Conectá con nosotros

Mecánica

Consultas mecánicas III

Cajas pedaleras
Leyendo el informe sobre cajas pedaleras, que esta muy bueno, me surgió la inquietud de saber qué relación hay entre los numeros 68 y 73 por un lado y 34.7 y 36 por otro lado, siempre en mm. Tengo entendido que son equivalentes, ¿o no tienen nada que ver? Si así fuera, a qué relación pertenecen.
Luis Alberto Sosa | Río Cuarto (Cba)

Luis, las medidas que mencionás son propias de las cajas pedaleras actuales. Por ejemplo, el ancho del alojamiento donde se ajusta en el cuadro puede ser de 68 mm o de 73 mm. Esto se lee claramente en cada repuesto, para asegurar que utilicemos el correcto. Para quitarte alguna duda que tengas, podés tomar un calibre y medir la caja del cuadro.
Por otro lado, la medida 34.7 es la traduccion en milimetros de 1.37×24, que es la verdadera medida de la rosca en pulgadas. Y tambien hay cajas con roscas «europeas» de 36 mm pero ya casi no se ven.

¿Kerosene o nafta?
Me permito molestar tu atencion para saber qué opinión tenés respecto del uso de la nafta como elemento de limplieza de la transmisión, especialmente de la cadena de bicicletas. En el grupo de ciclistas de montaña al que pertenezco no hemos llegado a un acuerdo sobre el particular. Estan aquellos que como yo opinan que la nafta presenta la ventaja aparente de que en unas pocas pinceladas deja limpio el exterior de la cadena, pero que en  contrapartida -y por su alta volatilidad- tiene la gran desventaja de no terminar de arrastrar las partículas  que se encuentran alojadas entre el perno y el rodillo de cada eslabón, sino que más bien arrastra parte de la mugre a esa zona de contacto, motivo por el cual se acortaría la vida útil de la cadena, que sufre el efecto abrasivo de las partículas ocultas entre perno y rodillo. Pero tambien -y por el mal funcionamiento de este último- se reduce la vida útil del piñón y las coronas, ya que el rodillo asienta en el engranaje pero gira con dificultad sobre su propio eje, o sea sobre el perno.
Todo ello nos lleva a inclinarnos por el uso del kerosene o el aguarrás, entendiendo que por tener más grasitud y menos volatilidad, aumenta el tiempo de remoción y cumplen satisfactoriamente la función de limpiar la suciedad acumulada en la zona de fricción del perno con el rodillo o buje de la cadena. Obviamente el trabajo de limpieza se incrementa al doble en relacion conv la limpieza a base de nafta, ya que luego de utilizar el kerosene o el aguarrás debemos aplicar un desegrasante para reducir la adherencia del polvo en las superficies que limpiamos y que -de corresponder- luego lubricaremos en su justa medida, retirando el excedente.
Como dato adicional debemos agregar que el terreno donde rodamos es el típico de la zona desértica de montaña, donde abundan los guadales, el médano, el ripio colorado y de tanto en tanto arroyos que por lo general tienen un caudal altamente abrasivo por la acción del ocre y otros minerales.
Adolfo Pugliese | Chilecito (LR)

Adolfo, desde ya muchas gracias por tomarte el trabajo de redactar este texto, explicando todo el asunto con lujo de detalles. Te cuento. La nafta es lo suficientemente “fuerte” como para retirarle todo a cualquier pieza que esté sometida a su limpieza, pero se utiliza habitualmente en talleres mecánicos de autos para enjuagar las partes grandes de los motores o los sistemas que tienen aceite viejo pegado desde hace mucho tiempo. Lamentablmemente este producto es demasiado para la cadena de una bicicleta, porque retira la lubricacion original que tiene y como consecuencia la arruina. El tema fundamental pasa por que las cadenas de bicicleta (en especial de las marcas más reconocidas) utilizan un aditivo lubricante original de fábrica que las protege del desgaste. Esta lubricación queda siempre en su interior, limpiando y lubricando a la cadena, por eso siempre tiene que estar protegida en sus bujes y pernos.
Al introducir nafta en estos pequeños espacios todo “vuela”, y esa especie de «aspereza» que aparenta tener es que no le queda absolutamente nada adentro; quizas algunas particulas de arena y tierra pero lubricante, cero.
El tema es que una vez realizado este trabajo va a ser imposible volver a lubricarlas correctamente, motivo por el cual estaria arruinada para siempre.
En cambio el kerosone es lo más adecuado, ya que tiene un minimo de aceite que protege a la cadena, aparte de limpiarla correctamente. Yo lo utilizo hace muchos años en mi taller y es lo que siempre me dio mejor resultado. También probé con otro tipo de diluyentes sintéticos y hasta cítricos que anduvieron bien por un tiempo, hasta que volví a las raices.
En zonas tan áridas como la tuya tendrias que utilizar un aceite bien pesado y con teflón, para que se forme una pelicula de proteccion en el metal. Con este material, que es de un coeficiente máximo antifricción, lamentablemente lo vas a tener que hacer todo el tiempo y limpiarlo bastante seguido para que funcione correctamente la cadena y no se desgaste tan pronto. Imagino que una vez cada diez días vas a tener que repetir el procedimiento.

Para empezar
Dejé de fumar hace tres meses y como no sabía qué deporte practicar me compré una bici como para descarbonizarme un poco…Es una Schwinn Mesa con transmisión Alivio de 24 velocidades, horquilla SR Suntour XCT-V2, frenos v-brake Promax, llantas Alex PC 19 (no sé si son doble pared o no). La verdad que la bici me gusta, es linda y anda bien. Tengan en cuenta que no tengo idea de bicis y no pienso tampoco correr por el momento. Pero quisiera un comentario sobre esta bicicleta, sea bueno o malo. Quiero saber qué compré.
Maximiliano Kloster

Maximiliano, lo principal es que dejaste de fumar. Te felicito por el esfuerzo. Y en lo que hace a la bicicleta que compraste, vas a poder incursionar en este deporte sin mayores inconvenientes. Lo importante es que tiene una muy buena transmisión, , las llantas son de doble pared y el resto de los componentes son acordes a la calidad de la bicicleta.
Ahora lo importante es rodar lo más que puedas. Todos los días al trabajo en bicicleta es lo ideal, además de la clásica salida de no menos de dos horas unos tres días a la semana.
Y ojo, que no te agarre de entrada la locura de cambiarle partes para mejorarla o meterle mano para ver como es y todo eso. Primero enfocate en el deporte y la salud para luego comenzar a percibir los pequeños cambios que podés necesitar hacerle.

Talla
Estoy por comprarme mi primer bicicleta de MTB. Estoy viendo la Skinred Mohicano, parece una buena bici. Mido 1.83 m y mi entrepierna es de 86 cm. La que me ofrecieron es Talla 17. ¿Quá tal se adaptaría para mi ?
Daniel  Mardones | Pico Truncado (SC)

Daniel, creo que para tu estatura es un cuadro demasiado chico. Sea la marca que sea, tratá en lo posible que que tu primer bicicleta sea minimo de un talle 19″. Una 17″ te va a quedar como un llavero.
Hacé una prueba, subite a la bicicleta y mirate de perfil contra el reflejo de alguna vidriera o espejo y enseguida vas a notar si estás desproporcionado o no.

Ruedas Colner
En cuanto a ruedas, ¿qué concepto te merecen las Colner Team 2 -rodamientos a rulemán cerámico, llantas de aluminio (para las de carbono no me dio el bolsillo)- Pasa que dentro de poco mi esposa cumple los 50 años y me gustaría regalarle un par de ruedas nuevas. Hacemos duatlón y triatlón.
Sergio Lescano

Sergio, por lo que tengo entendido son ruedas que vienen de una fábrica muy reconocida. La gente de Bahía Blanca que las importa (Teniorbita) está haciendo un muy buen trabajo desde hace muchos años con esa marca y actualmente están importando productos muy recomendables para alta competencia en ruta. Te van a dar buen resultado y las vas a pagar un poco menos que varias otras marcas internacionales de iguales prestaciones.

Consultas publicadas en Biciclub Nº205, enero 2012.

Continua leyendo
Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. Maximiliano

    31 agosto, 2016 a las 9:51 am

    Hola, te molesto porque ando con ganas de comprar una bici, más que nada para hacer algo de ejercicio y salir con mi hijo de 9 años a pasear.
    Me ofrecieron una Trek 3900, segun me dicen el cuadro es Nº 21, yo mido 1,78 m. Por lo que leí me quedaría grande según mi estatura.
    Que tal es esa bici ?

    Desde ya agradezco tu atención. Saludos, Maximiliano.

    • Biciclub

      31 agosto, 2016 a las 11:10 am

      Maximiliano, una bici de ese talle para vos ¡definitivamente no va! Para tu estatura iría bien una talle M, o sea 18. Por otro lado, ¿por qué una mtb si la vas a usar para la ciudad para pasear con tu hija? En ese caso buscaría algo urbano.

      • Maximiliano

        31 agosto, 2016 a las 12:15 pm

        Muchas gracias por responderme tán rápido.

        En realidad esa bici me la ofreció un conocido, solamente por eso pense en ese modelo.

        Que sería lo ideal para hacer algo de ejercicio (ya que dejé de fumar hace 2 años y no paro de acumular kg,)

        La idea es ir al bosque de la ciudad de La Plata y andar un rato, nada más que eso.

        Nuevamente te agradezco mucho por la respuesta.

        Saludos, Maximiliano.

        • Biciclub

          1 septiembre, 2016 a las 9:28 am

          Maximiliano, no podemos recomendarte un modelo en particular, menos aun sin conocerte, hay muchas opciones urbanas hoy día. También hay bicis más tipo híbridas como esta de Vairo: http://vairo.com/bikes/2014/spanish/boulevard.html que pueden ser una buena opción. Pero vos tenés que ver y probar. Si ves varias y estás indeciso nos podés comentar que bicis son y como vienen equipadas y te podemos guiar.
          ¡Éxitos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mecánica

Mecánica: el mantenimiento de los frenos

Para que funcionen y eventualmente nos salven la vida o nos eviten un mal momento, los frenos a disco y los tradicionales frenos a la llanta requieren de un mantenimiento regular y cuidadoso. El autor de la nota no deja de sorprenderse por lo poco que en general tenemos en cuenta este tema. (más…)

Continua leyendo

Mecánica

El cuidado, el mantenimiento y el reemplazo de la cadena

Como tratar a una cadena desde que la empezamos a usar para alargar su vida útil. Por qué pedalear muy cargado estira la cadena. El reemplazo de la cadena: cuándo y cómo hacerlo en una bici de ruta y en una mountain bike. Cadenas uni y bidireccionales. Herramientas para conectar y desconectar el missing link. (más…)

Continua leyendo

Mecánica

Revisá a fondo tu bici y aprendé que partes precisan un reemplazo

Aprovechando que estamos en casa, podemos dedicarle un tiempo a una revisión a fondo de nuestras/s bicicleta/s y ver qué partes precisan un reemplazo. Además, un procedimiento de mantenimiento muy importante que podemos hacer en nuestras casas, el engrasado de la bicicleta. También, si no estamos usando la bici, podemos aprovechar que los talleres están abiertos para llevarla a hacer un servicio completo.

Cuadro   

Chequear que no haya rajaduras en las zonas de mayor fatiga del cuadro (frente, unión del caño vertical y el horizontal, unión de las vainas al caño vertical). Prestar especial atención si se trata de un cuadro de carbono. Y en el caso de una mountain bike doble suspensión, chequear que las articulaciones de la suspensiones no tengan movimientos laterales. También es importante observar que el juego de dirección no tenga oscilación.

Transmisión   

Es lo primero que se desgasta en una bicicleta y es muy importante controlarlo regularmente, sobre todo el desgaste de la cadena, ya que una cadena muy estirada no encaja con precisión en los dientes de los platos y coronas y terminará por deteriorar los componentes antes de tiempo. Por eso recomendamos chequear el desgaste de la cadena al menos una vez por mes. Cuando lavamos y lubricamos la bici también puede ser un buen momento.

Chequear también el desgaste de las coronas del piñón y de los platos, teniendo en cuenta que si los dientes están puntiagudos (en vez de más bien cuadrados) habrá que reemplazar dichos componentes.

En el caso de las rueditas o poleas (articulaciones) de la pata de cambio, hay que observar lo mismo: si sus dientes están muy en punta significa que completaron su vida útil. En la foto podemos ver la comparación de una polea que tendría que haber sido reemplazada hace mucho tiempo versus una polea nueva. También es importante chequear si hay mucho movimiento de la pata hacia los laterales.

Para determinar el estado de la caja pedalera lo ideal es quitar la cadena del plato y mover la palanca, intentando separarla respecto del cuadro: no debería tener juego. También girar rápidamente las palancas, para notar si se siente fricción en la caja pedalera o se traba en alguna parte durante el giro (realizar este procedimiento sin la cadena puesta en el plato).

Ruedas            

Son una parte muy importante en la bicicleta y se llevan una buen parte del costo de esta.

Las mazas sufren mucho el uso. Para ello chequear que las ruedas no tengan juego lateral. Otra forma de advertir el desgaste de las mazas es haciendo girar la rueda en el aire (en un pie de trabajo por ejemplo) y a la vez colocar una mano sobre las vainas —en el caso de la rueda trasera— o en la horquilla —en el caso de la delantera— y observar si se siente fricción excesiva (consecuencia de sentir el paso de las bolillas sobre el eje de la maza).

También chequer el desgaste de las cubiertas y si los rayos tienen aun suficiente tensión.

Suspensiones    

Es muy importante realizar el servicio/mantenimiento en la/s suspensión/es. Las marcas de suspensiones recomiendan hacer el primer servicio a las 50 horas de uso (en el cual se limpian las partes y se reemplaza el aceite) y un segundo a las 100 horas de uso (se realiza lo mismo que en el de 50 horas más un cambio de retenes). En este punto cabe aclarar que las marcas de suspensiones respetan las garantías de sus productos si uno ha hecho los servicios correspondientes.

En el caso de una suspensión delantera, a simple vista es difícil ver si los barrales están rayados, ya que suelen estarlo por dentro (debajo de los retenes), pero de todos modos podemos examinar que las partes de los barrales que están a la vista no tengan golpes ni rayas y que no haya presencia de aceite sobre ellos.

Chequear que la suspensión suba y baje correctamente, poniendo nuestro peso sobre el manubrio. También que la perilla de la compresión y el rebote funcionen bien y confirmar que al modificar el nivel de rebote la suspensión vuelva correctamente a su estiramiento luego de comprimirla con nuestro peso.

De igual modo chequear la suspensión trasera si se trata de una doble: que no tenga rayas, pérdidas de aceite, que no se mueva respecto de su sujeción al cuadro y que funcione la compresión y el rebote.

Las suspensiones son caras de reemplazar, por eso recomendamos especialmente que se realicen los servicios correspondientes en tiendas autorizadas.

Frenos     

En el caso de los frenos a disco, observar el nivel de desgaste de las pastillas. Una vez que el material está gastado al 50 por ciento aproximadamente será necesario reemplazarlas. En la foto podemos ver el caso de una pastilla que ya está en estado para ser reemplazada (a la izquierda) y el de una pastilla nueva (a la derecha).

Examinar los discos o rotores para ver si están acanalados o gastados de forma muy marcada, hacerlos girar para chequear que no estén doblados y también observar el color. Cuando están violáceos (debido a que superaron la temperatura ideal) no sirven más, ya que pierden poder de frenado.

En el caso de los frenos hidráulicos es fundamental tener en cuenta que el líquido de freno se debe reemplazar al menos una vez al año.

En la foto podemos observar el desgaste del disco de la izquierda versus un disco nuevo.

Asiento      

A veces sucede que debido a impactos fuertes del ciclista sobre el asiento pueden doblarse sus rieles. En dicho caso tenemos que reemplazar el asiento sí o sí, ya que rieles doblados generan mala postura y, muy probablemente, dolores de cintura.


 

ÓXIDO, RUIDOS Y OTRAS DESGRACIAS

Cómo y qué engrasar en la bici

En la bicicleta debemos utilizar distintos tipos de grasas en una gran cantidad de partes y componentes para evitar que se rayen, traben, oxiden y hagan ruidos molestos. En todas las partes en que haya dos o más piezas en comunión se pueden generar ruidos. Algunos ejemplos de partes que deben llevar grasa para que esto no suceda son: tapas del frente del stem, caño de asiento en su unión con el cuadro y con el asiento, poste de la horquilla en su comunión con el stem, unión del cuadro con el juego de dirección, rodamientos superior e inferior de la dirección, caja pedalera y ejes de las ruedas (que hoy día vienen prácticamente todas con ejes pasantes) son los principales lugares en donde tenemos mucha fricción y donde se empezarán a sentir ruidos molestos si no están bien engrasados.

La grasa evitará que sea más difícil que se introduzca tierra y agua, una combinación que producirá óxido, trabando las partes y generando ruidos molestos.

Este trabajo de mantenimiento de engrasado de las distintas partes de la bicicleta consiste en desarmar, limpiar, secar, volver a engrasar y armar nuevamente, ajustando con el torque adecuado. Este tipo de trabajo lleva mucho tiempo, por lo cual, si se los realiza en una tienda, el costo será bastante elevado. Por eso podemos animarnos a hacerlo nosotros mismos o bien, si decidimos llevar la bicicleta a una tienda, que sea a una de confianza.

Si aun no hacemos mecánica sobre nuestras bicicletas, una buena manera de empezar a familiarizarnos con esta labor es limpiándola, lubricándola y engrasando sus partes para que tarde o temprano no terminen haciendo ruido.

El carbono también puede producir muchos ruidos y adherencias extremas, por lo que es indispensable engrasar sus partes, siempre teniendo en cuenta que una grasa de teflón (para componentes de aluminio) en una pieza de carbono es altamente negativa, ya que hará que las partes se deslicen, lo que seguramente nos llevará a ajustarlas de más, hasta que la pieza de carbono termine por partirse.

Lo ideal con determinadas piezas, sobre todo si usamos la bici en lugares con tierra y agua, es que cada 30 o 60 días la desarmemos, limpiemos y volvamos a engrasar.

Diferentes Grasas 

Es fundamental tener en cuenta que no deberíamos utilizar una misma grasa para la toda la bicicleta. Hay distintos tipos para distintas partes y distintos materiales:

grasa cerámica para los rodamientos,

grasa de teflón para el resto de las partes que sean de aluminio o acero y

pasta antifricción/antideslizante para las partes de carbono.

Otras partes a engrasar

Algo muchas veces difícil de detectar y que genera ruidos molestos es la falta de grasa en los 4 o 5 tornillos que suelen unir el plato con la palanca.

Otro punto importante son los pedales, donde más fuerza aplicamos al pedalear. La unión entre éstos y las palancas debe estar debidamente engrasada. Además, cabe destacar que si las palancas precisan de una arandela entre éstas y los pedales, nunca la saquemos o dejemos de reemplazarla si es que la perdemos, ya que nos evitará el dolor de cabeza que genera que se claven los pedales a las palancas.

Aunque no lo crean, algo que he visto muchísimas veces en el taller es un molestísimo ruido proveniente del fusible. En ese caso es conveniente quitarlo, lavarlo, secarlo bien y engrasarlo antes de volver a instalarlo, ya que es una parte muy expuesta a la tierra y el agua.

Tampoco debemos olvidarnos de las poleas o rueditas de la pata de cambio, las cuales generalmente tienen en el eje un rodamiento o un buje de teflón que debe estar debidamente engrasado para no generar chirridos molestos.

El juego de dirección puede tener rodamientos (rulemanes específicos con una angulación determinada para entrar en el caño superior) con bolillas o grapodinas. Si la dirección es a rulemanes, estos se sacan, se limpian y se vuelven a engrasar. Si son bolillas o grapodinas hay que desarmar, limpiar más profundamente todas las partes, volver a engrasar y ensamblar nuevamente la horquilla.


Texto: Hernán Darío Meza* |  Fotos: Ariel Sabatella

*Propietario de la bicicletería Mapuchebtt, ubicada en Quilmes, Buenos Aires y Mecánico Oficial Sram Argentina. www.mapuchebtt.com

Continua leyendo

Mecánica

Herramientas III: Estirarrayos, pinza cortacables y fundas, cortaducto y estiracables

En esta tercera entrega, Santiago Oliver, nuestro oráculo mecánico, nos devela los misterios de cuatro humildes pero indispensables herramientas. Una lectura imprescindible para todos los aspirantes a mantener su bicicleta. (más…)

Continua leyendo

Edición Digital

Nº 310

Más Leídas