Conectá con nosotros

Deporte y Entrenamiento

Una historia de amor verdadero y de bicicletas inclusivas

Publicado

el


Foto: Sebastián Carreras

Mi nombre es Valeria Gasa. Tengo 32 años, nací en Arrecifes y pasé mi infancia en el campo hasta los 6 años. Luego nos mudamos con mi familia a la ciudad de Salto. Fue una hermosa infancia.
Hice mis primeros estudios en Salto y los continué en un instituto de formación docente en Pergamino. Estudié psicopedagogía y luego inicié una licenciatura de la misma rama.
Cuando estaba finalizando mis primeros años de carrera me tocó conocer a Ezequiel, que hoy tiene 13 años. Recibí un llamado para poder acompañarlo en un hogar de niños, brindarle contención y estimularlo para que pudiera desarrollarse de la mejor manera posible.
Lo conocí en el Hogar y comencé a trabajar con él, a ayudarlo en su vida cotidiana, coordinando además con otras instituciones para las evaluaciones correspondientes en relación a su salud. En ese momento el tenía casi dos años de vida. Su diagnóstico de parálisis cerebral, hipotonía muscular y microcefalia, entre otros, hacían que requiriese de mucha atención y estimulación.
Trabajé horas y horas ofreciéndole las herramientas necesarias para que pudiera ejercitarse, reconocer objetos, reconocerse a sí mismo. Siempre trabajé en equipo. También me encargaba de llevarlo a los centros de salud, entre ellos al Garrahan (el Hospital Profesor Dr. Juan P. Garrahan es el centro pediátrico de referencia en salud pública, gratuita y de alta complejidad de la Argentina).
Pase días y días realizando estudios para conocer más sobre su parálisis.
Con el correr del tiempo me daba cuenta que él iba cambiando, iba mejorando su situación. Recuerdo el primer día que salió a la calle. Que sintió el viento en su cara y el primer día que pudo hamacarse en el parque.
Pasaba el tiempo y noté que empezaba a tener mucha más conexión conmigo y con las personas que estaban a su alrededor.
Claramente todos hacíamos un poquito por él y eso era notorio en su desarrollo.
Poco a poco comenzó a sentarse. Comenzó a conectar su mirada. A interesarse en el entorno. Ezequiel se manifiesta con gestos, gritos, risas, llantos y sonrisas. Es su forma de expresarse, ya que no posee lenguaje verbal.
Había que aprender a entenderlo.
De a poco empecé a trabajar con él más horas de las que me correspondían.
Cuando llegaba Navidad y año nuevo hacía la mudanza de su cuna a la casa de mis padres, porque en ese momento vivía con ellos. Y pasaba las fiestas con nosotros.
En ocasiones era difícil para el entorno familiar aceptar esa situación.
Un día decidí mudarme…, pero antes de eso debí dejar mi relación de trabajo con Ezequiel. Porque realmente había algo muy fuerte que me unía. Pensé siempre en mejorar su calidad de vida, que pudiera escuchar un cuentito por las noches y recibir un abrazo. Que pudiera tener la contención de una familia. O por lo menos quería intentarlo.
De joven siempre le decía a mi mamá que no quería tener hijos. Pero de repente pensaba tanto en Ezequiel… No lo podía ver cómo un hijo, claramente, pero sí pensaba que podía cumplir una función más activa en su desarrollo.
Planteé esto a las autoridades del Hogar. Y planeamos una cita con la jueza que llevaba adelante el caso (Ezequiel es de Salto, tiene 5 hermanos y sus padres viven en la misma ciudad).
Poco tiempo después recibí una cita para evaluar la situación .
En ese momento me estaba mudando… Pensaba en armar mi vida sola y obviamente pensaba en poder incorporar a Ezequiel en un futuro.
Las autoridades confiaron en mi proyecto de vida con él y poco tiempo después recibí la orden de egreso de Ezequiel del Hogar. Me otorgaron la guarda provisoria y comenzamos a vivir juntos. Mi casa se llenó de sillas de ruedas, de bipedestadores (un equipamiento que permite la posición vertical de un niño con control motor inadecuado). Debí adaptar las entradas. Acomodar la habitación, el baño, etcétera. Hubo muchos diálogos con la obra social para que le cubriesen todas las atenciones necesarias, incluyendo que alguien pudiese atenderlo mientras yo tenía que ir a trabajar. Pero en pocos días nos adaptamos. Nos acomodamos y empezamos un camino nuevo. Siempre digo que lleno de felicidad.
El entorno a veces no comprendía mi decisión de vida, pero yo siempre estuve segura de eso.
Con el tiempo, a veces notábamos con Ezequiel que necesitábamos algo más. Siempre le ha gustado el aire libre. Y de casualidad nos conectamos con un señor de Ecuador que es creador de bicis inclusivas.
Y empezó a cambiar nuevamente nuestra vida.
Nos enseñó cómo armar una bici para salir a pasear con Ezequiel y me puse en campaña. Conseguí una bici playera y le adapté una silla de ruedas.
Con ayuda de la gente logramos la primera bicicleta.

Comencé a notar que Ezequiel sentía mucha felicidad. Que el viento en su cara lo hacía muy feliz. Y que se enojaba cuando paraba en los semáforos. Empezó a gritar cuando debía frenar… y ahí empezamos con las aventuras.
Corrimos la primera carrera en la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos.
Se trataba de participar en una maratón dónde todos corrían a pie con una bici… La verdad que fue la primera ciudad que aceptó las cosas así como las planteamos. Y nos sentimos súper felices. Mucha gente aplaudía a Ezequiel y él se entusiasmaba más y más. Le gustó mucho el recibimiento y fundamentalmente la carrera en sí, dónde todos se acercaban y querían compartir algo con él.
Desde ese momento nos propusimos participar en más carreras.
Hasta que he escrito estas líneas, hemos participado en 77 eventos deportivos, la mayoría maratones en las que participamos con la bici inclusiva, en algunas carreras de rural bike, en un duatlón y hasta en algunas carreras de ciclismo.

Con el paso del tiempo fuimos perfeccionando la silla y la bicicleta. Cambiamos de marca y modelo, le pusimos cambios y fuimos mejorando los sistemas de apoyo para poder correr y participar de eventos deportivos.
El deporte nos abrió muchos caminos. Y también nos han cerrado caminos, pero cuando nos cerraron algún camino nos encargamos de volver a abrirlo. Fundamentalmente para que las organizaciones pudiesen comprender que íbamos a competir con nosotros mismos. Que íbamos a dejar un mensaje a la comunidad: si quieres puedes. Es lo único que queremos que sepan. Y que eso pueda replicarse en cualquier parte del mundo.

Con las participaciones en eventos empezaron a surgir muchas cosas buenas. Empresas que nos empezaron a apoyar, programas de TV, y de a poco fuimos preparando más elementos para que Ezequiel pudiera disfrutar de las carreras y de la conexión con la naturaleza, entre ellos, hace tres años, la idea de poder armar un sistema para correr en la nieve. Ya habíamos probado asfalto y tierra en bici y habíamos construido un sistema para correr en la montaña. Solo faltaba probar con la nieve.
Así que nos invitaron a una carrera en la nieve y aceptamos. Un gran desafío.
Varias empresas apoyaron la iniciativa y con dos esquíes construimos una silla adaptada para la nieve.
Fue una experiencia increíble que volvemos a repetir todos los años.
Pero claramente, de todas las experiencias consideramos que la bici es lo que más feliz lo hace. Puede conectarse. Puede gritar. Puede sentir ese vientito que lo hace tan libre. Uno de los conceptos que más lo identifica tiene que ver con la libertad, con la sensación de poder, de desplazarse, de llegar…, y sobre todo de una manera sustentable.

Quiero compartir con ustedes también la noticia de que este año salió la sentencia de adopción de Ezequiel. Nuestro abogado, el doctor Jorge C. ha realizado un trabajo impecable durante los 9 años que esperamos la adopción.
Hemos recorrido varias ciudades, varias provincias, participando de muchos eventos y hace tiempo decidí apoyar a familias con personas con discapacidad.
Siempre fui ayudando de manera virtual, pero hoy en día estamos ayudando de otra manera, mucho más concreta.
En este 2021 decidimos poder ayudar a los niños y niñas que necesiten salir al aire libre, que necesiten conectarse con el entorno, y para ello estamos haciendo unos enganches especiales para poder brindarles una bici inclusiva.
Hemos recibido algunas donaciones que nos permitieron hacer la primera bici, que fue entregada a Mateo, de 6 años de edad, que también tiene parálisis cerebral. Y pronto empezaremos con la segunda bici.
Obviamente hacemos todo con el apoyo de la comunidad y empresas que quieran ayudarnos a cumplir este sueño.
Para todo ello hoy nos hacen falta, entre otras cosas, algunos insumos como fierros de 30×30, ruedas de bici o bicicletas comunes con cambio que pueden ser muy útiles para la conexión que debemos hacer con las sillas de ruedas.
Lo del armado de las bicis lo hago junto a mi novia Julia, con la que hace más de un año que estamos juntas luchando junto a Eze cada día. Y con ella y un grupo de personas de mi ciudad estamos trabajando todos juntos para poder cumplirle el sueño a más niños.
Dejo aquí los datos contactarnos por si alguna empresa o familia decide ayudarnos a seguir con el proyecto: valegasa@hotmail.com | 2474-441800 | https://www.instagram.com/valegasasalto/

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cicloturismo

Las aventuras de las Ladies Rodantes de Mar del Plata

Publicado

el

Las Ladies Rodantes son una comunidad de bikers de Mar del Plata que a su vez forma parte de un colectivo mayor, Espíritu Rodante, un grupo de entrenamiento que abarca ciclismo recreativo, travesías, viajes y otras actividades. Los “profes” de Espíritu Rodante son dos profesores de educación física: Mariano Giménez y Lucas David.
Lo que sigue son los testimonios de algunas de sus integrantes, testimonios que revelan una experiencia que se puede repetir en cualquier lugar.

Crear vínculos
Una de las integrantes de Ladies Rodantes, Irene Crivelli, nos cuenta que “el grupo se formó el 4 de agosto del 2018. Yo me sumé en junio del 2019 con el propósito de hacer un deporte al aire libre, a aprender a usar los cambios y a circular por la calle. La pandemia ayudó a fortalecer esos vínculos, porque a pesar de no poder entrenar en calle, lo hicimos en forma virtual en rodillo y bici fija hasta que pudimos volver a rodar en grupos más reducidos. Ese fue el comienzo del grupo de las Ladies, que con el tiempo sumó más integrantes. Hoy, después de dos años, puedo decir que no sólo aprendí la parte técnica sino que Espíritu Rodante me dio la posibilidad de crear vínculos y relacionarme con personas de mi generación. Estoy inmensamente feliz de pertenecer a este grupo”.

La bici como un constante desafío
Dora Fiorentini nos contó su experiencia en el grupo: “Cuando comencé en Espíritu Rodante, hace ya casi tres años, no imaginé que me daría la posibilidad de conocer gente tan maravillosa, con una pasión en común que es rodar en bicicleta, conociendo lugares hermosos, en contacto con la naturaleza y compartiendo increíbles aventuras. Un capítulo aparte es la felicidad que me da el pertenecer al grupo de Ladies Rodantes, mujeres de una energía y calidez increíble. La bici es un constante desafío, que me encanta enfrentar y disfrutar pleno.”

Una experiencia liberadora
Por su parte, para Adriana Guazzetti, la movida significa “una experiencia liberadora, que me permite SER, además de tener la mejor compañía en todo momento”.

Compartir, igualdad, solidaridad y superación
María Julia Ramírez no dudó en traducir en palabras lo que Ladies Rodantes y Espíritu Rodante espiritualmente le aporta: “Un grupo de personas que tiene el don de recibirte con una sonrisa, ser bienvenido y llevar el mate para después de la pedaleada. En ellos redescubrí las palabras compartir, igualdad, solidaridad y superación. Al final de cada encuentro quedamos empachados de felicidad.”

Un inexplicable grupo de mujeres
“Para mí, Espíritu Rodante —dice Gabriela Levato— fue y es lo mejor que me pasó en la pandemia. Un grupo maravilloso, que te incentiva siempre a seguir, te permite recorrer con tu bici lugares increíbles, mágicos, viajes, vida, naturaleza, deporte al aire libre, salud. Y las Ladies Rodantes: inexplicable grupo de mujeres que si te caes te levantan y acompañan. ¡Un grupo que suma siempre! Que contagia la alegría y la buena vibra. Espíritu Rodante y Ladies son el único grupo así. Feliz de pertenecer y que sean parte de mi vida”.

Mágica y salvadora experiencia
“Mi experiencia con la bici y con el grupo Espíritu Rodante y sus Ladies Rodantes fue mágica y salvadora —afirma Silvia Soliverez—, ya que arranqué cuando mi hija se fue a vivir a España. Además de descubrir un deporte espectacular, el grupo humano es el factor fundamental. Amigos. Compañerismo. Contención. Lo recomiendo a toda persona que se sienta solo o esté pasando un momento difícil.”

Pura diversión
“Kilómetros de diversión —resume Claudia Estrupp. Las Ladies Rodantes superamos objetivos cada día, con sonrisas y selfies al por mayor, descubriendo la felicidad que nos trae cada aventura compartida.”

¡Mujeres!
“Ya hace un año —dice Graciela Pellicer— que conocí a este grupo de mujeres maravilloso. Sí, MUJERES con mayúscula, que siempre van por más, divertidas, aventureras, solidarias y que contagian su energía. Feliz de ser una Ladie Rodante.”

Disfrutar de la vida con pasión
“Comencé en el grupo en septiembre de 2020 —concluye Silvia Juan— y mí experiencia es maravillosa, ya que pase 12 años practicando running y carreras sin parar, súper apasionada y de pronto mí rodilla se lesionó y tuve que dejar… Pero el pedalear con gente que desborda energía, buena onda, desde los profes hasta cada una de las compañeras, hace que todos los días agradezca el pertenecer a Espíritu Rodante y seguir disfrutando de la vida con tanta pasión.”

 

Para informarte sobre el grupo: irene.crivelli@gmail.com | www.espiriturodante.com

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Desafío de las Nubes: el próximo 5 de junio se corre en Salta la 8ª edición de esta gran clásica del MTB argentino

Publicado

el

Por

Salta se prepara nuevamente para repetir una gran fiesta con un ya clásico evento del MTB argentino, la 8ª edición del Desafío de las Nubes.
Pese a la pandemia y los cambios de fecha propios de las restricciones, la séptima edición del Desafío, llevada adelante en septiembre del 2021, contó con la participación de más de 1000 bikers de distintas provincias, que vivieron tres jornadas a puro pedal en el epicentro de la histórica casa de Buena Vista. El primer y segundo día los ciclistas pudieron acreditarse, probar el circuito y disfrutar de una expo con marcas de primer nivel que acompañaron este importante evento.
La cita para este 2022 está prevista para el 5 de junio en el tradicional lugar, la reserva natural Campo General Belgrano, que brinda un marco espectacular para el desarrollo de toda las actividades del evento y permite disfrutar en familia y con amigos de una gran variedad de servicios premium y de la impecable organización que ofrece el Desafío de las Nubes.

Como gran novedad, para esta nueva edición, el Desafío de las Nubes tendrá dos circuitos competitivos, uno en modalidad rural de 70 kilómetros y el otro en modalidad cross crountry de 40 kilómetros, en los cuales podrán medirse los pilotos más experimentados. Para aquellos que se inician en la actividad o bien para los más jovencitos, se han programado dos circuitos promocionales, uno en modalidad rural de 20 kilómetros y el otro en modalidad cross de 24 kilómetros.

De esta manera, Salta promete actividades al alcance de todos los bikers, combinando un fin de semana lleno de paisajes, gastronomía del mejor nivel y una variada oferta hotelera.
Con Specialized como main sponsor de la carrera, junto a otras marcas como Shimano, Banco Macro, Cerveza Salta, Coca Cola, OSDE, Monster, Salta, ENA, Nissan, Nubicon y Flecha Bus, entre otras, la 8ª edición del Desafío de las Nubes es sin duda una cita casi obligatoria para todos los amantes del ciclismo.

 

Info e inscripciones en https://www.desafiodelasnubes.com.ar
Fotos ÚBICE: www.ubice.com.ar

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

La sarcopenia, una secuela del coronavirus

Publicado

el

La sarcopenia es un síndrome complejo relacionado con la pérdida de masa muscular, bien de forma aislada o acompañada de un aumento de la masa grasa. En este último caso, además, la grasa se sitúa entre las fibras del músculo, lo que deteriora más la calidad muscular.
En general, la sarcopenia se verifica en personas seniles, con afecciones hormonales como la disminución de la insulina, por déficit de aporte proteico en la dietas caseras o por otras causas, entre ellas la que hoy nos ocupa, producida por sedentarismo o reposo en cama prolongado a partir de 15 días o más.
La disminución de la masa muscular, del rendimiento y la funcionalidad son los principales síntomas. El bajo rendimiento se verifica como cansancio precoz en las actividades que anteriormente a la afección se desplegaban normalmente.
La recuperación es posible pero no inmediata, ya que depende de la vuelta progresiva a la actividad física de una adecuada nutrición, todo esto siempre supervisado por profesionales idóneos. No se debe intentar ganar peso corporal total indiscriminado sino básicamente del o de los músculos comprometidos. Este cuadro es de cuidado si no se quiere sufrir otras alteraciones agregadas por sobreesfuerzos como desgarros, roturas tendinosas o fracturas diversas, ya que el músculo es el sostén del esqueleto.
A cuidarse amigos y buenas rutas.

 

Por Doc Pedales*
Foto: Francisco Moreno en Unsplash

*El autor de esta nota es el doctor en medicina Eduardo Saint Bonnet (MN 48943 y MP 23765), deportólogo y deportista.

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

La importancia del entrenamiento invisible: el arte de hacer más haciendo menos

Publicado

el

Foto: Annie Spratt en Unsplash

¿Qué hacés cuando terminás de entrenar? ¿Has pensado cómo se recupera tu cuerpo tras una sesión intensa de ciclismo? Hablemos de lo que no se ve: el entrenamiento invisible.
El entrenamiento invisible es todo lo que hace el ciclista entre una sesión de entrenamiento y otra. El término invisible tiene su origen en aquellas acciones que no forman parte del entrenamiento en sí, aquello que el entrenador no puede ver pero que el ciclista hace cuando no se está entrenando para optimizar su rendimiento deportivo y la recuperación. Por ello engloba varias instancias, como el descanso, la nutrición o las actividades para reponer los músculos, como la crioterapia o los masajes deportivos, entre otras.
Cuando hablamos de ciclismo (o de cualquier práctica de ejercicio empleado como actividad física saludable) o asimismo del ciclismo recreacional o cicloturismo, todo lo relativo al entrenamiento invisible puede ser considerado como una serie de hábitos saludables que mejoraran la salud y la calidad de vida del practicante. En este caso no hablamos de la búsqueda del rendimiento deportivo en sí mismo, pero sí de práctica deportiva en condiciones óptimas que permitan un adecuado desarrollo y disfrute.
Por lo tanto el entrenamiento de hoy en día debe constar tanto de la parte condicional y técnica, como de la prevención y recuperación, para asegurar así una óptima recuperación del ciclista después de la actividad; este es el entrenamiento invisible y debe ser una parte más de la preparación del deportista.
El entrenamiento invisible es capaz de marcar la diferencia entre un buen ciclista y uno excelente.

La súper compensación
Tanto para el ciclismo recreacional como para el ciclismo competitivo es súper importante todo aquello que podemos hacer para recuperar nuestro organismo de las cargas aplicadas en el entrenamiento.
Resulta evidente que el cuerpo necesita recuperarse después de hacer ejercicio. Es en ese momento cuando surge lo que conocemos como súper compensación, que es la habilidad del cuerpo de recuperarse y encontrar equilibrio entre el entrenamiento realizado y la posterior recuperación que suele durar entre dos o tres días. A través de un entrenamiento planificado, la súper compensación es clave para que el ciclista empiece a ver resultados. Esto es porque hay períodos en los que el cuerpo se somete a altos niveles de estrés para producir las adaptaciones necesarias y progresar. Estos períodos se equilibran a través de las fases de descarga (demanda de menos estrés en el organismo) en los que la actividad continúa, pero se reduce el volumen o intensidad.
Es imprescindible recordar que estar supervisado por un profesional de educación física no solo te ayudará a variar el entrenamiento y adaptar cada día de actividad a tus necesidades y sensaciones, sino que además es el único indicado para prescribir ejercicio físico y diagramar un plan pensando especialmente en tus objetivos, considerando tu historial deportivo y tus capacidades .

Factores claves en el entrenamiento invisible
El entrenamiento invisible engloba muchos factores, pero sin duda hay algunos que tienen más peso que otros a la hora de mejorar el rendimiento deportivo, entre ellos podemos nombrar:
Descanso/sueño: la recuperación es parte del entrenamiento y de vital importancia. Cuando descansás poco tu cuerpo debe exigirse más. Durante el sueño se segregan hormonas como las del crecimiento, lo que ayuda a que los músculos se regeneren después de una jornada de entrenamiento. También refuerza el sistema inmunológico, por lo que evitará que tengas que hacer un parate por enfermedad. Es importante pensar en que las horas de sueño son tan importantes como su calidad.
Nutrición: los alimentos que ingiere el ciclista inciden directamente en la capacidad de recuperación tras el entrenamiento, en la sensación de fatiga muscular e incluso en la aparición de lesiones. Lo aconsejable es que el ciclista tenga una consulta con un nutricionista para que evalúe cómo deben ser sus ingestas diarias según su peso y la cantidad de actividad física que realiza.
Hidratación: beber agua y otras bebidas (como las isotónicas) contribuye a restablecer los niveles del organismo que, tras la práctica deportiva, puede haber perdido una gran cantidad de líquido en forma de sudor. Si este no se repone, se hará trabajar de más a los riñones, con los graves problemas que esto acarrea a la salud. La cantidad dependerá de cada ciclista y el tiempo que entrene.
Estiramientos: son fundamentales para evitar lesiones y dolores musculares el día después de haber realizado ejercicio. Estirar alivia las tensiones musculares, que si no se solventan a tiempo pueden derivar en molestias o lesiones. Sin embargo, los beneficios de estirar van más allá: mejora la flexibilidad, mantiene la movilidad articular y ayuda a que el riego sanguíneo llegue a todos los tejidos y con ello los nutrientes. De esta manera también te recuperás antes.
Técnicas de relajación y/o masajes: permiten regenerar la musculatura, reducir una posible inflamación y aumentan la circulación. La respiración es una de las técnicas de relajación más fáciles y eficientes.

Cuidados extras
Además de vigilar todos los aspectos ya mencionados, existe otra serie de cuidados extra que como ciclistas pueden llevarse a cabo para favorecer la recuperación y maximizar el rendimiento, como pueden ser visitas regulares al fisioterapeuta o al osteópata para detectar lesiones; crioterapia (aplicación de frío) para reducir la inflamación y remitir el dolor o simplemente elegir un buen equipamiento (calzado e indumentaria técnica) pueden contribuir a sacar lo mejor de nosotros mismos.
Finalmente el trabajo en conjunto del ciclista con un con coach deportivo profesional marcarán la diferencia en el aprendizaje de habilidades y competencias que le permitan al ciclista reforzar y entrenar la fortaleza mental y la gestión emocional.
Recordá siempre que el entrenamiento, la alimentación y el descanso son las tres variables más importantes que permiten que progreses deportivamente y sin lesionarte.

 

Por Andrea Romano. Coach y trainer, con la siguiente formación: Profesora de Educación Física (IPEF), Entrenadora Personal (UNC), Diplomada en Gestión Gerencial (Blas Pascal), Coach Deportiva (Unisport/Barcelona), Coach Ontológico Profesional certificada internacionalmente (ICF) y Coach Organizacional y Ejecutiva certificada (Unisport/Barcelona): andreamromano@live.com | https://www.instagram.com/andrearomano_coachtrainer

Continua leyendo

Más Leídas