Ocultar Barra

Bicicletas en el teatro

Fecha: 28.04.2016

_MG_1286b

Carolina anda sin parar en una bici roja para olvidar al amor italiano que conoció estando de vacaciones en Galápagos. Andrea, sobre una femenina mountain bike blanca y fucsia, rememora sus primeras y traumáticas pedaleadas de la mano de su padre. Federico, oficinista resignado, se apura rumbo a Liniers en una playera de dudosa procedencia.
Belén Almada, Rosario Alfaro y Pablo Cusenza son, respectivamente, los actores que le ponen el cuerpo a estas tres historias en Bicicletas, o de cómo en movimiento se llega al equilibrio, una obra de teatro que cada viernes a las 21 hs arranca carcajadas a sala llena en el teatro El Estepario de Almagro (CABA).

_MG_1194b

Momento musical
Durante poco más de una hora, tres impecables monólogos nos zambullen en los pensamientos y las vidas de quienes andan en bici. El fluir de la conciencia al ritmo del pedaleo vira a un tono tragicómico y, como diría Juan Carlos Kreimer, autor de Bici Zen, el “cuerpo parece perder su peso y la mente expandir su conciencia.”
Micaela Fariña, dramaturga y directora de Bicicletas, nos remonta al origen de la obra: “En un viaje largo decidí comprarme una bicicleta, que quedó en un pueblito italiano, y la usaba todos los días para recorrer callecitas. Allí me encontré con mis propios pensamientos, con charlas conmigo misma que sólo sucedían en el pedaleo o bien cantando temas que siempre acompañaban el ritmo de mi andar.”
Al igual que le sucedía a Micaela, los protagonistas de la obra tienen su momento musical, cuando, desde sus auriculares aúllan para todos y todas las canciones que los acompañan en el rodar y en el vivir. “Somebody That I Used To Know”, canta eufórica Andrea, mientras Carolina nada en la melancolía con una romántica balada italiana.

_MG_1252b

Termita consumista
Si bien durante la obra las bicis están fijas sobre el escenario y los actores no cambian de posición, se mueven en 360 grados, le dan la cara o la espalda al público según se necesite, incluso se comunican entre ellas gracias a los sonidos de campanitas y frenadas. La original puesta de escena fue un trabajo de Sergio Fasani en lo relativo a los soportes que sostienen a las bicis y de Wanda Lisi en estética y vestuario.
La obra transcurre al ritmo claro del pedaleo y del avance. Pero sus personajes parecen ir hacia atrás: retroceden en el tiempo para entenderse y entender a otros en su vaivén físico. “No se cómo… pero en ese momento tuve la certeza de que algo cambiaría para siempre”, dice Carolina cuando quiere explicar su amor italiano. “Me convertí en una termita consumista”, afirma Andrea al hablar de los caprichos que su papá le consentía de chica y después también. “Yo saliendo de ese cuadro en esta bicicleta abandonada”, dice Federico al despedirse de la oficina opresora.
En un guión perfecto, la bici se torna tan terapeútica como todo arte.

Info: www.facebook.com/Bicicletas-o-de-c%C3%B3mo-en-movimiento-se-llega-al-equilibrio-505553366288213

Texto: Rocío Cortina | Fotos: Patricia Costa

_MG_1307b
Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Bicis y arte

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 276 - Diciembre 2017

NOTA DE TAPA
El centro de tu rueda
EVENTOS: Expo Bici&Run 2017 en La Rural
PRODUCTOS: Wilier, cuadros italianos premium en Argentina
ENTREVISTAS: Luciana y Mariana Díaz, pioneras en el bmx argentino
CICLISMO URBANO: Recorridos con chicos por Buenos Aires [+]

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    silva

    vac

    half concordia

    adsgoogle

    geller

    mov responsable