Ocultar Barra

Vueltas y vueltas

Fecha: 09.04.2014

Por Mario García.

intro

Conducir una bicicleta es lo que en la ingeniería industrial se denomina acción continua*, en oposición a la acción discreta** o la acción en serie***, las que tienen un principio y un fin definidos, como girar una llave para arrancar el motor del auto, en el primer caso, o hacer un cambio de marcha, en el segundo.
Ahora bien, las investigaciones indican que hay algunas principales razones por las cuales andar en bici se siente como una segunda naturaleza.
Las acciones discretas o en serie consisten mayoritariamente en capacidades verbales o cognitivas que pueden ser “olvidadas” y que para traerlas nuevamente a la mente exigen un nuevo aprendizaje, mientras que las acciones continuas están inscriptas como un mecanismo más reflexivo de la mente. Y además requieren más atención y tiempo durante el proceso de aprendizaje, por lo que luego quedan más arraigadas en el cerebro.
Otra manera de ver el tema es que una acción continua puede incorporar varias acciones discretas. De manera que cuando uno aprende una acción contínua se tiene la oportunidad de incorporar muchas acciones discretas. En el caso de la bici, la posición del cuerpo, la de los pies en el giro, etcétera, etcétera. Y en este caso, la acción continua salva del “olvido” a las acciones discretas que la integran.
Si uno aprende a andar en bici pero luego se mantiene por años sin pedalear, las primeras pedaleadas no nos harán ver ni sentir como ases del manubrio. Podremos sentirnos algo inestables al principio, pero rápidamente, por más años que hayamos abandonado la práctica, repitiendo todas esas acciones discretas estaremos renovando lo que habíamos aprendido antaño y rápidamente ganaremos estabilidad y podremos conducir normalmente. Es que la mente ha retenido profundamente la estructura de esta particular acción continua.

*Acción continua: es una tarea que, frente a un estímulo continuamente modificado, demanda de parte del trabajador una respuesta continuamente modificada. Es una acción que no tiene en apariencia ni principio ni fin, justamente como pedalear o hacer gimnasia o trotar o nadar, actividades que se pueden realizar durante tanto tiempo como el practicante quiera… o pueda. El fin de un ciclo se transforma en el principio del siguiente.
**Acción discreta: una habilidad que contiene una sola unidad de actividad, con un comienzo y un final definido, por ejemplo, un servicio en el tenis o un swing en el golf.
***Acción en serie: una actividad consistente en una serie de elementos diferenciados que se combinan para realizar un movimiento integrado. Es importante el orden en que se realizan las diferentes acciones. Ejemplo: salto triple en largo.

Intro de Biciclub Nº232, abril 2014.

Para suscribirte a la versión digital de Biclcub click acá. Para suscribirte a la versión en papel acá.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Mario García, Reflexiones en dos ruedas

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 277 - Enero 2018

NOTA DE TAPA
10 pecados que un ciclista no debe cometer
MECÁNICA: La rueda: llantas y rayos
CICLISMO URBANO: Los desafíos para 2018
ENTRENAMIENTO: Las vacaciones del atleta
CARRERAS: Eroica en Punta del Este [+]

    vac

    canaglia

    orbea

    newton

    fullrace

    bici Up

    silva

    half concordia

    adsgoogle

    mov responsable