Ocultar Barra

Imperial Tour: Turismo alternativo en Ushuaia

Fecha: 11.05.2015

Faro-UshuaiaRecorridos en bici y a pie por el Parque Nacional Tierra del Fuego, de la mano de Rodrigo Terrán y Bruno García. Los ciclistas se encuentran visitando 34 Parques Nacionales de Argentina mientras documentan estos espacios mediante la fotografía.

Texto y fotos: Travesía Visual

Con las primeras pedaleadas por Ushuaia nos dimos cuenta de lo difícil que resulta este terreno para el ciclista. En menos de un kilómetro sufrimos la variabilidad climática de la que tanto nos habían hablado: tuvimos calor, frío, viento en contra y hasta una leve lluvia. A esto se le sumaron ascensos y descensos que nos hicieron bajar de la bici y empujarlas cuesta arriba algunos metros.
Aunque Ushuaia se caracteriza por su extenso movimiento turístico en verano e invierno, no está preparada para el turista «alternativo». Cuenta con una oferta hotelera muy amplia y restaurantes de primera línea, pero hay pocos hostels y ningún camping cerca de la ciudad. Nosotros tuvimos la suerte de hospedarnos en la casa de los viajeros Claudia y Nico (daleviaja.com.ar) y conocimos el lugar con ellos.
Luego de varios días de recorrer la ciudad decidimos entrar al Parque Nacional Tierra del Fuego por unos cinco días para transitar sus senderos y hacer fotos. Hacia la entrada del parque –que cuesta $40 para residentes nacionales- transitamos 12 kilómetros de ripio, con subidas y bajadas, y luego otros 8 kilómetros hasta el camping. Seguimos por la Ruta 3, con vaivenes aún más pronunciados, a los que se suman las curvas y contracurvas que se deben hacer con cuidado, por los buses turísticos y autos que se cruzan. Esta zona es de dificultad media pero los paisajes incentivan a seguir adelante.

Imperial-Cord-Ushuaia

La mejor comida de tu vida
El Parque Nacional cuenta con dos opciones para visitantes. Un camping agreste que sólo tiene zonas permitidas para realizar fuegos y baños químicos, o el camping Lago Roca, que cuenta con ducha caliente 2 horas al día, parrillas, quincho, refugio y una confitería con platos calientes. Sin embargo, no cuenta con proveeduría y tampoco hay una en toda el área protegida, por eso es importante llevar todo lo necesario desde la ciudad. En nuestro caso, como sabíamos que pasaríamos varios días sin salir, llevamos equipo de camping (carpa, marmita, bolsa de dormir, aislante y utensilios varios), una alforja con comida, más otra con ropa para pasar noches enteras tomando fotos en lugares con mucho viento y quizás imprevisibles lluvias.
Llegamos al parque pasado el mediodía y con hambre. Armamos la carpa en el camping agreste y cocinamos algo rápido para descansar un poco antes de salir a hacer recorridos. Un arroz que comúnmente puede llevar 20 minutos en cocinarse nos llevó una hora y media. El viento nos apagaba el anafe y no permitía calentar la olla. No se llegó a cocinar del todo, pero en esos momentos, el peor arroz que cocinás se vuelve ¡la mejor comida que puede existir!
Más tarde dormimos una pequeña siesta para recuperar energías, pero despertamos con una lluvia intensa que no nos dejaba ni asomar la cabeza afuera. El clima nos obligó a refugiarnos en la carpa hasta el otro día, cuando se pudo salir de a ratos, aunque el viento seguía frustrando nuestras comidas y nos traía el frío de las montañas cercanas.
Fuimos hacia el camping organizado a solicitarles hospedaje durante los días siguientes, ya que allí contábamos con parrillas cerradas y la posibilidad de refugiarnos de las lluvias bajo techo. Desde el primer momento nos atendieron con una gran predisposición y nos permitieron quedarnos el tiempo que fuera necesario. Contentos por la hospitalidad, decidimos aprovechar el momento en que paró de llover para recorrer el parque y marcar puntos propicios para hacer fotos nocturnas.

PN-Ushuaia-2

Senderos únicos
El Parque Nacional propone seis senderos señalizados de dificultades variadas, orientadas hacia el público de trekking de montaña. Para los amantes del ciclismo, se pueden hacer algunos tramos de las rutas que llegan hasta el comienzo de los senderos, pero éstos está prohibidos recorrerlos en bicicleta.
Desde la entrada del parque, a unos 2 kilómetros por la Ruta 3, se encuentra la estación del famoso Tren del Fin del Mundo y una bifurcación hacia dos posibles lugares que se pueden visitar en bici. Hacia el Norte, a través de una ruta de tierra, al cabo de 2.5 kilómetros se llega a un estacionamiento. Allí se deben dejar las bicicletas y realizar unos cuantos metros más para ver la cascada del Río Pipo. La otra opción es, desde la bifurcación, ir hacia el Sur, a la Ensenada Zaratiegui. En un recorrido de 1.5 kilómetros, dejándose caer casi sin pedalear, se llega al llamado correo del fin del mundo. Se obtiene una vista hermosa de la bahía, de la isla redonda. Se la puede visitar con una excursión desde el mismo muelle y también sellar el pasaporte en la estafeta de correo, certificando de esa manera que se ha visitado el fin del mundo.
Otro recorrido posible en bicicleta es, desde el camping Lago Roca, a unos 6 kilómetros hacia el Sur, llegando al fin de la Ruta 3 y al famoso cartel del fin del mundo. También se puede seguir unos metros más caminando por unas pasarelas que permiten una vista bellísima de la Bahía Lapataia. Los demás senderos sólo se pueden hacer caminando y son de dificultad media-alta: el sendero costero, el Hito XXIV y el Cerro Guanaco.
El sendero costero es de dificultad media, consta de 8 kilómetros y toma cuatro horas. Es recomendable llevar comida y agua suficiente. El camino cruza bosques costeros, que de a ratos llegan a distintos claros de la costa del Canal Beagle. Las vistas de los picos nevados chilenos, que se los tiene siempre en frente, son increíbles. Se termina en la ensenada Zaratiegui y se puede volver por la Ruta 3 haciendo dedo o caminando.
El Hito XXVI es de dificultad media, con un largo de 7 kilómetros y 3 horas de tiempo estimado. Es un recorrido muy lindo entre bosques cerrados y finalizando en el Hito que marca el límite entre Argentina y Chile. Es recomendable llevar algo para comer y un rico mate para contemplar la vista de la Cordillera de Darwin que se tiene desde la costa. Se puede llevar una botella de agua vacía y recargarla en los distintos arroyos que se cruzan en el camino.
El último sendero, de mayor dificultad, es el del Cerro Guanaco, de 8 kilómetros y ocho horas de duración. En todo el trayecto se tienen unas vistas hermosas de los distintos cerros que lo rodean y puntos panorámicos dignos de apreciar por varios minutos. Al final se llega a un punto panorámico para apreciar la ciudad de Ushuaia rodeada de la Cordillera de los Andes a un lado. Se recomienda anotarse en la confitería del Lago Roca a la salida y llegada del mismo y también llevar agua y comida para todo el trayecto.
Todos los senderos llevan mucho tiempo, por eso conviene ir con disponibilidad horaria y tener en cuenta que las lluvias son frecuentes en la zona. Algunos trayectos no son fáciles por su amplitud y dificultad, pero todo esfuerzo trae una recompensa única.
imperial tour-travesia visula explicacion

Nota publicada en revista Biciclub Nº 243, marzo 2015.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Fotos, Viajes en bici

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 297 - Septiembre 2019


> «Para qué sufrir por amor si existe el Trasmontaña»
> Cómo aprender a andar en bici a cualquier edad.
> Por qué se rompen los rayos y cómo evitarlo.
> ¿Ciclovías por todas las calles?
[+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable