Ocultar Barra

Bikepacking en el fin del mundo

Fecha: 08.05.2020

En esta nota la gente de Nación Salvaje releva en modalidad bikepacking una ruta que permite unir Ushuaia-Tolhuin a través de senderos y caminos de inigualable calidad técnica, lejos de los autos y muy, muy cerca de la naturaleza virgen que ofrece Tierra del Fuego.

Por Nación Salvaje*

Abro la carpa, me saluda un viento frío y con olor a mar que me recuerda al instante que estoy en el sur, exactamente donde el sur inevitablemente se funde con el mar en una sucesión de islas, estrechos, cabos y caletas que parecen no tener fin. Cinco años después de aquella primera vez, nuevamente, nos encontramos con las bicis al borde del Estrecho de Magallanes. Por aquellos tiempos teníamos un poco menos de experiencia, bicis repletas de carga, alforjas, carrito y las mismas ganas de aventurarnos por caminos desconocidos. Por aquella época, claro, los caminos desconocidos eran casi todos y la sensación de aventura era más fácil de encontrar o al menos estaba más a mano. Ahora, en cambio, llevamos solo un par de cosas y van cargadas en unos pequeños bolsos que se integran a las bicis, lo que nos permite andar por caminos técnicos donde la palabra desconocido vuelve a cobrar sentido. Cinco años después, con algunas diferencias que no tienen mayor importancia, seguimos buscando sentir esa inigualable sensación de aventura que aporta la naturaleza y que como queda comprobado no se logra en el camino más difícil, en la ruta más inhóspita o en la montaña más alta, sino allí donde cada uno de nosotros, con su nivel, experiencia y posibilidades pueda sentirla…

El plan
Vinimos a Tierra del Fuego para completar los dos pasos fronterizos que existen en la isla, y si bien para ello no sería necesario llegar hasta la ciudad de Ushuaia, la idea de pasar año nuevo en el fin del mundo y comenzar un viaje desde allí nos pareció un buen motivo para agregarle algunos kilómetros más al itinerario. Además hacía tiempo que veníamos estudiando la posibilidad de hacer algo en alguno de los senderos que existen entre la ciudad y el poblado de Tolhuin, con lo cual estando tan cerca no había mucho que pensar.

Bordeando El Beagle
Son alrededor de las seis de la tarde, acabamos de dejar atrás las calles de pavimento de la ciudad de Ushuaia y pedaleamos por un angosto sendero por el que, según explicaba el cartel colocado en la tranquera que atravesamos hace unos minutos, conduce entre otros destinos a la estancia Bahía Túnel, el lugar que eligen como punto de llegada la mayoría de los caminantes que vamos cruzando de tanto en tanto.
Por el momento la senda no presenta dificultad alguna y podemos pedalear muy tranquilos, incluso con las bicis cargadas.
Estamos en enero y por estas latitudes en los meses de verano el sol se esconde tarde, muy tarde. Asombrosamente tarde. Exactamente a las 23.20 recién podemos afirmar que es de noche, pero como para reafirmarlo hemos prendido la cocinilla y puesto a hervir el agua para los fideos. Estamos acampando a orillas del Canal Beagle y el silencio es absoluto. Esta tarde no hemos recorrido más de 15 kilómetros y aún así pareciera que estamos en medio de la naturaleza más agreste. A lo lejos se ven bien claras las luces de la ciudad.
Técnicamente el sendero del Beagle comienza en la Baliza Escarpados, punto en el cual el camino vehicular se transforma en un pequeño sendero por el que se bordea el Canal Beagle hasta llegar al pequeño poblado de Puerto Almanza, unos 49 kilómetros después.
La ruta no cuenta con mayores dificultades técnicas para quien desee recorrerla caminando, pero se transforma en un desafío interesante para quien tenga intenciones de completarla en bicicleta, ya que se atraviesan sectores con barro y raíces que dificultan las bajadas y las subidas, se vadean varios ríos y, lo más divertido, el sendero desaparece en algunos tramos donde hasta es necesario cruzar a campo traviesa por entre medio de puntiagudas plantas de calafate. Por eso, desde nuestro punto de vista, este es un sendero ideal para la modalidad bikepacking, que hará la gran diferencia en las partes más técnicas y hasta dará la posibilidad, a los ciclistas con más experiencia, de poder pedalear gran parte del sendero.

Datos de este tramo
– Distancia: partiendo de la ciudad de Ushuaia son 54 kilómetros hasta Puerto Almanza, de los cuales solo en unos 30 hay caminos pedaleables. El resto será alternar caminata con tramos donde pedalear dependerá de la destreza de cada ciclista.
– Tiempo aproximado: con bici sin carga y con algo de entrenamiento se puede completar el recorrido en un día. A nosotros nos llevó dos y lo ideal podría ser tomarse un día más para hacerlo muy tranquilos y disfrutar del lugar.
– Agua y provisiones: generalmente en la parte cordillerana de Tierra del Fuego se encuentra agua en casi todos lados y esta no es la excepción. En cuanto a la comida, hay que tener en cuenta que en Puerto Almanza no hay más que unos restaurantes y alguna que otra proveeduría, por lo tanto hay que calcular bien, dependiendo para dónde se seguirá el recorrido desde este lugar.
– Enlaces: esta ruta puede convertirse en circuito, ya que existe la posibilidad de volver a la ciudad de Ushuaia por las Rutas J y 3 (unos 75 kilómetros desde Puerto Almanza). Pero también se puede enlazar con el sendero del lago Fagnano para llegar a Tolhuin a través del Paso Garibaldi.

A orillas del Fagnano
Acabamos de bajar del Paso Garibaldi, donde, a pesar de estar a mediados de enero, nevaba en una cantidad considerable. Ahora estamos a orillas del lago Escondido, con rumbo hacia la ciudad de Tolhuin y los rayos de sol se filtran por las ramas de los árboles que forman el bosque por el que pedaleamos y nos obligan a detenernos para quitarnos algo de abrigo.
Sol aprovecha para comer un turrón navideño de los muchos que compramos de oferta, aprovechando que pasadas las fiestas estos bajan su valor considerablemente, mientras me comenta algo que es casi imposible no comentar cuando se está en estas tierras: “Lo rápido que cambia el clima en esta isla es asombroso”.
Alrededor de una hora después y ya en el sendero que bordea el Lago Fagnano volvemos a pedalear con nubes. Minutos más tarde la primera gota golpea con fuerza mi mano derecha. Llueve otra vez en Tierra del Fuego y nosotros vemos desde la carpa como el Fagnano se cubre de una bruma espesa que lo hace desaparecer poco a poco. Va cayendo la tarde y una taza caliente de café nos calienta las manos.
El sendero del Fagnano permite unir el Paso Garibaldi con la ciudad de Tolhuin casi sin tocar el pavimento de la ruta nacional 3, pero sin alejarse mucho de ella. Se bordean casi constantemente los lagos Escondido y Fagnano por una ruta que transcurre entre anchos callejones, playas y estrechos senderos técnicos pertenecientes a un antiguo circuito de cross country. Por ello esta ruta también ofrece unas calidades técnicas inigualables para el bikepacking, ya que si se viaja en esta modalidad es posible recorrer estos senderos a buen ritmo, lo que sin dudas los hace muy divertidos y desafiantes.

Datos de este tramo
– Distancia: partiendo desde el Paso Garibaldi son 65 kilómetros hasta la ciudad de Tolhuin y a diferencia con el sendero anterior en este caso se podrá pedalear el 90 por ciento del recorrido.
– Tiempo aproximado: con bicis sin carga se puede recorrer la totalidad del sendero en un día, pero con carga recomendamos hacerlo en dos, para aprovechar la posibilidad de acampar al menos una noche a orillas del Lago Fagnano.
– Agua y provisiones: al igual que en el sendero del Beagle, aquí se puede encontrar agua en todos lados, incluyendo la de los lagos. Respecto a la comida no hay en todo el trayecto lugares donde comprar, por lo que es recomendable analizar bien el recorrido a realizar antes de salir de la ciudad de Ushuaia.
– Enlaces: desde Tolhuin se puede volver a Ushuaia por la Ruta Nacional 3 (aproximadamente 105 kilómetros) o continuar desde allí hacia alguno de los dos pasos internacionales que conectan con Chile.

Tolhuín
Acabamos de llegar a la Panadería La Unión, de Tolhuin, después de seis días recorriendo los bosques fueguinos. Estamos sucios, cansados, llenos de barro y de historias. Estamos llenos de naturaleza, como si hubiéramos cruzado una vez más la Cordillera por alguno de esos pasos inhóspitos, pero con la diferencia que durante todos estos días no hemos arriesgado nada, porque siempre estuvimos cerca de la civilización. Nos dedicamos a disfrutar y eso no suele ser fácil de encontrar en una travesía en lugares agrestes donde uno nunca deja de estar alerta. Y ese es el mayor capital de estos senderos fueguinos que combinan lo agreste de la isla, sin dejar de estar cerca de los lugares poblados.


*Nación Salvaje está integrada por Marisol López, realizadora de cine documental y cronista de viajes, y Javier Rasetti, fotógrafo de naturaleza y viajes de aventura.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

Tags: , , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 307 - Julio 2020


    > Cómo elegir nuestra próxima bicicleta urbana.
    > Algunas medidas críticas de la bicicleta.
    > Mariano Lorefice: un viaje indoor de 10.000 km.
    [+]

    canaglia

    philco

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable