Ocultar Barra

Un continente hecho para pedalear

Fecha: 10.10.2011

por Mario García

El uso de la bicicleta no deja de crecer en el mundo entero. Y no sólo en los países ricos de Europa y el norte de América u Oceanía sino también en países como los nuestros, donde si bien buena parte de la población aun sigue percibiendo al automóvil como un símbolo de ascenso social, una creciente porción de las clases medias urbanas ve en la bicicleta una oportunidad de zafar del estrés de la vida actual, de “sanar” su vida mediante el ejercicio físico y hasta diría de ganar también un ascenso en la escala socioeconómica, dado que al haberse transformado la bicicleta en una firme tendencia en los sectores sociales altos, “pertenecer tiene sus privilegios”…
Durante 2010 y lo que va de este año Biciclub ha viajado bastante por Sudamérica. Y en esos viajes hemos charlado con gente de los más diversos países del subcontinente y de todos hemos recibido la misma impresión: el ciclismo, en particular el mountain bike, está produciendo una fenomenal eclosión, expandiéndose a sectores cada vez más mayoritarios y dejando como mera anécdota la mini eclosión de los 90, cuando las mountain bikes llegaban al sur del Río Bravo con su primer mensaje de libertad y diversión.
En mi reciente paso por Costa Rica en ocasión de la cobertura del Campeonato Latinoamericano de Marathon, evento del que damos cuenta en esta edición, la impresión de una multitud de bikers provenientes de centro y sudamérica era unánime en este sentido, destacando el aun insuficiente pero creciente apoyo que están recibiendo los deportistas. Empresas de origen local como GW en Colombia y particularmente Zenith en Argentina, marca pionera en la materia, con un poderoso team que incluye corredores con proyección internacional de Argentina, Chile, Ecuador y Brasil, son una muestra de este aporte. Pero también las empresas multinacionales están percibiendo el fenómeno, y una muestra de ello es la activa presencia de Shimano en América Latina, no sólo promoviendo torneos subcontinentales de envergadura como el Shimano Short Track, de cuya edición brasilera también damos cuenta en esta edición, o el Open Shimano, también cubierto en esta edición, sino también instalando oficinas en nuestros países, destinando inversiones y personal a la difusión de sus productos y a la formación de los comerciantes involucrados en el negocio. Y no sólo Shimano protagoniza la movida, ya que recientemente una mega marca de bicicletas norteamericana ha decidido instalarse por su cuenta en Sudamérica, prescindiendo de distribuidores locales. Y los rumores indican que no sería la única en tomar esa iniciativa. Es que el mercado latino ya no es lo que era…
El mountain bike ha irrumpido en América Latina y ésta ha respondido comenzando a irrumpir en la escena internacional. Muchos jóvenes provenientes de nuestros países están hoy haciendo escuela y en algunos casos hasta dando pelea deportiva en Europa y Estados Unidos. Y en todos los países latinos crecen eventos multitudinarios, que también comienzan a atraer a una creciente cantidad de gringos.
La escena latina del mountain bike está servida. Y estamos todos invitados. A hacer cicloturismo por los mejores escenarios imaginables, a vivir aventuras, a correr carreras, a descubrir un continente que parece haber sido diseñado para ser recorrido en bicicleta.

Editorial de Biciclub Nº 202,  octubre 2011.

Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Mario García, MTB, Reflexiones en dos ruedas

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 281 - Mayo 2018

NOTA DE TAPA
Service de frenos a disco hidráulicos
VIAJES EN BICI: Punta del Diablo a bordo de una gravel
PRODUCTOS: Mitas, neumáticos checos
CARRERAS: Vuelta Altas Cumbres: una aventura inolvidable [+]

    canaglia

    optitech

    philco

    newton

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable