Conectá con nosotros

Personajes

Team Ranelagh: Pedaleos y algo más

Publicado

el

Bicis, pedestrismo y actividades solidarias unen a un grupo que disfruta del ciclismo y se propone que otras personas también puedan hacerlo.

Por Rocío Cortina

team-ranelagh-3

Corría el año 2007. En la localidad bonaerense de Ranelagh (Berazategui), Adrián Di Nucci y Gustavo Penas solían reunirse para salir a correr juntos. Los dos hicieron varias competencias de calle y de montaña, entre ellas algunas en Tandil y un cruce de los Andes. Sin embargo algunas lesiones físicas los obligaron a cambiar el trote por el pedaleo. Empezaron en la bici fija, pero el encierro no fue para ellos, así que decidieron salir a recorrer su barrio en bici, primero con unas de paseo que luego cambiaron por las de MTB, ya que la idea era poder, en poco tiempo, hacer algunos circuitos más allá de las calles de Ranelagh.
Ya en 2009 los dos amigos deportistas estaban afianzados en el ciclismo. A ellos se sumaron otras personas que tenían similares inquietudes. En ese momento surgió la idea de conformar el Team Ranelagh, que actualmente está integrado por 15 personas. Todos rozan los 40 años, aunque en el último tiempo se está acercando gente más joven. El crecimiento de la agrupación ha permitido que hoy tengan un blog propio, un Facebook, indumentaria con el auspicio de varias marcas y que además desarrollen otras actividades aparte de las salidas grupales, como la de ayuda a escuelas rurales.

team-ranelagh-1

Roles perfectos
“La bicicleta es un símbolo de libertad. Me permitió desde chiquito descubrir lugares, gente y circunstancias. Fue el puente entre mi abuelo y yo, el objetivo a conseguir si no me llevaba materias en la escuela”, explica Leonardo Marini, uno de los integrantes del Team Ranelagh, quien agrega: “Y hoy, la bici es una manera de ver la realidad desde otra perspectiva. Somos seres sociales, necesitamos de los otros para que la vida tenga sentido desde que nacemos. El deporte no es la excepción y por eso el grupo aporta eso tan particular que tiene cada uno.”
Para Gustavo Penas, alías “El Capitán”, lo lindo de salir en grupo es que además de disfrutar de la actividad física se pueden “conocer lugares nuevos, compartir con otras personas de diferentes edades la misma pasión, divertirse y pasarla lindo. Y también la seguridad que da andar acompañado.”
Generalmente las salidas son organizadas por “El Capitán”, quien tiene en cuenta las opiniones del grupo para hacer nuevas propuestas, también pensando en las condiciones climáticas y el momento del año. El resto de los roles del grupo se eligen al final de cada año, en función de lo que cada integrante puede aportar. Por ejemplo, hay un asistente tecnológico que maneja cuestiones relacionadas con la fotografía y la actualización del blog y otro asistente técnico que se ocupa de dar una mano en la reparación de las bicicletas.

team-ranelagh-5

Tres días en Tandil
Si bien es lo primordial, no sólo la bici une a este grupo. Los infaltables son los pedaleos de todos los sábados desde El Aljibe, en la estación de Ranelagh, hacia destinos previamente explorados o desconocidos, con frecuencia entre los 50 a los 120 kilómetros. También se organizan salidas en bici un poco más largas. Una de las últimas fue a Tandil y la más esperada es la de la Patagonia, prevista para marzo de 2013.
“En Tandil pasamos tres días excelentes, con un clima espectacular y un grupo a pleno. Los circuitos incluyeron ruta, senderos, sierras, subidas y bajadas importantes. Siempre con buena predisposición, compañerismo y camaradería”, cuenta Leonardo.

team-ranelagh-9

Bicis para todos
Varios integrantes del grupo se dedican a otras disciplinas por fuera de la bici, como el pedestrismo. Para entrenarse, tres días a la semana se reúnen en la estación del barrio y salen a correr.
Las energías de la gente del Team Ranelagh también están orientadas a las tareas solidarias. Ellos mismos se ocupan de poner bicicletas usadas en condiciones y entregarlas a distintas escuelas rurales, a cuyos alumnos les solucionan los problemas de distancias desde la casa hasta el colegio, que a veces son demasiado extensas.
“Pensando en que la bici es uno de los mejores inventos del hombre, que genera bienestar personal, psicofísico y espiritual, surgió la idea de trascender las salidas en bici y hacer un aporte de bien público”, explica Leonardo.
De esa forma, en el Team juntan, reparan y acondicionan bicicletas de todo tipo, las cuales son entregadas en un acto especial en una escuela previamente designada por el grupo.

team-ranelagh-2

TEAM RANELAGH
Actividad: pedaleos grupales y entrenamiento pedestres.
Cuándo: sábados por la tarde, pedaleos desde El Aljibe, en la estación de Ranelagh. Consultar por días de entrenamiento de pedestrismo.
Info: teamranelagh@gmail.com, www.teamranelagh.blogspot.com. En Facebook: Team Ralenagh.

Nota publicada en Bicilub Nº212, agosto 2012.

Continua leyendo
Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. víctor perdomo

    13 mayo, 2014 a las 3:21 pm

    Los saludos tengo inquietud en recorrer Sudamérica desde Caracas hasta Bolivia. Tengo 58 años, y 3 años montando bici, y me gustaría saber si tienen conocimiento de ciclistas con más de 60 años en hacer esos recorridos. Cimarrón Bici Fayad.

    • Biciclub

      14 mayo, 2014 a las 4:47 pm

      Hola Víctor, si, tenemos conocimiento de gente que ha viajado en bicicleta con 60 añis y más también. Más allá del tiempo que lleves pedaleando sería importante que entrenes a diario o cuanto más puedas para que el viaje no sea parte de tu entrenamiento sino que estés preparado y puedas disfrutar. Se recomienda salir a andar con peso por que la bici es muy distinta con carga que sin. Te recomendamos esta nota: https://biciclub.com/12-consejos-para-un-gran-viaje-en-bicicleta/
      Saludos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cicloturismo

Se llaman La Vida de Viaje y han logrado vivir para viajar y viajar para vivir

Publicado

el

En pareja desde hace 10 años, nacieron en la ciudad de Buenos Aires en 1987 con poco más de un mes de diferencia: Jime Sánchez el 7 de octubre y Andrés Calla el 25 de noviembre. Ambos estudiaron Comunicación Social y Publicidad, fruto de lo cual hoy se desempeñan como creadores de contenidos, ella como escritora y él como fotógrafo. Tienen el auspicio de Venzo Argentina y Spot Latinoamérica.
Desde muy chicos se treparon a la bici y ya en pareja, en el año 2013, comenzaron a viajar con un primer objetivo grande: unir la Argentina de punta a punta, desde Ushuaia hasta La Quiaca, cosa que concretaron, aunque no les bastó.

Fue así que en el 2015 recorrieron el Centro y Litoral de Argentina (2015), en 2017 hicieron la Carretera Austral chilena, en 2018 un bikerafting por el río Santa Cruz y un bikepacking por el sur de Mendoza y el norte neuquino, en 2019 la Isla de Tierra del Fuego, y ya en pandemia un bikepacking por el Parque Nacional Lanín y otro por Salta. Hoy tienen como objetivo publicar el libro de estos 10 años de viajes y seguir recorriendo las rutas escénicas de Argentina y sus Parques Nacionales.
Muchos de sus viajes los contaron en Biciclub, pero en esta ocasión les ofrecimos responder a un ping pong de preguntas y respuestas. He aquí el resultado.

¿Cuál es el origen de su proyecto?
Nuestro proyecto se llama La Vida de Viaje y nació cuando Andrés se preguntó, con cámara en mano y haciendo dedo en una banquina en Bolivia, después de su primer viaje como mochilero, qué podría hacer para vivir la vida de viaje.

¿Por qué viajan? ¿Qué están buscando?
Viajamos porque nos sentimos cómodos en la incertidumbre, porque estar en la naturaleza es volver al mundo real, porque viajando nos volvemos más conscientes. Viajamos para conocernos y para demostrarnos que otra vida es posible.

¿Preferían viajar solos o acompañados? ¿Por qué?
Desde que empezamos a viajar lo hacemos de a dos. Y si bien tenemos pendiente vivir la experiencia de hacer alguna travesía en soledad, nos gusta acompañarnos, conversar sobre lo que vamos sintiendo mientras avanzamos y seguir sumando figuritas en nuestro álbum de vida compartido.

¿Qué sentimientos afloran en el camino?
Mucha paz, satisfacción, alegría.

Su primera bici.
Tuvimos cada uno una bici con rueditas con las que solíamos pedalear por el barrio. Creemos que las mismas sensaciones que sentíamos de chicos aún hoy siguen latentes cuando pedaleamos en la naturaleza.

Su primer viaje.
Del 7 de enero al 7 de octubre de 2013 desde Ushuaia hasta La Quiaca, siguiendo la Ruta 40.

Su primera bici de viaje y primer equipamiento de viaje.
Dos Venzo Ahead rodado 26 de 24 velocidades y dos juegos de alforjas Ortlieb usadas que nos acompañaron los primeros cuatro años hasta que nos convertirnos en sus embajadores y pudimos renovar todo el equipo.

¿Hasta dónde llegan con la mecánica?
Hasta lo básico e indispensable para poder ir resolviendo los problemas más típicos que se pueden presentar en un viaje. Es decir, todo lo que se pueda resolver con una multiherramienta, sacacubiertas y parches.

¿Cómo financian sus viajes?
Trabajando con marcas, vendiendo servicios de escritura y fotografía, dictando talleres de escritura online.

Un momento de viaje en que peor se sintieron.
En el sur de Santa Cruz, en plena tormenta de viento de más de 80 km/h. Nos sentimos completamente superados por la situación y sin poder hacer nada más que refugiarnos en un pequeño puesto de estancia y esperar.

Un momento de viaje en que mejor se sintieron.
Cuando llegamos a la tan ansiada La Quiaca, después de más de 6 mil y pico de kilómetros. Ahí nos dimos cuenta que podíamos hacer cualquier cosa que nos propusiésemos.

Su destino o recorrido preferido.
Sin duda la Carretera Austral, porque en 1247 kilómetros hay una intensidad de paisajes y de mixtura de naturaleza increíble: bosque siempre verde, glaciares colgantes, estepa, montañas, ríos, lagos. Y puede que también sea el próximo recorrido que hagamos, porque por algo lo estamos pensando y planificando.

¿Hacer kilómetros o conocer?
Conocer, conocer y conocer. Hace rato que dejamos de hacer kilómetros para contarlos. Ahora pedaleamos para mantenernos en movimiento y, sobre todo, mantener viva la curiosidad.

Bicicletas actuales (marca y modelo).
Dos Venzo Zeth y dos Venzo Traveler.

Equipamiento actual para viajes.
Con el tiempo nos volvimos más minimalistas, por eso desde hace tres años viajamos a modo bikepacking, tratando de llevar lo justo y necesario en nuestras travesías.

Nuestra meta como viajeros es llegar a…
No queremos llegar a ningún lugar en particular. Lo que buscamos es ser lo más simples y libres posibles, y eso no depende de ninguna geografía sino de una sensación que se siente en cualquier lugar cerca de la naturaleza.

lavidadeviaje.com | @lavidadeviaje

Continua leyendo

Personajes

Everesting: en 8 escaladas en bicicleta al filo de los Comenchingones sumó 8.964 metros de desnivel

Publicado

el

Sergio Álvarez Villegas (50) nació y vive en Tandil, donde ejerce su profesión de abogado, además de la de instructor de taekwondo. Pero antes que nada y como buen tandilense, es un ciclista apasionado a quien le gustan los desafíos como un modo de superación.
Entre esos desafíos, hace poco más de un año optó por enfrentar un Everesting, una actividad regulada y registrada por una institución internacional llamada Everesting CC, que consiste en escalar en bicicleta a la cima de cualquier montaña del planeta, en forma continuada (subiendo y bajando con el mismo medio) y sin dormir, hasta completar por lo menos los 8.848 metros de altitud del monte Everest.
“La que motivó este reto fue mi madre -nos cuenta Álvarez Villegas-, que por su situación de salud se encuentra en un hogar, lo que por la pandemia significó y significa una situación difícil, que ella con esfuerzo viene superando. Respecto a mis hijas Coni y Zoe, fue una forma de transmitirles que con preparación, esfuerzo y responsabilidad, ciertos objetivos que parecen imposibles se pueden lograr o al menos intentar.”

El nivel deportivo de Sergio es considerable, ya que entrena cinco días en la semana. Pero un desafío como este significaba desarrollar una preparación específica: “Para el Everesting me preparé casi un año en las subidas al Parque Independencia de mi ciudad, realicé controles médicos cardiológicos y trabajé con un nutricionista. Todo lo hice con responsabilidad, no arriesgando ni mi salud ni mi vida. Mi entrenador es profe de educación física.”
Su elección fue el ascenso al filo de la Sierra de los Comechingones desde Merlo, San Luis, una escalada de 15 kilómetros de extensión con una media de 8.1% de desnivel.

El evento comenzó a las 7 de la mañana del pasado 26 de febrero y según lo informado por Everesting finalizó luego de 16 horas y 39 minutos en los que el tandilense pedaleó 235 kilómetros lineales en 8 ascensos al filo, completando 8.946 metros de escalada. Para la ocasión, Sergio estaba preparado con luces traseras y delanteras en la bici. “Había que superar los 8.848 metros del Monte Everest -afirma- y lo hice siguiendo las reglas de la organización internacional Everesting, que aprobó mi actividad y la ingresó en el registro de todos los escaladores que han realizado este reto. Me acompañaron mi esposa, mis hijas, la gente del lugar, los zorros, algunas vacas, el burro que siempre se encuentra arriba, en el Filo, y por supuesto en mi conciencia siempre mi madre y mi padre, ya fallecido.”

 

Para constatar el registro: https://everesting.cc/
Sergio Álvarez Villegas: sfalvarezvillegas@hotmail.com

Continua leyendo

Mundo Bici

Pedaleando por la ruta de la hospitalidad, el intenso libro de un viajero que invita a ir en busca de nuestros sueños

Publicado

el

Esteban Mazzoncini es fotógrafo, escritor y profesor de educación física. Vivir para viajar es lo que más le gusta hacer.
Bajo los efectos de la noticia de que su padre estaba enfermo y el fracaso de un matrimonio reciente, se replanteó qué quería hacer con su vida y cómo sanar sus heridas personales. Entonces, un encuentro inesperado lo motivó a emprender un recorrido épico en bicicleta por el mundo.
Sin ningún tipo de entrenamiento previo partió desde Estonia con el objetivo de llegar hasta Sudáfrica. Durante esos 20.000 kilómetros no solo cumpliría su promesa de conocer más de cien países, sino que viajaría para confirmar que la hospitalidad es universal. Denominó “rutas de la hospitalidad” a esos caminos invisibles donde las almas generosas son las protagonistas. Sin embargo, el viaje tenía otro desafío, encontrar un nuevo amor con quien compartir la travesía.
Durante el recorrido tuvo vivencias inolvidables, como dormir en un bosque en Eslovenia en compañía de osos; cruzar los montes Cárpatos en Rumania; desafiar tormentas de arena en Mauritania; ser perseguido por un ladrón en Marruecos; atravesar en soledad el desierto de Sáhara; ser testigo de las secuelas del accidente nuclear de Chernobyl e incluso contraer malaria cerebral en Costa de Marfil. La pandemia del Covid-19 lo obligó a dejar África, hacer un impasse en el viaje y confinarse durante algunos meses en Europa.
Finalmente, después de completar la vuelta a España y Portugal arriba del asiento de su bici, Esteban regresó a su querida Buenos Aires transformado por cientos de experiencias.
“Pedaleando por la Ruta de la Hospitalidad” es una historia real donde el autor se enfrenta a situaciones extremas, amores fugaces, desafía sus límites venciendo sus propios miedos e invita al lector a ir en busca de sus sueños.

 

Para comprar el libro: unviajerocurioso.com/el-libro |esteban.mazzoncini@gmail.com | unviajerocurioso.com | @estebanmazzoncini | (+54911)5125-6358

Continua leyendo

Mecánica

Un argentino en el podio de los mecánicos profesionales del mundo

Publicado

el

Este año 2020 el argentino Leonardo Cacciola, mecánico de Shimano Latinoamérica, fue elegido entre los nueve técnicos profesionales más importantes del mundo, en el marco de una competencia en la que se evaluaba la mejor y más eficiente caja de herramientas y la capacidad técnica de su usuario. Finalmente Cacciola quedó en el tercer lugar del podio.
La elección, convocatoria y evaluación se llevó a cabo de forma online por medio de la página Toolboxwars, competencia creada inicialmente por técnicos de Copa del Mundo de descenso, que en su momento fue una broma entre los técnicos y en la actualidad es el sitio más importante del mundo en relaciones y competencias profesionales del ciclismo respecto de la mecánica de la bicicleta.
En este año muy especial para todos, solo fueron seleccionados para la competencia técnicos profesionales de alto nivel o que presenten tales condiciones en equipos profesionales.

Los ocho técnicos seleccionados

– Blong Media, del equipo oficial Specialized Melbourne Australia.
– Brad Copeland, técnico oficial Scott y mecánico personal de la corredora Kate Courtney, perteneciente al mis equipo suizo en el cual corre Nino Schurter.
– Bryan Huang, técnico de China e importador de múltiples marcas en ese país, además de técnico profesional del circuito World Tour.
– Lukas Hoffmann, técnico alemán del equipo oficial Specialized en ese país, creador y editor de Mountain bike Magazine, roadbike.magazine y mountainbike-magazin.de.
– Mike Hall, técnico estadounidense oficial Specialized de Copa del Mundo.
– Tanner Kietzman, técnico de Copa del Mundo, californiano y perteneciente al equipo oficial Specialized USA.
– Leonardo Cacciola, técnico del team Shimano Latam, Argentina.
– Fabbio Sartori, técnico italiano oficial del equipo Trek Italia.
– Hoonz, técnico de Copa del Mundo y propietario de Squidbikes.

El jurado y la evalución

El jurado del concurso estuvo integrado por:
– Marcas internacionales de herramientas.
– Divulgadores y periodistas de medios ciclísticos a nivel global.
– Ex técnicos ganadores de competencias anteriores.
– Fabricantes de herramientas artesanales.
– Técnicos de equipos de ciclismo a nivel global.
– Diseñadores y desarrolladores de herramientas y bicicletas.
Al momento de selección de la caja de herramienta ganadora se evaluó lo siguiente:
1. Creatividad y diseño general.
2. La mejor tapa.
3. La mejor configuración general.
4. La mejor selección de herramientas.
5. La caja mejor votada por el público en general en redes sociales.
6. La capacidad profesional del dueño y la utilidad/selección de cada llave.
La siguiente tabla explica cómo fueron tomados los resultados y como quedó el argentino en el tercer lugar.

Objetivo y diseño

El objetivo y plan de generar una caja de herramientas con estas características surgió de la necesidad de algo que alcanzase los máximos requerimientos profesionales personales, que fuera liviana y transportable y que todo estuviera perfectamente diagramado para que no faltase nada en situaciones límite en trabajos técnicos.
La selección de herramientas fue clave: eficientes y livianas, duraderas -para no volver a diagramar la caja o modificarla. Se usaron llaves de las mejores del mercado mundial, muchas en aluminio y titanio para lograr el peso final del conjunto.
La configuración y disposición de las herramientas fue todo un desafío, ya que está cortado a mano cada uno de los niveles. El corte a mano .afirma Cacciola- era necesario y muy importante para ir definiendo el diseño y además posee más valor personal.
Los niveles poseen una estructura de fibra de carbono real y seis soportes extensibles para que puedan apoyarse en la estructura de la caja y no en el piso, algo clave en trabajos en exteriores.
Cada nivel posee un objetivo diferente:
Nivel 1: de precisión y medición general.
Nivel 2: de herramientas generales.
Nivel 3 y 4: de llaves de mecánica rápida y frecuente.
Nivel 5: de uso de desarme de alta complejidad.
La caja es de una marca reconocida mundialmente, de uso militar y outdoor, ideal para proteger por años las llaves sin que se sacudan o lastimen.

Fotos: Leonardo Cacciola | https://www.instagram.com/toolboxwars/

Continua leyendo

Más Leídas