Conect√° con nosotros

Revista

Revista Biciclub de septiembre

Publicado

el


ūüĎČūüŹľPara leer esta edici√≥n y otras pasadas hac√© click ac√°


NOTA DE TAPA
El atr√°s de escena del documental sobre la haza√Īa de Jean Maggi
Sobre su triciclo y con la fuerza de sus brazos, el cordob√©s Jean Maggi alcanz√≥ en el a√Īo 2015 la cima del Kardung La, uno de los pasos de monta√Īa m√°s altos del planeta, acompa√Īado por Mariano Lorefice, un staff de sherpas y asistentes locales y un grupo de cineastas que realizaron el film documental que se utiliz√≥ como parte del que finalmente produjo Juan Jos√© Campanella y que se difunde en Netflix con el t√≠tulo de El L√≠mite Infinito.

HARDWARE
‚ÄĘ Vidriera con precios actualizados de bicicletas y accesorios.
‚ÄĘ Venzo ECOvm, una mountain bike con asistencia el√©ctrica.
‚ÄĘ Los nuevos calzados de Shimano.
‚ÄĘ KTM Revelator Alto Prestige y Team TT SE1, listas para competir.
‚ÄĘ Cannondale Scalpel, una XC full suspension de √ļltima generaci√≥n.
‚ÄĘ Zona I&D, la pasarela tecno

MEC√ĀNICA
‚ÄĘ Desnudamos las mazas de cambios internos.

CICLISMO URBANO
‚ÄĘ Ciclov√≠as en Am√©rica Latina: ¬ŅTemporales o permanentes?
‚ÄĘ Tom√°s Di Tomaso: Un nuevo andar para los nuevos caminos.

VIAJES
‚ÄĘ Aventura patag√≥nica: Un viaje extraordinario con una bici ordinaria.
‚ÄĘ Chascom√ļs, un cl√°sico con amenities.

INTRO
‚ÄĘ ¬ŅPara cu√°ndo la micromovilidad anunciada por Naci√≥n?

DEPORTE Y SALUD
‚ÄĘ Doc Pedales: los calambres y c√≥mo evitarlos.
‚ÄĘ Elisa Lapenta: ¬°Bienvenida primavera!

ENTREVISTAS
‚ÄĘ Seguros para bicis: qu√© incluyen y qu√© no incluyen las coberturas.
‚ÄĘ Franco Delgado: el Everesting m√°s extenso y juvenil de Arentina.

EXPRESS
‚ÄĘ Mar del Plata: Santiago Astrada, una vida cruzada por las bicis.
‚ÄĘ El barbijo en el ciclismo, una prueba emp√≠rica de Eduardo Prov√©ndola.
‚ÄĘ El Giro de Italia de Mariano Lorefice.

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dej√° un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista

Revista Biciclub de diciembre ¬°GRATIS!

Publicado

el

Por

N¬ļ 324

ūüĎÜClick en la tapa para leerla¬†

Algunas notas que trae nuestra edici√≥n 27¬ļ aniversario son:

‚ěüPara celebrar las Fiestas, una selecci√≥n de 33 bicicletas, componentes y accesorios con su ficha t√©cnica y su precio.
‚ěüTodo sobre el Trasmonta√Īa 2021 contado desde adentro mismo por nuestro Team Prensa. Los protagonistas, los personajes de la carrera y la Expo Biciclub. Muchas fotos y geniales videos.
‚ěüMagia negra: las diversas cualidades del carbono, el ABC del dise√Īo de un cuadro de carbono y las diferentes tecnolog√≠as.
‚ěüCiclismo urbano: la violencia vial y las conductas ciclistas.
‚ěü√Āfrica en bicicleta. Un recorrido por los parques de vida silvestre sudafricanos.
‚ěüBimotal Elevate, un revolucionario kit de asistencia el√©ctrica que al desmontarlo permite que tu bicicleta siga siendo la que era y pesando lo que pesaba.
‚ěüDoc Pedales responde a la pregunta del mill√≥n: ¬ŅHasta cu√°nto podemos exigirnos f√≠sicamente en el deporte?
‚ěüElisa Lapenta: los peligros de entrenar con calor y c√≥mo evitarlos.
‚ěüSin Team, un equipo que funciona… en equipo. Un modelo del cual aprender para entrenar y correr.
‚ěüVenzo Extreme, una doble suspensi√≥n de C√≥rdoba para el mundo.
‚ěüVolta present√≥ su l√≠nea 2022: la rueda contin√ļa girando.
‚ěüPara Navidad y Reyes: cuatro BMX de Tomaselli y Oxea para los m√°s chicos.
‚ěüLas gravel de Sunpeed reci√©n llegadas al pa√≠s.
‚ěüDos GPS de Sigma para rodar con informaci√≥n de alta precisi√≥n.


ūüĎČūüŹľPara leer ediciones pasadas hac√©¬†click ac√°


 

Continua leyendo

Revista

Siempre supimos por qu√© (Y m√°s ahora, que cumplimos 27 a√Īos)

Publicado

el

No hab√≠a internet, no hab√≠a redes. Llev√°bamos ya dos a√Īos haciendo por misteriosas razones el primer programa de bicicletas de la TV Argentina (Video Bike), con el que ya de mano nos largamos a viajar a las ferias internacionales de la industria, para poder mostrar en esta ignota y lejana Argentina lo que hab√≠a all√° en el reino de la bicicleta.

Poco despu√©s, el 1¬ļ de diciembre de 1994 vaya a saber qu√© nos decidi√≥ a publicar un fanzine al que bautizamos como Biciclub. Un fanzine, eh, no una revista. Puras ilustraciones y algunos textos, todo recontra artesanal. Y la regal√°bamos a los amigos y a los pocos que por entonces pedaleaban por puro placer en Argentina. √Čramos tan pocos que casi podr√≠a nombrarlos uno por uno…

En poco menos de un a√Īo, y con un pu√Īado de lectores tir√°ndonos de la manga, pasamos del fanzine (¬°snif!) a una revista hecha y derecha, con fotos, con sesudos textos, y la pusimos en los kioscos y la revista comenz√≥ a conocerse en todo el pa√≠s. ¬°Nos pagaban para leerla…! ¬ŅQu√© era eso?

En el 98, con una internet chiquitita chiquitita chiquitita, lanzamos biciclub.com. No podíamos creerlo: ¡a la semana ya entraban por día un promedio de 12 (doce) personas, una multitud (nos quedábamos extasiados mirando aquel contador prediluviano)! Y pasamos de un día para otro de 4 a 8 megas (sí, megas) de RAM en la compu. ¡Increíble, la PC sencillamente volaba..!

Ese mismo a√Īo 98, con el aporte inmenso del querido Claudio Canaglia, de los hermanos Donad√≠o, del Kuty Sevillano, del Club Ciclista Naci√≥n, del Club Amigos del Pedal y de much√≠simos m√°s organizamos la primera Marcha de la Bici en Buenos Aires, que llev√≥ a que el gobierno municipal de De la Rua desarrollara algunos primeros modestos tramos de ciclov√≠a. ¬°Nos hab√≠an visto!

Los lectores se fueron sumando, el gremio de la bici se fue sumando. La venta de la revista, ya en papel ilustraci√≥n, salt√≥ a n√ļmeros absurdos para un proyecto sin plan ni porqu√©.

Llegó el 2001. Pocos del gremio de la bici pudieron seguirnos. Pasamos a papel de diario nacional, que como era de esperar costaba más que el mejor ilustración finlandés (¡Unos genios los de Papelera Tucumán..!). Pero era lo que había. Y si bien muchos anunciantes se cayeron de la economía, los lectores se siguieron sumando. Por ellos no cerramos entonces, por esos locos de la bici que nunca nos abandonaron.

La historia reciente ya es más conocida por todos. Si bien durante el primer decenio de este siglo llegamos a nuestro pico de ventas de revistas impresas (unos 25.000 ejemplares), internet pasó progresiva y firmemente a ocupar casi todo el espacio comunicacional en la vida de la gente. Y la triste y eterna cuarentena argentina nos obligó a adelantar planes que teníamos en carpeta para más adelante, pasándonos íntegramente a digital de un día para otro, en abril del 2020.

En suma, en este diciembre del 2021 se cumplen 27 a√Īos de Biciclub (m√°s un par de a√Īos desde Video Bike, enterrado con todos los honores en el a√Īo 1998), siempre firmemente apoyados por los lectores (o internautas, como se los llame ahora) y por el generoso y comprometido gremio argentino de la bicicleta. Y si bien este festejo es como todos los a√Īos entra√Īable para nosotros, nunca dejamos de hacernos la pregunta del mill√≥n cuando se apaga la velita: ‚Äú¬ŅPor qu√©?‚ÄĚ Y de darnos a continuaci√≥n la respuesta del mill√≥n: por la bici.

 

Por Mario García

  

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Las mil y una desgracias y felicidades que pueden sucederte en el Trasmonta√Īa, por el Prensa Team

Publicado

el

El team Prensa de Biciclub, integrado por Ariel Sabatella, nuestro fot√≥grafo y cronista, y Pablo Giarra (42), titular de √Āvalon Bike Shop, de Villa Urquiza (CABA), nos regal√≥ esta cr√≥nica desde adentro mismo del Trasmonta√Īa 2021, corrido el pasado 21 de noviembre en las sierras y senderos tucumanos. Fueron de la partida 1325 parejas, en una carrera que por el clima, las exigencias t√©cnicas y la extensi√≥n le movi√≥ el piso al m√°s pintado.

 

TRASMONTA√ĎA: TE ODIO, TE AMO
Por Ariel Sabatella

Despu√©s de 27 meses de abstinencia del m√°s puro MTB, saciado por momentos en algunas sierras de Tandil o en los senderos del Ecoxtreme de Pilar, el Prensa Team de Biciclub pudo volver a saborear de lo mejor de la senda tucumana y esta vez con ingredientes de lo m√°s picantes, entre ellos unos 38¬ļC de temperatura y el circuito m√°s largo y t√©cnico de las 27 ediciones de esta carrera.

La previa: Expo Biciclub
La gran fiesta del MTB comenzaría, como es habitual, el viernes previo (19 de noviembre) a las 10 AM, horario en que se inicia la entrega de los esperados kits a los corredores. Esto se realiza desde hace 8 ediciones en las instalaciones del Hotel Hilton Garden Inn.

La gente comienza a llegar al lugar y disfrutar de la Expo Biciclub. La previa de la gran fiesta del mountain bike nacional comienza a palpitar al ritmo de marcas que exponen sus mejores espec√≠menes, para que los ojos de cada ciclista brillen de manera que todos sabemos que lo hacen cuando vemos esa bici que siempre nos gust√≥ pero que ahora est√° al alcance de nuestras manos y en esta ocasi√≥n hasta las podemos tocar…
Todas las grandes marcas se juntaron para mostrar sus nuevos lanzamientos. Scott con su nueva Spark, con amortiguador trasero interno; Specialized con sus Epic y Chisel; Venzo presentando su nueva doble suspensión; Volta con su nueva línea 2022; Willier y Fuji con todo lo nuevo 2022; Vairo con la presentación de su linea de e-bikes; Sunpeed presentándose en sociedad; y Trek con su novedosa Supercaliber.
Además, en la Expo podías acceder en distintos stands al servicio de seteo de suspensiones, medición de isquiones, charlas/clases de mecánica ligera y service de horquillas Lefty en el stand de Cannondale (de la mano de David Logrippo), por lo cuál no había excusa para no tener todo a punto para el día de largar. Varios otros expositores ofrecían sus mejores productos para quien quisiera darse un merecido gusto o terminar de completar su kit para el domingo.
A pesar del sol radiante que nos hizo sentir el rigor de 34¬ļC, la Expo brill√≥ con gran concurrencia de gente que recorri√≥ y se deleit√≥ paseando por todos sus sectores, donde se respiraba y escuchaban charlas relacionadas con partes de las bicis, medidas de manubrios y √°ngulos de direcci√≥n, materiales de cuadros, seteos de rebote y por supuesto la cl√°sica pregunta: ‚Äú¬ŅC√≥mo est√° la (bajada de la) 15?‚ÄĚ

El Prensa Team

Nuevamente con un n√ļmero colgado del manubrio, la apuesta era volver a disfrutar de la carrera desde adentro y contar lo que se vive en sus exigentes 48 kil√≥metros. En esta ocasi√≥n y despu√©s de 4 a√Īos consecutivos, el lugar de Juan Pablo Cassaccione (Halawa), mi habitual compa√Īero, fue ocupado por un amigo de la bici, due√Īo de la tienda √Āvalon Bike Shop: Pablo Giarra.

Pablito, c√≥mo le decimos los amigos, escuch√≥ durante m√°s de una d√©cada hablar de la carrera y de las modificaciones del circuito largo durante esa d√©cada. Desde cuando la carrera dej√≥ de tener al Tel√©grafo como su gran cuco y terminar en el Siamb√≥n, hab√≠an pasado el ‚ÄúTrasmo de barro‚ÄĚ del 2015; el del calor y estreno del nuevo gran cuco a vencer: el Maciel del 2016; y el del fr√≠o violento del 2018‚Ķ
La carrera, que en su cl√°sica fecha de agosto casi siempre cae en D√≠a del Ni√Īo, una de las fechas de mayor venta para las tiendas, hac√≠a que muchos bicicleteros, entre ellos Pablo, nunca la hubiera podido ‚Äúdisfrutar‚ÄĚ. Raz√≥n por la cual en este 2021, con el cambio de fechas por la pandemia, no tuvo m√°s escapatoria que dar el s√≠ y ponerse a entrenar para disfrutar de la carrera y planear unas vacaciones por el NOA con su compa√Īera durante los d√≠as siguientes.

¬ŅHay vida sin carne ni harinas?
Esta edici√≥n fue la que con m√°s compromiso desde lo deportivo me tom√© desde el punto de vista del entrenamiento y la planificaci√≥n junto a mi coach Camilo Candia, que gran paciencia me tiene. A ello sum√© el cambio de algunos h√°bitos alimenticios. En este √ļltimo a√Īo dej√© de consumir alimentos con trigo y despu√©s de 12 a√Īos de vegetarianismo, abandon√© l√°cteos y huevos, por lo cu√°l era un desaf√≠o constatar tambi√©n hasta d√≥nde pod√≠a exigirse mi cuerpo, ya que muchos piensan que sin carne y harinas no hay vida y puedo decirles de primera mano que no es as√≠. Con estos h√°bitos alimentarios el cuerpo va liviano y enfocado en d√≥nde poner la energ√≠a.

12 horas de sue√Īo
Los d√≠as previos de la Expo Biciclub son d√≠as muy intensos. Este a√Īo lo fueron a√ļn m√°s por razones personales y la presi√≥n de que todo deb√≠a salir bien se hizo sentir, por lo que conciliar el sue√Īo durante las noches previas era tarea dif√≠cil, entre otras razones por las altas horas en que termin√°bamos de trabajar despu√©s de jornadas de 17 horas y la cabeza que no paraba de la ansiedad. Desde el jueves al domingo s√≥lo pude dormir un total 12 horas. El s√°bado pensaba que pod√≠a llegar a dormir unas 6 horas de corrido, pero justo en la planta baja del departamento que alquil√°bamos hubo una pe√Īa que dur√≥ hasta casi el momento de salir para la carrera. No hubo manera de tener un buen descanso previo, pero ‚Äúsi ya est√°s en el baile, ten√©s que bailar.¬®

Agua, agua y mucha agua
Se dec√≠a que esta edici√≥n del Trasmonta√Īa iba a ser o muy calurosa o un mar de barro impedaleable, ya que en la regi√≥n es √©poca de calor y de lluvias. Afortunadamente no fue as√≠, no cay√≥ una gota de agua durante la carrera, pero esos 35 grados de promedio hicieron que los d√≠as previos y durante la carrera s√≠ o s√≠ hubiera que consumir much√≠sima agua para no deshidratarse.

Una nave HT
Mis primeros dos Trasmonta√Īas hab√≠an sido en una HT (hardtail=r√≠gida) doble plato y los √ļltimos dos en una bici de trail doble suspensi√≥n (120 mm adelante y atr√°s), ambas con doble plato. En esta oportunidad la elegida fue una Polygon Syncline C5 HT de carbono.
No es por polémico, pero la doble suspensión trepa muy bien y baja mejor (eso no lo cuestiono) pero las HT son más divertidas y más físicas.
Volver a la HT resultó en mi caso todo un desafío para afinar la técnica, volver a elegir líneas y por sobre todo mejorar mi estado físico, intercalando el entrenamiento de bici con prácticas de ashtanga yoga.
La carrera ser√≠a una gran prueba de fuego para la ‚ÄúPoly‚ÄĚ, ya que nunca nadie hab√≠a hecho esta carrera con ese modelo.

Su geometr√≠a no es convencional para ser una bici de XC. Tiene un √°ngulo de 67 grados de frente, una horquilla Fox 32 de 120 mm de recorrido, vainas relativamente cortas y caja muy baja, condimentos que hacen que la bici suba muy bien, doble muy bien y baje s√ļper estable por el √°ngulo, la horquilla y la altura de la caja pedalera.
En definitiva, una nave para disfrutar y exigir al 100%.

El peso importa
Siempre uno es esclavo de los pesos de las bicis y los componentes, pero de nada sirve alivianar la bici si uno no se aliviana. En mi primer Transmonta√Īa, all√° por el 2016, pesaba m√°s de 105 kilos y hoy rondo los 79 kilos, lo puedo afirmar. La bici va ayudar a que seamos mejores ciclistas, es una gran herramienta, pero en vez de comprar componentes para alivianarla y gastar muuuucha plata en que eso pase es mejor cerrar el pico, cambiar h√°bitos y acomodar el f√≠sico para poder disfrutar de esa herramienta el 100%.

El circuito
Este a√Īo el recorrido volvi√≥ a cambiar, se puso m√°s picante. En esta edici√≥n una vez que se llega a La Sala, despu√©s de atravesar el ca√Īad√≥n salimos a la ruta y bordeamos el campo para encarar el camino a Pocotes y las primeras trepadas, all√≠ donde esta carrera empieza a decirte: ‚Äúde ac√° en m√°s no queda nada llano…‚ÄĚ
Llegando a Villa Rubia y después de su hermosa bajada uno comienza a subir de nuevo en una pendiente tendida hasta las primeras cárcavas, donde por momentos parece una fila de un supermercado pre pandemia, con una procesión de ciclistas que caminan hasta la cima y siguen después de un poco de agua y de recuperar el aire hasta la cima del Telégrafo, en esa subida de casi 3 kilómetros que tanto se disfruta y sufre al mismo tiempo (aunque ya no tanto, sabiendo que el enemigo ahora es el querido por pocos y odiado por muchos Maciel).
Del Tel√©grafo a la Refinor y de ah√≠ a la ruta, el pinar, la canchita de f√ļtbol y la base del Maciel‚Ķ Si llegaste hasta ac√°, de ac√° no volv√©s y a darle pedales o trekking hasta el alto para luego disfrutar de la bajada de la Bryton con lo que queda de vos‚Ķ Aunque despu√©s viene otra de las partes nuevas, la herradura, y por fin la ansiada meta. Nada pero nada llano, literal.

Hidratación: ¡5 puestos, 10 puntos!
Si hay algo que está demostrado es que la organización de la carrera intenta superarse en cada edición, desde el trazado del circuito hasta la logística de la hidratación.
Llevar agua a los puntos estrat√©gicos para los casi 3000 corredores no es nada f√°cil y al ver que el agua estaba disponible en cinco puntos del circuito ubicados en forma estrat√©gica y en donde la gente que abastec√≠a a cada corredor se preocupaba por llenar a cada uno la carama√Īola o el camelback fue realmente muy reconfortante. El sentir que la organizaci√≥n nos estaba cuidando, hidrat√°ndonos para estar sin miedo a que nos faltase agua, hac√≠a que tuvi√©semos m√°s ganas de estar ah√≠.

Nuestra carrera
Las carreras del Prensa Team nunca son muy competitivas, por m√°s que el ciclocomputador nos diga 4.30 horas de marcha tardamos siempre casi el doble, porque paramos a hacer preguntas, a tomar videos o fotos o a rellenar la carama√Īolas o a comer alguna palta.
Esta vez largamos a las 9 de la ma√Īana y a los pocos minutos entramos a la calle 15: ¬°Lo que se extra√Īaba ese sendero largo y divertido! Pablito, que siempre la hab√≠a o√≠do nombrar, pensaba que la 15 era la largada nom√°s y al enterarse que no lo era y ver lo que lo esperaba no pod√≠a creerlo. Andaba feliz tratando de encontrar un poco de ‚Äúflow‚ÄĚ hasta que la senda le dio la bienvenida en una de sus curvas y lo mand√≥ al piso (la rueda delantera se barri√≥ en una de esas curvas.) Afortunadamente no ven√≠a nadie detr√°s y tras un ‚Äú¬Ņest√°s bien?‚ÄĚ de rigor volvimos a rodar, hasta que dos minutos despu√©s de nuevo al piso y ahora con mayores consecuencias: aro revirado, cubierta desinflada y p√©rdida de l√≠quido tubeless.
Seguimos viaje y cruzamos varias veces el río y al llegar a la Sala, en la zona de asistencia encontramos a Graciela, la mujer de Palito Macías, que lo estaba esperando para asistirlo y muy amablemente nos prestó el inflador de pie y tras acomodar todo seguimos.
La falta de aclimataci√≥n y mis m√°s de 10 d√≠as sin rodar hicieron que arrancase con una adrenalina muy alta, hasta que en la bajada hacia el r√≠o en Villa Rubia y tras decirle a Pablito ‚Äúvayamos por la l√≠nea de la la izquierda que es m√°s tendida‚ÄĚ y que no arriesguemos de m√°s… me fui al piso. Ca√≠ sin consecuencias, nada m√°s que unas frutillas en el brazo y a seguir, pero‚Ķ ya no era el mismo: Tras subir unos cientos de metros tuve que parar, porque sent√≠a que no ten√≠a fuerzas y el calor no me dejaba respirar. La adrenalina, el calor y el poco sue√Īo me estaban jugando una mala pasada. Tras unos minutos de pelea mental pude volver a estar en modo para disfrutar de las primeras subidas, que ya se hac√≠an sentir. As√≠, con un ritmo moderado pero parejo, llegamos al abastecimiento del kil√≥metro 18 y encaramos el Tel√©grafo.

Hola calambres
En un momento de la subida al Tel√©grafo con mi compa√Īero nos separamos. Yo estaba subiendo un poco m√°s holgado que √©l y tom√© distancia. Tras esperar varios minutos apareci√≥ con su caracter√≠stica postura sobre su bici y con un gesto de dolor. Los primeros calambres hab√≠an aparecido y lo iban a acompa√Īar hasta casi el final de recorrido. A lo largo de las subidas se ve√≠a gente tirada en el piso pele√°ndole a esos dolores tan caracter√≠sticos e intentando volver a estar en carrera.

El Telégrafo adentro
La cima del Telégrafo se saborea como un espaldarazo de ánimo y por sobre todo de confianza. Cuando comenzamos la carrera teníamos cuatro desafíos: la calle 15, el Telégrafo, el Maciel y llegar.
Las charlas de los corredores mientras se recarga agua se parecen a una sobremesa de un asado con amigos, entre chicanas, palabras de aliento y pron√≥sticos (la mayor√≠a err√≥neos o demasiado alentadores) de cuanto tiempo m√°s van a tardar, todo lo que hace que el clima de ese lugar sea √ļnico y todos queramos estar un poco m√°s y ver pasar a esos ‚Äúosados‚ÄĚ ciclistas que solo llevan consigo una √ļnica botella de agua y con un simple vaso de pl√°stico agarrado en velocidad tiran hasta el pr√≥ximo abastecimiento.

Zapatero a tus zapatos
Tras pasar el Tel√©grafo a Pablito se le rompi√≥ la traba de su zapatilla izquierda‚Ķ Despu√©s de pensar c√≥mo arreglarla con lo que ten√≠amos a mano decidimos usar un Tamal de Halawa, un accesorio en que pod√©s llevar casi todo lo que necesit√°s y ponerlo donde se te ocurra en la bici. Usamos las cintas del tamal para agarrar la zapa al pie y suplir la traba rota. Dio resultado y seguimos contentos varios kil√≥metros m√°s hasta que en el R√≠o Sucio la zapatilla derecha corri√≥ la misma suerte: la traba vol√≥ y la suela se desprendi√≥ por completo. La zapatilla derecha estaba desintegrada por completo y por m√°s que tratamos de solucionar el inconveniente con los precintos de las placas de los n√ļmeros el panorama era negro.

Abandonar no es una opción

Pablito estaba desmoralizado, sentado en el pasto. Su expresi√≥n era de preocupaci√≥n y su cabeza le estaba empezando a ganar. Me sent√© a su lado y le dije: ‚ÄúEsta carrera es de a dos, si vos no quer√©s seguir no seguimos pero hay algo que te puedo decir porque me toc√≥ vivirlo (en nuestra tercera carrera en 2018 con Juan Pablo): si abandon√°s ahora es una espina que vas a llevar todo el a√Īo hasta que puedas volver para sac√°rtela. Sigamos un poco m√°s y despu√©s vemos que hacemos.‚ÄĚ Lo ayud√© a pararse para volver a pedalear y mientras reinici√°bamos la marcha le dije: ‚ÄúPablo, voy a hacer todo lo posible para terminar esta carrera, porque la medalla se la promet√≠ a mi hija y voy a cumplir.‚ÄĚ Y tras esas palabras, a solo 200 metros, ocurri√≥ algo inesperado. Nos cruzamos con el soporte neutral de Shimano y con el experimentado Leo Cacciola, que tras saludarnos despu√©s de tiempo sin vernos, se puso la 10 y nos solucion√≥ el problema s√≥lo como los grandes saben hacerlo: varias vueltas de cinta Duct Tape en ambas zapas. Tras haber conocido en carne propia el prop√≥sito y sentido de los Blue Angels de Shimano, reiniciamos la marcha. De ah√≠ en m√°s solo nos esperaba llegar y no hab√≠a excusas.

¬°Suenan la criqueras!
Tomamos un gel y encaramos el Maciel, muy rodable y un gran desaf√≠o, donde cada tanto, entre tanto ‚Äútrekking‚ÄĚ, cuando uno pasa pedaleando se transforma en un h√©roe nacional durante una gesta sanmartiniana y se lo alienta como tal, como se merece.

Pablito subía un poco en bici y otro poco caminando, como podía, porque más allá de los calambres tiene varios clavos en el tobillo que le dificultan la flexión. Eso hizo que por momentos decidiera subir caminando a la par de él con la dos bicis, para que pudiese descansar su tobillo.
Las criqueras suenan y los pasos se tornan cada vez m√°s lentos por la pendiente. Vamos cruzando gente descansando o esperando a su compa√Īero en la sombra, que a esta altura cotiza m√°s que el d√≥lar blue, y tras el saludo y las palabras de √°nimo te dan ganas de seguir para arriba, total todo lo que sube baja‚Ķ ¬°¬°¬°y como baja!!!

La Bryton
Es el premio instantáneo post Maciel, una bajada larga y divertida que comienza apenas terminás de subir y si soltás los frenos la velocidad que agarrás a esa altura de la carrera compensa todo lo que te tocó ir lento subiendo el Maciel. Tremenda esta parte nueva del circuito, con líneas muy claras y bastante poceadas, se ve que por el caminar de animales, que hacen que pongas a prueba tu técnica y tu físico tras varias horas de carrera.

La amargura
En esta misma bajada, entre tanto traqueteo, perd√≠ la c√°mara de fotos en la que estaba registrando todo, con fotos y videos de todo ese d√≠a. El bolso en que la transportaba, cerrado por la mitad, y el traqueteo no se llevan de lo mejor. Seguramente ‚ÄĒpens√© al constatar la p√©rdida‚ÄĒ la c√°mara estar√° estallada en alg√ļn lugar y la memoria con todo el material registrado quedar√° como una c√°psula del tiempo para qui√©n la encuentre o para los gusanos cuando ya no existamos en este mundo.

Alberto “el milagro” Arrieta
Pero como lo m√°s incre√≠ble de los milagros es que ocurran, despu√©s de transitar la amargura de haber perdido el material que hab√≠amos grabado y pensar c√≥mo poder recomponer la nota, nos contactamos con Pablo Rosales, uno de los organizadores del Trasmo, para informarle que si cuando limpiaban la senda encontraban una c√°mara era nuestra… Y poco tiempo despu√©s el mismo Rosales nos mand√≥ el contacto de Alberto Arrieta, quien se hab√≠a comunicado con la organizaci√≥n para informarles que hab√≠a encontrado una c√°mara. Alberto es un mendocino que corri√≥ su primer Transmonta√Īa en poco m√°s de 9 horas, algo √©pico si tenemos en cuenta el debut, la temperatura y la dureza del circuito. De inmediato nos pusimos en contacto con √©l y miles de gracias mediante, nos envi√≥ la c√°mara y pocos d√≠as despu√©s de asimilar que todo estaba perdido ya est√°bamos completos nuevamente.
Al final de esta nota y en también en nuestras redes pueden ver el video del Prensa Team o lo quedó de nosotros después de esta tremenda batalla. ¡Gracias Alberto!

¬°¬°¬°Llegando!!!
Tras bajar la Bryton, llegar al r√≠o y comenzar a subir, llegamos a la ruta. La gente vuelve a hacerse sentir, dando aliento al pleno rayo de sol, brind√°ndose con un aplauso y hasta ofreciendo agua. Cosas que solo el Tramonta√Īa te da.
Encarando esta √ļltima parte la energ√≠a vuelve, porque la adrenalina de la misi√≥n cumplida se siente al llegar, no queda nada tan t√©cnico que te pueda sacar de juego y la emoci√≥n de ‚Äúganarle‚ÄĚ otra vez al Trasmonta√Īa es el motor de las piernas.
Nuevamente la llegada se escucha desde varios kilómetros antes y el marco en imbatible: familias, olor a asado, amistad y ese sentir especial de que cada uno que está ahí ya no es el mismo que hace algunas horas atrás.

La vida es una
Como dec√≠an unas calzas de una de una pareja que cruzamos: ‚ÄúLa vida es una‚ÄĚ, y qu√© mejor que llenarla de experiencias para contar.
Esta carrera se trata de superarse, de jugar en equipo en un deporte de uno, de pensar en el otro, de exigirte al máximo hasta quedar vacío y por sobre todo ya no volver a ser el mismo que cuando 6 horas atrás encaraste la calle 15.
Nos pedimos paso en 2022.

TRASMONTA√ĎA 2021 EN 9 HORAS 10 MINUTOS, TODO UN √ČXITO
Por Pablo Giarra

Me prepar√© varios meses antes. Desde que supe que este a√Īo no se correr√≠a en agosto, sino en noviembre. Pero nunca fue suficiente el entrenamiento, por diferentes motivos: trabajo, horarios, familia. Pero me prepar√© bastante.
Sab√≠a que las trepadas (as√≠ como las bajadas) que yo conoc√≠a o estaba acostumbrado a hacer no se acercaban en lo m√°s m√≠nimo a las de Trasmonta√Īa, pero trataba de prepararme seg√ļn las indicaciones que me pasaba el entrenador.
Sí, hice mi primer Trasmo en 9 horas 10 minutos, con 5 horas 13 minutos en movimiento, a una velocidad media de 9.4 km/h, a un promedio de 147 pulsaciones por minuto, con un ascenso acumulado de 1666 metros.
Bla, bla, bla…

Da√Īos colaterales
Mucho dato, mucha estad√≠stica, pero las cosas que uno vive ah√≠, m√°s siendo la primera vez, no se entrenan, se dan y te llegan como una pi√Īa en la cara (o ca√≠das, para ser m√°s concreto). Roturas de llanta con destalonamiento en la famosa 15, reci√©n iniciando, pudiendo seguir a pesar del viboreo de la rueda una vez entalonada nuevamente.
Y más adelante, en la mitad del segundo tercio de carrera, arranqué contra vaya a saber qué, uno de los broches de mi zapatilla izquierda, que supuestamente eran re buenas, quedándome como par de alpargatas bien usadas.
Ac√° ya empezaba a entrar en juego la importancia de ir en parejas, mostrando que es m√°s que ir de a dos acompa√Ī√°ndose. En este caso, mi compa√Īero sac√≥ a relucir su zapatero interno y me ayud√≥ a reabrochar mi zapatilla con un Tamal de Halawa, cosa que sirvi√≥ hasta pasar al pr√≥ximo evento desafortunado, tambi√©n con las zapatillas y tambi√©n con soluciones de zapatero remend√≥n: ahora se hab√≠a desprendido el otro broche lateral, el de la zapatilla derecha.
Resultado: una alpargata en un pie, una chinela rota y vieja en el otro. Y nuevamente mi zapatero remendón sacó los precintos de los cartelitos que indicaban que integrábamos el Team Prensa y con ellos ajustó como se pudo toda la zapa. Más difícil ahora, esta vez no era lo mismo, estaba muy destruida.
No, esas cosas no se entrenan. Sabés que pueden pasar, pero hasta que no pasan no te ponen a prueba realmente. Y no estoy considerando aun el esfuerzo increíble que demanda el recorrido, que destruye tu integridad física a medida que transcurre, trepando y bajando. Con el subibaja de emociones que eso implica, se suma el desánimo de no poder seguir simplemente porque no podés subir al Maciel en bici y con ojotas. Lo anímico es más importante que el cansancio, y todo indicaba que mi alma me estaba ganando la pulseada.
Pero Ariel demostró ahí mismo que no solo era una buen compositor de calzado, sino que metió un coaching increíble para que después de armada la zapatilla con precintos me decidiera seguir.
Hasta que poco después apareció el maná del cielo o, mejor dicho, un puesto de asistencia de Shimano donde Leo Cacciola sacó de su valija de magia una Duct Tape con la que me encintó las dos zapatillas de manera que fueran nuevamente funcionales.
Otra vez el subibaja emocional estaba de mi lado.
Pero continuaba el Maciel, la trepada m√°s importante (e inhumana) de la carrera. Con el objetivo de terminarla como norte, le dimos con todo lo que estuvo a nuestro alcance y la subida termin√≥ sin mayores inconvenientes, salvo el cansancio extremo (nunca en mis 42 a√Īos de vida me exig√≠, f√≠sica y an√≠micamente tanto) y las caminatas en las trepadas m√°s duras para poder avanzar.

El summun del MTB
Prepárense todo lo que puedan, hagan todo lo necesario y más para estar lo más aptos para afrontar semejante carrera. Pero hasta que no lo hagan y conozcan realmente lo que es el Trasmo no van a saber lo que es el esfuerzo necesario para realizarlo. Recién ahí van a entender todo lo que requiere esta competencia para poder hacerla.
Aprovechen bien el gran recurso de que se hace en parejas y traten de sobrellevar todo juntos.
Carrera y lugares increíbles, exigente y muy, pero muy buena. Si te gusta el MTB, este es el summum de la disciplina.
Mis objetivos eran conocerla, terminarla y disfrutarla (esto √ļltimo parece mucho m√°s evidente una vez terminado). Todos se cumplieron con creces.
Sí, terminé el trasmo en 9 horas. Sí, fue un rotundo éxito.

 

Fotos: www.ubice.ar e Isabel García (Biciclub)

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Video: El TrasmontanŐÉa 2021 desde adentro por el Prensa Team

Publicado

el


Continua leyendo

Más Leídas