Conectá con nosotros

Mecánica

Un argentino en el podio de los mecánicos profesionales del mundo

Publicado

el

Este año 2020 el argentino Leonardo Cacciola, mecánico de Shimano Latinoamérica, fue elegido entre los nueve técnicos profesionales más importantes del mundo, en el marco de una competencia en la que se evaluaba la mejor y más eficiente caja de herramientas y la capacidad técnica de su usuario. Finalmente Cacciola quedó en el tercer lugar del podio.
La elección, convocatoria y evaluación se llevó a cabo de forma online por medio de la página Toolboxwars, competencia creada inicialmente por técnicos de Copa del Mundo de descenso, que en su momento fue una broma entre los técnicos y en la actualidad es el sitio más importante del mundo en relaciones y competencias profesionales del ciclismo respecto de la mecánica de la bicicleta.
En este año muy especial para todos, solo fueron seleccionados para la competencia técnicos profesionales de alto nivel o que presenten tales condiciones en equipos profesionales.

Los ocho técnicos seleccionados

– Blong Media, del equipo oficial Specialized Melbourne Australia.
– Brad Copeland, técnico oficial Scott y mecánico personal de la corredora Kate Courtney, perteneciente al mis equipo suizo en el cual corre Nino Schurter.
– Bryan Huang, técnico de China e importador de múltiples marcas en ese país, además de técnico profesional del circuito World Tour.
– Lukas Hoffmann, técnico alemán del equipo oficial Specialized en ese país, creador y editor de Mountain bike Magazine, roadbike.magazine y mountainbike-magazin.de.
– Mike Hall, técnico estadounidense oficial Specialized de Copa del Mundo.
– Tanner Kietzman, técnico de Copa del Mundo, californiano y perteneciente al equipo oficial Specialized USA.
– Leonardo Cacciola, técnico del team Shimano Latam, Argentina.
– Fabbio Sartori, técnico italiano oficial del equipo Trek Italia.
– Hoonz, técnico de Copa del Mundo y propietario de Squidbikes.

El jurado y la evalución

El jurado del concurso estuvo integrado por:
– Marcas internacionales de herramientas.
– Divulgadores y periodistas de medios ciclísticos a nivel global.
– Ex técnicos ganadores de competencias anteriores.
– Fabricantes de herramientas artesanales.
– Técnicos de equipos de ciclismo a nivel global.
– Diseñadores y desarrolladores de herramientas y bicicletas.
Al momento de selección de la caja de herramienta ganadora se evaluó lo siguiente:
1. Creatividad y diseño general.
2. La mejor tapa.
3. La mejor configuración general.
4. La mejor selección de herramientas.
5. La caja mejor votada por el público en general en redes sociales.
6. La capacidad profesional del dueño y la utilidad/selección de cada llave.
La siguiente tabla explica cómo fueron tomados los resultados y como quedó el argentino en el tercer lugar.

Objetivo y diseño

El objetivo y plan de generar una caja de herramientas con estas características surgió de la necesidad de algo que alcanzase los máximos requerimientos profesionales personales, que fuera liviana y transportable y que todo estuviera perfectamente diagramado para que no faltase nada en situaciones límite en trabajos técnicos.
La selección de herramientas fue clave: eficientes y livianas, duraderas -para no volver a diagramar la caja o modificarla. Se usaron llaves de las mejores del mercado mundial, muchas en aluminio y titanio para lograr el peso final del conjunto.
La configuración y disposición de las herramientas fue todo un desafío, ya que está cortado a mano cada uno de los niveles. El corte a mano .afirma Cacciola- era necesario y muy importante para ir definiendo el diseño y además posee más valor personal.
Los niveles poseen una estructura de fibra de carbono real y seis soportes extensibles para que puedan apoyarse en la estructura de la caja y no en el piso, algo clave en trabajos en exteriores.
Cada nivel posee un objetivo diferente:
Nivel 1: de precisión y medición general.
Nivel 2: de herramientas generales.
Nivel 3 y 4: de llaves de mecánica rápida y frecuente.
Nivel 5: de uso de desarme de alta complejidad.
La caja es de una marca reconocida mundialmente, de uso militar y outdoor, ideal para proteger por años las llaves sin que se sacudan o lastimen.

Fotos: Leonardo Cacciola | https://www.instagram.com/toolboxwars/

Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mecánica

Cómo lavar/lubricar la transmisión y cómo medir el desgaste de la cadena de una bicicleta

Publicado

el

Hugo Ramanzín, encargado del servicio técnico de Specialized Argentina, en el siguiente video nos muestra paso a paso cómo lavar la transmisión y lubricarla.

Los tipos de lubricantes para la transmisión de la bicicleta

Cómo medir el desgaste de la cadena de la bicicleta

Continua leyendo

Mecánica

Cómo usar el estirarrayos y el paso a paso para corregir deformaciones de la rueda

Publicado

el

El estirarrayos es una herramienta simple y fundamental para ajustar nuestras ruedas. Los hay de distintas medidas ya que los niples, que es donde el estirarrayos opera, varían en su espesor.

Por eso, para adquirir uno tendremos que saber cuál es el adecuado para nuestra medida de niples, lo cual sabremos si lo medimos con un calibre.

También existen unos de múltiples bocas en una sola herramienta, prácticos para tener muchas medidas en un solo estirarrayos pero no tan eficaces para desempañar su función como los de una sola medida.

Y ya que estamos, en este punto me gustaría subrayar que cuanto más podamos invertir en una herramienta mejores resultados vamos a tener y menor daño produciremos en las partes de la bici al usarlas.
Es importante tener en cuenta que no solo usaremos el estirarrayos para centrar una rueda sino para volver a darle rigidez y que al pedalear las ruedas no flexionen por demás. Este es un trabajo sencillo que podemos hacer en nuestras casas, ya que con el uso los rayos se van aflojado. Por eso cada tanto deberíamos chequear la tensión de los rayos de nuestras ruedas, algo que podemos hacer sujetando dos rayos a la vez y presionándolos.

Para darle tensión a una rueda, en el caso de no tener un centrador no hará falta sacar cámara y cubierta, simplemente desinflaremos la rueda. En cambio, si hacemos este trabajo con un centrador, sí removeremos cámara y cubierta.
Para tener una referencia de dónde empezamos a trabajar la rueda, comenzaremos por la válvula o el orificio de la llanta donde ésta se introduce.

Colocamos el estirarrayos en el niple y damos media vuelta a todos los rayos como para aumentar la tensión de la rueda. En este proceso podemos notar que algún rayo esté excesivamente flojo, en cuyo caso sí le daremos una vuelta completa, como para equiparar la tensión de ese rayo respecto del resto. Una vez que hicimos toda la vuelta, de ser necesario daremos una o dos más como para volver a darle a la rueda la rigidez necesaria.
Si uno no está familiarizado, capaz no sea tan fácil darse cuenta si los rayos necesitan tensión. Podemos ir probando tocar distintas ruedas y nos iremos dando cuenta de las diferencias. Pero por lo general hay que tener en cuenta que con el uso todas las ruedas pierden tensión.
En el caso de tener la rueda descentrada, ya que este es un trabajo artesanal que requiere no solo de aprendizaje de la teoría sino de la práctica, les explicaremos a grandes rasgos cómo es el proceso de centrado de una rueda.
Para centrar una rueda, lo primero que tenemos que hacer es precisar dónde está la anomalía. Una vez hecho esto, trabajaremos con el par de rayos que se cruzan del sector que queremos centrar. Si la rueda ladea hacia la izquierda le daremos tensión al par de rayos de la derecha, pero en el caso de que esos rayos ya tengan mucha tensión, entonces lo que haremos será aflojar/quitar tensión a los rayos del lado opuesto (izquierdo). Para comprender cómo funciona el centrado tenemos que entender que se trata de un juego de fuerzas y tensiones.
Una forma casera de chequear el centrado de nuestra rueda es colocar un precinto en la vaina (en el caso de la rueda trasera, o en la horquilla en el caso de la delantera), que usaremos como guía.
Un detalle no menor es que cuando usemos el estirarrayos generemos un poco de presión lateral sobre el niple. como para no barrer o deformar su forma y que luego ya no se pueda ajustar. El mejor ejemplo de esto es cuando usamos un destornillador philips, que no solo lo giramos sino que presionamos hacia abajo para no barrer la hendidura del tornillo.

 

Texto Santiago Oliver*
Fotos: Ariel Sabatella

*Refinado mecánico y restaurador de vasta experiencia. Lleva adelante su propio taller Born In Garage en el barrio de Colegiales (CABA): www.borningarage.com.ar

Continua leyendo

Mecánica

Mantenimiento preventivo del juego de dirección integrado

Publicado

el

 

El avezado mecánico Hugo Ramanzín nos muestra los diferentes tipos de juegos de dirección y nos enseña en un paso a paso cómo hacer el service de un juego de dirección integrado.

Continua leyendo

Mecánica

Cómo encintar a la manera clásica un manubrio de ruta

Publicado

el

Es una tarea sencilla que con algunas indicaciones podés hacer fácilmente en casa. Y muy útil hoy, que se sumaron tantos usuarios a los manubrios de ruta por la popularización de las bicicletas gravel.
Hay distintos modos de colocar una cinta o grip, o sea distintas maneras de encintar o —en modo anglicismo— engripar. Santi Oliver* lo hace acá de la manera clásica.

*Santiago Oliver es mecánico y restaurador de amplia experiencia. Lleva adelante su emprendimiento Born in Garage en el barrio porteño de Colegiales: borningarage.com.ar

Continua leyendo

Más Leídas