Ocultar Barra

Chubut

Fecha: 18.02.2013

Un recorrido de 40 kilómetros por la costa sur del Golfo Nuevo, desde Puerto Madryn hasta Cerro Avanzado, que combina tramos de ripio, senderos por la estepa y subidas y bajadas por bardas costeras. Como agregado, en esta zona entre junio y diciembre se pueden avistar ballenas.

Por Gustavo González

Puerto Madryn es una pujante ciudad chubutense fundada en 1865 sobre la costa del Golfo Nuevo, por los pioneros Galeses. Su importancia turística lo convierte en el mayor centro de servicios de la costa patagónica. Es la Capital Nacional de Buceo y la puerta de entrada a la Península Valdés, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1999.
A lo largo de los 5 kilómetros de impecable avenida costanera sobre los que se extiende la ciudad se ubican balnearios que tienen restaurantes y confiterías durante todo el año y donde durante el verano se practican actividades náuticas.

Rumbo al sur
El punto de partida para este pedaleo es el Muelle Comandante Piedrabuena, en pleno centro de Madryn. Desde allí vamos hacia el sur. Tras aproximadamente 4 kilómetros llegamos a Punta Cuevas, que debe a su denominación a las cuevas que utilizaron los galeses como primeras viviendas. Allí existe un centro de exposiciones donde se puede conocer la historia de la cultura Indígena y Galesa.
Tras 500 metros de subida llegamos al Monumento al Indio Tehuelche, desde donde se aprecia una vista panorámica de la ciudad, las playas y, a lo lejos, los parques industrial y pesquero.
Más adelante comienza el ripio patagónico, que se mezcla con arena y serrucho, y se pasa por el Ecocentro de interpretación, un lugar ideal para conocer a fondo el área natural que visitamos.
El camino costero se aleja de la costa brevemente para luego retomar su rumbo sur, paralelo al mar. Entre los meses de junio y diciembre, a lo largo de toda la zona se pueden avistar ballenas francas.

“Enarenados” en Punta Este 
Tras 3 kilómetros desde el monumento al Indio se divisa un importante médano y también algunas huellas que nos van a permitir alejarnos del camino, caracterizado por el infaltable polvo que levantan los vehículos al pasar.
Los senderos, que tienen un ancho adecuado para que circule un cuatriciclo o una 4X4, no están marcados. Si vamos con un guía local este nos facilitará el trabajo de encontrarlos y seguramente seleccionará los que nos lleven a mejores vistas.
La calzada es arenosa; hay que tener buena técnica para no quedarse “enarenado” a cada rato. Recomiendo usar una relación baja con los cambios y mantener un pedaleo constante, con el manubrio firme. Si se dobla la rueda, la bici se traba seguro. Lo mejor es tratar de pedalear siempre por donde ya esté pisado por otros vehículos y, en el peor de los casos, bajar de la bici y disfrutar de la caminata, una actividad que también forma parte de la excursión.
Como la vegetación típica de la estepa patagónica es achaparrada, baja, formada en su mayoría por arbustos espinosos, salirse del sendero nos llevará a una pinchadura segura. Sin embargo, podemos prevenirnos colocando un gel antipinchaduras previamente a la cámara y/o contar con una cubierta más gruesa y no muy gastada.
Hay buenos circuitos por encima de las bardas costeras, con algunos ascensos y descensos leves, muy al borde de las barrancas o pseudoacantilados. Atención: un resbalón, una mala maniobra o tener exceso de confianza al volante pueden significar un buen golpe y una caída de varios metros. De más está decir que si la temperatura acompaña, el cielo está despejado y no hay viento, el contraste de la aridez costera con el golfo azulado es sobrecogedor.
El sendero costero nos va llevando hasta la baliza de Punta Este, un excelente punto panorámico desde donde se divisa Playa Paraná.
Aquí hay numerosas formas de bajar a la playa con la bici. Hacia el oeste los senderos son más fáciles, con menos pendientes y aptos para principiantes o ciclistas miedosos. Pero para los que les gusta la adrenalina y tienen buen dominio de la bike hay senderos súper empinados que descienden directamente desde la baliza a la playa. Con cualquiera de las dos opciones la diversión y la adrenalina están garantizadas.
La Playa Paraná es muy amplia y tiene pedregullo de 4 kilómetros de extensión. Si la marea está baja, se aprecia el barco hundido Folias.
Entre el camino costero y la línea de marea hay otra huella para seguir avanzando entre el pedregullo. Pero atención, que si pedaleamos entre octubre y diciembre hay que tener cuidado con los nidos y huevos, porque en esta playa nidifica el Chorlo Doble Collar, ya que es un sitio de reproducción. En tales fechas es recomendable seguir por el camino vehicular.
La piedra costera cuesta y dificulta el andar pero la huella es firme y siempre es mejor que el camino. Tras una pequeña hondonada, volvemos a subir.

Cerro avanzado y Reserva Punta Loma
A 15 kilómetros de haber iniciado el recorrido se llega a una bifurcación de acceso a la estancia San Guillermo, de 2700 hectáreas. Dentro de esa propiedad se encuentra el Cerro Avanzado, una estancia dedicada a la cría de ovejas que está abierta al turismo, para pasar días de campo con alojamiento incluido. Lamentablemente el ingreso en bici sólo está permitido si está acompañado de guía local habilitado.
Tras un lento y esforzado ascenso de no más de 100 metros de desnivel se va ganando altura. El paisaje y las vistas se amplían, los horizontes se extienden y así vamos descubriendo la verdadera Patagonia.
Una vez alcanzada la cima del cerro se ve el casco de la estancia, un estanque para el agua y una tranquera. Desde allí sale una bonita huella que va por el filo y llega hasta la punta del Cerro Avanzado, donde nos sorprendemos con una nueva e increíble vista del Golfo Nuevo.
El sustrato de este cerro está formado por sedimentos de millones de años de antigüedad. Es fácil observar sus estratos con ostras fósiles.
Para descender hay que retroceder un poco y ubicar un sendero que baja en dirección sur. Así se llega a la base del cerro, donde nuevamente hay para elegir entre opciones más empinadas y otras más sencillas (siempre orientándonos hacia el sur).
Una vez abajo del cerro se puede disfrutar de la playa, de las innumerables aves marinas o de un simple descanso.
Retomamos el camino costero, que finaliza aquí, y regresamos hacia Puerto Madryn. Luego pedaleamos unos 3 kilómetros –que incluyen algunas trepadas cortas- para desviarnos a la derecha e ingresar a Punta Loma. Se trata de la primera reserva natural de fauna de toda la provincia, creada en 1966. Su principal atractivo es un mirador emplazado por encima del acantilado, con vista al Golfo Nuevo, desde donde se podrán observar el apostadero de lobos marinos de un pelo y la colonia de gaviotines sudamericanos. También se pueden ver otras aves marinas y terrestres, reptiles y mamíferos. En esta lobería hay animales durante todo el año, pero para verlos mejor la marea debe estar baja. También hay un sendero con carteles donde se podrá observar e interpretar la flora típica de la estepa patagónica.
En el lugar hay guardaparque, sanitarios y se cobra un ingreso de $7 a los turistas argentinos mayores. Si el grupo está compuesto por más de cinco ciclistas deben ir acompañados por un guía provincial habilitado.
Para volver hay que hacer 15 kilómetros por el mismo camino de ida, aunque podemos desviarnos para esquivar la subida del Indio.

DATOS ÚTILES

Cómo llegar
En avión: Aerolíneas: Vuelos diarios a Trelew (a 67 km de Madryn). Andes: Tres vuelos semanales. Lade: Una frecuencia semanal a Puerto Madryn.
En auto: Desde Capital Federal se recorren 1400 kilómetros por la Ruta 3.
Bus: Funcionan más de diez empresas de transporte terrestre de larga distancia que unen Puerto Madryn con el resto del país. Algunas son Andesmar, Don Otto, El Cóndor, El Pingüino, Que Bus, Ruta Patagonia, Vía Tac y Tus.
Dónde informarse

Secretaría de Turismo (Municipalidad de Puerto Madryn): Av. Julio A. Roca 223, (02965) 453504 / 456067 / 470750, informes@madryn.gov.ar.
Internet:
www.madryn.gov.ar: Excelente portal de Madryn que incluye, por ejemplo, las tarifas orientativas de alojamientos y servicios varios. También se informa de actividades y excursiones.
www.chubutalmundo.gov.ar: Info de turismo de la provincia de Chubut y las Áreas Protegidas provinciales.
www.peninsulavaldes.org.ar: Ente administrador de la Península Valdés.
www.argentinavision.com, www.hycpatagonia.com: Agencias y guías de mountain bike.
www.napraia.com.ar: Alquiler de bicis, entre $35 y $50 según su calidad.
www.ecocentro.org.ar: Página web de Ecocentro.
www.hidro.gov.ar: Incluye la tabla de mareas.
www.san-guillermo.com: Página web de la estancia.

Calendario de fauna
Aves marinas: Se encuentran todo el año en Chubut.
Ballena Franca Austral: De Mayo a Diciembre.
Choiques: Se encuentran todo el año.
Delfines: Se encuentran durante los meses de Enero a Marzo.
Elefantes Marinos: Se encuentran todo el año en Chubut.
Guanacos: Se encuentran todo el año en Chubut.
Lobos Marinos: Se encuentran todo el año en Chubut.
Maras: Se encuentran todo el año.
Orcas: Se encuentran en dos períodos específicos.
Pingüino de Magallanes: Se encuentran en dos períodos específicos.
Tonina Overa: Se encuentran en los meses de Abril a Noviembre.

Nota publicada en Biciclub Nº177, septiembre 2009

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

One Response to “Chubut”

  1. espectacular puerto madryn, y en bici seria la raja. algun dia volvere pero esta vez con mi bici….

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 275 - Noviembre 2017

NOTA DE TAPA
Ruedas para volar por la Carretera Austral Chilena.
PRODUCTOS: Interbike Las Vegas: lo que viene en 2018
CONSEJOS DE EXPERTOS: ¿Qué bici me compro?
TRAVESÍAS: El NOA, de Tucumán a Purmamarca
ENTRENAMIENTO: Cómo preparar una bebida isotónica. [+]

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    cruce-tunel

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable