Ocultar Barra

“Teníamos la necesidad de formar un espacio para nosotras”

Fecha: 31.07.2018

Mujeres Bici-bles es un grupo que se ha replicado en distintos sitios de Argentina, como Salta, Bariloche y recientemente La Pampa. Con perspectiva de género, busca producir mejores entornos para el uso de la bicicleta como medio de transporte.
Texto: Rocío Cortina

Si bien el grupo de ciclistas que integran Mujeres Bici-bles de Salta se conocían de diversos espacios vinculados al biciactivismo y al feminismo, su fundación se dio en agosto de 2016. Ese momento coincidió con la llegada de la colombiana Andrea María a esa provincia y su invitación para formar parte de una red ciclista latinoamericana, que en la actualidad es iberoamericana.
“En nuestras charlas siempre estaba el deseo y la necesidad de formar un espacio para nosotras, donde trabajar de forma directa ciertas temáticas como la movilidad, específicamente en bicicleta, pero con perspectiva de género”, cuentan ellas.
En la actualidad, Mujeres Bici-bles de Salta está formado por seis integrantes de entre 27 y 37 años: Jimena Ortiz, Jimena Pérez, Guadalupe Aguirre, Olivia Zandanel, Gracia Bergesi, Soledad Gamarra y Andrea Verdún. Además el grupo se ha replicado a distintos sitios de Argentina, como Bariloche y recientemente en La Pampa.
“En el contexto patriarcal de Salta, una provincia con mujeres en un lugar de sumisión, y con una imagen masculina que hay que deconstruir, nos propusimos utilizar y promover el uso de la bicicleta como un elemento de transformación de sus vidas y de las nuestras”, opinan las Bici-bles de Salta. En este grupo ciclista prevalece la profunda convicción de que los cambios pueden gestarse desde pequeños actos ciudadanos: “Eso nos mantiene unidas, con un objetivo claro. Podemos hacer una diferencia desde ese lugar, al igual que tantas personas que militan otras causas en Salta y el país”.

Sentirse biciactivista
Jimena Ortiz recuerda que se sumó a los encuentros de Mujeres Bici-bles cuando comprendió que salir a la calle e involucrarse en reclamos hace que las causas se visibilicen: “De esta manera las cosas no quedan en simples quejas. Milito con la bici hace ya un tiempo, pero cuando Las Bici-bles me convocaron para formar parte de su grupo me pareció importante sumarme; en su militancia conjugan dos cosas que me bullen en la sangre: la lucha feminista y la bicicleta.”
Por su parte, Guadalupe Aguirre asegura que desde que la bici es su medio de transporte se relaciona constantemente con gente y organizaciones que promueven su uso: “Así empecé a sentirme biciactivista, haciendo lo que puedo como ciudadana en pos de mejorar mi entorno, mi ciudad. Y así decidí ser parte de este grupo, que se conjuga con mis ganas de encontrar espacios de sororidad, donde existe colaboración entre mujeres, pudiendo así llevar a cabo acciones en las que se ve a escala humana el impacto de la bici en la vida de una mujer.”

El impacto social
En tanto organización, Mujeres Bici-bles se propone mostrar a las mujeres como
ciudadanas usuarias de la bici y lo hacen de distintas maneras. Una de ellas es mediante las pedaleadas noctámbulas: “Debido al constante acoso callejero y las violencias a las que estamos expuestas como ciclistas, nos propusimos estas salidas en bicicleta de madrugada, donde vamos juntas por las calles reclamando el derecho de las mujeres a la ciudad, a la noche y a desplazarnos libremente, sin miedos ni prejuicios”, explican ellas.
Desde el inicio del grupo, las Bici-bles han apuntado al trabajo a escala barrial y en territorio, algo que ellas mismas denominan micro-activismo. En este sentido, una de las actividades que proponen es la Biciescuela, donde enseñan a pedalear: “Ese simple acto puede poner en movimiento una serie de sucesos, desde los más comunes hasta aquellos que ni nos imaginamos y pueden significar un real impacto personal o incluso social”, creen en el grupo, que en este 2018 se propone además organizar una proyección de cortos en un barrio, con el fin de aportar vitalidad al entorno vecinal.
La ciudad de Salta tiene varias ventajas para circular en bicicleta, como su ubicación en un valle sin demasiadas pendientes, su tamaño mediano, las calles coloniales y el clima seco, sin tantos meses lluviosos. Sin embargo, las Bici-bles enumeran aspectos que quieren mejorar, como la falta de planificación urbana, de árboles que den sombra en los días de mucho calor y el caos vehicular actual conjugado con la ausencia de fiscalización.
“Quisiéramos mejorar nuestra experiencia cuando nos desplazamos en bici y que más personas la usen como medio de transporte. Nos mantenemos positivas y confiamos en que mientras que estemos en movimiento y juntas los desafíos van a seguir existiendo, pero seguramente no va a ser tan difícil enfrentarlos”, expresan.
Facebook: Mujeres bici-bles Salta.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 291 - Marzo 2019


> ¿Qué triatlón, el de ayer o el de hoy?
> Bikefitting: el Factor Q y la posición de mayor potencia.
> MTB: cómo superar el contraperalte.
[+]

    canaglia

    philco

    newton

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable