Ocultar Barra

Gabriela y Mariana Díaz: “Vencer el miedo y tener actitud ganadora marca la diferencia”

Fecha: 12.12.2017

En la BMX World Cup 2017 estuvieron en el top 4 y lograron que Argentina, por primera vez, llegara a una final con dos mujeres. Las hermanas Gabriela y Mariana Díaz son conocidas por sus logros y por su persistencia ante una disciplina minimizada en nuestro país y mayormente concurrida por varones.
Como consecuencia de esas dificultades, Gabriela, la mayor de las cordobesas, admite haber estado a punto de bajarse de la rodado 20 luego de competir por más de dos décadas: “En el 2004 dudaba si seguir compitiendo y justo durante ese año se supo que el bmx entraba en los juegos olímpicos. Correr en el 2008 en Beijing fue un incentivo. En esos juegos se me escapó la medalla por poco. Y ese fue otro incentivo para continuar y mejorar resultados.”
Gabriela tiene 36 años y empezó en el deporte a los 8. Le divertía ver a unos vecinos saltando cordones con sus bicis rodado 20. Ella quería hacer lo mismo pero con su rutera se le complicaban las cosas: “Le insistí a mi papá para que me comprara una bmx. Cuando la tuve fuimos a una carrerita. No había pistas como ahora, se improvisaban entre los árboles. Mi debut fue en el parque del Sierras Hotel, nos metíamos a la laguna… En la primera vuelta le gané a un chico que había salido campeón argentino. La segunda vuelta me caí y en la tercera salí tercera.”
Gabriela siguió yendo a las carreras locales de Alta Gracia, después corrió en los campeonatos provinciales y en los nacionales. Cuando tenía 11 años fue a su primer mundial y volvió con una quinta posición. De aquellos años recuerda: “Creo que evolucionamos el deporte los corredores que empezaban en ese momento y yo. Se empezaron a construir pistas donde antes no había, con mejores resultados obtenidos se iban mejorando los lugares donde correr.”


Mariana es la hermana menor de Gabriela, le lleva 12 años, y reconoce que empezó a correr por verla a ella: “Ganaba todo, a mí me gustaba el deporte y la adrenalina, me llevaban a la pista y me divertía, la pasaba bien. Al principio era un juego. Si mi hermana no estaba porque se había ido de viaje, mi papá me acompañaba igual.” En una de esas competencias, en la pista de Alta Gracia, Mariana conoció a Marcelo Dippert, quien le enseñó la técnica de partida y de salto. Ya a los 13 años, dejó el bmx competitivo de lado y empezó a jugar al tenis. Sin embargo, llegaba en bici a la cancha y cuando regresaba iba para la pista: “Sin casco ni nada, me escapaba, recién después iba a mi casa. Nunca dejé de andar en bici”, dice Mariana, quien decidió dedicarse al deporte profesional cuando terminó la secundaria. Ya se preparaba con Flavio Vacarezza, en aquel momento entrenador de la selección argentina: “Estaba terminando el colegio, bien adolescente, de fiesta en fiesta, seguía con la bici pero no entrenaba. Y ya cuando viajé a Buenos Aires a entrenar, opté por mi pasión. El gimnasio y todo lo que tiene que ver con el entrenamiento me gusta mucho, me genera mucho placer. Si bien sufro también, me gusta”, admite Mariana.

Lee la nota completa en Biciclub de diciembre N° 276, disponible en kioscos y bicicleterías de todo el país.

Texto: Rocío Cortina
Fotos: Santiago Pazos Bordón

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: BMX

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 277 - Enero 2018

NOTA DE TAPA
10 pecados que un ciclista no debe cometer
MECÁNICA: La rueda: llantas y rayos
CICLISMO URBANO: Los desafíos para 2018
ENTRENAMIENTO: Las vacaciones del atleta
CARRERAS: Eroica en Punta del Este [+]

    vac

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    silva

    half concordia

    adsgoogle

    mov responsable