Conectá con nosotros

Bicis especiales

TAGA, un invento holandés

Taga es un carro diseñado por por un equipo de ingenieros mecánicos e industriales holandeses. Llegar a este modelo y que además de práctico y divertido fuera seguro implicó un trabajo de cuatro años. Q

Este coche sirve como bicicleta de paseo para llevar bebés y uno o hasta dos niños, pero lo mejor de todo es que, llegando a destino, ya sea a una tienda, la cafetería, escuela o casa, el Taga se transforma en segundos en un carrito de bebé, permitiendo así su entrada en todo tipo de locales, ascensores o incluso subir escalones.  El Taga puede entrar sin problemas en el metro, tren, autobús o cualquier otro sistema de transporte público, ofreciendo un trayecto completo de principio a fin.

El carro esta construido íntegramente en aluminio, la parte bicicleta cuenta con un cambio Shimano Nexus Inter-3, frenos a disco en las dos ruedas delanteras y cuesta casi alrededor de 2.000 euros.

Lo malo es que a no ser que viajen a Europa o que se empiezen a importar a la Argentina no hay modo de adquirirlos.

 

Info fabricante: http://www.tagabikes.com

En este video podrán ver como funciona el invento.

Continua leyendo
Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. guillermo calvo

    3 octubre, 2011 a las 2:56 pm

    Lastima que hable por celular mientras conduce, no? y los cascos?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicis

Una custom bike cargo hecha en Mar del Plata

Un vehículo de tres ruedas acoplable a cualquier bicicleta que puede cargar hasta 150 kilogramos, ideal para el reparto de mercaderías en los centros urbanos. (más…)

Continua leyendo

Bicis especiales

La vida en tándem: pedalear de a dos

Un padre que pedalea con su hijo autista, que ya han cruzado los Andes y que en 2021 harán el Camino de Santiago. Un marplatense que para animar a su amigo a andar en bici lo llevó en tándem a hacer una salida cicloturística. Y la experiencia de Tiflotándem, organizada para personas con discapacidad visual y voluntarios guía. Tres casos de las maravillas que ofrece la bicicleta para dos. (más…)

Continua leyendo

Bicis especiales

Es de caña, resiste como el acero y no es basura

Un experimentado y multikilométrico ciclista nos cuenta en primera persona sus impresiones sobre su particular bici con cuadro de caña y con la que ha sorteado sin problemas decenas de miles de kilómetros de paisajes agrestes y urbanos, incluyendo carreras de montaña y aventuras extremas. (más…)

Continua leyendo

Bicis especiales

La recumbent con asistencia eléctrica que Canyon imagina para el futuro de la movilidad urbana

La marca alemana de bicicletas de alta gama Canyon viene desarrollando lo que bautizó como Future Mobility Concept, un trabajo que explora nuevos horizontes para la movilidad sostenible en las grandes ciudades y que ha dado como fruto un primer proyecto futurista de bicicleta eléctrica que se coloca a medio camino entre la bicicleta y el automóvil. Cuatro ruedas, una cabina que protege al ciclista de los elementos, asistencia eléctrica al pedaleo y una posición de conducción reclinada como en las bicicletas recumbents.


La idea de Canyon es avanzar con estos desarrollos conceptuales como alternativa válida tanto para ciclistas como para automovilistas (especialmente para estos últimos, más renuentes a “soportar el aire libre”) y poder contar con un vehículo ecológico, confortable y de buenas prestaciones a la hora de cubrir tramos de vías urbanas y ciclovías.


Como en una bicicleta recumbent, el usuario está sentado en una cómoda posición reclinada, con sus pies sobre los pedales y protegido de los elementos. La marcha es suave y relajada y el vehículo está controlado por dos joysticks ubicados al lado de nuestras nalgas que ofrecen un radio de dirección de unos 7 metros.
Una estética futurista combina el diseño de la bicicleta y el automóvil, mientras que su silueta limpia y esencial garantiza una estructura liviana y aerodinámica. La cubierta de la cápsula puede mantenerse cerrada, lo que nos aísla del exterior, o abierta, deslizándola hacia adelante, tanto para acceder al compartimiento como para mantenerla abierta cuando el clima lo permite. La cápsula tiene suficiente espacio detrás del piloto como para que se siente un niño o para llevar carga.
La idea central de la gente de Canyon es que hay tener en cuenta que a pesar de que la popularidad de las bicicletas eléctricas se está disparando en las zonas urbanas, el 45% de los usuarios potenciales siguen queriendo un medio de transporte protegido del viento, la lluvia y la nieve.
Eso sí, por muy futurista que sea el diseño y por mucha asistencia eléctrica que tengamos, habrá que pedalear.

Continua leyendo

Edición Digital

Nº 310

Más Leídas