Ocultar Barra

Philco amplía su propuesta de movilidad urbana con monopatines eléctricos

Fecha: 26.02.2020

Al ritmo de la tendencia en las principales ciudades del mundo, Philco, una de las marcas de productos electrónicos líderes del mercado, está apostado desde hace dos años a la movilidad urbana, en la cual debutó con bicicletas de paseo, plegables, mountain bikes e infantiles, para luego hacer un fuerte lanzamiento de bicis eléctricas, logrando conjugar su experiencia en el mundo de la electrónica con el de la movilidad urbana.
Continuando su trabajo en esta línea, con una inversión cercana al millón de dólares, después de un año de desarrollo, Philco amplía ahora su presencia en este campo con un monopatín eléctrico exclusivamente pensado y diseñado para el mercado argentino. “Desarrollar este primer monopatín nos costó casi un año de trabajo. Tanto estudiar qué existe afuera, cómo son los usuarios que los utilizan y cómo podría adaptarse este producto para que funcione de la mejor manera acá en Argentina, porque obviamente las calles de Toronto o Zurich son muy distintas a las de nuestras ciudades. Y no solo por fisonomía, también por las distancias que se recorren acá con este tipo de vehículos”, nos contó Felipe Luongo, jefe de producto del segmento.

Parte del desarrollo de Philco también se basó en estudiar las normas de seguridad internacionales de los monopatines y a la vez trabajar de la mano de la nación y la ciudad de Buenos Aires en cuanto a las legislaciones locales vigentes.

El diseño
En cuanto al diseño del monopatín, Luongo nos asegura que se trabajó en dos frentes principales: el de la seguridad y el del confort: “Trae frenos electrónicos y a disco en ambas ruedas -el primero en el país de este tipo-, algo que nos parece fundamental en ciudades como las nuestras, en donde autos, colectivos, bicicletas y monopatines comparten la vía pública. Además trae luz trasera y delantera y luz de stop”. En cuanto a lograr un andar confortable: “Lo logramos utilizando ruedas con neumáticos inflables rodado de 8.5 pulgadas, lo cual es mucho más cómodo para el uso en nuestras calles”, asegura Luongo.


Respecto a lo electrónico, el monopatín de Philco trae una batería de ion-litio súper moderna, que se carga por completo en 4-5 horas y tiene una vida útil de seis años aproximadamente, y un motor muy potente. “Más allá de los watts, quisimos que responda sobre todo en cuanto a su conversión de aceleración y velocidad. Si bien cumplimos con las normas internacionales y la legislación local de no superar los 25 km/h de máxima, el tema es cómo llega el motor a esa velocidad y cómo logra recuperar la aceleración y velocidad luego de frenar o desacelerar. Y en eso justamente el motor de nuestro monopatín se diferencia a los que hoy ofrece el mercado”, afirmó Luongo.
Otro gran diferencial del monopatín del Philco es que puede alcanzar una inclinación de 30 grados, lo cual significa 15 a 20 grados más respecto de otros monopatines que ofrece el mercado. “Esto tiene que ver con la potencia del motor y en cómo adaptamos el software y el controlador”, aseguró Luongo.
El monopatín de Philco ofrece tres modos de conducción: Eco, Drive y Sport, los cuales se diferencian por brindar distinta velocidad final y curva de aceleración. Y su batería nos brinda una autonomía de al menos 25 kilómetros de distancia en el modo Sport, que es el que mayor energía requiere.

Con garantía de seis meses y una red de servicio técnico a lo largo del país, los usuarios podrán adquirir el monopatín en la tienda oficial (www.philco.com.ar) o en la tienda oficial de Mercado Libre (tienda.mercadolibre.com.ar/philco) y en algunas casas de hogar y electrónica a un precio sugerido de 54.999 pesos.

En poco tiempo hemos visto como ha florecido en las calles porteñas el uso de este vehículo que se caracteriza por combinar agilidad, economía y practicidad. En este sentido Philco propone una alternativa que responde a los más altos estándares de calidad internacional a un precio muy competitivo de mercado, y promete seguir trabajando y lanzando nuevos productos dentro del segmento.


EL TESTEO

Por Ariel Sabatella

Debo confesar que hasta el momento previo de montar un monopatín eléctrico estaba colmado de prejuicios… A veces ser ciclista genera eso, que ante un vehículo nuevo que no genera esfuerzo muscular, pensemos que no sirve, pero no es así. La clave es entender a quién va apuntado este vehículo y cuál es su uso para así poder dimensionar su importancia.
Generalmente los monopatines están concebidos para hacer trayectos cortos, de 2 a 5 kilómetros, la distancia ideal, en lugares en donde te puedas trasladar sin preocuparte por dónde estacionar, ya que se pliega en dos segundos convirtiéndose en un vehículo súper portable. Así se puede meter en un banco o en cualquier oficina o comercio. Siendo ideal para ir a trabajar, hacer trámites y trasladarte a lugares cercanos.
El monopatín eléctrico Philco se carga a la red doméstica como un celular, con un transformador que trae al comprarlo. Su carga se completa en cuatro horas y nos da una autonomía de como mínimo 25 kilómetros. Por lo cual, alguien que lo usa unos 5 kilómetros diarios solo tendrá que cargarlo una vez por semana.
En cuanto a su uso, lo probamos en calles y ciclovías de la ciudad y se comportó muy bien. Al principio te subís un poco temeroso pero en pocos metros ya te sentís uno con el vehículo.
Los modos de asistencia eléctrica del motor son: Eco, que te asiste hasta 10 km/h, Drive, que lo hace hasta 18 km/h y Sport, hasta 25 km/h. Todos los modos están muy bien segmentados en cuanto a la velocidad y la aceleración que proveen. De todos modos, le terminé agarrando el gustito y usándolo en Sport todo el tiempo. Lo mejor de todo es la gran respuesta de su motor. Es ágil en el transito y el hecho de que el motor sea trasero es fundamental para tener una sensación agradable de empuje.
El rodado, por más que sea pequeño, se compensa con otras cosas como el hecho de tener cámara, ya que así podemos variar la presión de inflado y sentir un andar más confortable. Al momento de pasar por las típicas cunetas de la ciudad de Buenos Aires y hasta por las vías del tren, con un leve balanceo del cuerpo se pasan sin problemas, lo cual me generaba algunas inquietudes antes de probar el monopatín.
Otro punto a descatar son los frenos, a disco en ambas ruedas, lo que provee de un muy buen poder de frenado.
Sin dudas estamos ante una nueva generación de transporte urbano en la cual la propulsión eléctrica, la portabilidad y la integración con la tecnología conviven de la mejor manera.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: E-bike, Productos, Tendencias

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    iLEELA GRATIS ACÁ!

    Nº 304 - Abril 2020


    > Desventuras femeninas y cómo superarlas
    > El mantenimiento casero de los frenos.
    > ¿Para cuándo los estacionamientos para bicicletas?
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable