Ocultar Barra

La importancia de escuchar al cuerpo

Fecha: 19.12.2019

La percepción del estado físico-emocional es fundamental a la hora de preparar y ejecutar los entrenamientos. La tecnología actual nos puede dar la falsa percepción de que todo está bien, pero lo más importante es nuestra auto valoración.

Por Patricia Santiago*

Lunes, 8.30 AM, clase con una alumna donde el plan A en mi esquema es ir a rodar al KDT 20 vueltas con aceleraciones en la recta y trepar sentada con toda la carga.
Este Plan A sólo puede ser llevado a la práctica si al momento de encontrarme con ella mi percepción y la suya sobre su estado en ese momento es el indicado. Y no se trata de “si tiene ganas” de entrenar. Conozco a quien entreno y tanto ella como yo sabemos de sus deseos de progresar, ya que tiene sus objetivos muy claros. Por lo tanto eso quedaría descartado.
Ese día, al verla, noté que su lenguaje corporal y gestual no estaban como para ejecutar mi Plan A. La escuché y decidimos no salir a rodar. No estaban dadas la condiciones físicas ni mentales. Si yo no escuchara esto, lo más probable es que se saldría a hacer el entrenamiento con el riesgo de producir lesiones, fastidio y frustración, ya que el resultado no sería el esperado. Nos perjudicaríamos todos.
Ponete ahora en primera persona. Si entrenás solo debés tener siempre un Plan A, un B, un C, etcétera, de acuerdo a cómo te sientas. Siempre vas a tener algo para entrenar. No te desesperes.
Debés realizar en vos mismo una escala de esfuerzo percibido. Preguntate cómo estás para hoy. Por más que tengas preparado un súper entrenamiento para ese día, solo hacelo si las condiciones sobre lo que percibís del esfuerzo que hará tu cuerpo es la óptima.
Es muy importante escucharte y respetarte.
Tal vez la noche anterior levantaste fiebre o volviste tarde de un evento o te desvelaste y no pudiste descansar o tuviste algún problema que te desenfocó de tus objetivos. Prestale atención a las sensaciones que emite tu cuerpo.
Con toda la tecnología que tenemos hoy en día daría la sensación que está todo “bajo control”. Los pulsómetros, los medidores de frecuencia cardíaca, los relojes que nos marcan los pasos, calorías, horas de sueño, en fin, controlan todo nuestro ser.
Sin embargo no controlan lo más importante, que es la valoración personal.
Escuchate y atendé las respuestas fisiológicas de tu cuerpo. Conocerte es una experiencia que vas cosechando a lo largo de años de entrenamiento y competencias. Con el tiempo vas conociendo tus umbrales de esfuerzo y dolor. Y vas a saber diferenciar el típico cansancio de entrenamiento acumulado de un malestar indescriptible que te dice que hoy no.
Por ejemplo, si estás en tu casa antes de salir a entrenar y notás que con solo moverte un poco tu pulso está alto, es una alerta. Podés entrenar, pero olvidate de hacer algo muy violento ese día.
Conclusión: es clave escuchar tu cuerpo y saber cómo te sentís. La tecnología es muy importante y fundamental. Pero no todos los días nos sentimos igual. No existe ningún aparato que pueda medir tus sensaciones y percepciones. Tu cuerpo y tu mente tienen que estar en sintonía y armonía.


*Masajista (masajes descontracturantes, deportivos, neurosedantes y estiramientos asistidos), entrenadora de duatlón, mountain bike y Personal Trainer: patosantiago1964@gmail.com


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Entrenamiento y salud, Medicina del deporte

Tags: ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 309 - Septiembre 2020


    > El atrás de escena del documental sobre la hazaña de Jean Maggi
    > Ciclovías en América Latina: ¿Temporales o permanentes?
    > Mecánica: desnudamos las mazas de cambios internos.
    [+]

    philco

    ubice

    adsgoogle