Ocultar Barra

Santa Fe en Bici y la participación ciudadana

Fecha: 10.06.2019

En marzo pasado Santa Fe en Bici festejó su quinto aniversario. Lo que sigue es el testimonio textual de la agrupación de ciclistas santafesina acerca de su actividad durante estos últimos cinco años. La intención: compartir su experiencia y metodología con otros grupos y potenciales colectivos de activistas de la bici.

Por Mariana Salvador y Yamila Riego*

“Todo ciclista, es en cierto modo, activista de la bici. Teniendo en vista la dimensión biopolítica, ya que se trata de una forma de locomoción, por lo tanto de un modo de vida que asume una dimensión contra hegemónica, diría diferente del paradigma hegemónico motorizado, sustentado por ‘el automóvil’, que no tiene otro fundamento que la acumulación capitalista. Basta entonces colocar mi cuerpo en las calles en conciencia de ese enfrentamiento, de esa resistencia positiva a la lógica de la ciudad mercado subyugada al totalitarismo de los carros para que se perciba la dimensión política de este gesto tan placentero.” (Meyer, 2015)

Fue por el mes de enero de 2014 cuando un grupo de personas nos reunimos en un pedido concreto para la ciudad de Santa Fe. Nos llamábamos “Por Más Bicisendas Santa Fe”, que fue el reclamo inicial que nos convocó. Por aquel momento creíamos que sólo necesitábamos infraestructura (ciclovías y bicisendas) y ciclistas que las usen. Luego comprendimos que lo que queríamos eran mejores ciudades para todas las personas y nos representó más el nombre Santa Fe en Bici. Nuestro territorio de acción es la ciudad de Santa Fe, capital de la provincia homónima. Desde los comienzos, hasta hoy, vemos que hay cada vez más personas que deciden bajarse del auto y eligen la bici para moverse por la ciudad. Gracias al trabajo realizado en pos de la bicicultura son cientos de personas que se están animando a usar la calle.

Actualmente quienes integramos Santa Fe en Bici somos personas relacionadas a distintas disciplinas como cine, arquitectura, abogacía, ingeniería, nutrición, dibujo, arte, ilustraciones, restauración de bicis, psicología, educación y, por supuesto, somos ciclistas, ya que en el día a día utilizamos la bici para movernos por la ciudad.

Luego de cinco años de trabajo ininterrumpidos, podemos afirmar que uno de los mayores obstáculos, por lo menos para una organización ciudadana en estos tiempos, es la relación con los diferentes actores que intervienen en el desarrollo y en la transformación de una ciudad. Quizá el mayor desafío se manifiesta con actores partidarios, que es con quien menos encontramos el respeto a los procesos de participación ciudadana, tan necesarios para una verdadera gobernanza participativa.

Sabemos que estas dificultades son moneda corriente para muchas organizaciones del país. Nos ha tocado ir a muchas reuniones sin llegar a nada concreto, hablar y pactar una cosa y que se haga otra. Ser adjudicatarios de promesas que no se cumplieron, ir a un encuentro con el único resultado de que te saquen una foto para ser publicada en las redes sociales de alguna figura política, que te hurten las ideas y se las apropien, que hagan lo que les propusiste (celebramos siempre esto), pero que te excluyan cuando la idea es un éxito. ¡En el terreno de las relaciones organización ciudadana / gobiernos / partidos políticos te encontrás de todo!

Estos que nombramos son sólo algunos ejemplos que nos ha tocado y nos toca atravesar, que evidencian las vicisitudes que debemos sortear las organizaciones ciudadanas a la hora de querer “integrar” la bici en los espacios urbanos y en la agenda política de las instituciones gubernamentales, para lograr ciudades más humanas, sanas, seguras y sostenibles.

Consideramos que en el plano urbano no es posible una planificación integral e inclusiva sin la participación ciudadana. La ciudadanía exige una “gobernanza abierta” donde actuar con dignidad. ¿Para qué? Para aumentar la confianza ciudadana en las instituciones, para legitimar los gobiernos y aumentar la eficacia de las políticas públicas y fundamentalmente para gobernar para todas las personas, no sólo para grupos que sostienen intereses económicos y tiene llegada a los medios.

¿Qué hacer entonces? Agruparse: la sociedad civil no es tan efectiva actuando individualmente, sino cuando forma parte de y moviliza a una “ecología” de actores sociopolíticos, capaces de levantar nuevos temas, desafiar leyes y reglas discriminatorias y permitir el desarrollo de cambios, e incluso nuevos paradigmas. Empoderarse: cuestionando las estructuras previas y transformándolas para formar un nuevo tipo de organización ciudadana, para revertir tradiciones favorables a modelos autoritarios y clientelistas y reforzar las tendencias necesarias para brindar cierta igualdad a la ciudadanía, más allá de las pequeñas minorías privilegiadas.

Las luchas sociales asociadas a la gestión urbana y territorial, por lo tanto, tienen importancia por sus impactos locales, pero también por lo que pueden aportar a la democratización general de las ciudades y sociedades donde ocurren. No solo son importantes los movimientos sociales que se dan en las ciudades como manifestaciones acotadas, sino que también es relevante su potencialidad de convertirse en organizaciones de largo aliento, que acumulan conocimientos, credibilidad y capacidad de acción.

La intención de conformar una agrupación de ciudadanxs activistas, debe ser la de construir comunidad política, y eso no es necesariamente traducible en construir un partido político, ni ubicarse en lugares de gobernanza institucional del Estado, sino cuestionando y marcando agendas públicas a este. Operando así como órganos de comunicación de las necesidades de la sociedad y de control de lxs representantes del pueblo.

Tenemos que saber que hay otras maneras de organizarse, de promocionar las ideas, de luchar integradxs en red por una convicción. El trabajo grupal y horizontal, siempre a través del consenso, debe primar ante los protagonismos personales. Esto garantizará la circulación de ideas, la construcción comunitaria de un sentido y conocimiento, la retroalimentación de las iniciativas, y sobre todo el fortalecimiento de la energía comprometida por transformar todo lo que no nos gusta.

Hay que tener siempre presente también que una agrupación de estas características conlleva siempre la responsabilidad de mantener una actitud atenta y crítica del desarrollo del territorio donde operamos, para señalar los desaciertos y celebrar los aciertos que nos alejan o acercan al horizonte que perseguimos: la pacificación de las calles, la democratización del espacio público, el acceso equitativo a la movilidad para todas las personas. Esto implica ser estratégicos en las alianzas que hagamos con otras organizaciones, que pueden enriquecer nuestro trabajo en una red de mayor alcance.

Santa Fe en Bici es un colectivo de personas interesadas en incentivar el uso de la bicicleta como medio de movilidad en la ciudad, entendiendo que ésta conlleva una serie de efectos que políticamente constituyen una herramienta de transformación social muy importante. La organización del colectivo se conforma con un equipo de trabajo y la colaboración de muchas personas activistas que participan frecuentemente de las actividades.

Para lograr la integración de la bicicleta como medio de movilidad en la ciudad, debemos trabajar conjuntamente con una amplia gama de actores. Aun así, estamos convencidxs de que el real poder transformador radica en la ciudadanía organizada. Es necesario luchar por conseguir la libertad política de construcción democrática real, que incluye la participación de la ciudadanía activa en sí misma. La libertad política y la justicia espacial van de la mano. Si trabajamos en una, fortalecemos la otra. La justicia espacial se encuentra y logra democratizando las calles, el uso del espacio público y garantizando el derecho a la movilidad de las personas en la ciudad.

*www.santafeenbici.com.ar | Santa Fe en Bici


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano

Tags: , , ,

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 294 - Junio 2019


> ¿Estoy en condiciones de hacer cicloturismo?
> El misterioso Impenetrable chaqueño.
> La pareja manubrio/stem.
> Cómo colocar la cinta de manubrio.
[+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable