Ocultar Barra

A blue folding bike*

Fecha: 09.06.2012

Philip Crewe tiene 27 años y vive en Londres, en donde estudia la carrera de Diseño de Productos y Transportes en Coventry University.
Philip es el creador de un nuevo sistema de bicicleta plegable (ver video). El invento fue el proyecto final de su carrera universitaria, el cual llegó a concretar como prototipo el año pasado, aunque actualmente se encuentra buscando activamente modos de ponerla en producción.
Philip ama las bicis, aunque lamentablemente no pueda subirse a una hoy día debido a un problema en la rodilla. Pese a ello, la bici sigue siendo para él una pasión, lo que le llevó no sólo a crear esta en particular sino a construir en varias ocasiones bicicletas para amigos y familiares.
Biciclub tomó contacto con él,  lo que sigue es una síntesis de lo que nos dijo. «La bicicleta es algo hermoso. Una vez construida no contamina y cuando es montada por su dueño lo vuelve feliz y saludable. Es fácil de arreglar y mejorar y si bien los componentes individuales se pueden gastar, la bicicleta en sí puede durar una vida entera.
Hacer que una bicicleta se pliegue y quede lo suficientemente pequeña para llevarla en un transporte público es un problema que muchos diseñadores intentaron resolver. Algunas soluciones dieron como resultado bicis muy pesadas o muy difíciles de maniobrar o muy incómodas de llevar una vez plegadas.
Otros diseñadores se concentraron tanto en el proceso de plegado que dejaron detrás el principio estético de la bicicleta de cuadro triangular, convirtiendo a la misma en un especie de artefacto alienígena.
Con este proyecto creé una bicicleta plegable práctica, sin comprometer el principio de diseño de la misma en el proceso de plegado. Además, se puede plegar y quedar lo suficientemente pequeña como para llevar en un transporte público y el mecanismo se puede aplicar a diferentes diseños de bicicletas, incluso algunos con suspensión.
El proceso de plegado es fácil de hacer. Simplemente hay que desenroscar el mecanismo y luego plegar la rueda delantera para que quede paralela con la trasera. Un pequeño freno sostiene las dos ruedas juntas, permitiendo que la bicicleta plegada se pueda llevar rodando como si fuese un carrito.
Hoy día existen en el mercado muy buenas bicicletas plegables de ruedas pequeñas, pero a diferencia de dichos diseños éste es más bien para el ciclista que ocasionalmente decide tomar el tren porque repentinamente, por ejemplo, le agarró la lluvia.»

*Una bicicleta plegable azul


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Bicis, Ciclismo urbano

Dejá tu comentario

    iLEELA GRATIS ACÁ!

    Nº 305 - Mayo 2020


    > Cicloturismo: El mundo es mejor en bicicleta
    > Mecánica indoor: una revisión a fondo de la bici.
    > Historias de personas que se movilizan en bici durante la pandemia.
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable