Conectá con nosotros

Deporte y Entrenamiento

“Cómo correr un triatlón sin nada más que el corazón“

Publicado

el

Después de haber sido baleado, de quedar con el fémur partido y de pasar por un largo proceso de recuperación, el protagonista de esta historia nos cuenta cómo fue paso a paso su experiencia de volver a correr triatlón, en este caso el de distancia sprint de Concordia.

Por Hernán Vázquez

A este pequeño relato yo lo llamaría “cómo correr un triatlón sin nada más que el corazón”.
Para dar una idea de lo que siento debo remontarme a unos años atrás, precisamente al 11 de julio del 2016. Ese día a las 18.30 mi vida cambió drásticamente, gracias a esa “sensación de inseguridad” que en ese momento se corporizó en dos ladrones que poniéndose a la par de mi moto en la Avenida General Paz, una de las autopistas más transitadas de Buenos Aires, me dispararon una bala sin mediar palabras, solo para robarme la moto.
Ya en la moto pude sentir como el dolor se hacía cada vez mas intenso, hasta darme cuenta que tenía la pierna (el fémur) partido en dos. Solo la gente que vive estas situaciones sabe lo que te pasa por la cabeza en momentos como ese. En un segundo tu vida da un giro de 180 grados, estás al borde de la muerte.
Relatar el episodio policial no viene al caso en este momento. Lo que quiero hoy es contar otra historia.

La escuela del triatlón
Ciertamente el haber hecho deporte toda mi vida me ayudó físicamente en la recuperación. Entrenar, cansarse, recuperarse, todo eso cuya importancia uno no ve mientras sucede, ahora había que aplicarlo al hecho de volver a caminar, nada más ni nada menos, y la bici y la pileta fueron fundamentales para ello.
Durante mucho tiempo el correr y entrenar triatlón me dio mucha fuerza mental y mucha ayuda para superar dolores, trabajos duros e interminables, me hizo saber convivir con el esfuerzo y a veces con el dolor, algo que uno puede tomar y aplicar a todos los aspectos de la vida.
Después de vivir operaciones, de que me implantaran una prótesis, de que me tuviese que acostumbrar a que en mi pierna, que siempre me había dado solo satisfacciones, tuviese de por vida, diseminada por el musculo, la bala que rompió el hueso, ahora quería recuperar algo de mi vida y parte de mi vida es el triatlón.
Y finalmente quise hacerlo, estuviera o no preparado. Yo nunca pienso que lo estoy antes de una carrera, pero largo igual. Por eso decidí entonces aceptar la invitación de Javier del Castillo para participar en el triatlón distancia Sprint (750/20/5) que se iba a concretar en el Half de Concordia, esa carrera emblemática de la especialidad.

Un mensaje
Las sensaciones de la carrera fueron muchas y muy diversas.
La preparación previa fue inexistente. Hacía casi tres años que no corría, no un tria, ¡no corría ni el colectivo! Todo porque no terminaba de recuperarme o por algo que mi mente todavía no sabe discernir.
Así fue como me puse el traje de neoprene, que hacía muuucho tiempo que no usaba. ¡Y se notó!
Al momento de largar, que fue después que los corredores de distancia Half salieran del agua (no pude ni tocar el agua antes, ni entrar en calor), salí a nadar como si nada hubiese pasado, braseando, tratando de estar ahí adelante… Pero de repente empecé a ahogarme, a sentir que no avanzaba, que me agitaba y no podía nadar.
Me detuve en el agua para calmarme. Y me di cuenta que nada cambiaba. Esa sensación de ahogo perduraba aun estando quieto. Nunca en mis años de triatleta me había sentido tan mal, tan asustado. Así que levanté el brazo y le hice señas al kayak que nos cuidaba. Se me acercó y le dije que no podía nadar y amablemente me dijo: “¿querés salir o seguir?”
Hay momentos de revancha y este era uno de esos para mí, esos momentos de decirme “yo puedo“. Sentí un mensaje desde arriba, quien sabe, algo superior, algo que va más allá de nuestras mentes. ¿Dios? Tal vez. Y el mensaje era: no estás corriendo para ganarle a nadie, no salgas a matar, salí a vivir esto, ¡volvé a sentir que estás vivo y que superaste mil obstáculos!
Fue cuando pensé que esta carrera no la podía abandonar. No esta, donde quería vencer miedos, dolores, ansiedades, días de recuperación, de sacrificios.
Y así fue. Quise sacarme el traje en el agua. Imposible. Sentía calor, mucho calor. Lo único que pude hacer fue sacarme el gorro y ahí entendí que debía amigarme con el agua, sentirla de otra manera. Y así, suavemente, arranqué nuevamente a nadar y a terminar la primera etapa del tría.
Quienes corrieron esta carrera saben la distancia que tienen hasta el parque cerrado. A mí me pareció la peregrinación a Luján, más o menos interminable.

Manuelita
A continuación el ciclismo, la parte que más amena me resulta, donde más cómodo me siento, aunque no esté entrenado, y fue ahí donde recuperé el aliento, algo al menos.

El pedestrismo era mi gran incógnita. Debía correr después de tres años de no hacerlo y de pronto hacer cuatro kilómetros como si nada y después de haber hecho las otras dos etapas. Y así fue: ¡casi una tortura! Gracias a Dios ni la pierna ni la herida me dolieron, quizás porque sentía que por el resto del cuerpo me había caído una montaña… Así empecé a trotar. Le di despacito y traté de correr, pero era como Manuelita la de Pehuajó, un poquito caminando y otro poquitito a pie…
Fuera como fuese traté de terminar la carrera, sintiendo que iba dejando muchas cosas atrás y que me esperaban muchas alegrías por delante, sensaciones de desahogo y de impotencia superada, todas cosas que me ayudaron a cruzar la meta no sin lágrimas, no sin dolor y con un millón de indescriptibles sensaciones, que son las que te hacen dar gracias de estar vivo y más aun de disfrutar del deporte que uno ama.
En fin, el deporte te ayuda en lo que menos pensás. Si volvés después de algún trauma hacelo con cuidado, poniéndole garra. Y nunca abandones, ¡jamás!
Agradezco a todos los que me ayudaron (familia, amigos, afectos) a poder volver a ser casi normal (nunca lo fui del todo) ¡Gracias Turca por ese abrazo!

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Eventos

En el corazón de la Bahía de Nordelta abrió un nuevo y espectacular Scott Store

Publicado

el

Por

Con una selecta presencia de gente que forma parte del mundo de la bici, amigos y familia, el pasado jueves 30 de diciembre abrió en Avenida del Puerto 240 de Nordelta un nuevo Scott Store, en el marco de un evento tan sofisticado como los productos de la marca suiza.
Se trata del tercer Scott Store que inaugura el Grupo Tolosa —el primero fue el de Pilar y el segundo el de San Isidro.

La tienda es exclusiva de bicicletas Scott y entre su line-up cuenta con todo el abanico de mountain bikes y bicis de ruta y gravel que está produciendo Scott en Argentina, más los modelos de alta gama que llegan directamente ensamblados de origen.

Además de todas las joyas de la marca suiza, la tienda dispone de un sin fin de accesorios y componentes de las marcas más importantes del rubro de la bici: Syncros, Shimano, Sram, Maxxis, Vittoria, Schwalbe, Oakley, Santini, Muc-off, Look, Milkit, Fox, Rock Shox, Profile Design, Camelbak, Pirelli, Elite y DT-Swiss, entre otras.
 

Esta sucursal, como todas las desarrolladas por Matías Carsillo, ofrece muchísimos productos y servicios de vanguardia, pensados para darle al ciclista todo lo que necesita y más también, así como un servicio técnico de primera línea.
Como nos tienen acostumbrados las tiendas Scott del Grupo Tolosa, al entrar en cada una de ellas se respira ciclismo y camaradería. Al instante se percibe que cada miembro del staff que nos recibe, aparte de ser grandes amantes del ciclismo poseen un amplio conocimiento técnico y gran capacidad de asesoramiento.


Avenida Del Puerto 240, Nordelta (BA)
11-3301-3204
www.scottstorepilar.com.ar | Instagram: @scottstorenordelta

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Zion hace grandes bicicletas, participa en carreras… y gana

Publicado

el

Por


Nacida en 2019 a partir de la inquietud de un grupo de empresarios unidos por su amor a la bici, la marca Zion participó por primera vez en el afamado Rally Tandil como mainsponsor.
La marca y su equipo de corredores estuvieron presentes además durante los días previos a la carrera con un stand donde expusieron sus bicicletas y en el cual se realizó un desafío impulsado por la marca para participar del sorteo de una bicicleta Zion Strix. E instalaron el arco de largada y llegada y repartieron variedad de regalos durante la entrega de premios.



En cuanto a lo deportivo, el equipo Zion Factory Racing Team participó de la carrera del día domingo con dos de sus deportistas, Agustín Córdoba y Nehuén Olguín, quienes obtuvieron el primer lugar en sus categorías: el primero en categoría Elite y el segundo en categoría Juveniles. Ambos compitieron con mountain bikes Zion Diablo de fibra de carbono, tope de gama de la marca.


Un catamarqueño de apellido Córdoba que vive en Mendoza

Agustín Córdoba tiene 27 años y nació en la localidad catamarqueña de Tinogasta, donde era estudiante de Artes Visuales, aunque actualmente reside en la provincia de Mendoza, donde es parte del equipo de ventas de la tienda de ciclismo Matt Bikes.
Pero no menos importante en su vida es lo que hace sobre la bici, cuyas capacidades demostró luego de cruzar la meta de Tandil en el primer lugar de la categoría Elite.
Festejo y la mirada puesta en el futuro: “Ya me encuentro preparando mis próximos objetivos para esta nueva temporada —afirmó—, entre ellos grandes clásicas como los campeonatos argentinos de XCO y la Vuelta de Mendoza de ruta. Sueño con poder representar a mi país, a mi provincia y a la marca en una Copa del Mundo. Creo que la bici hoy forma parte de mi vida, disfruto de ella todos los días.”

En la post carrera Agustín nos aseguraba que la de Tandil había sido una gran experiencia en la que todo había salido según lo planeado: “Pude quedarme con el primer puesto y disfruté del trazado de principio a fin. Es una carrera para volver, pasamos unos maravillosos días con el Zion Racing Team y su gente y con mis compañeros de equipo.”

Durante esta temporada compitió con la mencionada Zion Diablo, sobre la que ganó campeonatos y obtuvo podios en grandes clásicas: “La Diablo es actualmente el modelo tope de gama de la marca y es un excelente producto. Lo que más admiro del modelo es su geometría; el cuadro se adhiere a todo tipo de terreno, dejándote fluir y disfrutar de la forma más segura.”

“Me gusta el deporte, me apasiona el ciclismo”

El otro ganador Zion de la tarde tandileña se llama Nehuén Olguín, solo tiene 17 años y vive en Luján de Cuyo, Mendoza, donde actualmente cursa el quinto año de la secundaria en una escuela técnica. Confiesa que le gusta el deporte en general pero que particularmente le apasiona el ciclismo, aunque en sus tiempos libres también hace trekking en la montaña, no le escapa al running y le da placer ir al gimnasio.

En Tandil se lució en su categoría, Juveniles, en la que se coronó campeón. Festejó junto a su equipo y muy poco después ya estaba, tal como su compañero Córdoba, con la mirada puesta en el futuro inmediato: “Mis metas para la temporada 2024 son las carreras más importantes del país: Altas Cumbres, Río Pinto, Trasmontaña, los campeonatos fecha única que se realicen y la idea es ir a la primera fecha de la Copa Mundial UCI de XCO que se va a correr en Brasil.”


Nehuén ya ganó en su categoría en Río Pinto y en el Transmontaña, fue en dos ocasiones campeón binacional en ciclismo de ruta y campeón argentino en la modalidad XCS por etapas en la provincia de Mendoza en 2022. Ganar en Tandil ya al fin de la temporada fue una especie de broche de oro: “Nos sentimos muy conformes en el Rally de Tandil y también muy bien recibidos. El circuito fue muy duro y muy bueno y pudimos dar un poco de batalla. En la primera vuelta nos escapamos con Agus, mi compañero de equipo, y en la segunda vuelta el equipo se disolvió un poco pero nos quedamos con el primer lugar, yo en la categoría Juveniles y mi compañero en la categoría Elite. Nos vinimos con una experiencia muy positiva y muy contentos de haber participado. Ambos corrimos con la Zion Diablo, la tope de gama de la línea de fibra de carbono de la marca. Es un misil, va muy bien, es muy estable, la geometría es espectacular. Muy linda bici y super recomendable.”

Se vienen nuevos modelos de Zion

En Tandil tuvimos la oportunidad además de hablar con uno de los directivos de Zion: “Como marca estamos muy contentos del crecimiento y de poder seguir desarrollando nuevos equipos de ingeniería y de calidad de las bicicletas. Invertimos mucho en equipamiento para la linea de trabajo, adquiriendo nuevas herramientas y maquinaria. Además, en este Rally pudimos exhibir nuestro nuevo color del modelo de carbono que se sumará al nuevo lineal que amplía nuestra familia y gama de bicicletas.”

www.instagram.com/zion_bikes | zion-bikes.com

Continua leyendo

Eventos

Ladies Power Cycling Team en la Primera Doble Bragado Femenina – El Documental

Publicado

el

Por

El pasado viernes por la noche en @cimacafeclub, se presentó el documental sobre el @ladiespowercycling en la Primera @la_doble_bragado_arg_femenina.


Un excelente registro producido por #TEAMMZ en el que se muestra desde adentro como se vive una carrera.

Charlamos con Ivan Vañek y Sofía Enecoiz, sus realizadores.

El documental podés verlo en Youtube en esta dirección

Continua leyendo

Eventos

Nueva experiencia de Specialized y Bikepoint en Nordelta

Publicado

el

Por

En el Centro Cívico de Nordelta, frente a la iglesia del barrio, Bikepoint inauguró un nuevo local con bicicletas Specialized y accesorios de primera calidad, con un concepto integrador de deporte, nutrición, salud, cuidado personal, atelier de bicis y vida social. Esta tienda busca convertirse en generadora de experiencias y punto de encuentro para apasionados del ciclismo, aficionados y público en general.
En un entorno inigualable, con la caída del sol como guiño de la naturaleza, amantes de la marca Specialized, el ciclismo, el deporte y el bienestar, se congregaron para la inauguración de este local de Bikepoint con una apuesta que buscará convertirse en un punto de encuentro para rodadas, charlas sobre ciclismo, reparación y atelier de bicicletas,
Esta nueva tienda de Bikepoint se suma a la de Pilar en una apuesta de sus dueños y de la marca Specialized por acercar los atributos y productos a un público ávido por las novedades en investigación y desarrollo a los que la marca californiana nos tiene acostumbrados.
En el evento estuvieron presentes ciclistas aficionados, competidores amateurs, profesionales, representantes de la marca y de diferentes compañías de componentes y accesorios que proveen al local, como así también público en general.
Más info https://www.bikepoint.com.ar
Continua leyendo

Más Leídas