Ocultar Barra

El Día del Trabajador… y su bici

Fecha: 08.05.2018

Estamos ya en mayo, mes que arranca con uno de los feriados más esperados del calendario. El Día del Trabajador es también una muy buena excusa para detenernos y mirar con atención aquellas bicis que son fieles compañeras de todos los días. Están las que nos llevan y nos traen a la fábrica, a la oficina, al hospital o a la escuela. Pero también están aquellas que nos acompañan durante todo nuestro día de trabajo. Porque no solo se puede ir a trabajar en bici, sino que también podemos trabajar con la bici.
Hay viejos oficios que aún hoy siguen confiando en la bicicleta, a pesar de que los tiempos hayan cambiado. La simpleza, economía y practicidad fueron siempre su fortaleza y gracias a eso hoy sigue siendo el medio elegido por muchos trabajadores.
El paso del tiempo puede haberla hecho disminuir su presencia en las calles, pero eso está cambiando y cada vez se ven más ciclo-trabajadores por la ciudad.
Entre los clásicos personajes urbanos que trabajan con su bicicleta podríamos nombrar al afilador, que aún hoy circula lento por los barrios haciendo sonar su característico chiflo o flauta de pan. Además de movilizarse con la bici, usa el pedaleo para hacer girar la piedra afiladora. Sin dudas es un espectáculo digno de ver. Hoy sigue llamando la atención por lo eficiente que resulta ese sistema primitivo de tan solo unas poleas y un caballete para mantener la bici estable.
No podemos dejar de nombrar al cartero. Aunque hoy ya casi nadie se escriba cartas de papel a mano y nuestros buzones sean receptores de facturas por vencer, muchos trabajadores postales siguen recorriendo sus áreas asignadas con la bici, porque les permite desplazarse con mayor velocidad que si lo hicieran caminando, aunque también es muy común también verlos ir por la vereda de buzón en buzón usando el rodado como si fuera una “camicleta.” Ningún otro medio de transporte podría ofrecerles esa versatilidad, al tiempo que les da una importante capacidad de carga. Al respecto, muchos de ustedes seguramente recordarán a Jaimito el cartero, el personaje de El Chavo del 8. Este simpático hombre había mentido para que lo tomaran en su trabajo, ya que era requisito saber andar en bici pero él nunca había aprendido. De ahí entonces que en cada capítulo que aparecía se lo veía de pie llevando su bicicleta a un lado y nunca montado sobre ella.
Otros oficios clásicos ligados a las dos ruedas son aquellos que tienen que ver con la gastronomía. Cafeteros, churreros y heladeros son patrimonio de las ciudades tanto en verano como en invierno. Ellos fueron desde un principio los precursores de las bicis cargo (que hoy renovadas se llevan todas las miradas). Generalmente usan un modelo de bicicleta típico con la rueda delantera más pequeña que la trasera. De esta forma se hace lugar en el frente para colocar un gran canasto que permita mantener las facturas calentitas o una caja de telgopor para que los helados se conserven tan fríos que nos hagan doler la cabeza.

Texto: Martín Lehmann

Lee la nota completa en Biciclub de mayo N° 281, disponible en kioscos y bicicleterías de todo el país.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 284 - Agosto 2018

NOTA DE TAPA
Rodamos el nuevo Shimano XTR en Eslovenia
NUEVOS PRODUCTOS: Vidriera, con los precios actuales
CICLISMO URBANO: ¿Qué significa intermodalidad?
ENTRENAMIENTO: Técnicas del mountain bike, parte I [+]

    canaglia

    optitech

    philco

    newton

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable