Ocultar Barra

Geometrías: ventajas y desventajas del sloping

Fecha: 15.08.2017

La definición de sloping y las ventajas que indican los defensores de este diseño que nació con el mountain bike y luego se propagó a la ruta. Las medidas de la bici a las que afecta el sloping. Lo que señalan sus críticos.

Por Mario García

Que un cuadro tenga su caño superior con sloping (palabra que en castellano quiere decir inclinado) significa que su recorrido no es paralelo al piso sino que cae hacia atrás, en el camino a su encuentro con el caño pianton o de asiento. Estos cuadros con sloping -prácticamente todos los de mountain bike y algunos de ruta- son denominados “compactos”, en comparación con los cuadros tradicionales con caño superior sin sloping.
Los defensores de este diseño aseguran que sus principales ventajas son más o menos las siguientes:
– Una cuadro compacto es más pequeño que el de similar medida con diseño tradicional, por lo que lleva menos material y es por lo tanto es más liviano.
– Al ser más pequeño es, además, más rígido.
– En los diseños tradicionales, para lograr rigidez los diseñadores deben utilizar materiales más rígidos, lo que hace que el cuadro sea más pesado y que la bici sea más incómoda.
– Al ser el caño superior más bajo resulta más fácil que el cuadro le calce mejor al ciclista. En el caso especial del mountain bike, donde por seguridad debe haber no menos de cuatro dedos (entre 2.5 y 5 cm) de espacio libre entre el caño superior y la ingle del ciclista cuando el ciclista está parado con la bici entre las piernas, esto es clave para cuando, en una situación inesperada en la montaña el ciclista debe echar pie a tierra y no correr el riesgo de golpearse en la ingle.
– Con este diseño los fabricantes de cuadros han logrado reducir la cantidad de talles, ya que un cuadro compacto de una determinada talla podrá calzarle por aproximación a mayor cantidad de gente.

Las otras medidas
Ahora bien, admitidas estas bellezas de los cuadros con sloping, el tema subsiguiente es el de las posiciones relativas del asiento y el manubrio. Si un caño superior con sloping significa que más gente puede utilizar un talle determinado, eso no significa necesariamente que el frente de la bici le calce a todos por igual. Si un usuario con una altura de entrepiernas* corta siente confortable su acceso al manubrio cuando este se encuentra a la misma altura que el asiento, un ciclista de mayor distancia de entrepiernas probablemente encuentre que el manubrio está muy bajo en relación a su asiento ubicado a mayor altura. Podría decirse que el problema se reduce a subir el nivel del manubrio, aunque las cosas no son tan simples. Con los actuales caños de dirección de carbono y aluminio hay un límite en lo que hace a los espaciadores por debajo del stem, de 30 a 35 mm. Al contrario, en los cuadros de acero es común poder usar espaciadores de hasta 50-60 mm.
Todo esto hace que a partir de la generalización del sloping los diseñadores comenzaron a hacer frentes más largos, lo que eleva la altura del manubrio, y también a utilizar variedad de largos de caños de asiento, lo que determina la altura desde el piso hasta el centro del caño superior (standover height).
Con un caño superior nivelado, cuando alargamos el caño de frente debemos alargar en la misma medida el caño de asiento, lo que en general da como resultado una batalla entre la altura ideal del manubrio y la distancia ideal entre el piso y el punto central del caño superior (standover height).

Del sendero al pavimento
Ya dijimos que el uso del sloping es universal en mountain bikes, donde además de las ventajas enumeradas más arriba se genera un cuadro más compacto y por tanto más maniobrable en el sendero montañés. Pero como muchas otras innovaciones que el mountain bike trajo a la bicicleta, esta comenzó a utilizarse en algunos cuadros de ruta desde hace unos 25 años, básicamente con el argumento que el menor triángulo delantero que se genera da como resultado un cuadro más liviano y más rígido, algo clave en una bicicleta de competición.
Cabe destacar que el sloping que se utiliza en ruta es mucho menos pronunciado que el que se utiliza en mountain bikes.

Opiniones en contra
Una de las observaciones que hacen los escépticos del diseño con sloping es que al demandar esta geometría caños de asiento de mayor diámetro la reducción de peso se hace despreciable o simplemente desaparece.
Y la crítica se hace más precisa cuando se afirma que los fabricantes intentan imponer este diseño porque con él reducen la cantidad de tallas que producen. En lugar de ofrecer cuadros en tallas de un centímetro en uno o de dos en dos hoy se ofrecen en general solo talles smal, medium y large y, en algunos pocos casos, extra large.
Otro de los argumentos hace a la estética, que defienden a pie firme los tradicionalistas, para quienes la elegancia del cuadro tradicional es incomparable con la del cuadro con sloping.

*La medida desde el piso hasta la ingle, tomada con las piernas levemente separadas.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Mario García, Mecánica

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 275 - Noviembre 2017

NOTA DE TAPA
Ruedas para volar por la Carretera Austral Chilena.
PRODUCTOS: Interbike Las Vegas: lo que viene en 2018
CONSEJOS DE EXPERTOS: ¿Qué bici me compro?
TRAVESÍAS: El NOA, de Tucumán a Purmamarca
ENTRENAMIENTO: Cómo preparar una bebida isotónica. [+]

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    cruce-tunel

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable