Ocultar Barra

Delironautas en oniriciclos

Fecha: 13.11.2013

Un grupo de malabaristas, mimos, cantantes, magos, percusionistas, actores, académicos desencantados, zanqueros y bailarinas que se desplazan sin tener destino fijo.

los5delantera

Viven en movimiento. Viajan para vivir y para existir. Y no lo hacen de cualquier forma, sino arriba de unas “bicis altas” que arrancan sonrisas a muchos y sorprenden a otros tantos. Los delironautas son un grupo de artistas que, montados en sus oniriciclos, proponen desplazarse por América Latina para redescubrirla.
“Tomamos la conducción delirante de nuestras vidas trepados a un oniriciclo, bicicleta, o cualquier tipo de vehículo solventado por energía propia”, explica Juan Manuel Taboada (37), quien se define como escritor-delironauta.

montedavinci
Técnicamente, un oniriciclo es un rodado formado por dos cuadros de bicis soldados verticalmente. Su único ocupante va sentado al doble de altura que en una bici convencional.
La pregunta clave que la gente hace al ver a alguien en este vehículo es cómo se sube a él su conductor. Explica Juan Manuel que antes que hacer cualquier otra acrobacia, a los oniriciclos hay que treparse con imaginación. Según él, los pasos a seguir son: “Primero, juntamos todos los ‘no’, los ‘pero’, los ‘imposible’, los ‘ni loco me subo ahí porque me mato’ y demás negativas ante lo desconocido. Segundo, metemos esas negaciones en una media y, cual pelota de trapo, la pateamos lo más lejos posible. Tercero, anteponemos un gran ‘sí’ a cualquier otro pensamiento, y, por último, cual caballo, montamos el oniriciclo. Las riendas se transforman en manubrio, el estribo en pedal, las ancas en asiento. Y arriba, ¡que salimos a rodar!”
Delironauta y oniriciclo son dos conceptos que nacieron y ruedan y gozan juntos. Quienes se sienten representados por ellos buscan conformar algo así como una orquesta ambulante. Se trata de un elenco estable de poetas, malabaristas, acordeones y guitarras, mimos, cantantes, magas, percusionistas, actores, académicos desencantados, zanqueros y bailarinas. Todos ellos se desplazan sin pretender llegar a ningún lugar en especial.

YalayFran
Según Juan Manuel, los oniriciclos generan a su paso reacciones poéticas: “Poesía es felicidad y también insulto, algarabía o violencia contenida, pero de una u otra forma, los tall bikes rara vez pasan desapercibidos, ya que, salidos de contexto, nadie los espera ahí. Desde un `altabiciamigo´ a `bajatedeahíboludo´. Y este último también lleva razón, pues se necesitan javigrandes atributos para animarse a subir a nuestras queridas jirafas con ruedas.”
En cuanto al sustento económico, el viaje mismo genera el dinero, más allá de los ahorros que cada delironauta pudiese poseer previamente. Después de cada escenario que estos artistas comparten, la gorra es el instrumento que permite recaudar lo necesario para continuar el camino.
En el último año Juan Manuel ha rodado por la Ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata, Brandsen, Ayacucho y Miramar. Dice que uno de sus lugares preferidos para andar en bici es el pequeño camino de tierra que une los pueblos de Mar del Sud y Miramar. Sin embargo, todos los destinos están bien si se llega con un oniriciclo: “Pues al igual que las ruedas de cualquier bicicleta, el mundo es redondo… ¡ideal para rodar!”

los5trasera

Nota publicada en Biciclub Nº 217, Enero 2013.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Bicis especiales, Bicis y arte, Personajes, Tendencias

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 268- Abril 2017

NOTA DE TAPA
Solo en Argentina no se permite.
MECÁNICA: Desarmado y armado de la rueda libre.
ENTRENAMIENTO: La alimentación del triatleta.
PRODUCTOS: Cubiertas Tannus.
CARRERAS: Rural Bike del Dulce de Leche. [+]

    canaglia

    pedal ludico

    fullrace

    bici Up

    half concordia

    silva

    geller

    LVDV

    mov responsable