Conectá con nosotros

Mundo Bici

Shimano lanza un programa global contra la falsificación de sus productos

Publicado

el


Así como sucede en múltiples rubros de consumo masivo, la falsificación es moneda corriente en el mundo de las bicis y principalmente de sus componentes, problema agravado por la explosiva demanda que desencadenó la pandemia en este último año. Ante esta situación, la empresa japonesa Shimano está desplegando un programa para frenar la venta de productos falsificados, que incluye investigaciones penales y demandas civiles contra fabricantes y distribuidores de equipos falsificados con su marca
En paralelo, la empresa está creando tecnología de packaging difícil de falsificar y agregando etiquetas con código QR. Una aplicación para smartphones podrá confirmar que un producto es auténtico leyendo el código. Inicialmente, la etiqueta QR y la aplicación funcionarán en Japón y China y se usarán en el empaque de pedales y trabas. La compañía dijo que expandirá el programa a otros países y otros productos.
El código se imprimirá en una etiqueta de doble capa en el embalaje e incluirá un número de serie único. Para ver el código se deberá abrir el sello exterior de la etiqueta. Para evitar que los falsificadores dupliquen los códigos, un código se comercializará como no auténtico después de que se lea más de tres veces. Además, los códigos vencen después de un tiempo.
Además de los pasos anteriores, Shimano anunció que proporcionará información a las autoridades aduaneras para facilitar la represión de los productos falsificados, solicitará la eliminación de los productos falsificados de los sitios web de comercio electrónico y proporcionará advertencias a los consumidores y minoristas.

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Personajes

Fausto Sevillano: rock & roll y ciclismo

Publicado

el

Fausto nació en Munro el 22 de agosto de 2002. Nieto de uno de los mayores próceres del ciclismo argentino, Miguel Sevillano, e hijo de Marcelo “Kuty” Sevillano, como no podía ser menos, ya a los 5 años compitió en algunas pruebas de ciclismo en el circuito KDT de Buenos Aires junto a su amigo Valentin Penzotti. Pero tres años después, a los 8, luego de ver el recital de ACDC en Buenos Aires (en este caso siguiendo una tradición de Kuty), el Flaco —como lo llaman en su casa— decidió que quería ser como Angus Young, se compró su primera guitarra eléctrica y empezó a tocar rock & roll.
A los 10 años (sí… ¡a los 10!) formó su primera banda, Héroes del Rock, con la cual tocó hasta los 12.
Ya a esa edad empezó a querer practicar deportes. Junto a su padre corrió algunas pruebas atléticas de calle, participó de algunas de natación y hasta en algunos triatlones y duatlones. Se había puesto una meta: quería ser olímpico como su abuelo. Y en dos años se iban a celebrar en Buenos Aires los Juegos Olímpicos de la Juventud.
A los 14 se fue a entrenar a la DDS (Dimensione dello Sport, un centro deportivo de excelencia), en Settimo Milanese, Italia, donde trabajó junto a grandes triatletas argentinos como Daniel Fontana, Luciano Taccone, Flavio Morandini, Ibrahim Alucin y otros y participó de un acuatlón, en el que arribó 11º. Poco después participaría en un triatlón en Miami, arribando en la segunda colocación. Y de vuelta en el país obtuvo el título nacional de duatlón juvenil en Oncativo, Córdoba.
En el año 2018 ningún triatleta argentino pudo clasificar para que representar al país en los Juegos Olímpicos de la Juventud, pero Fausto fue invitado junto a 16 atletas de nuestro país a participar del Focus Day, una prueba de integración con los atletas internacionales. Allí formó parte del equipo Roma 1960, junto al Italiano Alessio Crocciani.(“Y así fue como después de 70 años —nos cuenta orgullosamente Kuty— otro Sevillano participaría de un juego olímpico, aunque más no sea en una exhibición: Miguel en 1948 en Londres y Fausto en 2018 en Buenos Aires.”)
Pero como el triatlón no se deja atrapar así nomás, al no conseguir un entrenador que lo motivara en la natación, Fausto decidió volcarse al ciclismo.
Su primer año en la bici fue muy duro, fundamentalmente por el cambio de disciplina y por un accidente con un auto durante un entrenamiento que lo alejó de la practica activa durante seis meses, después de lo cual retomó el pedaleo… y llegó la pandemia.
En este 2021 participó del Campeonato Argentino de ruta que se corrió en Chilecito, La Rioja, donde finalizo 12º en la contrarreloj y 20º en la de pelotón. Esa buena actuación lo hizo ser tenido en cuenta para formar parte de la selección en la clásica salteña 1º de Mayo.
En estos momentos —pandemia mediante— se encuentra entrenando duro y, como todos los sufridos deportistas argentinos, sin saber cuándo vuelve a competir. Lo que sigue es su testimonio en nuestro ping pong de preguntas y respuestas.

¿Tenés algún sobrenombre?
Mis amigos me llaman por mi nombre, pero en la familia me dicen Flaco por mi contextura física.

¿Por qué corrés?
Vengo de familia de ciclistas y mí viejo me inculcó el practicar algún deporte desde chico, pero más allá de eso, es algo que disfruto hacer.

¿Qué sentimientos te afloran durante la carrera?
Siento nerviosismo, a veces dolor, pero lo mejor es cuando terminás, que sentís el confort de que todo ese sufrimiento valió la pena.

Tu primera bici.
Una con rueditas que tenía mi papá en su bicicletería. La primera sin rueditas fue una pisterita rodado 20 que sigo teniendo.

Tu primera carrera.
La primera en bici que recuerdo fue en el KDT cuando tenía 5 años. Era una sola vuelta al circuito.

¿Qué nivel de mecánica tenés?
Medio, hay muchas cosas que sé hacer y hay otras que no tanto.

¿Cómo financiás tu actividad deportiva?
Mi único sponsor siempre fue papá, que me ayuda con lo que necesito hace años.

La carrera en que peor te sentiste.
Fue en un triatlón en San Lorenzo, donde estuve nadando con corriente en contra 5 minutos en el mismo lugar.

La carrera en que mejor te sentiste.
Hasta ahora creo que mi mejor carrera fue el Argentino de Ruta en Chilecito. Tuve una caída en el inicio pero pude levantarme, conectar al pelotón y terminar una carrera que fue durísima.

Tu carrera preferida.
Hasta ahora la carrera que más me gustó y que más disfruté fue la de Chilecito, por el circuito, que tenía subidas.

¿Que te tienta comer después de una carrera?
Si es cerca del mediodía unos fideos, si no un alfajor con membrillo.

¿Escuchas música para entrenar?
Cuando pedaleo no, pero cuando voy al gimnasio me gusta escuchar trap, nacional y estadounidense, porque me motiva a entrenar.

¿Disfrutás más de entrenar o de correr?
Disfruto más de correr. Las sensaciones post una buena carrera son hermosas.

¿Guantes dedos largos o cortos?
En invierno largos y en verano sin guantes.

¿Bajar o subir?
Subir.

¿Con la bici a todos lados?
Sí, siempre.

Tu deportista modelo.
Mi abuelo, por todo lo que escuché sobre él, y de los actuales Wout van Aert, que me parece el ciclista más completo que hay, un animal.

¿Transmisión electrónica o a cable?
Nunca probé la electrónica, así que a cable.

¿Frenos a disco o la llanta?
A la llanta.

Bicicletas actuales.
Pinarello F10 full carbono con Sram Force.

Tu meta en este deporte…
Llegar a correr una gran vuelta y un juego olímpico.

 

Contacto: kutysquadra@gmail.com

Continua leyendo

Personajes

Claudio Pertile: mountain biker y empresario de la bicicleta

Publicado

el

Nuestro entrevistado nació un 21 de enero de 1987 en Bariloche, donde además de sus estudios formales ejerció como instructor de esquí y como mountain biker, primero corriendo descenso, luego cross country.
Ya compartiendo su día día entre el deporte y su empresa, además de los abundantes laureles obtenidos en Argentina, cosechó los del subcampeonato Panamericano XCO 2018 en Master A y la cuarta posición en el Campeonato Mundial Master del mismo año.
En la actualidad, la actividad empresaria lo ha absorbido casi completamente y el deporte competitivo (aunque no el recreativo) ha pasado, por ahora, a un segundo plano.
“Sinceramente, en lo deportivo no tengo hoy un objetivo planteado —asegura. Actualmente estoy bastante abocado a lo laboral y con algunos proyectos personales. Para plantearme un objetivo deportivo necesito poder darle el tiempo y la energía que merece: ¡No me conformo con poco!”
Sus comienzos en el deporte de la bici y la actividad empresaria coinciden.
“En mis inicios como corredor —recuerda— me encantaban las horquillas Marzocchi, y como no tenían una representación local, comencé a contactar a la casa matriz por servicio y repuestos. Esto generó una relación que luego conduciría a que me ofrecieran la distribución de sus horquillas en Argentina. Allí inicié la rueda… Buscando marcas afines, logré incorporar Race Face, que poco después compraría a Easton y por ende esta se sumaría a mis marcas. Por otro lado, incorporé Formula y FRM, ambas de Italia, igual que Marzocchi. Hace unos años, Fox compró Marzocchi y de inmediato decidí ir a Scott Valley, donde se encuentran las oficinas generales de Fox y allí firmamos el primer contrato en el mundo de un distribuidor exclusivo de la totalidad de las marcas del grupo, o sea Fox, Marzocchi, Race Face e Easton. Esto, un distribuidor de las dos marcas, Fox y Marzocchi, era muy poco común en el mundo, ¡pero acá en Argentina todo puede pasar!”
La empresa fundada por Pertile se llama Clap Cycling Products y naturalmente tiene su base en Bariloche, desde donde llega a todo el país con productos tope de gama y un notable perfil de especialización y profesionalismo, raro de encontrar en el rubro. Entre otros servicios, ofrecen una de excepción: el mantenimiento especializado en suspensiones y la garantía para todo el país de Fox y Marzocchi. También son distribuidores de e*thirteen y Cane Creek.
Por otro lado, en los últimos años la empresa trabaja fuertemente en el ámbito de las bicicletas eléctricas de alta gama, montando en su propia línea, en Bariloche, mountain bikes con cuadros italianos Fantic, unidades motrices alemanas Brose y componentes de alta gama. Y en plan de seguir creciendo en este mercado, próximamente sumarán otra marca.
“Todo esto nos llevó a ampliar nuestra base —cuenta Pertile—, sumando espacio de depósito y de taller para el armado. Y además estamos planeando ampliar nuestro espacio minorista para brindar un servicio más completo a quienes visitan nuestra tienda en Bariloche, donde buscamos ofrecer siempre las mejores alternativas para todo público.”
En suma, un emprendedor que se las trae y que por ello sometimos a nuestro ping pong de preguntas y respuestas.

¿El amor por la bici te llevó a trabajar en el rubro o trabajar en el rubro te llevó a amar la bici?
Lo primero. El amor por la bici me llevó a trabajar y a dedicar mi vida al rubro.

¿Qué opinás sobre las bicis eléctricas?
Me parecen increíbles. Es sin dudas el mercado de mayor crecimiento mundial. Es útil para todo tipo de usuario, sea urbano, amateur de montaña o profesional. Me reconforta que luego de vender una ebike, siempre el cliente vuelve con una sonrisa, compartiendo sus nuevas aventuras. En los últimos años la tecnología abocada a estas bicis se ha desarrollado muchísimo y eso seguramente es algo que ayuda a que estas alegrías se concreten.

¿Por qué corrés?
Creo que es la máxima expresión de la pasión que llevamos por la bici… Es donde se lleva al límite todo el conocimiento y la preparación. Me gusta andar en bici e intento hacerlo bien en todas las especialidades. He corrido descenso, enduro, cross country, ruta…, intentando defenderme bastante en todo.

¿Qué sentimientos te afloran durante la carrera?
Es una mezcla de sensaciones, el reflejo de la preparación, las ganas de autosuperación, llegar al límite y buscar vencer.

Tu primera bici
Una Bianchi doble suspensión.

Tu primera carrera
Me acuerdo que fue cerca de los 8 años en el velódromo de Bariloche, con esa misma bici…

Tu primera empresa
La actual, CLAP.

¿Qué nivel de mecánica tenés?
Alto (N. de la R.: ¡altísimo!). Principalmente soy técnico en suspensiones, he recibido mas de 10 capacitaciones en el exterior por diferentes especialistas y fabricantes. Particularmente hoy estoy estudiando lo eléctrico, aunque ya tengo certificación por parte de Brose. Pero aparte de esto soy muy franela y me gusta la mecánica y la ingeniería de la bicicleta.

¿Que te tienta comer después de una carrera?
Mmmm…, en lo inmediato no mucho, la panza sufre bastante. Pero con un poco de tiempo, un buen asado con vino para terminar de recuperarme. Jaja.

¿Escuchás música para entrenar?
Escucho la música que genera el rodar de la bicicleta, nada extra.

¿Guantes dedos largos o dedos cortos?
En MTB largos, en ruta cortos.

¿Hardtail o doble?
Doble.

¿MTB eléctrica o normal?
Son cosas diferentes, yo diría que casi hasta deportes diferentes. Combino bastante las dos. Hoy me divierto muchísimo con la e-bike y lejos de que sea por menos esfuerzo, lo hago porque puedo llegar a lugares impensados o repetir varias veces un circuito que me gusta. Pero por supuesto la normal es mas ágil, requiere de otras destrezas y es la bici que usé casi toda mi vida.

¿Bajar o subir?
Los primeros años de mi vida deportiva fueron bajando. El descenso es algo que llevo en la sangre. Como todo, a través de los años vamos cambiando y mis mayores logros los conseguí en el cross country, así que está claro que me gusta subir.

¿Con la bici a todo lados?
Absolutamente.

¿Transmisión electrónica o a cable?
100% convencido de que la transmisión es electrónica.

Bicicletas actuales. Y cuál de ellas es tu favorita hoy.
-Ebike Fantic 1.5 Factory: todo carbono (cuadro, ruedas, manubrio, palancas), Suspensiones electrónicas Fox Live Valve, Frenos Cura X, Sram AXS.
-Intense Sniper XC: también con suspensiones electrónicas Fox Live Valve, Sram AXS, manubrio y stem integrado Gemini, plato Osymetric y pedales SRM.
-Specialized Venge Sworks 2020 de catálogo, con platos Osymetric y pedales SRM.
¡Disfruto de las tres por igual! Cada vez que le dedico el día a una de ellas me deja una sonrisa.

 

https://www.instagram.com/clap_cycling_products/
Fotos: Fabian Arriagada

Continua leyendo

Personajes

El creador de la marca de equipamiento de cicloturismo Halawa, Juan Pablo Casaccione, nos habla de sus viajes y de su inspiradora historia

Publicado

el

Viajero incansable, diseñador y fabricante en Argentina de uno de los mejores —si no el mejor— equipaje de cicloturismo del mundo, Juan Pablo Casaccione (57) lleva toda una vida de viajes y trabajos con su marca, que lleva adelante en conjunto con su pareja Virna Lisi.
He aquí sus respuestas a nuestro ping pong.

¿Cuándo comenzaste a andar en bici?
A los 5 años, cuando me regalaron mi primera bicicleta, una plegable rodado 16 marca Miniroda, color naranja.

¿Cuándo y cómo empezaste a viajar?
Mi “primer viaje” lo hice a los 11 años en la Miniroda con dos amigos del colegio. Nos fuimos hasta la fábrica de Cacique. Me acuerdo que preparé en ese momento las cartucheras de plástico que iban bajo el asiento, con herramientas y parches. En ese entonces existía la Panamericana vieja, la colectora era de tierra. Fuimos desde Villa Pueyrredón hasta Munro y fue toda una odisea.

Tus viajes más destacados
Mi viaje más significativo fue en la primavera de 1996, de Socompa hasta Cafayate. Socompa está en el límite con Chile de la provincia de Salta, es plena puna y lo acompaña el ramal de carga del tren de las nubes. Fueron 15 días, tuvimos temperaturas extremas (-22ºC a la noche) y como nos demoramos unos días, Defensa Civil de Salta nos mandó a buscar desde Tolar Grande con una ambulancia, para que ubicara nuestros cadáveres… Cuando nos encontraron vivos no lo podían creer.

Tu primera bici (buena)
Una GT Talera, full cromo, con el primer Alivio Rapid Fire de Shimano de 21 velocidades, año 94.

Tu primer viaje.
Fue el nacimiento de Halawa. Con 12 amigos decidimos cruzar a Uruguay en ferry y no encontrábamos alforjas que nos convencieran en el mercado. En ese entonces yo ya estaba avanzado en la carrera de diseño industrial y decidí hacer el equipamiento para todos los que viajábamos. Cruzamos a Colonia e hicimos campamento base en el camping que estaba cerca de la Plaza de Toros y desde ahí recorrimos toda la zona.

Un momento de viaje en que peor te sentiste
En el viaje de Socompa a Cafayate. Por la altura sentía que no podía; lo peor era esa sensación de no poder. El camino medio arenoso, sendero, empujando la bici en trepada y cada 80 pasos parar a respirar y descansar. Esa noche me fui a dormir sin comer, solo tomé una sopa. Después me contó uno de los chicos que viajaba con nosotros, que es médico, que durmió toda la noche con la cabeza afuera de la carpa porque pensó que le iba a agarrar un aneurisma. Lo más loco es que al otro día me levanté como si nunca me hubiera pasado nada y podía pedalear como el mejor.

Un momento de viaje en que mejor te sentiste
Salimos de Salta hacía Cafayate, 204 kilómetros de ruta con las bicis super cargadas, pasamos por todos los puntos turísticos. Llegamos a la noche a un camping y se nos acerca una pareja mayor que viajaba en motorhome y nos dice: “Muchachos, no lo tomen a mal. Hicimos un cordero y no llegamos a comer ni la mitad…, ¿no lo quieren?” Todavía estaba en la parrilla, así que esa noche comimos ese medio cordero y los fideos. Después de una pedaleaba intensa una buena comida y cerveza es un premio muy grande.

Tu destino o recorrido preferido
En primer lugar Salta, más precisamente la zona de Cachi, y en segundo lugar Córdoba.

¿Hacer kilómetros o conocer?
Conocer, siempre conocer.

¿Subir o bajar?
Me gusta subir. Es divina la sensación de bajar pero disfrutar es trepar, es el desafío.

La bici que soñás
Una Rodeo Labs de gravel. El modelo se llama Trail Donkey.

La bici ideal para viajar
Depende qué caminos. En este momento, pensando en lo que quiero hacer, es una bici de gravel con las cubiertas bien anchas.

Bicicletas actuales (marca y modelo)
Una gravel Salsa Journey Man y una mountain bike Specialized Fuse.

Tu comida ideal de viaje
Fideos con aceite y queso.

¿Cuál es tu fetiche, lujo o mimo de viaje?
Un queso duro bien estacionado. Llevo un cuadradito chiquito y en lugar de rayador lo escamo. Ese es mi lujo de viaje.

¿Alforjas o bikepacking?
Todo depende. En este momento estoy muy minimalista. Creo que el ideal para mí ahora es combinar bikepacking con microalforjas.

¿Qué es lo que más disfrutás del proceso de crear un producto?
Siempre lo disfruto más en el papel porque todo es posible. Después te encontrás con la factibilidad de poder hacerlo o no.

Un consejo para alguien que no se anima a viajar
Hacerlo, sin dudar. ¡No tiene por qué ser algo épico! Si no te animás podés sumarte a algún grupo o tienda que organice salidas y así te sacás el miedo.

 

www.halawa.com.ar

Fotos: Ariel Sabatella

Continua leyendo

Personajes

Max Herbín (9), tataranieto, nieto, hijo y sobrino de grandes ciclistas nacionales, los Donadío

Publicado

el

Su bisabuelo ciclista fue quien le inculcó el amor por la bici a su nieto, Eduardo Donadío (85) y este a sus tres hijos: Facundo, Daniela y Sebastián. Y de Daniela nació nuestro héroe, Máximo “Max” Herbín, quien ya se trepa a su BMX para aventurarse en las pistas de bicicross donde transitan los mejores de la especialidad, como Exequiel Torres y Ramiro Marino.
“Es muy deportista —nos cuenta Daniela—. Como el papá, que también hace muchos deportes y le enseña todos: surf, esquí, golf. A mí me tocó la bici y sin ninguna obligación lo llevo a hacer BMX, un deporte que me encanta porque les hace tener conocimiento y control de su cuerpo… Max es muy sociable y cariñoso, le encanta estar con amigos, eso es lo que más disfruta. Y a mí, cuando lo veo vestido de BMX me mata de amor, aunque no quiero que sienta ningún tipo de presión de mi parte. Siempre le digo que el BMX le tiene que gustar a él: cuando no quieras ir más, no te llevo y punto… Que un niño haga deporte para mi es exclusiva responsabilidad de los padres. Quizás sería más cómodo dejarle el iPad todo el día, pero puse como regla que el iPad lo usan de noche o los días de lluvia. Y si uno quiere eso para ellos, lo que hay que hacer es ocuparse de promoverlos a hacer deporte u otras actividades.”
Pero suficiente de mamá Daniela, ya todos sabemos lo que late en su corazón. Veamos qué nos dice Max.

¿Qué es lo que más te gusta hacer en la bici?
Me gusta el BMX porque saltan, hacen manual y porque es muy divertido.

¿Por qué te gusta andar en bici?
Porque es extremo, me gusta saltar.

¿Sabés arreglar tu bici?
No, me la arregla mi mamá.

¿Quién te enseña BMX y dónde lo practicás?
Me enseña Ramiro Marino, campeón mundial de BMX, en Vicente López.


Max con Ramiro Marino y Eze Torres

¿Qué es lo que más te gusta del colegio? 
Lo que más me gusta es el recreo y jugar con mis amigos.

¿Y lo que menos te gusta?
Levantarme a las 6 de la mañana…

¿Tenés compañeros que andan en bici como vos?
No, pero tengo un amigo que hace motocross.

¿Te gustaría que los chicos puedan ir y volver en bici al colegio?
Está buenísimo y ya lo hago.

¿Salís a pedalear alguna veces con tus papás, tus tíos y tus abuelos?
Sí, fui dos veces al Ecoxtreme y me gustaría ir más.

¿Qué comida te gusta más?
Las milanesas con papa fritas y salsa golf.

¿Qué postre te gusta más?
Las crepas con nutella.

Continua leyendo

Más Leídas