Conectá con nosotros

Deporte y Entrenamiento

Conductas deportivas: esa delgada línea que separa a la salud de la enfermedad

Publicado

el

En el deporte amateur, el límite entre lo sano y lo patológico puede llegar a convertirse en una línea fácil de cruzar, que tanto los entrenadores como los familiares y amigos del deportista deben cuidar que este no la traspase. La pasión es la llave de esta contradicción.

Pasión, hobby, obsesión
Vamos a echar un poco de luz sobre la definición académica de estas palabras, yendo de lo simple a lo complejo:
– Hobby es una voz inglesa que refiere a una afición o pasatiempo que se practica habitualmente en los ratos de ocio.
No quiero dejar de detenerme en la última parte de esa definición referida a los ratos de ocio. Suelo repetir en mis charlas y artículos que yo entreno a personas adultas, con responsabilidades familiares, laborales y sociales que eligen el deporte como hobby (es decir que lo practican en su tiempo libre), más allá de que muchos de los deportistas máster suelen escaparse del trabajo un par de horitas al mediodía para nadar, por ejemplo, o un par de veces a la semana salen un par de horas antes para pedalear o trotar.
Pero cada uno sabe que luego compensa esas horas laborales de algún modo. El problema empieza cuando uno empieza a descuidar el trabajo en pos del deporte. Porque una cosa es acomodar las variables para entrenar tranquilo y otra muy distinta es dejar de lado compromisos laborales para irse a pedalear.
– Pasión (del verbo en latino patior, que significa padecer, sufrir, tolerar) es una emoción o un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Es una emoción intensa que engloba el deseo por algo. Se dice que una persona se apasiona por algo cuando establece una fuerte afinidad. Me atrevo a afirmar que el 95 por ciento de los que practicamos ciclismo somos unos apasionados por las dos ruedas.
– Obsesión (proviene del termino latino obsessio, que significa asedio) es una perturbación anímica producida por una idea fija, que con tenaz persistencia asalta la mente. Este pensamiento, sentimiento o tendencia persiste en la persona más allá de los esfuerzos por librarse de él. La persona se encuentra dominada por esta idea, pensamiento o imagen. Se impone en la persona de modo repetitivo, independientemente de la voluntad, de modo tal que no se puede reprimir o evitar con facilidad. La obsesión tiene un carácter compulsivo y termina por adquirir una condición angustiante para quien la sufre. Cuando las obsesiones y compulsiones se hacen crónicas se transforman en neurosis y comienzan a alterar el normal desarrollo de la vida de esa persona.
Y esto es precisamente a lo que no tenemos que llegar con nuestra practica deportiva. Porque como siempre digo, para el deportista amateur entrenar es un cable a tierra, un desconectarse de sus otras rutinas y obligaciones, un respiro en días altamente exigentes en otros planos. Y es precisamente una herramienta para estar y vivir mejor. Si llegamos a obsesionarnos con ello, el deporte pasa a ser una variable perjudicial para nuestra salud. Y no debemos dejar que esto pase.

Amateurismo apasionado
Definidos los tres términos, a mi modo de ver ser apasionado es un privilegio. Suelo conversar de esto a menudo con mis alumnos: ¡Cuán hermoso es que algo te guste siempre!
Recuerdo lo que sentí la primera vez que —a escondidas de mis padres— le saqué la bici de ruta a mi hermano y me fui pedaleando de Saldán a Villa Allende ida y vuelta (unos 7 kilómetros en total). Tenía 16 años, pero jamás pude olvidar esa sensación de libertad y felicidad que me invadió (así como tampoco pude olvidar el reto que me dieron mis padres cuando se enteraron…) ¡Pero juro que al día de hoy (casi 35 años después) siento ese mismo cosquilleo en mi panza cuando me estoy poniendo los zapatos y las calzas para ir a pedalear!
Si eso no es pasión, ¿qué es? Amar lo que uno hace, poner su mejor empeño, dar lo mejor de sí en cada salida. ¡Eso está bien! ¡Practicar un hobby, una afición de manera apasionada es lo que nos mantiene vivos!
Salir a pedalear es nuestro cable a tierra. ¿Quién no se ha subido a la bici (o salido a trotar) con la cabeza repleta de problemas y al regresar, si bien los problemas siguen estando allí, nuestra sensación de bienestar es tan superadora que vemos todo a otra escala? Y es que el deporte nos cura el alma. Nos gratifica. Nos amiga con el entorno.
Y quiero aprovechar para reivindicar a los deportistas amateurs. Generalmente el término aficionado o amateur se aplica a quien realiza una actividad sin un carácter profesional. El deportista amateur, en contraste con el profesional, practica un deporte porque le gusta y sin perseguir un fin económico (por el contrario, invierte tiempo y dinero para practicarlo). Y no es un término peyorativo, dado que muchos amateurs logran un estado de forma muy cercano al de un profesional.
El otro significado de la palabra amateur deriva de la lengua francesa, que a su vez deriva de la palabra latina que significa amar o el amador de. En este sentido un amateur puede ser tan hábil como un profesional, pese a que su motivación es el amor o la pasión por una cierta actividad y no persigue el fin de ganar dinero por realizarla.
El deportista amateur es básicamente una persona que practica su deporte por vocación, por amor, por pasión.

Cumplimiento y obsesión, esa delgada línea
Cuando un deportista llega a la entrevista inicial, una de mis preguntas clave es: ¿Cuáles son tus objetivos a corto, mediano y largo plazo? Las respuestas van desde lo más simple, como bajar un par de kilos, hasta correr un ironman o meterse en el podio de alguna súper carrrera de MTB.
La pregunta que le sigue es: ¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo? Acá la cosa se pone seria, porque todo lo que mi deportista me dice queda asentado en su ficha personal y cuándo veo que se van a la banquina les recuerdo lo que dijeron aquel primer día.
Cuento esto de modo anecdótico. El 80 por ciento de los deportistas logran lo que se proponen cuando el objetivo es acorde a su edad, realidad, historia y contexto.
Lo que sucede generalmente es que a medida que pasan las semanas, los meses y los años, van aprendiendo a ser mas prolijos, metódicos y sistemáticos, no solo con sus entrenos sino también con sus descansos y con la alimentación.
Ahora bien, cuando comienzan a mostrar algunos destellos de obsesión en sus actos, es ahí donde los entrenadores debemos intervenir. Aunque más no sea marcándole que ningún extremo es bueno.
Me ha pasado en estos últimos años que varios deportistas cambian de entrenador porque eligen comenzar a entrenar por potencia y la mayoría de las sesiones en rodillo. (Y quiero aclarar que no estoy cuestionando el método —al menos no en este artículo). Pero lo que pasa con estos deportistas es que se obsesionan por los datos y las sesiones y los números, y empiezan a desconectarse en primer lugar de su grupo de amigos y en segundo lugar y lo que es más grave aun a mi modo de ver, se desconectan totalmente de sus percepciones subjetivas de rendimiento.
Y se vuelven cien por ciento dependientes de la computadora.
Como siempre digo, no está mal querer saber los datos, lo que no está bien es volverse adictos a ellos.
Otro modo de obsesión se da en aquellos deportistas que bajaron de peso y comenzaron a sentirse tan bien que sienten pánico de volver a aumentar esos kilos que bajaron. Estos deportistas son los que llegan al asado con un taper con arroz integral y una botella de agua mineral sin gas.
A estas personas hay que explicarles que no pasa nada si una noche nos salimos de la dieta y compartimos un buen asado y unas cervecitas con los amigos.
Otro ejemplo de obsesión son aquellos deportistas que no faltan nunca a un entrenamiento o que salen a entrenar aun con todas las variables en contra.
Siempre les aclaro a mis alumnos que una cosa es hacer un esfuerzo en un día complicado para salir a entrenar igual y otra muy distinta es, por ejemplo, salir a entrenar de noche por una ruta peligrosa o salir bajo una lluvia torrencial o salir a entrenar con unas líneas de fiebre porque “nunca falté a una sesión”.
Estos son ejemplos de obsesión que pueden pasar a ser tan solo una anécdota más, y si se dan de modo esporádico no suelen revestir mayor gravedad. Pero para nosotros los entrenadores tienen que ser una señal de alerta de que en ese deportista se está metiendo el virus de la obsesión. Y tenemos que estar muy atentos para que esto no se haga patológico. Porque una cosa es poner todo para autosuperarse y mejorar y otra muy distinta es desconectarse de la realidad.

Obsesión… y doping
En mis 25 años de profesión he tenido algún que otro exponente de aquella obsesión compulsiva por el deporte de la que hablamos antes. Al extremo tal de tener que decirle a un deportista que no lo podía seguir entrenando si persistía en esa postura.
Estoy plenamente de acuerdo en que para practicar un deporte en edades adultas hay que organizarse. De lo contrario es inviable poder sostener de modo ordenado las obligaciones laborales familiares y sociales. El problema se presenta cuando las prioridades comienzan a invertirse y el deporte toma el control de la vida de ese deportista.
Respecto de ese deportista al que tuve que dejar de entrenar, recuerdo que vino con el planteo de que quería “empezar a tomar algo” (lease sustancia prohibidas) para andar mejor. Ese fue para mí el punto final. Y si bien es un tema delicado, que amerita un tratamiento más detenido (tal vez en un próximo articulo lo haga), ese es un límite que no estoy dispuesta a traspasar.
Tengo bien en claro que ninguna carrera, podio ni medalla están por delante de la salud de un deportista. Nada está por delante de la salud de un deportista.
Lamentablemente ese ciclista al que hago referencia tomó el camino equivocado. Al punto tal que se separó de su mujer, dejó de ver a sus hijos, puso en riesgo su salud… y todo para nada, ya que su máximo logro fue ganar alguna que otra etapa de la Vuelta de San Juan. Fue el caso más extremo que me tocó vivir.
En mi postura profesional y personal el dopaje no tiene cabida. Como tampoco lo tiene ninguna suplementación -incluso permitida- que no esté prescripta por un nutricionista deportivo y con acabados fundamentos y una analítica sanguínea en mano.

Lo sano y lo patológico
Está claro que todo aquel que comienza una actividad deportiva quiere hacerlo de la mejor manera posible. Y la mejor manera posible es introducir el deporte dentro del top ten de las prioridades de vida…, pero jamás ponerlo en primer lugar, de modo tal que se torne una obsesión enfermiza que nos lleve a alterar el normal desarrollo de nuestras demás actividades.
No quisiera terminar sin destacar que, en mi opinión, un deportista amateur sano es aquel que dando todo de sí en los entrenamientos y competencias es capaz de reconocer sus propias limitaciones y aceptar con una sonrisa en los labios un “hasta acá llego” o un “di lo mejor” o “esta es mi mejor versión en mi realidad de vida”.
Está bien hacerse el hábito de no trasnochar, lo que no está tan bien es irse del casamiento del hermano a las once de la noche porque “mañana tengo que salir a rodar”.
Esta bien no tomar gaseosa entre semana (o incluso nunca), lo que no está tan bien es que no se compre una sola gaseosa en la casa ni siquiera como excepción.
Está bien hacer coincidir las vacaciones familiares con el Ironman de Cozummel o el de Florida, lo que no está tan bien es que no existan vacaciones en lugares del mundo en los que no haya carreras.
El límite es muy delgado. Y cuando un deportista no puede percibirlo, es su familia y somos nosotros los entrenadores quienes tenemos que marcar la diferencia entre lo sano y lo patológico.
Tengo un alumno que dice que la cantidad de bicis que necesitamos para entrenar y competir es N+1, en donde N es la cantidad de bicis que poseemos actualmente. Está bien decir esto a modo de broma, lo que no está tan bien es endeudarse más allá de nuestra economía para tener la última bici del mercado y hacer que le falten cosas a nuestros hijos.
A modo de anécdota de color referida a este tema, les comparto un caso real que ocurrió con un alumno del interior que coordinó con su bicicletero la compra de una nueva mountain bike. Organizaron una rifa y entre los amigotes del pueblo y amigas de su esposa vendieron los números a modo simbólico a dos pesos cada uno…, una baratija. Y cuando finalmente le llegó la bici, le pidió al bicicletero que llamase a su esposa para comunicarle que él era el ganador de la bici… Esto es pasión (y picardía criolla, para que la esposa no lo retase).
¡Este es el espíritu que debe reinar entre los adultos que salimos a pedalear, correr o nadar por el simple hecho de que amamos hacerlo!
Después de todo y más allá de todo, quienes practicamos deporte a edades adultas tan solo buscamos sentirnos bien, sentirnos vigentes y ser cada día un poquito mejores. De eso se trata lisa y llanamente, de tallar semana a semana la mejor versión de nosotros mismos, tengamos la edad que tengamos.

 

Por Elisa Lapenta: entrenadora de afamados deportistas de alto rendimiento. | (0351)15-6225243 | elisalapentah3o@hotmail.com | h3o Sports | @elisanoemilapenta

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deporte y Entrenamiento

Se celebró en Salta el Desafío de las Nubes, una experiencia deportiva tope de gama

Publicado

el

Por

Después de un 2020 sin Desafío de las Nubes, se realizó en Salta la tan esperada y clásica carrera del mountain bike del noroeste argentino. En su séptima edición, este sofisticado evento, que ofrece refinados servicios antes, durante y después de la carrera, convocó nada menos que a 1024 corredores que llegaron desde 15 provincias del país.


Foto: @visitsanlorenzo @secretosdesalta

Podemos decir que si hay algo que caracteriza a esta competencia y que está en boca de todos los corredores que participan es su excelente organización, pensada de cabo a rabo para que los ciclistas se sientan cuidados en todo momento y puedan disfrutar de un espectacular circuito, muy entretenido, con todos los ingredientes para serlo (bajadas vertiginosas, subidas que te quitan el aliento, senderos, piedras, barro, arena, lajas y agua) ubicado en el escenario de 4000 hectáreas de la Reserva Natural Campo General Belgrano.
Los bikers pudieron optar por tres modalidades de carrera: un rural bike de 20 kilómetros, un circuito de cross conuntry de 24 kilómetros (una vuelta al circuito) y uno de 48 kilómetros (dos vueltas al circuito).


Foto: @visitsanlorenzo @secretosdesalta

“La organización tiene en cuenta todos los detalles”
Respecto del circuito de cross de 48 kilómetros, el juvenil Nicolás Reynoso, de Rosario de La Frontera, fue el mejor en la general masculina, con un tiempo de 2 horas 6 minutos, superando a los tucumanos Jorge Biazzo y José Hernández.

Por su parte, Florencia Ávila, corredora del Team Venzo y oriunda de Orán pero radicada en Tucumán, empleó 2 horas 39 minutos para quedar al tope de la categoría Damas Elite y de la general femenina, escoltada por Tatiana Giudice y Lourdes de La Orden: “La carrera y el evento me parecieron muy lindos, muy bien organizado todo. La organización tiene en cuenta todos los detalles para que estemos contentos los corredores. Me gustó sobre todo el hecho de que en la competencia me sentí muy cuidada, gracias a todas las personas del equipo organizador distribuidas a lo largo del circuito. Con respecto a mi carrera, salí a mi ritmo, cómoda, y enseguida quedé sola. En la parte de calle, en donde pensé que quizás otras chicas me podían alcanzar, ya que es la parte que más me cuesta, no fue así. Así fue que di toda la primera vuelta sola y ya entrando a la segunda me empezaron a alcanzar algunos de los hombres que habían largado 5 minutos después que nosotras. Y más adelante empecé a encontrar algunos de las categorías que solo hacían una vuelta al circuito (24 km), lo que hizo que se complicara el sobrepaso en las partes más técnicas. Esto también es lo lindo de las competencias, poder encontrarse con obstáculos y aprender a resolverlos en el momento, las hace divertidas, les da un condimento más. Y el sol pegó bastante en la subida de la segunda vuelta, pero pese a todo terminé bien, cómoda y llegué primera. Me voy muy contenta con el resultado, con la organización y con todo el evento, la pasé muy bien.”

“Ya está entre nuestras prioridades volver en 2022”
Además de carrera, los dos días previos hubo expo de marcas en el mismo predio del circuito, en donde se retira el kit. Nacho Pereyra, uno de los responsables de la empresa Pereyra Mayorista, quien participa como expositor y también como corredor, logrando el primero puesto en su categoría, nos contó muy contento al término de la carrera: “Para nosotros como Pereyra Mayorista, que nos encanta el trabajo que hacemos y poder ir a eventos para estar cerca de nuestros clientes, el Desafío de las Nubes tiene un sabor especial porque es en Salta y es una carrera que se hace en un lugar muy lindo, estás pegado a la naturaleza y con una organización que siempre nos sorprende para bien, siempre predispuestos para ayudarnos en todo lo que necesitamos, lo que nos hace sentir como en casa. El evento cumple con todo lo que esperamos, la pasamos muy bien y desde ya está en nuestras prioridades volver en 2022. Respecto de la carrera, me voy feliz de poder compartirla con mi familia, mi hermano y mi primo, que empezaron a correr ahora, y de llevarme el primer puesto en mi categoría, pese al laburo en la expo y de no poder por ello probar el circuito antes de largar. Pero así y todo me fue bien, solo tuve una caída un poco tonta al principio, pero ya en la segunda vuelta pude sobrepasar al ciclista que iba delante mío y llegar no solo primero en mi categoría sino además cuarto en la general. No estoy dedicado a volver a competir a full, como lo hacía antes, pero me pone muy contento poder disfrutar del trabajo con mi familia y el equipo que armamos y también poder participar en la carrera. Otra cosa en que no nos decepciona nunca el Desafío de las Nubes es la noche previa a la carrera, con las empanadas y choripanes salteños, acompañados de un vino. Pude darme el lujo de disfrutar esa noche previa a la carrera y, para terminar el domingo, tomarme una cerveza Salta roja.”

Una carrera con un antes y un después de lujo
Por su parte, el mountain biker tucumano Ariel Rodríguez, quien también logró un primer puesto en su categoría (Máster B2), nos confesó que todos los años a la hora de armar el calendario de carreras está incluido el Desafío de las Nubes: “Siempre voy porque me gusta la organización, el circuito y todos los condimentos que tiene la carrera tanto antes como después. En la carrera me fue bien, largamos con los Juveniles, donde estaba el ganador de la general. Fue una carrera dura, porque como la primera parte no es tan difícil uno aprieta de más y después te puede faltar energía para la segunda vuelta, que sobre todo después de la mitad se pone más intensa. Por suerte no tuve ningún problema mecánico ni caídas, me alimenté e hidraté bien; solo a lo último tuve algunos calambres, pero no fue algo que me haya hecho bajar de la bici. Pedalear con fatiga, cansancio y calor no opacaron las lindas sensaciones de compartir con los amigos que uno se encuentra en estos eventos. Me voy feliz además porque logré ganar mi categoría, igual que la edición pasada.”

Feliz por Salta, por la fiesta y por su carrera
El jujeño radicado en Salta Javier “Palito” Macías, quien participa de la carrera todos los años, se llevó el primer lugar de su categoría (Máster B1) por sexta vez en siete presentaciones, representando a su propio team Palito Macías Scott, que logró muy buenos resultados, entre ellos el primer puesto de la general, de la mano del juvenil Nicolás Reynoso: “Es la primera vez que Nicolás gana una carrera de las importantes. Es un chico que realmente está para cosas grandes y por eso le estamos dando todo este apoyo. Otro juvenil que se destacó logrando un segundo lugar fue Agustín Zannier. También Graciela Sánchez y Abel Lescano. Se vivió una hermosa jornada de mountain bike. Además de disfrutar los días previos de un lugar muy bien acondicionado con expo, perfecto para recibir a los ciclistas y a los acompañantes. El circuito tuvo algunas modificaciones, estuvo realmente muy rápido, y el terreno estaba mucho más seco que cuando se suele correr en junio. Pero pese a eso las condiciones del circuito estuvieron increíbles, todo muy bien señalizado, con muchos más controles que otros años para evitar problemas a la hora de la clasificación. Mi idea era ubicarme bien en la general, así que desde la largada intenté posicionarme en cabeza. Ya entrando en la parte de senderos quedamos cuatro, luego dos y completando la primera vuelta quedé solo y así terminé la carrera. Tuve algunos inconvenientes con la cadena, que me hizo perder algunos minutos en la clasificación general, pero igualmente pude ganar en mi categoría, que era mi principal objetivo. Feliz de ganar, del aliento del público salteño y de haber vivido esta gran fiesta.”

Festejos en todas las categorías
Otros que pudieron festejar en el cross country de 48 kilómetros fueron Roxana Armella (Damas Máster A1), Lourdes de La Orden (Damas Máster A2), Tatiana Giudice (Damas Máster B1), María Belén Luzuriaga (Damas Máster B2) y Sandra González (Damas Máster C).
Entre los varones que se animaron al recorrido más exigente en el duro terreno de Loma Balcón se destacaron Ignacio Pereyra (Elite), José Hernández (Máster A1), Jorge Biazzo (Máster A2), Javier Macías (Máster B1), Ariel Rodríguez (Máster B2), Daniel Anriques (Máster C1), Alberto Alcocer (Máster C2), Joaquín Cavallaro (Sub 23) y José María Álvarez en categoría E-Bike.
En cuanto al rural bike de 20 kilómetros y el cross country de 24 kilómetros, sobresalieron, entre otros, nombres como los de Valentino Corrado (Elite), Santiago Delgado (Juveniles), María Lourdes Do Campo (Damas Elite), Lucila Maranzana (Damas Juveniles), Cintia Perea (Damas A1), Nicolás Patrón Costas (Máster A1) y Jorge Pérez (Máster A2).

El Desafío de Las Nubes volvió a mostrar su capacidad de convocatoria y concretó su séptima edición luego de la cuarentena del 2020 y de algunas reprogramaciones que fueron necesarias para superar las restricciones en el 2021.

Clasificaciones completas click acá

Buscá tu foto de la carrera en https://www.ubice.com.ar/evento.php?i=480&id=133#listado

Fotos: Úbice  y @visitsanlorenzo @secretosdesalta

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

El regreso del triatlón a Mar del Plata

Publicado

el


Durante el próximo mes de diciembre Mar del Plata vivirá el regreso del triatlón a la ciudad tras 20 meses sin competencias. Y será por partida doble, con otro esperado regreso muy demandado por los deportistas: el Half Triathlon, prueba emblema del deporte, que implica completar 1.9 kilómetros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de pedestrismo. El Half se correrá el domingo 19 de diciembre en el circuito costero, con largada y llegada en la Plazoleta Almirante Brown, mientras que la natación se hará en la Playa Bristol. El sábado previo se correrá el Triatlón Sprint, que constará de 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 kilómetros de pedestrismo.

Más información en www.issports.com.ar

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Ya están abiertas las inscripciones para el Mundial Máster de XCO y DH a correrse en abril del 2022 en Cerro Bayo

Publicado

el

Cerro Bayo, el centro de montaña de Villa la Angostura (Argentina) recibirá en abril del 2022 a los mejores másters del mundo para celebrar los campeonatos mundiales de cross country (XCO) y descenso (DH) de ese año. Se trata de categorías para hombres y mujeres de 35 años y más. Los organizadores del evento acaban de informar que ya se abrieron las inscripciones para las dos competencias, que se desarrollarán el próximo 23 y 24 de abril. Durante la primera jornada ya se inscribieron más de 240 participantes.
Para estas competencias los circuitos serán preparados y trabajados por un experimentado equipo que trabajará sobre las pistas Kamikaze para el DHI y Arriabata para el XCO.
“Es la primera vez que se realiza un campeonato mundial de MTB en la Argentina y la segunda vez en Sudamérica. Como organizadores es todo un desafío, es un objetivo que nos planteamos hace varios años, que nació como un sueño y cada día está más cerca de ser una realidad” indicó Martin Raffo, de la empresa organizadora.

Los circuitos

El Kamikaze es uno de los circuitos más reconocidos en el mundo del descenso sudamericano. En su haber tiene una gran historia. En 2019 fue sede del Campeonato Panamericano de DHI. Es un circuito fluido, rápido, y se destaca porque exige mucho a nivel técnico y físico. Un gran desafío para los corredores.
Por su parte, el Arriabata es un circuito de XCO pensado exclusivamente para eventos de jerarquía de dicha disciplina. Está diseñado para tener que alternar constantemente los ritmos y dar lo máximo tanto a nivel físico como técnico. Al subir hay tramos muy empinados, con raíces, y al descender se encuentran zonas contraperaltadas y otros obstáculos.

 

https://ucimastersworldchamps.com/

 

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Diversión garantizada en bicicleta: cómo se hace y para qué sirve un pump track

Publicado

el

A menos que ya seas usuario de uno, seguramente te preguntaras qué es un pump track. Básicamente explicado, es un sendero o pista cerrada con un sentido de giro (no establecido) en el que se pueden dar tantas vueltas en bicicleta como tu cuerpo lo permita, al ritmo y velocidad que tu técnica lo permita. En ellos podés, si tenés técnica, andar en una bicicleta sin cadena y sin frenos, alcanzando velocidades tan altas como 30 km/h. Sin cadena parecería un milagro, pero no lo es. Es pura técnica y un trabajo aeróbico súper divertido tanto para niños como para adultos.

LOS PRINCIPIOS A TENER EN CUENTA
En términos generales estas instalaciones se hacen en espacios reducidos, tan reducidos como un patio mediano o una cancha de tenis. Los más grandes como una cancha de futbol 5 o 7.
Si bien hay muchos videos de cómo hacer un pump track y es algo que parece bastante fácil, en realidad hacerlo bien no es tan simple como parece. Es decir; si querés hacer un pump track para divertirte con tus amigos o para tus hijos es algo que podes improvisar: bastan una pala y una carretilla. Pero si queres hacer algo más serio, una instalación en un espacio público, un espacio deportivo, una plaza o club, tenés que pensar en algo más profesional en cuanto a diseño y prestaciones. Hacer un pump track es una suma de ecuaciones matemáticas que están mucho más lejos de lo que el ojo puede calcular.
Pero dejando de lado la ciencia, detrás de un pump track podemos decir que sin duda alguna este tipo de instalaciones deben ser tenidas en cuenta tanto por los usuarios como por las entidades gubernamentales, ya que dan fácil acceso a una práctica deportiva, son seguros, aumentan la destreza de los usuarios y son generadores de cambio social, ya que en esos espacios, no existe por ejemplo, la discriminación; todas las bicis y clases sociales son bienvenidas. Y por supuesto, colaboran a reducir el número de accidentes viales con ciclistas, ya que estos aumentan considerablemente su destreza en la conducción.

 

LOS DIVERSOS MODELOS DE PUMP TRACKS
Actualmente existen cuatro tipo de pump tracks: los de tierra, los de suelo natural, los modulares y los de asfalto. Vamos a hablar brevemente de cada uno.

Tierra

Estos son los que básicamente haces y construís entre amigos en el fondo de una casa o en un terreno disponible. Como dijimos al principio, necesitaremos solo palas, carretillas, voluntad… y agua. En términos generales se hacen cavando y sacando tierra del propio lugar o incorporando tierra externa de alguna obra cercana. Dependiendo del tamaño y voluntad, se pueden hacer en un fin de semana. Pero requieren riego y el mantenimiento suele ser un dolor de cabeza que genera prácticamente el mismo esfuerzo que el que se aplicó en construirlo. De hecho es común que cada vez que vamos a usarlos nos demanden algunos toques con pala y rastrillo, y dada las características del material suelen consumir mucha agua en riego.
Un quick tip: si tenes árboles, hacelo debajo de ellos, porque la sombra te ahorra mucho mantenimiento y mucha agua.

Suelo natural 

Se ven como de tierra, huelen a tierra, se sienten como tierra… pero es algo mucho más complejo, es un suelo compuesto. Nuestra asociación, International Mountain Biking Association (IMBA) es especialista en este tipo de instalaciones. Se trata de utilizar un porcentaje de suelo local mezclado con ciertos porcentajes de arena, piedra y otros áridos. Esto básicamente genera un pump:
– amigable con el medio ambiente,
– sostenible,
– que requiere poco mantenimiento,
– que necesita riego pero mínimo,
– que no se erosiona con el uso,
– que se puede usar en condiciones de humedad aceptables y
– que no hace barro.
Si el suelo está tan bien preparado que se pueden realmente esculpir las formas que busques, estos suelen ser claramente más grandes y son ideales para espacios públicos, ya que cuentan con un diseño integral y profesional. Pero al mismo tiempo son ideales para parques públicos, ya que no son invasivos con el entorno natural. Por otro lado si fuera necesario modificarlos o ampliarlos, es totalmente posible y accesible hacerlo.

Premoldeados

Estos se tratan de piezas que tienen determinado diseño, están premoldeadas en hormigón y son particularmente atractivos para las instituciones estatales, ya que literalmente en cuatro horas podés tener un pump armado. No requiere altos costos de ingeniería o diseño, se adaptan a cualquier espacio plano, el mantenimiento es extremadamente bajo (cortar el pasto alrededor) y no requieren riego.
Por otro lado, también abren el espacio a un mayor abanico de usuarios, al poder ser utilizados por skaters, rollers, etcétera. La contra es que al ser piezas modulares, los diseños son limitados. Y se pierde el mayor atractivo de este tipo de instalaciones, y es que cada diseño sea distinto.
Por supuesto, en el mismo tamaño tienen un costo mayor que el de suelo, pero el costo a largo plazo es menor porque no requiere mantenimiento y lo pueden utilizar diferentes clases de usuarios, aunque no se integran muy bien al paisaje natural. Es algo así como colocar una vereda de hormigón en un parque…
Su ventaja radica en que se puede desmontar con la misma velocidad con la que se armó. Por otro lado, si se desea ampliar solo hay que sumar más módulos.

Asfalto

Al igual que el anterior, estos son bastante atractivos para las instituciones estatales porque abarcan varias clases de usuarios. El problema es que su costo es alto, ya que, para empezar, hay que realizar un pump de suelo previamente, para luego cubrirlo con asfalto. El mantenimiento es bajo pero sí requieren riego para mantener el pasto crecido en los espacios intermedios, ya que el asfalto, al no absorber agua, tiende a hacer acumular agua en la parte interna de las curvas, lo que genera que el suelo se sature de agua y el pump comience a hundirse generando fracturas y daño en el mismo.
Si bien son una solución atractiva, los municipios tienen que pensar muy bien a la hora de optar por esta opción, ya que no es la mejor a nivel ambiental. Tirar en un parque más de 1000 metros cúbicos de asfalto y generar en ese espacio verde el impacto visual de una autopista no suena realmente como la mejor opción.
Por otro lado ocurre lo mismo que con los pump modulares. Terminan siendo formas muy similares entre sí y si fuera necesario ampliarlos a futuro, resultará muy costoso hacerlo; incluso en algunos casos eso implica rehacerlo por completo. Es por este motivo que estos pump track desde el inicio suelen ser estructuras considerablemente más grandes.

QUÉ MODELO ELEGIR
Ahora bien: ¿Cuál elegir entre todas estas opciones? Qué dilema. El concejo más simple es el siguiente: si el grupo de amigos se ve sumido en un ataque repentino de ansiedad después de leer esta nota y se lanza a buscar videos en youtube, la respuesta es simple: aprovechá esa ansiedad antes de que se pase, agarrá la pala y en el fondo de tu casa, en un baldío (mejor pump que basural…) o en la plaza (si te dan permiso), a cavar y construir uno. No te va a salir bien, eso es seguro, pero con la práctica vas a mejorar y si tenés dudas consúltanos que te vamos a pasar info o buscá en la web, que hay mucha pero mucha info.
Pero si podés superar el ataque de ansiedad y querés hacer algo más profesional y no sabés qué hacer, nuestro consejo es que lo hagas de suelo. Las otras dos opciones son atractivas, no lo podemos negar, pero hacerlo de suelo tiene sus ventajas. Primero, es amigable con el medio ambiente, nadie se va a quejar de que se esté construyendo algo de tierra en un espacio público, pero si tirás asfalto en una plaza… puede no verse del todo bien.
Por otro lado, estamos hablando de bicicletas de montaña y BMX, no de bicicletas de ruta, y la idea primordial es acercar a los usuarios a un entorno natural, generando un encuentro amigable con la naturaleza.
O sea, vivís en una ciudad rodeado de asfalto y vas a seguir andando en asfalto en la plaza, por favor… Plus: el mantenimiento puede ser organizado periódicamente con los usuarios, lo que genera un lugar de educación ambiental y se les enseña a los niños a cuidar las instalaciones.
Si no, muy bonito, viene el gobierno y me pone una plaza y se rompe o la rompo y el gobierno la arregla, mientras que con este tipo de instalaciones el mensaje es distinto, el gobierno te dio esto pero es tu responsabilidad cuidarlo.
Otra ventaja es que en esta opción el nivel de accidentes es mínimo. En un pump de asfalto, al poder alcanzar altas velocidades y generar saltos, el nivel de accidentes suele ser más alto. Por otro lado el costo es casi la mitad, con lo cual en vez de uno se pueden hacer dos, con diseños distintos en distintas partes de la ciudad, generando flujo de usuarios de un lado al otro, fomentando el turismo barrial y un atractivo turístico genuino.
La realidad es que sin importar qué opción se tome. los pump podrían ser los mejores amigos del gobierno y de los ciudadanos, ya que generan un cambio social real, cambiando también la opinión que tiene el público de los funcionarios. A la vez generan ingresos en las zonas aledañas, ya que los ciclistas somos grandes consumidores gastronómicos, a fin de cuentas nuestro combustible.
Finalmente, la verdadera pregunta no es cuál es el mejor, la verdadera pregunta es cómo puede ser posible que todavía no haya uno en cada plaza.
Para más información no dudes en contactarnos. Desde IMBA podes asesorarte en cómo hacer un pump y hasta en cómo conseguir el permiso de tu gobierno local.
 Pump de tierra: info@vos_y_tus_amigos
Pump de suelo: info@imba.com.ar
Pump premoldeado: presasuh@hotmail.com
Pump de asfalto: info@velosolutions.com

 

Por Alejandro Minuzzi: presidente de IMBA Argentina y director de IMBA Latinoamérica.

http://www.imba.com.ar/ | https://www.instagram.com/imba_argentina/?hl=es-la | https://www.facebook.com/search/top?q=imba%20argentina

Continua leyendo

Más Leídas