Conectá con nosotros

Uncategorize

Cicloturismo de altura: una aventura en otra dimensión

Mariano Lorefice, indudablemente el mayor experto en ciclismo de altura del mundo, vuelca en esta nota sus conocimientos claves acerca del tema. La motivación, las edades ideales, el apunamiento, la condición física y la ventaja de ascender en grupo. Los efectos psicofísicos de la altitud y las adaptaciones.

Por Mariano Lorefice
LLegada-a-La-Poma_1492

Con las bicicletas convencionales no podemos volar, pero sí superar el nivel de las nubes y llegar a lugares tan altos en donde quizás alcancemos la fantasía de haber volado.
La bicicleta es fantástica, nos permite objetivamente no sólo llegar, sino también tener sensaciones que nos hacen trascender este mundo material. Pero no todo depende de la bicicleta, es fundamental quién la monta, sus inquietudes y el poder de su voluntad. Por sí sola, una bicicleta es nada más que un pedazo de fierro, o las más sofisticadas de carbono o titanio que lucen los fanáticos que se dan el gusto de gastar una pequeña fortuna. Me gusta que la bici tenga la virtud de comportarse magistralmente sólo bajo las manos y pies de un maestro. Y el discípulo más sabio se transforma en maestro cuando realiza sus propias cumbres, aunque físicamente sea incapaz de llegar a lo más alto ¿Por qué subir y para qué esforzarse tanto?. Para algunos las subidas son sinónimo de sufrimiento, otros prefieren las bajadas. Éstas se disfrutan más cuando uno supo llegar arriba por sus propios medios y son el premio al esfuerzo. Te tiene que gustar luchar, y con perseverancia podés lograr lo que para otros es muy difícil: un equilibrio en donde no importe que la empinada subida no termine después de la curva. Subir y gozar en el ascenso a medida que se nos abre la perspectiva del paisaje. Los que se quedaron abajo y no se animaron a subir se fueron empequeñeciendo, hasta el punto de desaparecer y perderse de nuestra vista. Fueron absorbidos por su dimensión de «chatura». Pero el placer de la cumbre no pasa por el egoísta sentimiento de sentirse superior, sino por gozar de la nueva perspectiva que alcanzamos, ese lugar en donde la tierra se une con el cielo y el horizonte se pierde a nuestros pies.
Cada cumbre que hacemos, en definitiva, es dentro de nosotros mismos, y nos ayuda a abrir otras puertas y andar nuevos caminos.

El camino de la montaña
Me crié en La Plata, una ciudad plana en donde las terrazas de los edificios eran lo más alto a lo que podía llegar. Me acostumbré a rodar sin lomas, con el distribuidor de tránsito de las afueras de la ciudad como la cuesta mas empinada en 400km a la redonda. Recién a los 16 años, cuando empecé a salir de mochilero y realicé mi primer viaje descubrí la dimensión de las montañas. Me producían cierto misterio y curiosidad. Haciendo trekking en los parques nacionales del sur quería subir a todas… Después de algunas temporadas de entrenamiento como maratonista, en la Quebrada de Humahuaca, conocí la respuesta de mi cuerpo a la enrarecida atmósfera de la Puna y me animé al Aconcagua. En 1994 logré la cumbre en solitario y con mi bicicleta.
En 1995 fui por primera vez con un pequeño grupo de cicloturistas al Abra del Acay (4895msnm) y a partir de ese viaje comprendí lo interesante que me podía resultar guiar a ciclistas aventureros a la montaña.
Como organizador realicé varias travesías al Abra del Acay y algunas a Machu Picchu. En el año 2001, cuando dirigí un grupo de 16 personas y cruzamos el Himalaya, de Katmandú a Lhasa, casi sentí que eso seria lo máximo. Pero siempre hay nuevas cumbres y un largo camino para seguir aprendiendo.

Las enseñanzas del Acay
El Abra del Acay se encuentra en la Ruta 40, entre la localidad de La Poma y San Antonio de los Cobres. Tiene fama de ser el paso rutero más alto de América, aunque hay caminos que, sin carácter de paso, lo superan ampliamente. Esta travesía nos sirvió para acumular experiencia como organizadores y tanto nosotros, como los participantes, fuimos «haciendo escuela» en ese lugar. Hubo quienes después de haber hecho este paso se atrevieron a ir a Machu Picchu, desde el lago Titicaca (3800msnm). Otros seis ciclistas, más afortunados, fueron al Himalaya. Ver la respuesta de la gente en estas tres travesías me sirvió para hacer el siguiente balance:

Motivación de los participantes
Para unos pocos, el hecho de conseguir un récord de altura era el motivador fundamental. Siempre trato de advertirle a esta gente que la travesía vale mucho más por los paisajes. Los que van con esa idea, por lo general terminan dándose cuenta que el «récord» es sólo un detalle. Contrastando, están aquellos que por sobre todas las cosas quieren conocer los paisajes y su gente, dándole no demasiada importancia al desafío físico. Son mayoría los que desean realizar una aventura personal y probarse sanamente. Es una forma que les permite crecer, en conjunto con sus compañeros, y gozar de los paisajes. Esta gente a la que le gustan los desafíos, después de una de estas travesías junta más fuerza para otra y le surge el deseo de ir por nuevas cumbres. Suele suceder que en estas situaciones descubren lo que son capaces de hacer y regresan con más autoestima, algo que sirve para potenciar la voluntad en todos los órdenes de la vida.

Edades
¿Quién esta viejo y quién joven?. La juventud no es sinónimo de fortaleza y resistencia. En este tipo de travesías es fundamental la madurez, que por lo general tienen los veteranos. Encontrar que un chico de menos de 20 años se adapte bien al grupo y a la montaña es más difícil que en un señor de 50. Los veteranos tuvieron mejor respuesta a la altitud. El promedio de edad de los participantes que hemos tenido ronda los 45 años. En la edición del Abra del Acay del año 2000, el promedio de edad de los 20 participantes fue de 48 años. En el Himalaya, de los 16 ciclistas, la mitad supero los 50, con un caso de 63. En dicha travesía, Giancarlo, de 57 y que entrena desde los 50, iba por primera vez a la altura y tuvo una de las mejores respuestas físicas.
Canon-del-R-Calchaqui-_1407

Apunamiento y aclimatación
Con la altura disminuye la presión atmosférica, la cantidad de oxígeno, la humedad y la temperatura. Cuanto más ascendemos más enrarecida se hace la atmósfera y más difícil adaptarnos. A estos problemas los resolvemos regulando las etapas, los ritmos de marcha, la alimentación y la hidratación. Previamente les solicitamos a los participantes que se hagan estudios médicos (electrocardiogramas, hemogramas y pruebas de esfuerzo). A veces hay organismos que no responden bien en la altura y no hay nada que se pueda hacer. Afortunadamente en todos estos años tuvimos solamente dos personas que orgánicamente estaban mal dispuestas para la altura. Uno de ellos sufrió malestares en las partes más altas de la travesía del Acay y regresó a los dos años, mejor entrenado, para sentirse igualmente mal.
El desafío es bastante importante y para nosotros la buena respuesta de la gente ha sido una satisfacción. Hay que tener en cuenta que la mayoría viene del nivel del mar y que asciende por sobre los 4500msnm en poco tiempo. En el caso del Acay, pasan la cuarta noche a 4100msnm. En la travesía a Machu Picchu empiezan pedaleando al segundo día a 3800msnm. En la travesía del Himalaya al quinto día se alcanzan los 5200msnm.

Condición física
La gran mayoría de los participantes en estas travesías de altura han sido aficionados, con una preparación física diferente a la de un corredor. Como las etapas están armadas para cicloturistas y no para súperatletas, no es fundamental tener el mejor estado físico. Hemos tenido casos de gente que entrenaba la capacidad aeróbica corriendo o realizando otras actividades y tuvo un excelente desempeño. Personas que no eran ciclistas y que subían mejor que los expertos. En la altura se pueden invertir los papeles y la actitud mental es fundamental. A mi entender no sirve salir a hacer kilómetros y kilómetros. Intercalando las salidas en bici con trote, natación u otra actividad aeróbica y gimnasio podemos lograr un entrenamiento variado divertido y de calidad.

Respuesta femenina
La respuesta física de las mujeres en la altura fue ampliamente favorable. Recuerdo el caso de una alemana, que pasaba por Bariloche, se enteró de la travesía y alquiló una bici para hacerla. No era ciclista, andaba con la frecuencia de un aficionado, y tuvo una de las mejores actuaciones de todos los participantes que hemos tenido. Estimo que su entrenamiento aeróbico de trotar, y el hecho de no tener sobrepeso, la ayudaron en los ascensos. Por lo general, las mujeres en la montaña se equiparan a los hombres.

Bicicletas utilizadas
Hemos tenido todo tipo de bicis y las mejores respuestas físicas no estuvieron en relación con la gente que tenía las mejores máquinas. Hubo quienes hicieron el Abra de Acay con bicicletas de acero muy pesadas, otros con híbridas, y hasta quien cruzó el Himalaya sin horquilla de amortiguación. Lógicamente una bici liviana y bien equipada ayuda a subir mejor, pero en la altura se producen sorpresas con los ciclistas.

Respuesta grupal
Los grupos suelen ser más manejables y aceptan un ritmo de marcha que en otras situaciones les hubiera resultado lento a algunos. Siempre trato de que haya un resto físico; cuando uno se funde en la altura es muy difícil recuperarse como en el llano. Cuando la gente se siente mal se torna apática y se aleja del grupo. Hay que estar atento, porque a veces los síntomas del mal de montaña se ocultan detrás de una euforia exagerada o con gestos agresivos. Un grupo unido y que tiene resto para reír es el mejor síntoma. En nuestro caso, por lo general la respuesta grupal o de relación entre la gente ha sido óptima. Muy rara vez se han registrado casos de competitividad, que pueden llegar a darse cuando participa un corredor que siente la necesidad de demostrar su «superioridad». A este tipo de personas la Puna siempre les «pega», y terminan aceptando el ritmo del grupo. En estos viajes la competitividad con los compañeros esta fuera de lugar. A veces las mujeres resultan más competitivas que los hombres o los veteranos corredores: quieren mostrarse como en sus mejores años juveniles.

Efectos psicofísicos
– Disminuye la resistencia del aire (al bajar la presión) y esto favorece el desplazamiento de la bicicleta, pudiéndose mejorar la velocidad en recta y en bajada y, con una correcta aclimatación, mantener la velocidad en trepada.
– Aumenta la velocidad, no disminuye la fuerza.
– La capacidad para mantener el esfuerzo disminuye a partir de los 1500msnm un 1% cada 100 metros, disminuyendo también la capacidad psíquica, según dicen a un 50% en la cumbre del Aconcagua.
– Se consumen más calorías que en otras situaciones.
– Aumenta la gravedad de las enfermedades, y las afecciones de las vías respiratorias pueden resultar peligrosas.
– Mal de montaña, (apunamiento, soroche) cefaleas, náuseas, trastornos del sueño, debilidad, según la sensibilidad particular de cada individuo.

Adaptaciones
– La necesidad de oxígeno hace que aumente la frecuencia respiratoria y a 5000msnm la ventilación aumenta el doble que a nivel del mar.
– Aumento de la frecuencia cardíaca (disminución de la frecuencia cardíaca máxima).

La adaptación en mediano plazo (mas de 15 días) determina:
– Aumento de casi el 100% de los capilares.
– Aumento de glóbulos rojos y hemoglobina (encargada de transportar el oxígeno en sangre).

 

Nota publicada en Biciclub Nº 88, abril 2002.

Continua leyendo
Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pablo Gomez

    18 febrero, 2012 a las 11:40 pm

    Muy Buena La Nota y La Pagina.. Saludos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ABC

Disfrutá de tus vacaciones con la máxima protección y seguridad

Llegó el verano y para muchos también llegaron las vacaciones, tiempo de finalizar el home office, los compromisos laborales y disponerse a disfrutar de la naturaleza.
Después de un año atravesado por una pandemia mundial, es necesario más que nunca generar tiempo de ocio, conectar con la familia y amigos y disponerse a un merecido descanso, dándole un respiro a la notebook, a la compu y al celular.
Una excelente opción para este momento es llevarte tu bicicleta al lugar elegido y disfrutar de excursiones y paseos rodeado de buena compañía o simplemente gozando del paisaje y conectando con los hermosos destinos que cuenta nuestro país. Otra opción es el cicloturismo, o sea organizar tus vacaciones en dos ruedas, para lo que hay que estar seguros de nuestra condición física, contar con un correcto equipamiento, herramientas e indumentaria.
En cualquier caso, los requisitos son variados, pero uno no menor es que teniendo en cuenta la problemática de la inseguridad actual, se puede optar por las nuevas coberturas creadas por Seguros Rivadavia.
Hoy la empresa dispone de tres alternativas que se adaptan a cada necesidad, pero en particular para emprender este tipo de travesía podemos seleccionar el producto Bici Max, que permite asegurar no solo bicicletas urbanas, sino también aquellas utilizadas en caminos de sierras y montañas o bien en competencias amateurs, dentro y fuera del país, con opciones de capitales y coberturas cerradas y otras con la flexibilidad de que elijamos aquellas que más se ajusten a sus necesidades de protección.
Bici Max es un plan flexible, dirigido a aquellas personas propietarias de una bicicleta que desean contratar coberturas adaptadas a sus necesidades de uso y con bondades que hacen de este producto uno de los más completos del mercado.
Cuenta con las siguientes coberturas:

Coberturas básicas:
– Robo total.
– Muerte accidental.
– Invalidez total y parcial permanente por accidente.
– Gastos de asistencia médico-farmacéutica por accidente.
– Cobertura de responsabilidad civil del ciclista.

Coberturas Adicionales:
– Robo de efectos personales en ocasión de uso de la bicicleta.
– Robo de equipos electrónicos portátiles en ocasión de uso de la bicicleta.
– Daños a la bicicleta.

A su vez, con el fin de brindar un servicio de excelencia, para este seguro se ofrecen, sin cargo, diversas prestaciones en caso de urgencias:

– Traslado por avería de la bicicleta.
– Asistencia por rotura de neumático.
– Reintegro de medicamentos como consecuencia de intento de robo.
– Envío de taxi o remís para traslado a domicilio a causa de robo.
– Envío de ambulancia hasta el centro médico más cercano en caso de accidente.
– Cambio de cerraduras por robo.
– Envío de taxi o remís hasta la dependencia policial más cercana en caso de robo. Reembolso de gastos de DNI por robo.
– Asesoramiento legal ante el robo o accidente sufrido.
– Conexión con centros de reparación de bicicletas.

Esperamos puedas disfrutar de unas excelentes vacaciones, o simplemente transitar seguro por tu ciudad, viajando con el respaldo que te ofrecen este y otros planes.

 

Para más información: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com O bien, contactarse con cualquiera de los Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Continua leyendo

ABC

Reglas para posicionar correctamente el asiento

Todo lo que hay que saber para posicionar correctamente el asiento en altura y adelante/atrás. La medición de la altura, del retroceso y de la inclinación. La alineación vertical de la rótula de la rodilla con el eje del pedal.

Una de las cosas mas importantes a la hora de posicionar a un ciclista (bikefit) es poner atención a los puntos de contacto, o sea pedales, asiento y manubrio. Ya en notas anteriores hablamos de los pedales y todo lo referente a ellos y ahora es el turno del asiento.
Es importante que podamos identificar las medidas que sitúan al asiento en el espacio.

Medición de altura, retroceso e inclinación
– Altura: es la medida tomada desde el centro de la caja pedalera (o eje del pedal, menos usada) al dorso en el centro del asiento, entendiendo el centro del asiento el punto en el cual tenga entre 7 u 8 cm de ancho, ya que nuestros isquiones deben apoyar por detrás de esta medida.
– Retroceso: es la medida tomada con una plomada o nivel láser desde el centro de la caja pedalera a la punta del asiento. Creemos que sería mejor tomar esta medida al centro del asiento antes descripto, ya que las longitudes de los asientos actuales nos pueden llevar a cometer errores, pero respetaremos el acuerdo convencional en la toma de esta medida.
– Inclinación: es la medición de la gradiente que usaremos con respecto al piso, en otras palabras es cuán más o menos se encuentra el dorso paralelo al piso.
Lo que debemos comprender en inicio es que teniendo como referencia el centro de la caja y el centro del asiento nos encontramos al unir estos dos puntos con una línea diagonal. Debido a esto cualquier modificación de una u otra medida afectará la posición final. Más simple aun es decir que tanto la altura como el retroceso se deben entender como una sola medida.

Alineación de la rótula y altura del asiento
Para iniciar un posicionamiento del asiento lo haremos rectificando la tan famosa “plomada” a través del retroceso del asiento. Esto consiste en alinear verticalmente la rótula de la rodilla con el eje del pedal situando las palancas a las 3 del reloj. Dependiendo del autor, se describe este punto por detrás de la rótula o por delante y se hacen modificaciones dependiendo de la especialidad ciclista que se practique, pero buscamos unificar un proceso y no generar mas dudas en torno a él.
Una vez que hemos dado el retroceso al asiento, avanzamos sobre la altura.
Para esto nos ayudaremos situando las palancas en las 6:00 del reloj. Usando la altura del asiento buscaremos encontrar con el talón el eje del pedal y una vez que hagamos contacto usaremos esa altura +3 a 4 mm. Tengamos en cuenta que todos somos morfológicamente diferentes, por lo cual frente a un fémur mas largo, por ejemplo, recomendamos ponerse en contacto con un especialista para evaluar minuciosamente el caso particular.
Básicamente, lo que debemos sentir al lograr una altura de asiento adecuada es que cuando llegamos a las 6:00 de la palanca aún estamos usando el cuádriceps y no el gemelo, muy común hoy en día.

Resultado de la alineación de la rótula con el eje del pedal y de la altura del asiento

El ancho del asiento
Las marcas de asientos ofrecen distintas medidas de ancho de asiento para adecuarse a la morfología de cada ciclista. Para determinar nuestra medida de ancho de asiento es que utilizan los medidores de isquiones (ver foto), la cual se puede determinar sentándonos sobre un pad de gel o bien sobre un dispositivo digital de medición de isquiones. Esta información, sumada al tipo de conducción preferida por el ciclista (especialidad), nos dará como resultado el o los modelos de asientos determinados de cada marca para cada usuario.

En nuestra próxima nota publicaremos un testeo a fondo de asientos disponibes en el mercado argentino.

El medidor de isquiones nos permite determinar el ancho del asiento

 

Texto: Roberto Hernández*

*roberto@amarubikefit.com | (011)3281-3482 | @amarubikefit | Amaru Bikefit

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

El team Education First Pro Cycling y Cannondale extendieron su vínculo hasta el 2023

El equipo EF Pro Cycling y Cannondale Bicycles continuarán como socios en el más alto nivel de ciclismo de ruta -y también en el de montaña y gravel- hasta la temporada 2023.
El Education First y Cannondale han trabajado juntos desde el 2015, cuando Cannondale Pro Cycling se unió a lo que entonces era el equipo Garmin-Sharp. Y aunque los nombres del equipo han cambiado con el tiempo, la constante son las bicicletas y la estrecha y firme colaboración entre el team y Cannondale.


“En esencia, la relación con Cannondale se trata de evolución y revolución. Queremos progresar en las rutas, en todo terreno y, en última instancia, seguir ampliando los límites de nuestro deporte”, dijo Jonathan Vaughters, director ejecutivo de EF Pro Cycling. “Queremos trabajar con Cannondale para destacar la belleza del nivel de élite, pero también para hacer que el deporte sea más accesible en todas partes. Queremos que más personas anden en bicicleta con una sonrisa en la cara.”
La extensión del acuerdo le da al equipo y a Cannondale tiempo para hacer un verdadero progreso en múltiples frentes: ruta, en primer lugar, así como montaña y gravel, ya que el equipo ahora está compitiendo en un calendario mixto de eventos. Más allá de la ruta, la asociación ha cobrado vida en un calendario de carreras alternativo del equipo. Desde los vacíos caminos de tierra de Kansas hasta los caminos rocosos de Gran Bretaña y, pronto, los altos picos de Leadville, Colorado, y Taiwán. Los nuevos eventos permiten que el equipo y Cannondale se asocien a través de diferentes disciplinas, abriendo las múltiples facetas del deporte y la percepción de los ciclistas de ruta profesionales.


La extensión también permite al equipo y a Cannondale continuar con los progresos técnicos que han dado sus frutos en las últimas temporadas, desde el renovado éxito del equipo en la contrarreloj por equipos hasta su implicación en la puesta a punto de las bicicletas que los ingenieros de Cannondale tienen en desarrollo.
«Nuestras ambiciones de construir una comunidad más grande en el ciclismo están en línea con el espíritu de EF Pro Cycling», dijo Jonathan Geran, director de marketing deportivo de Cannondale. «Estamos trabajando hacia los mismos objetivos comunes: ser el equipo favorito del mundo, competir con carácter y corazón y cambiar la percepción de lo que la gente piensa sobre las bicicletas, el ciclismo profesional y sus ciclistas.»


La extensión es el resultado del progreso técnico y de las puertas abiertas entre el equipo y Cannondale.
«Las bicis Cannondale con las que corremos esta temporada ofrecen las máximas prestaciones», dijo Andreas Klier, jefe de operaciones técnicas del equipo y su gerente comercial. “En cierto nivel, siempre esperamos que toda bici sea genial. Pero lo que realmente nos distingue es la forma en que trabajamos juntos en todos los detalles de las bicicletas, particularmente en las nuevas. Las puertas están abiertas de ambos lados y en un entorno de rendimiento de élite esto es muy importante. Más allá de los cuadros, también hemos logrado grandes avances a lo largo de los años con los proveedores de Cannondale, entre ellos FSA/Vision, Prologo y Vittoria.”

Continua leyendo

Accesorios

#Vidriera: Puños Prologo Mastery de silicona

Que permiten una perfecta fijación al manubrio, otorgando agarre y suavidad. Colores: negro, rojo, naranja, amarillo, blanco, verde, azul. Peso: 35 g.

lirasport.com.ar | info@lirasport.com.ar | (0341)4471340
COMPRAR
VIDEO
$ 5.049

Continua leyendo

Más Leídas