Ocultar Barra

Cuestiones básicas para empezar a viajar

Fecha: 08.12.2014

_MG_0971

¿A dónde voy? ¿Cuántos kilómetros puedo pedalear? ¿Qué bicicleta uso? ¿Cuáles son las ventajas de esta forma de viajar? A continuación, las respuestas a estas preguntas y a varias más.

Texto: Gustavo M. González* | Foto: Ariel Sabatella

El cicloturismo es una modalidad del llamado turismo aventura que consiste en la recorrida de un lugar, natural o urbano, montado en una bicicleta.

La bici
El tipo de bicicleta que tengamos nos determina, a grandes rasgos, qué podremos recorrer:
– Bicicleta de paseo tipo “inglesa”: no tienen cambios de velocidad, son pesadas y no están preparadas para viajar. Sus grandes ventajas son la postura erguida y cómoda, los guardabarros y el protector de cadena, lo cual contribuye al cuidado de nuestra indumentaria. Su utilidad está circunscripta a la ciudad y a recorridos cortos en zonas sin desniveles.
– Bicicletas de paseo “modernas”: en esta categoría se incluyen un nuevo tipo de bicicleta de rodados 20 a 28 con cambio de velocidades (incluso algunos son internos en la maza) y las plegables, bicis ideales para recorridos cortos en zonas urbanas y sin desniveles.
– Bicicleta playera: como su nombre lo indica, son bicis originalmente diseñadas para la playa pero que han ganado un lugar en la ciudad. No poseen cambios de velocidad y son bastante livianas por su escaso equipamiento. Pueden utilizarse para uso urbano o recorridos cortos en zonas planas.
– Bicicleta de ruta, de carrera o de media carrera: están diseñadas para circular sobre asfalto. Podemos hacer grandes viajes pero siempre sobre asfalto. Tienen cambios y son muy livianas.
– Bicicleta todo terreno o mountain bike: con este tipo de bicicletas uno puede salir de la ruta e internarse en caminos de tierra y ripio, huellas, sendas peatonales o a campo traviesa, subir montañas, cruzar arroyos o trasponer arenales. Tienen gran versatilidad. Poseen cambios y adaptándolas pueden servir para trasladar equipajes y peso extra en alforjas o en pequeños tráileres o carritos.
– Bicicletas híbridas: similares a la categoría anterior en cuanto a su utilidad en cicloturismo, ya que con ellas podemos afrontar tanto la ruta de asfalto como la montaña. Tienen cuadro y suspensión de mountain bike pero usan rodado 700c, el tamaño de ruta, con cubiertas con tacos. Son bicicletas cicloturísticas muy utilizadas por los europeos.

Cómo iniciarse
Cualquier persona puede hacer cicloturismo. Sólo hacen falta ganas, voluntad, algo de tiempo, un estado físico normal y una bicicleta en buenas condiciones mecánicas.
Se recomienda lograr primero un entrenamiento básico, ya sea tomando clases de ciclismo estacionario (Indoor Cycles, RPM, Spinning) dos o tres veces a la semana, durante una hora, o bien saliendo con la bicicleta para hacer recorridos cortos, también de una hora. Después irán aumentando su duración e intensidad hasta llegar a hacer una salida de día completo una vez por semana. Si se piensa encarar un viaje largo, conviene comenzar con el entrenamiento de dos a tres meses antes de la fecha de partida elegida.
Los primeros pedaleos generalmente se dan en cercanías del domicilio. Es conveniente hacer varias salidas de mediodía a día completo antes de largarse a un recorrido de varios días.
En cuanto a las distancias, antes de salir a hacer un viaje largo el ciclista debe poder cumplir sin dificultad los siguientes trayectos:
– Zonas planas (llanura): 50 a 80 kilómetros.
– Zona con desniveles (sierras): 40 a 70 kilómetros.
– Zona de montaña: 30 a 50 kilómetros.
Se recomienda comenzar a rodar por superficies en buen estado -asfalto o tierra- para ir avanzando por caminos similares a la zona a recorrer o en peor estado, como ripio, huellas deterioradas, senderos, etcétera.

Salidas organizadas
Si no nos animamos a salir solos o con un grupo de amigos o si no tenemos ganas ni tiempo de organizar este tipo de viajes cortos, podemos contratar una salida organizada con un prestador especializado en cicloturismo, el cual proveerá la infraestructura de servicios. En esta opción, un servicio muy apreciado, sobre todo por aquellas personas poco entrenadas o que recién comienzan, es el vehículo de apoyo, utilizado para cargar los equipos accesorios, así el ciclista pedalea más libre y liviano, y para transportar a los ciclistas cansados o heridos o en caso de rotura de bicis. Otros servicios son transporte, traslado y alquiler de bicis, provisión de comidas, guiado y coordinación, asistencia mecánica (fundamental si no sabemos reparar una pinchadura o unir una cadena o hacer reparaciones menores) y alojamientos.
En cuanto a los niveles de dificultad, para recorridos cercanos a la ciudad de Buenos Aires o zonas planas son los siguientes:
– Principiante: pueden participar todo tipo de personas, sólo requiere un mínimo estado físico y una mínima habilidad técnica. Distancias cortas, de hasta 45-55 kilómetros y a una velocidad lenta, de 12 a 18 km/h.
– Medio: para personas con experiencia y entrenamiento que ya tienen buen manejo de la bicicleta. Distancias entre 50 y 80 kilómetros a una velocidad de entre 15 y 25 km/h.
– Avanzado: orientadas a personas con muy buen estado físico, entrenamiento y muy buen dominio de la bicicleta. Mayores distancias y velocidad o terrenos más difíciles.

Ventajas: todos en bici
– La bicicleta es un vehículo económico, silencioso y no contaminante.
– Comparado con otros vehículos, su mecánica es simple y su mantenimiento es sencillo.
– Posibilita desplazarse, realizando un esfuerzo físico, para llegar a algún destino, lo cual brinda una gran satisfacción personal.
– Combina una actividad deportiva que beneficia nuestra salud con el turismo aventura.
– Es uno de los pocos deportes que pueden compartir y disfrutar personas de muy diferentes edades y niveles técnicos.
– No es necesario transportar el equipo en la espalda. Lo traslada la bici en equipos específicos (alforjas o trailer).
– La adrenalina que provoca un veloz descenso en bicicleta.
– El ciclismo es un deporte muy completo. Los paseos en bici son recomendados para tratar enfermedades tan diversas como el asma bronquial, la ansiedad, la obesidad, la hipertensión, los problemas en las articulaciones y las enfermedades cardiovasculares.

*Gustavo González es Profesor de Geografía de la UBA y guía de bicicleta de montaña. Se ha capacitado en primeros auxilios para zonas agrestes y naturales y es intérprete naturalista. Coordina la empresa prestadora de cicloturismo Bike & Trek.

Info: (011) 15-6336-0326 / 4650-4817, bicigg@speedy.com.ar, www.biketrekgg.com.ar. Facebook: Bike&Trek.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: ABC, Viajes en bici

2 Responses to “Cuestiones básicas para empezar a viajar”

  1. sandra dice:

    quiero aprender de mecanica de bicis, donde podria hacer un cursito ??no me animo todavia a distancias mas largas, por inseguridad a que me pase algo en la bici y no saber como arraglerla, gracias

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 270 - Junio 2017

NOTA DE TAPA
Pablo García en las Antillas Menores
NUEVOS PRODUCTOS: Las nuevas Tern Roji, con espíritu urbano.
ENTRENAMIENTO: ¿Cómo iniciarse en el ciclismo indoor?
MECÁNICA: Cómo convertir una MTB en una bici urbana.
CARRERAS: El Desafío al Río Pinto 2017. [+]

    canaglia

    orbea

    fullrace

    bici Up

    rally neuquen

    silva

    geller

    mov responsable