Ocultar Barra

8ª etapa del Tour de Francia: teorías sobre el calentamiento y denuncia de un buen futuro a los que resisten*

Fecha: 08.07.2017

Existen dos teorías acerca de lo que debe hacer un ciclista antes y después de una carrera. Una es la que practicamos unos cuantos aficionados que de ciclistas tenemos poco: decidimos no calentar antes de largar porque evaluamos que, sí a duras penas podremos hacer el recorrido, no vamos a gastar lo poco que tenemos en algo que no es competir.
Luego decidimos no ablandar luego de llegar porque a duras penas vemos el cartel de finalización de la prueba.
Así que si algún músculo quedó rebeldemente duro o dolorido, allá él. Que los auxilios se apresuren a traer cerveza, salame y un buen pedazo de pategras.
Cuestión que los ciclistas de verdad, no hacen tal cosa.
El precalentamiento es tanto como el rezo diario, y luego de llegar se quedan un rato andando en rodillo, porque, hablando seriamente, si no lo hacen, mañana notarán mucho más la etapa, sus músculos tendrán dolores impensados, cuando no un calambre fuera de lugar.
La etapa de hoy fue una paliza de principio a fin. Para saber si una etapa salió paliza se puede recurrir a parámetros objetivos. La organización dispone un horario tentativo de llegada. Lo hace en base a experiencia de etapas desarrolladas en el lugar y a un promedio razonable. La etapa de hoy llegó más de cinco minutos antes que el tiempo previsto. La otra es una cuestión meteorológica. En los valles donde transcurrió la carrera hoy, nunca en llano, se la pasa mucho mejor si hay viento, si hay viento desde alguna parte.


Pero hoy no había viento, solo había calor, mucho calor. Digamos un horno, donde el agua no alcanzaba, y cuando traían más tampoco alcanzaba.
Así que si bien pudo no ser del agrado de los espectadores tienen que saber que el recorrido de hoy tendrá influencia mañana, en una de las etapas más duras del Tour, con cinco mil metros de desnivel y porcentajes de inclinación de los puertos pocas veces visto.
Como suelen suceder en carreras en donde, puede que haya unos cuantos estrategas escondidos, hoy se armó una pequeña escapada de cincuenta ciclistas, y allí quedó el Sky corriendo a los escapados, donde había algunos no tan lejos de la general.
La etapa que se desarrolló entre la localidad de Dole y Station des Rousses tuvo un recorrido total de 187.5 kilómetros.
Fue ganada por un joven francés llamado Lilian Calmejane por 37 segundos sobre el holandes Robert Gesink.
El ganador corre por primera vez el Tour. Ya había participado de una vuelta de España, y allí también ganó un tramo. Cuestión que se esta abriendo camino, en el cada vez más reducido grupo de ciclistas World Tour.
En la mezcla del calor y la dureza del terreno todo llevó a una preparación magnifica para la etapa de mañana, en donde aparecerán flaquezas donde tal vez no tendrían que existir.
La etapa tuvo su imagen de incertidumbre cuando a falta de cinco kilómetros el puntero mostró que traía calambres hasta para regalar y daba toda la imagen que no podría llegar, pero finalmente se repuso, un poco por estirar otro poco porque el terreno se presentaba ahora en bajada.
Muchos añoran los tiempos en que la carrera no tenía tanto control de los equipos. Incluso en el propio Sky dicen que la carrera tal como se presenta es aburrida. Que es mucho más divertido cuando cada ciclista puede emprender su propia aventura y juega sus cartas cuando menos se piensa.
Pero ellos responden que detrás de su gran inversión, controlar la carrera, y atacar solo cuando esté planificado es de algún modo el ciclismo de estos días. Se corre a la defensiva. No es que sea más descansado, pero ha dado resultado y se han ganado Tours así. El Sky no piensa cambiar tal modo de correr.
Resta saber si existen fuerzas para cambiar ese modo de correr. Si los demás equipos tienen con qué atacar y despedazar ese modo de control.
Algunos piensan que con la partida de Valverde no tiene tales posibilidades el Movistar. Sin embargo nosotros, que sabemos un montón de nada, creemos que detrás de etapas como estas, donde se tiene que sobrevivir con fuerzas que exceden a la del ciclismo, mañana pueden aparecer, para sorpresa de mucho ciclistas hechos en lugares donde el esfuerzo diario es parte de vivir.
Apostamos entonces que mañana pueden aparecer Nairo y otros colombianos. Tal vez sea una aspiración de deseo, pero de esperanzas también se vive.


En realidad si tiene que ganar un sobreviviente, tendría que ganar un argentino, en el caso Sepulveda, y por cinco minutos. A proposito, ahí venía prendido, entre los treinta que corren por algo. Eso no es poco, claro que nos es poco.
Los argentinos discurrimos. La mayoría de ellos somos sobrevivientes. Al menos nosotros pensamos eso, así que una etapa como la de hoy no es mucho más que la diaria en estos sures.
Otros dicen que el único que podía plantear cuestiones impredecibles en una carrera que de a ratos se muestra monótona era un ciclista como Sagan. Tal vez por eso admirado, por presentar decisiones en carrera que muchos no esperan. Pero Sagan no iba por la general y sus maravillas solo darían lustre a algunas etapas.

*Informe de Pedal Pato, Gualeguaychú, Entre Ríos, Argentina. Facebook: Pedal Pato

Fotos: ASO
Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ruta

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 275 - Noviembre 2017

NOTA DE TAPA
Ruedas para volar por la Carretera Austral Chilena.
PRODUCTOS: Interbike Las Vegas: lo que viene en 2018
CONSEJOS DE EXPERTOS: ¿Qué bici me compro?
TRAVESÍAS: El NOA, de Tucumán a Purmamarca
ENTRENAMIENTO: Cómo preparar una bebida isotónica. [+]

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    cruce-tunel

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable