Ocultar Barra

¿Por qué crece explosivamente el parque de las e-bikes?

Fecha: 04.11.2019

La tendencia a reemplazar los motores a explosión por eléctricos parece incontenible, así como la tendencia a reemplazar a las bicis convencionales por e-bikes. Tanto los nostálgicos del automovilismo ruidoso y contaminante como los del sano ciclismo deportivo reniegan de ello. Pero la tendencia no decrece sino que parece afirmarse. ¿Por qué?

Por Mario García

No cabe duda que la ola mundial de reemplazo de motores a explosión por motores eléctricos en vehículos de todo tipo —automóviles, buses, medios de carga urbanos y hasta camiones— está basada en múltiples razones ambientales, entre ellas que no contaminan el aire, no producen ruido y se reducen enormemente los costos de mantenimiento. Los expertos aseguran que este proceso llevará a que en solo 20 años todos los vehículos a motor serán impulsados por electricidad.
Ahora bien, la pregunta del millón es la siguiente: ¿Por qué entonces electrificar la bicicleta, que es precisamente un vehículo casi perfecto desde el punto de vista ambiental? La bici no contamina, no hace ruido, sus costos de mantenimiento son cercanos a cero y goza de una virtud culminante: es buena para la salud. Pareciera un contrasentido. Agregarle un motor eléctrico a la bicicleta suena en principio como “mejorar para peor”, ya que esta “mejora” privaría al usuario de parte de los beneficios que la bici le aporta, el ejercicio físico.

Números para pensar
Sin embargo, no todo el mundo parece ver las cosas de esta manera, al punto que en la última década la venta de bicicletas con asistencia eléctrica no deja de crecer, y no solo en las ciudades, donde lo hace explosivamente —al punto que en Europa representan actualmente el 50 por ciento del mercado— sino también en las zonas de montaña europeas, donde en la actualidad casi el cien por ciento de las mountain bikes que se le ofrece en alquiler al turismo son con asistencia eléctrica.

Un informe de la consultora Electric Bike Worlwide Report afirma que actualmente hay en el mundo 200 millones de e-bikes, predice que en el año 2050 este número crecerá a los 2 mil millones, afirma que ya en el 2015 se vendieron 35 millones de e-bikes y que en el año 2035 ya se estarán vendiendo 84 millones de e-bikes y 11 millones de scooters por año. Números escalofriantes, que en buena parte explican por qué se suman tantos nuevos y poderosos jugadores a este mercado, incluyendo grandes marcas de automóviles y autopartistas.

  

Ejercicio en e-bike
Los fabricantes de e-bikes Evelo responden a nuestra duda de más arriba de la siguiente manera: “Hay una clara respuesta: las e-bikes toman algunas de las desventajas de las bicis convencionales y las tiran por la ventana. Estas desventajas incluyen montañas, vientos cruzados y vientos en contra, la edad del ciclista, su nivel físico y salud y la inconveniencia de llegar al trabajo, a un restaurante o a una fiesta transpirados por el pedaleo. Una e-bike aplana las montañas, sofoca al viento y reduce la duración del viaje. Si tenés una gran distancia a cubrir y poco tiempo para hacerlo, una e-bike te permitirá viajar a 20 km/h sin sudar ni una gota.”
Y podemos agregar: si —ya sea por la edad o por cualquier otra situación de vida como una lesión o una enfermedad— tenés problemas con tu musculatura o tus rodillas, con tu corazón o tus pulmones, una e-bike te ayudará a pedalear a la intensidad que vos decidas.
Pero ¿quiere eso decir que al subirte a una e-bike perdés definitivamente los beneficios del ejercicio físico que te proporciona la bici convencional? Bien, la gente de Evelo afirma que no: “Las bicis eléctricas hacen accesible el ejercicio físico a más gente y por más tiempo, estés o no en buen estado físico. De hecho muchos usuarios de e-bikes hacen más ejercicio físico que antes de haberse subido a ella, ya que pedalean con mayor frecuencia y cubren mayores distancias.”
Hoy es frecuente ver en los centros de esquí europeos durante la temporada veraniega a una gran cantidad de parejas escalando la montaña en e-bikes, parejas en las que es evidente en la mayor parte de los casos que una de las partes —generalmente la mujer— no se anotaría en la salida si no fuera porque con la e-bike puede rodar sin sufrir en exceso ni quedar relegada. O ciclistas de avanzada edad participando de igual a igual con sus e-bikes en pelotones de jóvenes ruteros. O enduristas haciendo 10 o 12 subidas y bajadas de un cerro cuando con una enduro convencional no harían más de dos o tres de esas “proezas”.

Del auto a la e-bike
En el orden urbano las ventajas del sistema no pueden ser mayores. En principio las e-bikes le pueden facilitar a mucha gente la transición del auto a la bici para largas distancias o para terrenos con desnivel. En otras palabras: el crecimiento del parque de e-bikes no solo reduce la cantidad de emisiones contaminantes que producen los vehículos con motores a explosión sino que además elimina las barreras para que cada día más y más gente se decida a pedalear y por lo tanto se reduzca progresivamente el parque automotor.
Hay además estudios que aseguran que las e-bikes son más seguras que las bicis convencionales, particularmente para gente no experta en ciclismo. La mayor parte de los accidentes que involucran a ciclistas se producen en cruces de calles, en esquinas o en rotondas, donde fluyen diferentes corrientes de tránsito y en donde el ciclista tiene menos posibilidad de respuesta rápida para salir de una zona de peligro o de una situación precaria. Ese silencioso y pequeño motor eléctrico de su e-bike le permitirá acelerar más rápidamente y también mantenerse dentro del flujo general del tránsito, lo que significa que menos vehículos tendrán que sobrepasarlo, con el riesgo que el sobrepaso implica.
Y además alentará al ciclista a no saltarse la luz roja con el pretexto que en caso de hacerlo pierde el momentum…
Finalmente, una e-bike permite trasladar más accesorios y cargas, incluyendo en el caso de los cicloturistas elementos de necesidad que suelen descartarse. Y puede que anime a más de uno a dejar su auto el fin de semana para emprender un cicloturismo de fin de semana en familia.

 


EXPERIENCIAS I
La terapia del descubrimiento

Por Claudio Pertile*

Muchos de nosotros nos subimos a una bicicleta para hacer un poco de terapia, para tomar aire, para hacer ejercicio y disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza… Y resulta que ahora todos los días llega alguien y me pregunta: “¿Qué hacés con una e-bike. Eso es de vago…”
Yo me río.
Una e-bike es el descubrimiento de un nuevo deporte. Actualmente entreno con mi e-bike al menos dos veces en la semana y puedo asegurar que llego a casa totalmente destruido, bastante más que con una bici “muscular”. Solo hay que saber encontrarle la razón: ¿Por qué una bici a motor puede abrirnos un nuevo panorama?
(Aclaración: una e-bike no es una moto, no tiene nada que ver con eso, es una bicicleta y hay que pedalear, caso contrario no se mueve.)
En la última década una de las disciplinas con mayor auge en el mountain bike fue el enduro, porque las bicis se modernizaron y nos permitieron subir montañas pedaleando y bajar casi como una bici de descenso. Pero claro, no tiene nada que ver subir en una bici de enduro a hacerlo en una bici de cross country… En ese sentido la e-bike de enduro conjuga todo lo mejor de cada una. Ruedas anchas con mucha tracción y posibilidad de frenado, suspensiones de mucho recorrido y algo increíble, que el peso del motor, ubicado muy bajo, hace que la bici sea muy estable y fácil de usar para cualquiera.
Con las enduro “musculares”, subir el cerro más alto de tu zona sería posible en un plan de fin de semana y con bastante tiempo. Pero ahora, con una e-bike de enduro, si al mediodía tengo dos horas para entrenar, el nuevo plan es ir adonde normalmente iría un domingo… Si querés, diariamente estarás haciendo una salida larga en un tiempo corto con una bicicleta pesada y que anda fuerte, y que a los que entrenamos nos llama a pedalear al tope y subir cuestas que jamas subirías. En suma, hoy me encuentro que pedaleo mucho más que antes y en lugares nuevos y lejanos.
La e-bike es una bici para todos, para la persona mayor que puede volver a pedalear adonde ya el calendario no le permitiría, regalándole unos 20 años de “físico”. Para compartir en pareja con el que le gusta entrenar y a la otra parte no tanto. Y para que el deportista encuentre una nueva disciplina y lleve los horizontes más allá.

*Claudio Pértile es empresario del rubro de la bici y corredor de mountain bike. Fue descensista y actualmente corre XCO, además de básicamente disfrutar en Bariloche, donde vive, de sus varias mountain bikes:
claudio@pertile.com.ar.


EXPERIENCIAS II
“Hay que subirse y probarla“

Vicente Polimeni es ciclista y empleado de Specialized Argentina con base en Buenos Aires. Hace unos meses utiliza para sus traslados cotidianos una e-bike Specialized Turbo Levo. “Fue una experiencia única – nos dice- dado que nunca había sentido el impulso que te da una e-bike al inicio del pedaleo. Pero no deja de ser una bicicleta. Lo mejor de todo es su asistencia y el motor, que funciona sin emitir sonidos molestos u ocupar espacio adicional, ya que está completamente integrado al cuadro. La utilicé para hacer trámites bancarios, para ir a buscar cosas al correo o simplemente para dar un paseo por el vial costero. También tuve la oportunidad de probar la Levo de Trail en senderos, y la asistencia, sumada a la cadencia en subida, es una cosa de locos. Sentís que la bici te da las piernas que necesitás para cada subida en particular.”
Como ventajas Piolimeni destacó lo siguiente: “Te asiste al pedaleo pero no deja de ser una bicicleta, es totalmente silenciosa, tiene un sistema de ayuda al caminar, estéticamente es muy linda y pasa bastante desapercibida como e-bike. Además le da la oportunidad de volver a rodar a personas que ya no podrían hacerlo con bicicletas convencionales.”
Y como desventajas: “Es más pesada que una bicicleta tradicional y definitivamente no se puede lavar con hidrolavadora.”
Y concluyó: “Nada más que agregar, ¡hay que subirse y probarla! Sólo así puede uno conocer lo que es realmente una Turbo.”


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Bicis, Columnistas, E-bike, Mario García

Tags: ,

Dejá tu comentario

    iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

    Nº 299 - Noviembre 2019


    > El ABC para empezar a entrenar… bien
    > Las herramientas del taller II.
    > Ocho claves para entender la movilidad urbana.
    > De Colombia a Panamá cargando la bici por el mar.
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable