Conectá con nosotros

Mecánica

Tres herramientas que nunca debés usar en tu bicicleta y por cuáles debés optar en su lugar

Publicado

el

Lo más importante para decir en materia de ciclomecánica es que nada en la bici se resuelve a martillazos. No importa que tan apretado, clavado, torcido u oxidado esté lo que sea que se quiera aflojar, sacar, mover, girar; siempre habrá una herramienta específica para hacer el trabajo.
Herramientas específicas se les dice a todas aquellas que sirven para hacer un trabajo o reparación puntual, a diferencia de las herramientas de mano corrientes, que son polivalentes pero carecen de la precisión necesaria para algunas cuestiones de mecánica de bicis.
En esta nota, te mostramos arreglos que a veces se realizan con herramientas corrientes, pero en realidad precisan de una específica.

Tuercas

Nunca intentar ajustar o aflojar una tuerca con una llave pico de loro. Esta solo se reserva para el cono de la dirección o la contratuerca de una caja pedalera a bolillas (no sellada). Estas piezas normalmente vienen en forma de arandelas roscadas y moleteadas en el borde, por lo que se ajustan perfectamente a la mordaza de esa llave. Una pico de loro deforma y estropea los planos de la tuerca o tornillo, dificultando aún más su manipulación.
La herramienta a utilizar en piezas hexagonales es la llave fija o llave combinada. Se puede usar una llave francesa pero, por regla general, si se dispone de la llave que encastra con la tuerca, debería ser la primera elección. Si es de 15, llave de 15. Si es de 1⁄2, llave de 1⁄2, y así en todos los casos. Así el encastre estará asegurado y se evitará el juego que pudiera generar la llave francesa. Además, cada llave fija tiene un largo acorde al tamaño de la tuerca, para evitar torques excesivos que podrían barrer la rosca. Una llave francesa tradicional de 10 pulgadas en un tornillo de 7 mm no solo es difícil de manejar, sino que implica un riesgo para la pieza. Por más que no se haga fuerza, la palanca multiplica cada movimiento que se aplique.

Cubiertas

Usar un destornillador para desmontar una cubierta roza la desidia y la falta de consideración. Existe una herramienta específica para este fin: el destalonador, sacacubiertas o «cuchara». Normalmente se usan de a pares, aunque para cubiertas rebeldes puede que hagan falta tres. Su uso garantiza la fácil remoción de la cubierta y la integridad de las cámaras, que podrían agujerearse o rajarse al usar objetos cortopunzantes. Cabe mencionar que para llantas de acero se usan sacacubiertas del mismo material, mientras que para llantas de aluminio o carbono se utilizan de plástico o resina.

Cables y fundas

El alicate común y corriente de taller, pensado para alambres rígidos, no es el elemento indicado para cortar un cable de freno compuesto por más de 20 hilos de acero de un grosor de pocas décimas. Lo mismo se aplica a las fundas, que están conformadas por teflón, cables de acero y nylon y, en algunos casos, por una capa más de recubrimiento interno. Un alicate tradicional no solo no los corta, sino que los deforma y aplasta, dejando el cable o funda inutilizado.
Para instalar el cableado de una bici se requiere de un alicate específico, llamado cortacables. A diferencia del común, que es plano, éste tiene hojas en forma semicircular, que al cerrarse sobre una superficie redonda, aplica presión pareja del filo en todo el contorno, dando como resultado un corte limpio y prolijo.

 

Texto: Luddite, mecánico de bicicletas: (011)15-4199-4844 | green_anarchy@hotmail.com
Fotos: Ariel Sabatella @bikemedia.ar

Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mecánica

Cómo lavar/lubricar la transmisión y cómo medir el desgaste de la cadena de una bicicleta

Publicado

el

Hugo Ramanzín, encargado del servicio técnico de Specialized Argentina, en el siguiente video nos muestra paso a paso cómo lavar la transmisión y lubricarla.

Los tipos de lubricantes para la transmisión de la bicicleta

Cómo medir el desgaste de la cadena de la bicicleta

Continua leyendo

Mecánica

Cómo usar el estirarrayos y el paso a paso para corregir deformaciones de la rueda

Publicado

el

El estirarrayos es una herramienta simple y fundamental para ajustar nuestras ruedas. Los hay de distintas medidas ya que los niples, que es donde el estirarrayos opera, varían en su espesor.

Por eso, para adquirir uno tendremos que saber cuál es el adecuado para nuestra medida de niples, lo cual sabremos si lo medimos con un calibre.

También existen unos de múltiples bocas en una sola herramienta, prácticos para tener muchas medidas en un solo estirarrayos pero no tan eficaces para desempañar su función como los de una sola medida.

Y ya que estamos, en este punto me gustaría subrayar que cuanto más podamos invertir en una herramienta mejores resultados vamos a tener y menor daño produciremos en las partes de la bici al usarlas.
Es importante tener en cuenta que no solo usaremos el estirarrayos para centrar una rueda sino para volver a darle rigidez y que al pedalear las ruedas no flexionen por demás. Este es un trabajo sencillo que podemos hacer en nuestras casas, ya que con el uso los rayos se van aflojado. Por eso cada tanto deberíamos chequear la tensión de los rayos de nuestras ruedas, algo que podemos hacer sujetando dos rayos a la vez y presionándolos.

Para darle tensión a una rueda, en el caso de no tener un centrador no hará falta sacar cámara y cubierta, simplemente desinflaremos la rueda. En cambio, si hacemos este trabajo con un centrador, sí removeremos cámara y cubierta.
Para tener una referencia de dónde empezamos a trabajar la rueda, comenzaremos por la válvula o el orificio de la llanta donde ésta se introduce.

Colocamos el estirarrayos en el niple y damos media vuelta a todos los rayos como para aumentar la tensión de la rueda. En este proceso podemos notar que algún rayo esté excesivamente flojo, en cuyo caso sí le daremos una vuelta completa, como para equiparar la tensión de ese rayo respecto del resto. Una vez que hicimos toda la vuelta, de ser necesario daremos una o dos más como para volver a darle a la rueda la rigidez necesaria.
Si uno no está familiarizado, capaz no sea tan fácil darse cuenta si los rayos necesitan tensión. Podemos ir probando tocar distintas ruedas y nos iremos dando cuenta de las diferencias. Pero por lo general hay que tener en cuenta que con el uso todas las ruedas pierden tensión.
En el caso de tener la rueda descentrada, ya que este es un trabajo artesanal que requiere no solo de aprendizaje de la teoría sino de la práctica, les explicaremos a grandes rasgos cómo es el proceso de centrado de una rueda.
Para centrar una rueda, lo primero que tenemos que hacer es precisar dónde está la anomalía. Una vez hecho esto, trabajaremos con el par de rayos que se cruzan del sector que queremos centrar. Si la rueda ladea hacia la izquierda le daremos tensión al par de rayos de la derecha, pero en el caso de que esos rayos ya tengan mucha tensión, entonces lo que haremos será aflojar/quitar tensión a los rayos del lado opuesto (izquierdo). Para comprender cómo funciona el centrado tenemos que entender que se trata de un juego de fuerzas y tensiones.
Una forma casera de chequear el centrado de nuestra rueda es colocar un precinto en la vaina (en el caso de la rueda trasera, o en la horquilla en el caso de la delantera), que usaremos como guía.
Un detalle no menor es que cuando usemos el estirarrayos generemos un poco de presión lateral sobre el niple. como para no barrer o deformar su forma y que luego ya no se pueda ajustar. El mejor ejemplo de esto es cuando usamos un destornillador philips, que no solo lo giramos sino que presionamos hacia abajo para no barrer la hendidura del tornillo.

 

Texto Santiago Oliver*
Fotos: Ariel Sabatella

*Refinado mecánico y restaurador de vasta experiencia. Lleva adelante su propio taller Born In Garage en el barrio de Colegiales (CABA): www.borningarage.com.ar

Continua leyendo

Mecánica

Mantenimiento preventivo del juego de dirección integrado

Publicado

el

 

El avezado mecánico Hugo Ramanzín nos muestra los diferentes tipos de juegos de dirección y nos enseña en un paso a paso cómo hacer el service de un juego de dirección integrado.

Continua leyendo

Mecánica

Cómo encintar a la manera clásica un manubrio de ruta

Publicado

el

Es una tarea sencilla que con algunas indicaciones podés hacer fácilmente en casa. Y muy útil hoy, que se sumaron tantos usuarios a los manubrios de ruta por la popularización de las bicicletas gravel.
Hay distintos modos de colocar una cinta o grip, o sea distintas maneras de encintar o —en modo anglicismo— engripar. Santi Oliver* lo hace acá de la manera clásica.

*Santiago Oliver es mecánico y restaurador de amplia experiencia. Lleva adelante su emprendimiento Born in Garage en el barrio porteño de Colegiales: borningarage.com.ar

Continua leyendo

Más Leídas