace la cadena cuando se pasan los cambios de manera inconsistente. La manera de que esto no suceda es generando una mínima pausa en la tensión de la cadena cuando se está cambiando tanto de plato como de corona de piñón. Esto, que el ciclista experto hace de manera automática, debe ser entrenado y aprendido por el novato. El objetivo es no dañar la transmisión. Esta pequeña e imperceptible pausa funciona como un verdadero embrague y es fundamental para que la cadena esté bien posicionada al momento de volver a traccionar.
Con el paso del tiempo y la experiencia esta “pausa” será automática y durará sólo algunas fracciones de segundo.

4. Adormecimiento -en las manos después de un buen rato de pedaleo.
Con frecuencia me encuentro con este tema en muchos ciclistas que están comenzando. Suelen pedirme que le cambie la posición de manejo a la bicicleta por una más alta, o que le instale un stem con más ángulo o un asiento más acolchado, etcétera. Pero el adormecimiento en las manos no lo provoca principalmente la posición de manejo sino el rodar totalmente contracturados, con los brazos completamente extendidos y haciendo fuerza durante las dos horas o más que haya durado la pedaleada. En este punto les aconsejo que se relajen y que imiten a los ciclistas expertos, que ruedan con los brazos flexionados y los codos hacia abajo. Es el mejor remedio. Hay que concentrarse en que la fuerza sólo se hace con las piernas, liberando la parte superior del cuerpo de toda exigencia. Con el paso del tiempo este adormecimiento desaparece, y en el caso de los que hacen mountain bike ya se podrá disponer de un par de brazos frescos para hacer fuerza con ellos en algún sendero o salto.

5. Desazón -por haber sido “colgado” por el primer grupo con que se prendió a pedalear a fondo.
Esto nos pasó a todos. Mi consejo es que no se dejen abrumar por esta situación y que lo vuelvan a intentar, y que nunca se vuelvan a su casa, porque siempre va haber otro grupo de menor nivel para arrancar. En el caso de los que son cabeza dura, que aprovechen el desafío y que utilicen la fuerza hasta donde no la tienen para seguir a rueda, que ésta es la única manera de progresar, fallando e intentándolo nuevamente. En sólo algunas salidas entrarán en buen ritmo.

6. Desconcierto -por no administrar bien la fuerza al no utilizar correctamente los cambios.
Otro clásico, ver a personas desperdiciando fuerza o mezquinándola sin razón. Siempre aconsejo al ciclista en mi taller que utilice el cambio justo, dependiendo del terreno y de la situación. Que para eso están los cambios, es decir para poder mantener un ritmo lo más parejo posible en cualquier condición de terreno o clima, aprovechando al máximo nuestra energía. En este terreno, la “tarea para el hogar” de un novato es acostumbrarse a pasar los cambios todo el tiempo, ya que justamente la nueva tecnología hace que esto sea sencillo e instantáneo, valiendo la pena aprovechar cada mínima diferencia en la relación de transmisión.

7. Incertidumbre -por no saber con quién salir a pedalear o qué tipo de entrenamiento hacer.
Incursionar en el ciclismo es hoy muy fácil, ya que hay grupos de todos los niveles y colores, gratuitos y pagos, que con sólo buscar un poco aparecen. Y también aparecen rápido los “consejos”, muchos de ellos con buena onda, de los pares, que con frecuencia son errados. En este sentido, busquemos siempre ayuda de gente con experiencia comprobada.

8. Disfrute -al regreso de cada pedaleada, por haber crecido siempre un poco más como ciclista.
El ciclismo es uno de los deportes con mayor exigencia física, y sea cual fuere nuestro nivel siempre nos gratifica el finalizar una salida de entrenamiento o un intenso paseo o una travesía cicloturística.
Cada uno de estos logros nos hace ir por más. Con cada salida nos potenciamos y nos mantenemos con buena onda y bien predispuestos para encarar nuevos desafíos personales.

9. Gloria -por haber “colgado” a alguno que nos lo hizo en algún momento.
Con el tiempo se aprenden los códigos de cada grupo y la garra y la inteligencia que uno le pone se verá recompensada con el progreso al volver de alguna salida muy entero y otras no tanto. Y el “ganar” no es sólo una cuestión de disfrute por el ganar mismo, sino por la sensación de entrar en otro nivel y poder ver las cosas desde otro lugar. Esto es el ciclismo, una ida y vuelta constante entre el deporte y el sentimiento.

10. Progreso –por asimilar correctamente la evolución y estar bien orientado siempre.
Esta es la parte más difícil de todas, donde surge la pregunta del millón: ¿vamos por más? Depende del momento, no siempre las cosas se dan como uno quiere. Lo importante es ser fiel a nuestras convicciones, teniendo en cuenta cuáles son las reglas de este deporte, que las llevamos todos adentro desde chicos y que con el tiempo se tornan en un juego de grandes.

Dedicatoria
El contenido de esta nota está inspirado en mi querido abuelo José María Maldonado, quien falleció en agosto 2008 y a quien le dedico este artículo.
Diego Maldonado

Nota publicada en Biciclub Nº 167, noviembre 2008.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: ABC, Diego Maldonado

4 Responses to “10 consejos útiles para el que se inicia en el ciclismo”

  1. Excelente contenido de la nota .. Aunque pedaleo hace tiempo es bueno recordar cuando comenzamos a andar gracias.

  2. Irving dice:

    ¡Excelentes contenidos! También llevo rato rodando pero muy poco con una bici de alta gama. Me decidí por una bicicleta de gama alta que por una moto y sé que tomé la mejor decisión, estoy muy contento con ella y recién busco de todo para mantenerla a punto por mi mismo y sólo en caso de ser necesario llevarla con el mecánico, seguiré muy de cerca está página, saludos desde la Ciudad De México.

  3. debi dice:

    hola,
    agregaría el miedo a usar las zapatillas con traba y las caídas que las acompañan!
    Yo, particularmente, no me animo a ir trabada en la calle
    Saludos!

  4. debi dice:

    Con respecto a los grupos de entrenamiento…yo no encuentro un grupo que entrene de día en el KDT o en otra pista de CABA. Suelen entrenar de noche y no me siento segura para ir de noche.
    Si me pueden asesorar…Gracias!

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 270 - Junio 2017

NOTA DE TAPA
Pablo García en las Antillas Menores
NUEVOS PRODUCTOS: Las nuevas Tern Roji, con espíritu urbano.
ENTRENAMIENTO: ¿Cómo iniciarse en el ciclismo indoor?
MECÁNICA: Cómo convertir una MTB en una bici urbana.
CARRERAS: El Desafío al Río Pinto 2017. [+]

    canaglia

    orbea

    fullrace

    bici Up

    rally neuquen

    silva

    geller

    mov responsable