Ocultar Barra

El ABC de las llantas

Fecha: 01.05.2017

 


La función crítica de la llanta en la rueda, los materiales y las secciones transversales más convenientes para cada uso. La importancia de la calidad de las uniones. Opiniones sobre los ojalillos.

Un armador de ruedas puede ser un maestro en lo suyo, pero al final de todo el éxito de su trabajo descansa en la elección de la llanta. Las llantas, aun cuando sean del mismo fabricante, incluso del mismo modelo y por ende de la misma “calidad”, presentan sutiles diferencias entre sí.
Cuando la llanta sale de la línea de producción no es radialmente circular. El perfil de la llanta es extruído (moldeado por extrusión) de una varilla metálica, pasado y enfriado por rodillos, cortado a la medida, llevado a su perfil final y finalmente se unen sus extremos. Incluso las llantas no son siempre perfectamente planas, al punto que si uno las apoya en una mesa perfectamente plana se las puede ver “ondular”.
De modo que el artesano debe poner las cosas en orden y, hacia el final de su trabajo de tensado de los rayos, deberá lidiar bastante tiempo con esos pecadillos de las llantas.

Funciones
Las llantas son los componentes de la bicicleta sujetos a las mayores cargas. Durante una pedaleada son “empujadas” y “tiradas” radial y lateralmente sin una pizca del respeto que merecerían. Tienen que actuar como “discos de freno” para los sistemas de freno a la llanta y como montante para los neumáticos. En principio, la llanta es algo así como un resorte circular en tensión, diseñado para absorber estrés radial y lateral. Incluso una llanta de perfil alto, hecha de un buen y resistente material, se deforma por una fracción de segundo –para luego retornar a su perfil original. Una llanta cuya sección transversal sea muy baja o esté construida con un aluminio muy “blando” no podría hacer esa proeza. La llanta retiene el golpe y cuando vuelve a su lugar los rayos del área golpeada reducen su tensión y se tornan inestables. El resultado de esto es niples constantemente flojos o rayos prematuramente rotos.

Materiales
Hoy día, para la construcción de llantas reinan los aluminios livianos. Para sus productos de mejor calidad los fabricantes usan solamente las mejores aleaciones de aluminio con superficies endurecidas por anodizado. Pero muchos fabricantes de llantas “famosas” de segunda y tercera línea suelen usar aleaciones livianas pero muy blandas que hacen a las llantas atractivas… y nada más.
La fabricación de llantas es algo en lo que no se puede improvisar. Se requiere mucha experiencia y mucho know-how. Es por eso que son muy pocos los acompañantes serios de fábricas como la francesa Mavic.

Secciones transversales
Es una cuestión de principios que una llanta de sección no cóncava jamás debe ser usada para construir una rueda de calidad. Son muy blandas y carecen de flexibilidad.
Para ruedas de ruta estables y duraderas conviene optar por las de sección en V. Tienen excelente capacidad de soportar carga, necesitan menos rayos (32, 28, 24) y, dependiendo del fabricante, pueden soportar tensiones de rayos superiores a las 337 libras.
La llantas de sección estándar pueden resultar suficientes para el mountain bike pero, para situaciones extremas, habrá que seleccionar un perfil alto en V y un reducido número de rayos (28, 24).
La geometría de las ruedas traseras, tanto para ruta como para mountain, con cassettes de 8 a 10 coronas, es asimétrica. Por ello es que es importante tener en cuenta que las llantas de perfil bajo, populares por su bajo peso, no son lo suficientemente robustas, incluso con 36 rayos. En este caso la rueda trasera se tornará inestable y hasta puede colapsar.

Ojalillos
Las opiniones están divididas en cuanto al tema de los ojalillos. Primariamente, los ojalillos fortalecen el agujero de la llanta en que se instala el rayo. Una llanta con ojalillos es usualmente más pesada que la que no los tiene, pero en ella resulta más sencillo el centrado, ya que es más fácil operar los niples (ya sean de hierro o de aluminio) sobre acero (los ojalillos) que sobre el aluminio de la llanta. La parte negativa del tema es que las llantas con los ojalillos mal instalados pueden generar ruidos persistentes y “enloquecedores” en la rueda.
De todas maneras, las llantas sin ojalillos pueden resultar tan buenas como las que los tienen, en tanto que el sector en que encaja la cabeza del niple haya sido reforzado.

Uniones
Siempre que el trabajo haya sido hecho con precisión y conocimientos, las uniones de las llantas soldadas son superiores a las que usan una unión separada, ya que estas uniones “mecánicas” hacen que la llanta tienda a tirar hacia fuera de la junta cuando soporta gran tensión de los rayos. Los dos rayos más cercanos a una unión mecánica deben tener mayor tensión, en orden de permitirles retener a la llanta. Si la junta no está instalada con precisión o si no está remachada a la llanta, la unión puede moverse durante la pedaleada. El triste resultado es que el patín de freno se desgastará prematuramente y el frenado se tornará áspero.

Nota publicada en revista Biciclub Nº 223, julio 2013.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: ABC, Componentes

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 269 - Mayo 2017

NOTA DE TAPA
Cómo amigarse con la baja intensidad.
NUEVOS PRODUCTOS: Bicis KTM de ruta y de montaña.
ENTRENAMIENTO: La alimentación del triatleta.
GEOMETRÍAS: Las medidas críticas de la bicicleta.
CICLISMO URBANO: Conductas viales: ¿Cómo transitamos? [+]

    canaglia

    fullrace

    bici Up

    silva

    geller

    LVDV

    mov responsable