Ocultar Barra

Tour de Francia: Que explica qué falta después de 2600 kilometros y más o menos a qué hora de qué días alguien puede intentar la última maldad*

Fecha: 17.07.2017

Si usted fuera un avezado director técnico, mánager, director deportivo o como guste llamarle a su cargo y tuviera en sus manos a ciclistas que en la última semana tienen que intentar ganarle a un sólido equipo como el Sky, primero de todo tendría que averiguar qué falta, geográficamente hablando, en la carrera.
Prescindiremos de nombres franceses.
Mañana es una etapa llana que tiene una trampa.
Digamos los últimos veinte kilómetros. Se supone que por ahí suele soplar el viento de costado. Eso es lo único que tiene, siempre que haya viento de costado puede haber lío.
Si es así, es más peligrosa para Aru que para Froome.
Si usted es el director técnico de Aru y anuncian viento (que lo anuncian) llamaría a algunos amigos para que le abran la escalera.
Es lo único que tiene, a más de cada uno de sus kilómetros, en donde puede pasar cualquier imponderable, si no pregúntele a Valverde.
Si no hay viento, se supone que llegan a embalar y que no va a pasar nada.
La historia para los escaladores se define el miércoles y el jueves.
Hay suficiente subida ambos días para tratar de encontrar las diferencias necesarias para pelear luego a Froome lo que resta.
Pero son etapas peligrosas por otros motivos. Por ejemplo, la del miércoles, después que suben el Galibier es todo bajada hasta la llegada, y sucede que los primeros siete kilómetros de la bajada son muy técnicos. Esto quiere decir que si le errás te comés un precipicio en el que tardarán tres horas en ir a buscarte.
Si viene gente desesperada puede terminar allí. Dios los cuide. Con diferencias de segundos, como hasta hoy habrá kamikases.
Nosotros la subimos en bici alguna vez. Bajarla al límite sólo de pensarlo es embromado.
Tanto el miércoles como el jueves, sobre todo el jueves, al final hay porcentajes muy duros de inclinación.
Allí dicen que están las últimas oportunidades de atacar de Aru y compañía, o de que parta un rebelde Landa, que rebeldes hubo siempre.
A propósito, cuando todavía no se les había ocurrido fabricar piñones tan grandes y platos tan pequeños, o no eran tan comunes, la “Bruja” Osvaldo Almada nos explicaba que en la Vuelta de Guatemala subían en zig zag. No hay que ser maestro de física para saber que si usted encara las subidas de un lado a otro de la calzada y no en forma directa hacia arriba, el porcentaje de pendiente es menor, que así puede agarrar ritmo que de otro modo no tenés. A veces, si venís deshecho, es el único modo de subir.
Eso no lo explicó allá por el año 78. En la etapa 15 de este Tour, alguién subía así.
No estaba loco. Todavía a veces se sube así. El problema es el público, que tiene que correrse. También es problema para el televidente si en el 2017 el que transmite no sabe por qué se sube así.
Lo que resta de etapas, viernes y sábado, sirve de poco y nada para los que están detrás de la actual malla. Una etapa casi llana el viernes y una contrarreloj el sábado, donde se supone que Froome es mejor que sus rivales cercanos.
El domingo se toma champaña y se pasea por París. Se pasea es un decir. Nosotros lo hemos visto en vivo dos o tres veces. Hay que ir a rueda de ese paseo… Nosotros ni en motoneta.
Claro que puede pasar cualquier cosa en cualquier momento, pero si usted tiene poco tiempo, entre las 11.00 y las 12.00 del miércoles y el jueves, hora de por acá, se define este asunto.
Compre pochoclos.

*Informe de Pedal Pato, Gualeguaychú, Entre Ríos, Argentina. Facebook: Pedal Pato

Foto: ASO/ Ballet

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ruta

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 273 - Septiembre 2017

NOTA DE TAPA
Trasmontaña querido
MECÁNICA: Secretos de la suspensión
VIAJES: Pablo García en Alaska
ENTREVISTAS: Inés Gutiérrez y Catriel Soto
PROYECTOS: IMBA: senderos sustentables [+]

    canaglia

    orbea

    fullrace

    bici Up

    rally neuquen

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable