Conectá con nosotros

Deporte y Entrenamiento

Pidcock ganó el mundial de e-MTB y también el de XCO Sub-23: no hay motor que valga, lo que vale son las piernas

El británico Thomas Pidcock, mountain biker, ciclocrosista y rutero, una de las más firmes esperanzas del ciclismo mundial, lo hizo nuevamente. El pasado miércoles ganó en Leogang, Austria, el campeonato mundial de e-MTB, o sea de bicicletas de montaña asistidas por un motor eléctrico. Pero al veinteañero no le alcanzó con una medalla de oro, ya que hoy se hizo de una segunda medalla dorada al ganar en el mismo escenario el mundial de XCO Sub-23, naturalmente en esta ocasión con la única asistencia de la energía que produce su prodigioso cuerpo.
Digámoslo a la antigua, cariñosamente dedicado a los que insisten en que las bicicletas con asistencia eléctrica no son verdaderas bicicletas: en cualquier bici que vayas lo que valen son las piernas…

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deporte y Entrenamiento

José «Maligno» Torres: “Todavía me faltan sueños por cumplir”

José “Maligno” Torres Gil, 25 años, recientemente incorporado al Team Pro de Kench Latinoamérica, nos cuenta su historia, su actualidad y sus sueños en el BMX freestyle, que hoy intenta conquistar con una novedosa y refinada marca de bicis.

De pequeño practicaba futbol en Bolivia, donde nació, pero a los 11 años sus padres decidieron volver a la Argentina, exactamente a la capital de Córdoba, por cuestiones laborales. Allí se crió y se enamoró a primera vista del BMX Freestyle. Con Francisco, su hermano mellizo, pasaron desde pequeños por varios equipos de fútbol, pero cuando llegaron a Córdoba los clubes estaban cerrados por vacaciones, cosa que los llevó a entretenerse por su cuenta. “Una tarde fuimos un rato a patear la pelota al Parque de las Naciones y de casualidad vimos a lo lejos a un tipo que más tarde pasaría a ser nuestro amigo, haciendo un flair, un giro en 180º hacia atrás. Ver eso fue muy loco, nos generó una adrenalina muy rara”, relata Maligno, con la emoción intacta de aquel día. Los mellizos no pudieron evitar acercarse y pedirle prestada la bici para pedalear un rato en la rampa: “Aunque ese día solo dimos unas vueltas, ya sentimos la adrenalina que el BMX Freestyle tenía y desde ahí nunca más nos bajamos de la bici.”
A los 14 años Maligno y su hermano empezaron a andar en bici más en serio, se propusieron llegar lejos y competir en los mejores eventos del mundo. Pero cuando terminaron la secundaria fue cuando sus papás les plantearon qué querían hacer: “Gracias a Dios ellos apoyaron lo que decidimos, que fue darle al máximo al deporte que nos apasionaba sin saber dónde podríamos llegar, ya que sólo éramos unos soñadores.”

El dolor
Durante un tiempo los hermanos compartían la bicicleta, hasta que sus viejos lograron comprarles otra bici usada. “Vivíamos pegándole con el martillo todas las noches para repararlas, porque eran piezas débiles y se doblaban cuando intentábamos cualquier truco”, recuerda Maligno. Pero gracias al apoyo de sus padres la pasión de los hermanos fue creciendo y dando frutos. Fue así que viajaron juntos profesionalmente para competir, aunque a los 22 años una lesión en la espalda, debido probablemente a la acumulación de los golpes, y una escoliosis, sacaron de las pistas a Francisco, quien ya no pudo seguir competiendo a nivel profesional: “Tuve que seguir solo –confiesa con tristeza Maligno. Creo que jamás logré acostumbrarme a verlo golpearse. Siempre preferí reventarme yo y que a él no le pasase nada.”

Los triunfos
El rider que nos ocupa ha participado de campeonatos internacionales como el Nass, Fise World2, UCI BMX Freestyle Park World Cup y Simple Session y los X-Games. Obtuvo múltiples títulos y medallas a lo largo de su carrera, entre ellos el Campeonato Nass Pro Park en 2017 y una medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.
Pero los mayores logros de Maligno no solo son títulos sino cumplir un sueño que tuvo desde niño: “Competir con mis ídolos y llevar la celeste y blanca por el mundo, es lo que más me llena de alegría. Todavía me faltan sueños por cumplir, ya que tuve algunas lesiones que me sacaron de las pistas durante varios meses. Llegar a los juegos de Tokio es algo que aún no logro sacarme de la cabeza. Ojalá Argentina tenga tiempo de sumar puntos.”
Cuando le preguntamos a Maligno qué es lo más lindo que vivió arriba de la bici no vaciló: “Poder disfrutar con mi mellizo tantos viajes juntos, conocer muchos países y haber ganado una familia enorme –amigos, hermandad– gracias al BMX freestyle.”

Lo que se viene
Respecto del futuro próximo, Maligno está muy motivado con llegar a Tokio 2021 y para eso se está preparando a full con sus entrenamientos, tanto bajo la bici como sobre ella, además de llevar una buena alimentación. “Hay muchos campeonatos en puerta que por el tema de la pandemia no sabemos si se realizarán, pero de todas formas no bajo la guardia y sigo con la cabeza positiva de que todo saldrá bien”, concluye.

Seguí a Maligno en Instagram: @malignobmx


Texto: Isabel García 



LAS BICIS

Kench USA, puro BMX

Kench USA es una marca novedosa recientemente ingresada a la Argentina. Ofrece bicicletas de BMX para street, park y dirt jumping, fabricadas con la mejor tecnología y materiales de alta resistencia, como el cromo 4130 con tratamiento térmico, para los riders más exigentes del BMX. Al momento se pueden adquirir dos modelos, uno diseñado para los riders de nivel inicial y otro con cuadro de cromoly 4130 templado para los de nivel profesional.
Las Kench son importadas por el grupo Carlos Karabitian y se consiguen en las mejores bicicleterías de Argentina.

www.karabitian.com.ar | @grupocarloskarabitian | @kenchbmx.latam

 

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

El team Education First Pro Cycling y Cannondale extendieron su vínculo hasta el 2023

El equipo EF Pro Cycling y Cannondale Bicycles continuarán como socios en el más alto nivel de ciclismo de ruta -y también en el de montaña y gravel- hasta la temporada 2023.
El Education First y Cannondale han trabajado juntos desde el 2015, cuando Cannondale Pro Cycling se unió a lo que entonces era el equipo Garmin-Sharp. Y aunque los nombres del equipo han cambiado con el tiempo, la constante son las bicicletas y la estrecha y firme colaboración entre el team y Cannondale.


“En esencia, la relación con Cannondale se trata de evolución y revolución. Queremos progresar en las rutas, en todo terreno y, en última instancia, seguir ampliando los límites de nuestro deporte”, dijo Jonathan Vaughters, director ejecutivo de EF Pro Cycling. “Queremos trabajar con Cannondale para destacar la belleza del nivel de élite, pero también para hacer que el deporte sea más accesible en todas partes. Queremos que más personas anden en bicicleta con una sonrisa en la cara.”
La extensión del acuerdo le da al equipo y a Cannondale tiempo para hacer un verdadero progreso en múltiples frentes: ruta, en primer lugar, así como montaña y gravel, ya que el equipo ahora está compitiendo en un calendario mixto de eventos. Más allá de la ruta, la asociación ha cobrado vida en un calendario de carreras alternativo del equipo. Desde los vacíos caminos de tierra de Kansas hasta los caminos rocosos de Gran Bretaña y, pronto, los altos picos de Leadville, Colorado, y Taiwán. Los nuevos eventos permiten que el equipo y Cannondale se asocien a través de diferentes disciplinas, abriendo las múltiples facetas del deporte y la percepción de los ciclistas de ruta profesionales.


La extensión también permite al equipo y a Cannondale continuar con los progresos técnicos que han dado sus frutos en las últimas temporadas, desde el renovado éxito del equipo en la contrarreloj por equipos hasta su implicación en la puesta a punto de las bicicletas que los ingenieros de Cannondale tienen en desarrollo.
«Nuestras ambiciones de construir una comunidad más grande en el ciclismo están en línea con el espíritu de EF Pro Cycling», dijo Jonathan Geran, director de marketing deportivo de Cannondale. «Estamos trabajando hacia los mismos objetivos comunes: ser el equipo favorito del mundo, competir con carácter y corazón y cambiar la percepción de lo que la gente piensa sobre las bicicletas, el ciclismo profesional y sus ciclistas.»


La extensión es el resultado del progreso técnico y de las puertas abiertas entre el equipo y Cannondale.
«Las bicis Cannondale con las que corremos esta temporada ofrecen las máximas prestaciones», dijo Andreas Klier, jefe de operaciones técnicas del equipo y su gerente comercial. “En cierto nivel, siempre esperamos que toda bici sea genial. Pero lo que realmente nos distingue es la forma en que trabajamos juntos en todos los detalles de las bicicletas, particularmente en las nuevas. Las puertas están abiertas de ambos lados y en un entorno de rendimiento de élite esto es muy importante. Más allá de los cuadros, también hemos logrado grandes avances a lo largo de los años con los proveedores de Cannondale, entre ellos FSA/Vision, Prologo y Vittoria.”

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Homenaje a Ángel Díaz, César Bodei y Delmo Delmastro en Parque Sarmiento

El pasado domingo 3 de enero fueron homenajeados con una pedaleada en torno al Parque Sarmiento de la ciudad de Buenos Aires y una entrega de diplomas conmemorativos tres próceres de las dos ruedas: Don Ángel Díaz, distribuidor de Campagnolo en Argentina, destacado por su incansable labor y por promover el ciclismo nacional, César Bodei (ambos mayores de 90 años) y Delmo Delmastro.
Como parte del evento, organizado y promovido por Francisco Vera y Severo Pérez, entre otros, un nutrido grupo de pedalistas acompañó a los homenajeados a dar unas vueltas al Parque Sarmiento, un tradicional recorrido deportivo porteño.

 

Ángel Díaz junto a su nieto durante el Gran Premio Campagnolo realizado en el circuito KDT de Buenos Aires en 2019.

Continua leyendo

MTB

Hugo Pernini: “La bici me atrapó”

Licenciado en kinesiología, nacido en San Juan pero ciudadano de Mendoza desde hace 28 años, Hugo Pernini (34) empezó jugando al fútbol, deporte en el que estuvo a punto de llegar a Boca Juniors, pero el destino lo llevo a abrazar la bicicleta. Hoy es parte del calificado equipo KTM.

¿Como llegó la bicicleta a tu vida?
El que empezó con la bici fue mi hermano. Yo arranqué a andar en plan competitivo más o menos a los 14, 15 años. Me gustó de entrada, ya que no era un deporte grupal, dependía de mí mismo. Fui siempre muy competitivo, jugué al fútbol como arquero, entrenaba mucho y estuve por irme a jugar a Boca, pero en ese momento mi papá no estaba en Argentina y no pudieron firmar los papeles para poder irme a Buenos Aires. Aparte se jugaba en equipo, yo entrenaba mucho pero mis compañeros no tanto, así que llegaba el momento del partido y cuando perdíamos me enojaba. Creo que por eso necesitaba hacer un deporte individual, en el que no dependiera de nadie. Al final, la bici me atrapó mal.
Ya cuando empecé andar en bicicleta me gustaba meterme por el barro. Cuando era chico, atrás de casa teníamos un campo y había un circuito donde se corría una famosa carrera, La Posta del Río Tunuyán. En ese circuito me metía andar en bici. Y de entrada me gustaba saltar, cruzar los brazos del río, hacíamos carreras entre nosotros, nos pasábamos las horas allí, hasta que empecé a juntarme con unos amigos que corrían y que me metieron en las carreras departamentales y provinciales.
En ese momento mi papá me empezó a mejorar la bici. Por aquel entonces tenía una de cromo-molibdeno con frenos a balancín, era un lujo, jajaja, y mi papá hacía un gran esfuerzo para darme ese lujo.
El asunto es que empecé a entrenar y a correr con estos amigos. Ese año salí campeón departamental, luego empecé a correr a nivel provincial y también fui campeón y ya me empecé a meter cada vez más en el deporte de las ruedas gordas.

¿Te estimularon de chico para que hicieras deporte?
Mi papá trotaba mucho, era militar, le gustaba mucho salir a trotar y yo lo acompañaba. El deporte me atrajo de chico, soy una persona muy hiperquinética. En los juegos intercolegiales me corría todo: los 100 metros, los 200, la posta 4×100, los 4000, el salto en largo. Hacía todo.

Para estudiar tuviste que pausar el deporte. ¿Cómo retomaste luego?
Estudié kinesiología y tuve que dejar de andar en bici para poder estudiar. Me recibí a los 26 años y enseguida retomé con el deporte que más me apasiona. Me costó mucho la vuelta porque mi cuerpo había cambiado mucho. Cuando dejé el ciclismo, a los 21, pesaba 69 kilos, y cuando retomé pesaba 95. Ahora estoy en 74, ¡bien por mí!

¿Qué especialidad te gusta más del MTB?
La que más me gusta es el cross country. Es una lástima que en Mendoza no se hicieran muchas carreras de este tipo, pero hace dos tres años se está haciendo algunas y logré salir campeón. En segundo lugar me gusta el rally y por último el rural, que es un poco aburrido pero si hay que correrlo se corre igual, jajaja.
Pero el XCO tiene sabores especiales, mucha adrenalina, circuitos técnicos, bajadas picantes, saltos y muchas cosas lindas, además de gente permanentemente viéndote y alentándote. Es muy lindo eso de dar varias vueltas en un mismo circuito y que el espectador lo disfrute, en particular amigos y familia que van a verte.

¿Cómo te preparás en un año tan raro, sin calendario de competencias a la vista? ¿Cómo hacés para mantenerte motivado?
Este era un año con muchas motivaciones. Tenía todo organizado para poder ir al mundial de XCO de Francia en septiembre, pero llegó esta famosa pandemia que me hizo bajar las ilusiones. Estaba entrenando firme para ese objetivo. Pero la rutina de entrenamiento no me la modificó la pandemia, ya que yo entreno todos los días en mi casa en bici fija o en rodillo, según lo que me toque hacer. Y entreno de esa manera ya que no puedo salir a pedalear afuera por los horarios de mi trabajo. Sólo salgo los fines de semana con amigos y la disfruto a pleno.
Con respecto a la motivación, soy una persona con la cabeza muy firme, no me hace falta mucho para poder entrenar firme y duro. Lógico que si está como motivación la carrera todo se hace más fácil, pero cómo te dije, todos los días entreno encerrado en cuatro paredes. Mi motivación es superarme a mí mismo.

¿Qué logros deportivos destacarías?
El año pasado fue un año muy lindo para mí. Fui campeón argentino de rally marathon en la Vuelta Altas Cumbres; campeón argentino de rally en el Rally Nikizanga, de San Juan y campeón argentino de XCS por etapas en la Vuelta de Mendoza. También gané el Across Internacional de San Juan en mi categoría, el Rally Carlos Paz en mi categoría, segundo en la general, y segundo en mi categoría en Río Pinto y en el Trasmontaña.
En el Panamericano me quedé con mucha bronca, impotencia y tristeza. Estaba muy bien preparado, venía primero en la categoría y peleando la general y una rotura en mi cubierta trasera me dejó afuera faltando 15 kilómetros. Pero cada carrera te deja una enseñanza, siempre digo que este deporte te da revancha.

¿Competís también en ruta?
Corrí un par de carreras que las usé en modo entrenamiento porque estaba preparando alguna carrera específica, pero la ruta no me llama. Me hicieron invitaciones equipos de acá de Mendoza para correr, pero prefiero las ruedas gordas.
Justamente ahora empieza el campeonato sanjuanino de ruta y tenía muchas ganas de largar alguna carrera sólo por correr algo, porque no aguanto más, quiero ponerme el número y volver a sentir esa adrenalina de la carrera. Vamos a ver qué pasa, a ver si puedo y si por cuestiones de protocolo me dejan largar.

¿Qué bici tenés?
Una KTM Myroon Prestige. Hermooooosa por donde la veas. Es una bici liviana, corta de vainas, baja de caja y con un frente con buena angulación. ¡Es una bici muy completa para todas las modalidades, cómoda, y lo lindo que va para arriba..!

Fotos: Demian Martínez 

Continua leyendo

Más Leídas