Ocultar Barra

MTB: La presión de los neumáticos y algunos procedimientos de urgencia

Fecha: 23.09.2015

kenda-nevegal-29-mountain-bike-tire

Cómo llegar paso a paso a la presión adecuada para aprovechar a fondo nuestros neumáticos en la montaña. Una reparación de emergencia ante un desgarro de la cubierta en plena montaña. En Taller Park Tool, cómo reparar una cubierta tubeless y como agregarle líquido sellador.

En esta entrega nos referimos al uso de una mountain bike fuera del pavimento y en particular a su uso en montaña, que es el terreno para el cual estas bicis –y sus neumáticos- han sido diseñadas. Para usar una mountain bike en pavimento las exigencias son sensiblemente distintas a las que enumeramos aquí y cada uno debe experimentar por sí mismo hasta encontrar la configuración de inflado adecuada.

La presión adecuada
Rodar sobre una mountain bike con la apropiada presión de neumáticos puede significar una enorme diferencia en cómo se siente la bicicleta y cuánto control se tiene de ella. Una presión demasiado alta genera un pobre contacto con el piso y un andar menos controlable, mientras que una presión muy baja producirá un comportamiento impredecible de los neumáticos y los hará más susceptibles a los pinchazos.
En principio, la presión apropiada puede variar mucho de un ciclista a otro y de un neumático a otro diferente, de la misma manera que influyen en ella las condiciones del piso. La clave es encontrar cuál es la presión que funciona mejor para cada uno y para el tipo de neumáticos de que se dispone en condiciones normales para el tipo de terreno que uno recorre más frecuentemente. Una vez logrado este punto recién será posible ajustar este nivel a diferentes condiciones de piso y a diferentes situaciones.
En términos generales, he aquí un procedimiento para determinar la presión ideal para una determinada configuración de neumáticos:
– Lo primero es disponer de un buen inflador con un buen indicador de presión o mejor aun un medidor de presión independiente (que suelen medir con mayor precisión que los que vienen incorporados al inflador). Y obviamente deberemos usar siempre este mismo medidor ya que, especialmente los medidores incorporados al inflador, son bastante imprecisos con respecto a otros calibres.
– Comenzaremos inflando con una presión elevada, de alrededor de 40-50 psi (3-3.5 bar) para un neumático de 2.2-2.3 pulgadas con cámara. Para los sistemas tubeless comenzaremos más abajo, alrededor de 30-40 psi. Cuanto más pesado seas o cuanto más delgados tus neumáticos, mayor será la presión con que habrá que comenzar. Luego rodaremos con esta presión por un rato, hasta sentir cómo se comportan (si se agarran más o menos) los neumáticos al doblar en tierra suelta.
– Ahora bajaremos la presión unos 5 psi (0.35 bar) en ambos neumáticos. Nuevamente probaremos esta configuración en el mismo terreno y comparémosla con la anterior. Es muy probable que ahora sintamos alguna mejora en el agarre del neumático al piso y mayor estabilidad. Si no notamos ninguna diferencia bajaremos la presión otros 5 psi.
– Lo que estamos buscando es la menor presión con la que podemos rodar sin llegar a reducir la resistencia a los pinchazos. Este pinchazo sobreviene cuando el neumático rueda sobre un objeto y produce una compresión hasta el punto en que el neumático y la cámara son pellizcadas por la llanta y el objeto. Esto comúnmente deriva en una mordida de la cámara o en un doble pinchazo.
– Ahora continuaremos reduciendo la presión unos 3-5 psi (0.1-0.3 bar) hasta que sentimos que el neumático se está agarrando bien. Si seguimos demasiado lejos con la reducción de presión podremos comenzar a sufrir pellizcos en las cámaras. El punto en dejar de hacerlo es cuando sentimos que tenemos buen control de la bici en diferentes situaciones y cuando reducir la presión aun más ya no mejora esa sensación. Y también cuando comenzamos a sentir que ya es la llanta la que se pone en contacto cuando sobrepasamos objetos sobresalientes. Igualmente, cuando esto sucede, es conveniente, inversamente, ir subiendo la presión en pequeños intervalos (3-5 psi por vez).
– En los sistemas tubeless, en la medida en que no hay que preocuparse tanto por los pinchazos se podrá rodar con mucha menor presión y hasta se pueden soportar algunos contactos ocasionales de la llanta, pero si comenzamos a dentar nuestras llantas o a perder aire a través del asiento del neumático o si sentimos que en curvas duras estamos rodando sobre la llanta, es que nos hemos ido muy abajo.
– Con la presión de neumáticos se puede hacer también otro balance. Las bajas presiones incrementan la resistencia al rodado. Sin embargo, algunos argumentan que el incremento del control y de la tracción en los ascensos compensan ampliamente el esfuerzo necesario para vencer una mayor resistencia al rodado. Los mountain bikers experimentados se inclinan por lo general a rodar en montaña con la menor presión de neumáticos posible. Por su parte los corredores de cross country suelen preferir sacrificar un poco de control (y hasta de tracción en ascensos) en busca de mayor velocidad promedio.
– Una vez que hemos encontrado la mejor configuración de presión es conveniente practicar mucho como “sentimos” los neumáticos cuando medimos la presión con algún gesto de nuestras manos (pellizco, apriete lateral, golpe de dedo índice, etcétera). Esto nos ayudará a volver a esa configuración con cualquier inflador.

Como sobrevivir a una cubierta desgarrada (subtítulo)
Un desgarro en el lateral de la carcasa de una cubierta en plena montaña puede significar un verdadero desastre para el resto del día (y mejor que no nos suceda cuando se está haciendo tarde). Cuando se produce, la cámara suele salir a través de la rajadura y explotar. Nos quedamos entonces con una cubierta rota y sin una cámara (roguemos haber llevado una de repuesto, ya que la rotura de una cámara en esta situación puede no ser reparable con parches y pegamento.)
Lo que sigue es un procedimiento para salir del paso. Puede demandarnos unos ocho minutos, pero es fácil de realizar si tenemos los elementos:

1. Sacamos la rueda.
2. Si tenemos sacacubiertas, y caso contrario con los dedos, removemos la cubierta de un sólo lateral.
3. Sacamos la cámara y la reemplazamos o la emparchamos.
4. Inflamos la cámara lo suficiente para que tome forma.
5. Reinstalamos la cámara en la llanta.
6. Tomemos un billete, un envase de barra energética o de gel, o cualquier otro trozo de algún material resistente que consigamos y armemos una especie de parche que sea sensiblemente más grande que la rasgadura en el neumático. Lo colocamos entre la cubierta y la cámara, tapando de adentro la rajadura.
7. Reinstalamos el lateral desmontado de la cubierta.
8. Inflamos un poco y controlamos que el parche de cubierta haya quedado en su lugar, tapando toda la rajadura, además de chequear si la cubierta ha quedado bien montada.
9. Completamos el inflado hasta un punto en que consideremos que podremos rodar, sin inflar de más, salvo que la rajadura sea muy pequeña.
10. Instalamos la rueda y, si hicimos todo bien, ¡volvemos a casa pedaleando “bajito”!

Algunos trucos extras:
– Controlemos la rueda cada tanto. No dejemos que el refuerzo tome forma de globo y observemos si la cámara tiende a salirse nuevamente por la rajadura. Si la zona afectada comienza a englobarse, bajemos la presión de inflado.
– Al sacar la cámara para repararla tener mucho cuidado que los posibles alambres de la carcasa cubierta no la pinchen. Para hacer mejor esto tratemos de no usar los sacacubiertas sino las manos.
– De esta manera aprendemos que las barras energéticas no sólo sirven para alimentarse… Además, si solemos volver a casa con toda la basura que nos llevamos a la salida (como debería ser siempre) es más posible que tengamos algún elemento para resolver esta situación.

Qué se necesita:
– Inflador
– Kit para pinchazos y/o cámara de repuesto.
– Sacacubiertas o habilidad para no necesitarlos.
– Envase de barra energética o gel, o un par de billetes.

Nota publicada en la revista Biciclub Nº 235, julio 2014

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Mecánica, MTB

One Response to “MTB: La presión de los neumáticos y algunos procedimientos de urgencia”

  1. Luis dice:

    En mi caso que a veces hago salidas largas, llevo unos pedazos recortados de cámara de bicicleta y otro más grande de cámara de auto. No roban tanto espacio. Además un rollo medio gastado de cinta aisladora.
    Me pasó una vez andando en el barro agarre algo (no sé que) y corte la cubierta. La zafe en el momento con estos pedazos. Después de un año todavía sigo usando la misma cubierta. Del lado contra la cubierta cámara de auto, luego cámara de bici y cinta industrial. El corte fue de 12mm.

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 268- Abril 2017

NOTA DE TAPA
Solo en Argentina no se permite.
MECÁNICA: Desarmado y armado de la rueda libre.
ENTRENAMIENTO: La alimentación del triatleta.
PRODUCTOS: Cubiertas Tannus.
CARRERAS: Rural Bike del Dulce de Leche. [+]

    canaglia

    pedal ludico

    fullrace

    bici Up

    half concordia

    silva

    geller

    LVDV

    mov responsable