Conectá con nosotros

Bicis

Las claves para elegir una bicicleta tándem

Publicado

el

Ya sea para internarnos en un sendero y recorrer caminos rurales como para devorar kilómetros en el pavimento o simplemente dar una vuelta los fines de semana, la bicicleta tándem es definitivamente divertida y eficiente.
¿Por qué? Porque entre otras cosas, las bicicletas tándem son más veloces, más estables en los descensos, tienen dos neumáticos menos para pinchar (comparada con dos bicicletas individuales) y fundamentalmente nos permiten salir a pedalear juntos, más allá de que la habilidad o capacidad física de los pedalistas sea diferente, incluso muy diferente.

Doble diversión
Lo que más disfrutan los expertos en rodar en tándem es que hay diversión y eficiencia garantizadas. A las parejas con distinto nivel de pedaleo les permite que ambos logren el nivel de paseo/entrenamiento que desean…¡sin que nadie se quede atrás! Y a las que tienen similar nivel… ¡alcanzar mayor velocidad! En el primer caso, tanto el capitán (así se le llama al que conduce el tándem) como el copiloto pueden indistintamente martillar sobre los pedales mientras que el acompañante lo puede hacer con calma.
Otra ventaja maravillosa es poder comunicarse con facilidad entre compañeros de pedaleo, ya que ambos están sentados muy cerca entre sí. Los tándems también son excelentes “tractores” para traccionar remolques para niños o de carga. Y, cuando los hijos son ya lo suficientemente altos, es posible rodar con ellos.
Además, un tándem tiene dos “motores”, por lo que puede superar fácilmente en velocidad (a similar nivel de pedalistas y materiales) a los ciclistas que conducen bicicletas convencionales, y la resistencia aerodinámica es casi la misma. En las bajadas, literalmente vuelan, motivo por lo cual los frenos de tándem deben ser particularmente potentes, y en el llano o con viento de frente la superioridad con respecto a un ciclista individual es grande. Y dos ciclistas experimentados pueden escalar casi tan bien como cualquier ciclista solitario, ya que los buenos tándems destinados a la velocidad en ruta ofrecen posiciones aerodinámicas e incluso pesan menos que dos bicicletas de ruta individuales.


Foto de Thomas Baumann en Co-Motion Cycles

El tándem es ideal para un adulto y un niño. Quizás el costo sea mayor que el de una bicicleta trailer para niños más la bicicleta del adulto, pero el resultado al andar será muy superior. Además, al tándem se le puede instalar un asiento o un trailer para niños, tal como a una bicicleta individual, lo que permite rodar juntos a toda la familia
Un viaje en tándem es definitivamente emocionante.
Lamentablemente en nuestro país prácticamente no hay opciones que no sean artesanales, con el agravante de que hay escasísimos fabricantes de cuadros que los hacen y con pocas variantes. Y al ser artesanales y tener que integrar los componentes uno por uno, son mucho más caros que un equivalente que viene completo de fábrica, tal como sucede con las bicis convencionales.
Muy por el contrario, en el hemisferio norte hay una gran variedad de oferta de tándems livianos, eficientes y rápidos, diseñados para distintos terrenos: ciudad, ruta, montaña, etcétera. En esos países es posible optar por modelos con cuadros de acero al cromomolibdeno (cromoly), aluminio, titanio y carbono.

Cómo elegir un tándem
La mayor parte de los tándems tienen dos asientos, aunque los hay de tres y más, pero los tándems dobles son los más utilizados.
Para diversión y deporte de fin de semana, para cicloturismo, para paseo playero, para montaña con doble suspensión, etcétera; tal como en el caso de las bicicletas individuales, lo primero que hay que saber para seleccionar un tándem es para qué y cómo lo vamos a usar y en qué terrenos, además de naturalmente saber con quién lo vamos a rodar, ya que no es lo mismo rodar en soledad con un acompañante que se supone va a ser siempre el mismo que, por ejemplo, rodar en un pelotón de tándems con un cierto propósito.
Lo más coherente es que se elija un tándem de similares características a las de nuestra bicicleta principal o preferida. Si uno prefiere la ruta es probable que elija un tándem de ruta y disfrute de la enorme velocidad que nos proporciona. Y si uno es mountain biker, es posible hasta optar por un tándem full suspension, con el que viviremos una extraordinariamente diferente experiencia en los senderos, sorprendiéndonos de cómo la rueda trasera se contacta firmemente con el suelo en las escaladas.
Y el plus de velocidad no lo perderemos con un tándem de montaña respecto de ruteros solitarios de similar o incluso mejor estado físico.

Los diseños
Un mal cuadro de tándem hecho por alguien que no conoce en profundidad el tema puede resultar un verdadero dolor de cabeza, tanto por su funcionamiento, por su falta de comodidad y principalmente por su flexión. Se trata por lo general de malos diseños con malos materiales. Son tándems que tienden a bambolearse y pueden hacerse incontrolables en ciertas situaciones.
Pero veamos el tema parte por parte.

El cuadro
Un tándem debe ser construido de manera más resistente que una bicicleta individual, porque soporta más peso en un cuadro más largo. Para evitar que se flexione de lado a lado mientras se pedalea, en los cuadros generalmente se agregan uno o dos caños de cuadro adicionales, que corren aproximadamente a lo largo del eje de torsión de la bicicleta. Esa es una línea imaginaria que va desde el caño de frente, donde se dirige la bicicleta, hasta las punteras traseras, que sostienen la rueda trasera.
Algunos diseños colocan un caño a lo largo de ese eje, dividiéndolo en un juego adicional de vainas para llegar a las punteras. Algunos instalan un caño desde el caño de dirección hasta la caja pedalera trasera. Y hay otras variaciones sobre este tema.
Algunos pocos diseños ignoran esto por completo, pero a menos que incorporen caños de gran tamaño, el cuadro flexionará con cada golpe de pedal. Cuanto más pesados sean los ciclistas, especialmente el copiloto, mayor será la flexión.

La caja y la cadena traseras
Los tándems obviamente tienen dos juegos de pedales, con una cadena adicional (llamada cadena de distribución) entre ellos. En algunos tándems, la cadena de distribución está a la izquierda, en otros a la derecha. Ambos diseños son correctos.
Como la cadena de distribución no se mantiene en tensión mediante un descarrilador, se necesita otro método para evitar que se afloje. Esto se logra utilizando una caja pedalera excéntrica. Dentro de una carcasa exterior más grande, la caja pedalera real está en una carcasa circular descentrada. La rotación de la carcasa modifica la posición de la caja pedalera.

La transmisión
El cambio de marchas de un tándem es muy parecido al de una bicicleta individual, excepto que el rango debería ser mayor. Idealmente, un tándem necesita velocidades tan bajas como las de una bicicleta de montaña. Es difícil “bailar” con gracia sobre los pedales para superar una cuesta arriba en tándem con la misma eficacia que un ciclista individual, y pedalear sentado requiere marchas más bajas. Por el contrario, también requiere marchas tan altas como las de las bicicletas de competición de ruta, de modo de aprovechar la potencia superior de un tándem frente a la resistencia del aire y/o del viento, en cuesta abajo y en llano.

Los frenos
Los frenos fiables son vitales. Si bien hoy son casi de uso universal los frenos a disco, para un adulto y un niño un freno v-brake delantero y trasero es suficiente. Pero en general es recomendable utilizar buenos frenos a disco, ya que la inercia es muy grande y en situaciones extremas brindan máxima seguridad.

Las ruedas
Las ruedas tándem deben ser más fuertes. Más rayos hacen a la rueda más fuerte, de manera que 36 rayos serán mejores que 32. Hay mazas y llantas para tándem para 40 o incluso 48 rayos por rueda. Eso proporciona un valioso seguro contra daños en las ruedas si el tándem lleva más peso, ya sea en forma de pasajeros pesados o mucha carga en un viaje de cicloturismo. Por supuesto esto es más necesario cuanto mayor sea el diámetro de la rueda.
Los neumáticos de un tándem también necesitan más presión para hacer frente al mayor peso. Por lo general conviene inflarlos hasta el extremo superior de presión que se informa en la pared lateral del neumático.

La carga
Un tándem solo puede llevar la misma cantidad de alforjas que una bicicleta individual, por lo que si planeamos salir de viaje (o incluso de compras), debemos asegurarnos de que el tándem tenga soportes para portaequipajes traseros y delanteros y si eventualmente vamos a salir de viaje en camping es altamente probable que necesitemos añadirle un trailer de carga a nuestro tándem.

Las prestaciones
Una de las grandes virtudes de los tándems actuales es la comodidad como virtud casi excluyente. Los capitanes normalmente no han tenido nunca problemas, ya que la parte delantera es muy similar a la de una bici convencional y además el capitán está sentado hacia la mitad de un largo cuadro que precisamente es donde más flexiona, por menor que sea esta flexión. Pero los copilotos, que están sentados casi sobre la rueda trasera, sufren los baches doblemente, con el agregado que al estar atrás es casi imposible ver el bache que se viene y prevenirse del impacto despegando el culo del asiento, salvo que el capitán le avise.

Afortunadamente hoy hay caños de asiento con suspensión que pueden aliviar los impactos y, como dijimos, tándems con doble suspensión.
Una ingeniosa ventaja de los tándems es poder mezclar y combinar componentes para adaptarse a ambos ciclistas. Por ejemplo, muchos modelos tienen diferentes manubrios en la parte delantera y trasera, para que ambos ciclistas puedan sentirse más a gusto.
En este sentido, una importante decisión es a qué forma de manubrio recurrir. Los manubrios planos o de doble altura de MTB nos ofrecen una posición más erguida, ideal para senderos, viajes largos y cicloturismo y más control para traccionar remolques.
Los manubrios de ruta se encuentran naturalmente en tándems de ruta o de larga distancia, básicamente porque ofrecen más posiciones de manos, lo que ayuda a controlar la bicicleta y a sobrellevar dolores posturales en recorridos largos. Además permiten una posición de conducción más aerodinámica.

La talla del cuadro y la posición
Como en toda bicicleta, en el tándem también es importante el talle. Aunque igual que en las bicicletas individuales, dentro de cada talle es posible hacer ciertos ajustes, lo esencial es que el talle destinado a cada uno de los tripulantes se corresponda con su particular morfología corporal. Este es justamente uno de los problemas de los tándems industriales, que están hechos para estaturas “promedio” (y sabemos que las medidas “promedio” son muy raras en el ser humano).
Una particularidad de los cuadros tándem respecto de los individuales es que necesitan más distancia libre entre el caño superior y la ingle del capitán y menos para el copiloto, ya que aquel es el que se pone de pie en las paradas, lo que demanda que sus pies tengan completo apoyo en el piso, mientras que en paradas cortas el copiloto se mantiene sentado y con sus pies en los pedales o simplemente hecha un pie al suelo.
Una medida clave es el alcance del copiloto al manubrio, que debe ser cómodo y a su medida, tal como en una bicicleta individual, y ofrecer una distancia generosa con la espalda del capitán, para evitar que aquel pueda sentirse aislado o claustrofóbico, que pueda respirar libremente y observar el paisaje. Es conveniente instalar stems ajustables atrás, lo que permite acomodarlos a la posición de manejo más eficiente para el copiloto.
Una de las claves al elegir un tándem es saber con certeza quién va a ser el capitán. Normalmente es la persona más corpulenta la que va adelante, pero esto es en realidad una decisión personal de la pareja.
Resulta bastante difícil que un tándem esté a la medida de los dos usuarios, de modo que ante la duda es preferible que esté a medida del capitán, ya que es este quien debe mantener la bicicleta equilibrada y bajo control al detenerse, lo que hace que además, como ya dijimos, la distancia entre el caño superior y la ingle del capitán deba ser generosa.
En caso de que la diferencia de estatura entre los dos usuarios sea importante, para que ambos lleguen correctamente a los pedales es posible optar por un cuadro de menor talla e instalar para el más alto un stem más largo. Pero si se opta por un cuadro que resulte de superior talla que la del copiloto, parte del problema se podrá corregir con un stem más corto.
Si utilizamos el tándem simplemente para viajes placenteros y no para devorar kilómetros o para alcanzar altas velocidades, es conveniente que el manubrio esté lo más elevado posible, para brindar al piloto menos carga en sus espaldas y cuello y al copiloto mejores vistas del paisaje.

Preguntas a hacerse antes de comprar un tándem
• ¿Cuánto quiero gastar? Si la idea es rodar regularmente, los buenos tándems con caros. Incluso hoy día los hay con asistencia eléctrica, obviamente más caros aun.
• ¿Que nos resultará mejor, un tándem tradicional o uno recumbent?
• ¿Para qué lo usaremos: recreación, turismo, deporte?
• ¿Cuán largas van a ser nuestras jornadas de pedaleo?
• ¿Pretendemos trasladarlo en nuestro auto (por lo que necesitaremos un porta de techo específico)?
• ¿Qué accesorios necesitaremos?
• ¿Somos los dos potenciales usuarios compatibles en situaciones estresantes?

Fotos:
Co-Motion Cycles (https://www.facebook.com/CoMotionCycles/ | https://co-motion.com/).
Co- Motion Cycles es una de las más prestigiosas y sofisticadas marcas de tándems del mundo, con fabricación artesanal en su planta de Oregon, Estados Unidos de Norteamérica.

Fuentes:
https://www.abcycle.com/articles/tandem-bicycles-pg400.htm (A&B Cycles, una bicicletería de Springfield/Missouri/Estados Unidos).
https://www.bicycle-and-bikes.com/bicycle-buying-guide/tandem-bicycles/how-to-buy-a-tandem-bicycle/
https://www.cyclinguk.org/article/cycling-guide/guide-tandems (Cycling UK)

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Bicis

Llegan a la Argentina las bicicletas Factor, una marca inglesa de elite que ha establecido nuevos estándares en la competición 

Publicado

el

Serfas SRL, una empresa del grupo Team Mz*, empezó a importar y distribuir en Argentina la selecta marca británica de competición Factor. Por ello, el pasado 1º de diciembre la empresa concretó una presentación de la marca en la tienda Koa Bikes, ubicada en Martínez (GBA), en donde estuvieron presentes deportistas, representantes de tiendas del gremio y el destacado triatleta argentino Luciano Taccone, embajador del Team MZ, quien presentó su nueva bici, la Factor Hanzo.

Heredera de bf1 systems, una empresa orientada al alto diseño y a la última tecnología, Factor es una empresa inglesa que diseña y fabrica solo productos de altísima gama en una planta propia ubicada en Taiwan.

Lo esencial —según nos manifestó un vocero de la empresa— es que en sus propias bicicletas Factor no maneja el precio final como variable, sino que solo pretende desarrollar el mejor diseño y la tecnología más refinada, sin reparar para ello en costos. Apunta a la mejor calidad y a un público reducido. Un ejemplo que se oyó en la presentación: tener una Factor sería algo así como tener un Aston Martin, marca de la que la empresa madre es proveedora, así como de Ferrari y Lamborghini y de equipos de Formula Uno, Moto GP y WRC.

Tal es lo destacado en calidad y tecnología de las propuestas de Factor que en sus bicicletas utiliza, por ejemplo, materiales que se usan para la fabricación de misiles y que son casi imposibles de conseguir y, en caso de conseguirlos, elevan los costos del producto a límites no comerciales. Ese es el espíritu de Factor.

Durante la presentación supimos que hay detalles en esta marca que son asombrosos. Por ejemplo, el interior del cuadro, que obviamente no está a la vista, en este caso está pulido y no tiene ningún tipo de reborde o residuo de material. Como son por fuera, así son por dentro las Factor, debido a que se utiliza maquinaria avanzada, lo que permite que cuanto más prolijo sea el interior del cuadro más liviana sea la bici.

Por su parte, la empresa Black Inc, que también es de Factor, hace ruedas, manubrios, caños portasilla y otros componentes en el mismo nivel tope de calidad.

El team Israel adoptó las Factor, que además son utilizadas por muchos otros equipos y atletas individuales, ya sea por opción como por sponsoreo. De nuevo: no importa el precio, sí importa la tecnología. El enfoque no es ¿cuántas vamos a vender?, sino ¿se pueden hacer mejor? Si se puede hacerlas mejor, hagámoslo.

Muchas bicis de Factor vienen de serie con caja pedalera y dirección Ceramic Speed, cinta de manubrio Black Ink y una serie de componentes y accesorios que las hacen definitivamente diferentes a lo que hoy se ve en los pelotones.

Durante la presentación estuvo presente un gran triatleta argentino, Luciano Caraccioli, quien mostró una Factor Hanzo de crono de la que ya disfruta y que agradeció el apoyo de la empresa a su carrera deportiva.

Un poco de historia de una marca singular

Guido Morales, distribuidor de la marca, fue el encargado de referir durante el encuentro una sinopsis de la historia de Factor.

“La marca Factor nace en Inglaterra de su empresa madre, bf1 systems, orientada a lo más elevado del diseño y la tecnología, con clientes del nivel de Aston Martin, Ferrari o Lamborghini y equipos de Formula Uno, del Moto GP y del del WRC (World Rally Championship). Comienza a crear estas bicicletas en el 2009 y hoy es una marca a seguir por el resto de la industria, tanto por diseño y tecnología como por estética.

El primer modelo de Factor fue la 001, una bici súper innovadora que está expuesta en el Museo de Ciencias de Londres, ya que su diseño era para aquel entonces ciertamente radical. Y es Factor quien da los primeros pasos en la industria en la integración de todos los sistemas ergonométricos. Las palancas ya tienen con potencia y torque instantáneo, por ejemplo. Una computadora completamente integrada informa hasta de la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal del ciclista. Se comienza a ver la integración del juego de dirección con el cuadro y del stem con el manubrio, cosa que ahora es un estándar en la gama alta. Y los frenos a disco, que no eran nada común por entonces.

Esta bicicleta hizo mucho ruido en la industria y en el público especializado, lo que decidió a la empresa a hacer 50 unidades que se vendieron antes de comenzar a fabricarse.

Factor comenzaba a ganar prestigio, a hacerse objeto de deseo, y ya en el año 2012, junto a Aston Martin, relanzaron la 001 con el nombre de 007, con una vuelta de rosca mayor en lo tecnológico y con el toque Aston Martin, con detalles y materiales exclusivos, incluyendo un asiento cosido a mano del mismo cuero que el del auto.

En ese punto la empresa decidió hacer la bici en serie, con el objetivo de llegar a un público más amplio, aunque obviamente no masivo, ya que su precio resultaba casi prohibitivo. Y para ello optaron por montar una fábrica propia en Taiwan, donde comienzan a producir en serie, aunque aun no adaptándose a las reglas UCI. Lo importante era innovar, mejorar el producto, sin por el momento limitarse por el reglamento.

Y en 2013 lanzan su primer modelo de serie, basado en la 007 pero con algunos componentes más estándar, con frenos integrados al cuadro y manteniendo características como el caño diagonal dividido en dos, el frente integrado con el manubrio y la potencia dentro de las palancas, todo buscando siempre el mejor rendimiento aerodinámico posible.

La bici es muy bien recibida por el público, pero a la gente de Factor le hizo ruido el tema UCI, ya que a esa altura querían competir de igual a igual con las marcas líderes. Para ello incorporaron nuevos ingenieros y corredores del pelotón profesional y en 2015 lanzaron el modelo One, con toda la innovación aunque no tan radical como sus primeros modelos, ya que había que ajustarse a las reglas UCI, que son sumamente restrictivas en cuanto a diseño y peso. Pero eso, sí, manteniendo muchos de los detalles de lo que venían haciendo, como el frente integrado y el manubrio, la integración de todo el cableado y el particular diseño de las vainas traseras, cosas que hoy resultan comunes pero que en aquel entonces no lo eran.

Ya con ese modelo, Factor comenzó a auspiciar a equipos continentales, desarrollando un rico feedback entre sus corredores y sus ingenieros y diseñadores, una interacción que les permitió descubrir que si bien la One era súper rígida y súper aerodinámica, le faltaba algo para la montaña.

En ese punto fue que decidieron desarrollar una nueva bicicleta, la O2, que se lanza en 2016 y que apuntó a ser liviana y a comportarse como una flecha para escalar.

Con este modelo Factor logra su primera bici capaz de enfrentar diversidad de exigencias, logrando victorias en carreras importantes y haciendo ruido tanto dentro como fuera del pelotón.

Durante ese mismo año Factor suma su apoyo al equipo World TourAG2R, el equipo World Tour que lideraba en ese entonces Romain Bardet, que como buen escalador se había enamorado de la O2. Asi es que Factor ingresa a primera. Y como necesitaban también una bici de crono, ese mismo año empiezan a desarrollar la Slick, creando para ello un departamento especial. El fruto de este equipo fue una bici también muy diferente al estándar del momento, que, como hoy la Hanzo, ya tenía las vainas súper dimensionadas y el caño diagonal dividido

Fueron dos años en el World Tour, sumando experiencias de los mejores del pelotón, ganando etapas y podios, y en el 2019 la empresa comenzó a trabajar con el Israel Start-Up Nation (ahora Israel Premnier Tech), liderado por Chris Froome.

Esa poderosa sociedad generó que se empezaran a elaborar dos nuevos proyectos, dos nuevas ‘armas de correr’. El resultado es que de la tecnología que se le agrega a la O2 surge la VAM, que en su cuadro utiliza menos material (menos resina en particular), para bajar el peso y lograr mayor rigidez y por lo tanto mayor velocidad. VAM significa precisamente Velocidad de Ascensión Media.

Ya la marca tenía la súper escaladora, o sea la O2 VAM, pero ingresados al Israel Factor decidió tener lo mejor de lo aerodinámico de la One y lo mejor de lo de la O2 VAM para que hubiera una única bicicleta para las etapas de sprint llanas y las etapas de escalada. Y en el 2020 surgió el modelo Ostro, una súper tope de gama que se utiliza en el World Tour como única bici y que inaugura este escalón por encima de lo conocido como tope de gama que hoy están desarrollando algunas pocas marcas.

En un paso posterior se desarrolló la Hanzo, que llega al extremo de las reglas UCI y que a partir de ahora será la bicicleta del triatleta argentino Luciano Caraccioli.

Con menos de 15 años de vida, Factor se ha constituido sin duda en un faro en la industria de las bicis de competición.”

https://www.instagram.com/factor_argentina/

*Team Mz es un grupo empresario argentino enfocado en la bicicleta y el mundo outdoor, con más de 20 años de trayectoria en el mercado argentino represenbtando y distribuyendo marcas premium de ciclismo, outdoor y deportes en general. El grupo Team Mz basa su estrategia en la misión de su empresa madre, 10x SRL.

Continua leyendo

Bicis

#Vidriera con precio: Bicicleta infantil SLP Dolphin

Publicado

el

• Cuadro SLP Dolphin de aluminio, con calco al agua bajo barniz.

• Frenos v-brake de plástico.

• Asiento combinado con el diseño del cuadro.

• Estabilizadores combinados (en rodado 12 y 16).

• Cubre cadena combinado.

• Guardabarros plástico.

• Sillita porta muñeca.

• Canasto plástico con flores.

• Tiras de colores en los puños.

• Rompedientes protector.

• Disponibles en rodados 12, 16 y 20.

https://wa.me/message/NRY3YJYZPSY3I1

$ 39.374

$ 41.264

EL PRECIO ES ORIENTATIVO Y PUEDE CAMBIAR SIN PREVIO AVISO

Continua leyendo

Bicis

#Vidriera con precio: Bicicleta SPY Trick Dirt

Publicado

el

Con su geometría de cuadro agresiva, su agilidad y resistencia, la Spy Trick es la mejor opción si tu idea es desafiar los límites. Rodado 26, cuadro de aluminio, frenos a disco, horquilla con suspensión con precarga y transmisión Shimano de 21 velocidades. Subite y empezá a disfrutarla.

WhatsApp +541149823418

$ 96.999

COMPRAR

EL PRECIO ES ORIENTATIVO Y PUEDE CAMBIAR SIN PREVIO AVISO

Continua leyendo

Bicis

#Vidriera con precio: Mountain bike SLP 10 Pro R29 modelo 2023

Publicado

el

• Cuadro SLP 10 Pro de aluminio con calco al agua bajo barniz y juego de dirección integrado 1-1/8”.

• Horquilla de suspensión SLP.

• Transmisión 3×7: cambio Shimano Tourney TZ31, descarrilador SLP. mandos integrados SLP 3×7, triple plato de acero SLP,  piñón de 7 coronas a rosca, caja pedalera sellada con bolillero.

• Ruedas SLP 10 Pro con llantas de doble pared y cubiertas 29×2.10 Obor Billy Goat de 30 tpi.

• Frenos a disco mecánicos SLP.

• Stem, forma y portasilla SLP.

• Pedales PVC.

• Pie de aluminio regulable.

https://wa.me/message/NRY3YJYZPSY3I1

$ 66.572

EL PRECIO ES ORIENTATIVO Y PUEDE CAMBIAR SIN PREVIO AVISO

Continua leyendo

Más Leídas