Ocultar Barra

Trasmontaña 2017: los testimonios

Fecha: 21.08.2017

Sergio Henarejos y Marcelo Torres cruzaron la meta con una bandera que decía “Canaglia… Ahí vamos”. Ambos frecuentaban las salidas que organizaba el fallecido Claudio Canaglia todos los sábados con destino a Tigre “de forma totalmente desinteresada, solo por amor a la bicicleta”, subrayó Sergio, y agregó: “Muchos ciclistas de Buenos Aires que estamos acá empezamos con Claudio. El nos transmitió la pasión por la bicicleta. Siempre nos hablaba del Trasmontaña e incluso organizaba viajes para reconocer el circuito.”
Este es el tercer Trasmontaña que corre Sergio, pero reconoce que esta edición fue distinta a las demás: “Es más emotiva porque nos acompaña la pérdida de Claudio.”
No es que Sergio y Marcelo fuesen amigos de Claudio, simplemente compartían con él sus salidas, pero reconocen que Claudio era un compañero que siempre estaba para darte un aliento e incentivarte en las pedaleadas.
Sergio y otros ciclistas que asistían a las salidas de Claudio decidieron crear un grupo de pedaleo en su honor con el nombre de Gandhi, uno de los puntos de encuentro de las salidas organizadas por Claudio.
En la llegada también conversamos con Gastón Nogués, amigo de Claudio, que nos dijo que en cada tramo en que sentía que ya no podía más pensaba en Claudio para renovar fuerzas y que a él quería dedicarle esta carrera.

El santiagueño Matías Armando (24), que desde el 2013 corre mountain bike en Italia, iba a hacer este Trasmontaña con Ignacio Pereyra. Pero como Pereyra tuvo recientemente familia en fecha programada (ver aparte), se suspendió el plan y Armando decidió venir a correr con uno de sus compañeros de equipo, el italiano Giuseppe Lamastra (32). Y ganaron. Cruzada la meta estuvieron un rato en el limbo de la ignorancia del resultado final, hasta que vinimos nosotros a confirmarles su triunfo. “Quería correr con Ignacio, amigo de toda la vida, pero no fue posible -se lamentaba Matías. Y como yo corro allá con Giuseppe, lo invité a venir. Allá hacemos mountain bike marathon, algo como esto pero se corre más tiempo, entre 3 y 4 horas. Pero la idea es más o menos esta.” Por su parte, el italiano se manifestó contento con este su primer Trasmontaña y aseguró estar sorprendido del nivel organizativo del evento, de la cantidad de gente corriendo y acompañando, del recorrido tan completo: “Para mí fue toda una bellísima sorpresa. Y encima nuestro objetivo era ganar… y lo logramos”, concluyó.
El propio Armando nos resumió su historia personal: “Me fui de Santiago a Italia buscando los sueños, buscando vivir de la bicicleta. La bici me llevó allá en el 2013. Me la banqué siempre solo, empujé siempre solo, y volver hoy a la Argentina y ganar una carrera como esta me enorgullece mucho. Hoy me recibí de biker, como se dice del que corre el Trasmontaña…”

Los cordobeses Dany y Neiber Pobor, padre e hijo, corrieron este año por primera vez juntos el Trasmontaña. Durante los días previos habían atendido a destajo su stand de la bicicletería Zona Bike de Río Tercero. Dany completó con este siete Trasmontañas, mientras que para Neiber, que cumpliría 16 años a la semana siguiente, fue el primero: “Pese a haber estado acá en Tucumán antes, no me imaginaba cómo era este desafío, pero ahora sé que pese a ser pocos kilómetros exige mucho trabajo y mucha preparación. Es un desafío que vale la pena afrontar. Cruzar la línea de meta después de tanto esfuerzo y además cruzarla con mi papá es único.” Entre risas, Eiber nos confesaba haber sufrido mucho en la última parte del recorrido y haberse divertido mucho en el descenso del primer tramo.

Durante la carrera nos encontramos con Carlos Aramburu y Juan Mouro, ambos de Capital Federal. Este era el primer Trasmontaña de Carlos y el cuarto de Juan. Ambos coincidieron en que “acá se disfruta tanto que no se sufre nada” y que la mejor parte es la bajada de Calle 15 y lo peor son las subidas. “Algunos me decían que el Trasmontaña es el tren fantasma, de terror. No estoy subestimando esas palabras pero creo que nosotros somos fantasmas porque nos sentimos muy bien acá”, remató Carlos.

Eduardo Ligul (49), de San Juan, Máster B2: “Es mi segundo Trasmontaña. Nos trae la pasión por el MTB. Para mí lo mejor es el mountain y los amigos”. Ricardo Gallardo (49): “Este es mi cuarto Trasmontaña. Los dos primeros los corrí con mi hijo y esta vez vinimos con 14 amigos. El mountain bike es furor en San Juan, por eso vinimos tantos. Nuestra meta acá es llegar, nada más.”

Los santafesinos Claudio Ballison (46), de Casilda, y Sandro Reina (47), de Chabás, corrían su quinto Trasmontaña: “Es la mejor carrera del país. Tiene todo. Es una carrera única, la mejor del país.”

Tras la línea de llegada, una gran carpa alojaba a un servicio de kinesiología y osteopatía gratuito para los corredores que llegaban con problemas osteoarticulares y respiratorios. Al grupo lo dirigía Eduardo Reyes: “Aquí damos la primera asistencia a los que llegan con problemas. Hacemos kinesiología y osteopatía, que es algo así como un posgrado de la kinesiología. Y vinimos porque estábamos en Tucumán dando un curso que se hizo la semana pasada en una sede de la Escuela Osteopática de Madrid en esta provincia. Y aquí nos encontramos con muchos calambres, algunas lesiones articulares, golpes y también mucha descarga emocional por el gran esfuerzo que despliegan algunos. En la llegada hay mucho estrés.”

Fotos: Isabel García

No te pierdas la nota completa del Trasmontaña con todos los testimonios en la revista Biciclub de septiembre.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Fotos, MTB

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 275 - Noviembre 2017

NOTA DE TAPA
Ruedas para volar por la Carretera Austral Chilena.
PRODUCTOS: Interbike Las Vegas: lo que viene en 2018
CONSEJOS DE EXPERTOS: ¿Qué bici me compro?
TRAVESÍAS: El NOA, de Tucumán a Purmamarca
ENTRENAMIENTO: Cómo preparar una bebida isotónica. [+]

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    cruce-tunel

    silva

    adsgoogle

    geller

    mov responsable