Ocultar Barra

¡De Buenos Aires a Mar del Plata: 400 km en piñón fijo!

Fecha: 17.12.2014

10860323_303301696535177_1712696493_o

Muchas cosas pasaron desde que los Pampa Riders (un grupo de ciclistas urbanos que nos juntamos a pedalear en nuestras bicis de piñón fijo) nos reunimos por primera vez en una terraza del barrio porteño de Saavedra para planificar un primer desafío: viajar de un tirón en bicis de piñón fijo desde la capital de la Argentina hasta Rosario. Finalmente, la hazaña fue completada en 15 horas. Pero esto fue recién el comienzo. En la madrugada del 12 de diciembre del 2014, ya entrada la noche, siete de este grupo de ciclistas (“Bonchan” Pifarré, Nicolás Caliguiri, Hugo Serra, Ignacio Lodetti, “Chispa” Roich, Erny Godoy y quien esto escribe,Nicolás Montemurro) partimos en nuestras bicis de piñón fijo desde el microcentro de Buenos Aires con rumbo a Mar del Plata, escoltados por Pato Trejo, de la empresa de mensajería Medrex, al volante de un vehículo de apoyo, y por Martín Servente, de Boxing Flims, como copiloto y camarógrafo. Había por delante 400 kilómetros a recorrer.

10849146_303300546535292_972307560_o
A la altura del kilómetro 60, Andrés Dubertti, de la ciudad de La Plata, se unió al pelotón. La consigna consistió en llegar de un tirón, parando lo mínimo e indispensable, a la ciudad costera. El resultado devino en 24 horas de pedaleo sobre la ruta 2, bajo un sol calcinante durante el día y una tormenta helada durante la noche. “Quiero que esto termine ya. Que termine y encontrarme en el día siguiente, en el que te reís de lo vivido, donde todo el dolor se convierte en una anécdota graciosa,” dijo uno de los ciclistas en la estación de servicio de Vivoratá, cuando faltaban apenas 30 kilómetros para llegar y la tormenta y la baja temperatura nos obligó a buscar refugio en la entrada de una fábrica de pan rallado que dejaba salir una corriente de aire tibio que nos brindó un calorcito reconfortante.

10847091_303300233201990_1636080640_n
Tras dar cátedra de trabajo en equipo, resistencia física y temple de acero, los Pampa Riders llegamos a Mar del Plata en la madrugada del 13 de diciembre, en el peor estado físico posible pero con orgullo de gigantes. Ahora tan solo queda esperar y ver hasta dónde subiremos la vara en el próximo desafío.

Texto: Nicolás Montemurro | Fotos: Hugo Serra

10850343_303300863201927_574213002_n
Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano, Fotos, Personajes, Viajeros

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 273 - Septiembre 2017

NOTA DE TAPA
Trasmontaña querido
MECÁNICA: Secretos de la suspensión
VIAJES: Pablo García en Alaska
ENTREVISTAS: Inés Gutiérrez y Catriel Soto
PROYECTOS: IMBA: senderos sustentables [+]

    canaglia

    orbea

    fullrace

    bici Up

    rally neuquen

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable