Ocultar Barra

Pasó en el taller: ¡que clientela!

Fecha: 14.06.2019


Conocido grandote del barrio, de unos 150 kilos, ingresa al taller.
—Buenas, che, viste los rayos de bici…, ¿se venden sueltos?
—Sí, me tenés que decir la medida.
—¿Tenés uno para mostrarme? Te digo para qué es: quiero hacerle un “manguito” a un hueso de pescado para que quede una punta. Le das con eso a alguien y lo arruinas.
—Ajam….
—Sí, viste que está todo re complicado. Es para una amiga. Le hago un manguito de cuero y queda re disimulado. Al primero que se mande una…
(El hombre hace un gesto como que apuñala a alguien)
—Claro, emm, yo creo que si lo hacés así y así, te va a quedar con mejor agarre y con un alma de acero en el hueso.
—Gracias amigo, después te lo traigo.
No sé quién fue peor: el que vino con la idea o el que le cerró la idea…

Por Damián Raggetti: propietario de la bicicletería Rashe.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Curiosidades, Personajes

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 309 - Septiembre 2020


    > El atrás de escena del documental sobre la hazaña de Jean Maggi
    > Ciclovías en América Latina: ¿Temporales o permanentes?
    > Mecánica: desnudamos las mazas de cambios internos.
    [+]

    philco

    ubice

    adsgoogle