Conectá con nosotros

Ciclismo urbano

Urban City Bike, una fiesta

Publicado

el

El primer domingo de junio se corrió en la ciudad de Buenos Aires la Urban City Bike, una carrera en parejas que se desarrolló integramente por un tramo de 20 kilómetros de ciclovías porteñas. Pero más que de correr se trató de observación e ingenio, ya que durante el recorrido cada equipo debía cumplimentar 12 misiones, que incluían sacarse fotos en determinados puntos de la ciudad o averiguar datos en alguna plaqueta de bronce de una plaza desconocida o contar los escalones de la rampa de acceso a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. O sea: había que ir rápido, pero lo que más decidía era cuántas misiones lograbas concretar durante el recorrido.
La carrera duró un promedio de tres horas, en el marco de un domingo soleado, con clima perfecto, y fue realmente divertida, además de multitudinaria. Lo que siguen son algunos testrimonios de los participantes que te recomendamos que no te los pierdas.

URBAN CITY BIKE-1984

Confieso que he corrido

Texto: Gustavo Almada

URBAN CITY BIKE-2556

¡Me gusta correr! A pie, en dos ruedas (con motor o sin motor), duatlones, triatlones, remando y casi de cualquier forma… Y pensaba que las había hecho todas, aunque la publicidad de esta prueba prometía algo distinto, algo que nadie había organizado antes. Una carrera a través de las bicisendas de la Ciudad de Buenos Aires con pruebas especiales y búsqueda de check points. No me hizo falta pensar mucho, llamé a mi compañero de carreras y listo. Pero esta prueba merecía un condimento extra, así que me propuse contagiar mi entusiasmo a otros. Como soy fanático de las follding bikes me decidí a invitar a los integrantes del foro de bicicletas plegables urbanas.

URBAN CITY BIKE-2024
¿Correr con bicis plegables?, ¡por supuesto!, estas bicicletas están diseñadas para la ciudad, son prácticas y ágiles y para sorpresa de muchos también son rápidas. En pocos días armamos cinco equipos, cuatro de ellos formaron el equipo oficial de Tern/Lord Bike (nombre conformado por la marca de nuestras pegables y por el nombre de mi bicicletría, especializada en venta de bicis plegables y accesorios).
El domingo 1º de junio a las 9:00 hs las parejas participantes partimos desde El Rosedal de Palermo para hacer un recorrido de casi 20 kilómetros. La primer consigna era encontrar a unos 400 metros una mesa donde nos darían la primera parte del recorrido, secreta hasta entonces, y las primeras cuatro consignas, que había que cumplirlas antes del primer check point, ubicado en Pampa y Alcorta. Sacar la foto a un graffitti del zorzal criollo (Gardel), anotar en nuestra hoja de ruta la fecha de fundación del Tattersall de Palermo, fotografiarnos con patos del lago de Palermo (ojo: patos, no gansos) y descubrir una fecha en un monumento. Parecía ser fácil, pero no lo es cuando no encontrás el monumento o el graffiti o el pato. Perdimos más de cinco minutos buscando el famoso cartel donde decía la cantidad de kilómetros del circuito de Palermo donde se corrió el gran premio de Fórmula Uno allá por 1949. Resumiendo, llegamos al primer check point y, como cuando en un banco tenés que hacer cola, acá también la hicimos, esperando nuestro turno para que nos chequeasen las consignas, lo que nos retrasó bastante en las posiciones.

URBAN CITY BIKE-2380
Con la primera parte cumplida, largamos una carrera picante hasta el próximo check point, ubicado en la plaza Vicente López de Recoleta. Analizamos las siguientes cuatro consignas y parecían fáciles: buscar otra fecha en Plaza Alemania, foto a la escultura del artista colombiano Bottero en el parque Thays, encontrar una insignia de una casona y contar los escalones de la Facultad de Derecho. Lo último parece fácil, pero cuando corrés como loco la mente empieza a funcionar más lentamente. Subimos corriendo con mi compañero las escaleras, yo conté 45 y mi compañero 47. Conociendo a mi pareja desde años y no queriendo contar otra vez decidí confiar en él y efectivamente al llegar al check point de Recoleta teníamos las cuatro consignas bien. Habíamos recuperado muchos puestos. Pero una cuenta que parecía fácil complicó y restó puntos a muchos equipos.

URBAN CITY BIKE-2100
Arrancamos luego en busca del último check point, ubicado en Plaza Italia. Las consignas: anotar un poema de Eladia Blázquez escrito en una fuente, hacernos una foto con una Basílica a nuestras espaldas, buscar datos de un cartel y anotar las calles en una instersección de cinco esquinas. Todo bien hasta el momento, pero ¿qué pasa si nos encontramos con dos intersecciones de cinco esquinas? En realidad una tenía seis y ahí me confundí. Esta vez no le hice caso a mi compañero y cometí un error. Al llegar al check point nos dedujeron un punto por este error.

URBAN CITY BIKE-2330-2
Excelente tarea la de los fiscalizadores, que no me hicieron caso cuando sobre la marcha modifiqué el nombre de las calles. Esto mostró la seriedad y compromiso de su tarea.
Último tramo a fondo y llegamos al final de esta fantástica prueba. Atravesamos la meta en el sexto puesto de la general y cuarto de nuestra categoría, contentos y extenuados por el ritmo que le pusimos. No festejamos en el podio por poco, pero el triunfo de nuestros compañeros de parejas mixtas hizo festejar a todo el grupo de bicis plegables.
Felicitaciones a los organizadores, impecable tarea en el diseño del circuito y en la atención a los participantes. Solo pido revancha pronto y así será, en septiembre se viene la próxima… Como les dije al principio, me gusta correr.

URBAN CITY BIKE-2316-2

CLASIFICACIONES
Urban City Bike

Ganador de la general
119 Sebastián Llanir / Sebastián Repetto

Equipos masculinos
119 Sebastián Llanir / Sebastián Repetto
141 Adolfo Deluca / Christian Mari
147 Emanuel García / Ezequiel Azcoitia

Equipos femeninos
239 Vivian Sedmak/Rita Pawlak
235 Paula Auer / María Cecilia Auer
246 María Sol Borro / María Eugenia Alonso

Equipos mixtos
320 Yanina Valsechi / Marcelo Torres
324 Diego Tubio / Sabrina Villoria
325 Natalia Neri / Juan Pablo Pagani

Testimonios

URBAN-CITY-BIKE-2419Paula y María Cecilia Auer / Buenos Aires
“Salimos segundas entre los equipos femeninos, la verdad que una sorpresa ¡No lo esparábamos!
Muy buena la carrera, nos gustó mucho. Conocimos lugares de Buenos Aires que muchas veces aunque los transites no los mirás, así que en ese aspecto fue muy lindo. Pudimos cumplir todas las misiones, excepto una en la que nos equivocamos (la de contar los escalones de la Facultad de Derecho).”

URBAN-CITY-BIKE-2422Edwin Alvarado y Carlos Porras / Colombia
“Llegamos 20 minutos tarde a la largada de la carrera, por lo que pensábamos que íbamos a salir últimos, pero aun quedaban 13 equipos por detrás de nosotros cuando llegamos a la meta. Los contratiempos que tuvimos fueron porque somos extranjeros y hubo muchas preguntas que eran de cultura general argentina, como la primera consigan que nos tocó, la del “zorzal criollo”, que consistía en buscar un mural de Gardel y fotografiarlo. No teníamos ni idea de quién era el “zorzal criollo” y encima no teníamos internet en los celulares, pero se nos ocurrió preguntarle a un policía que nos guió perfectamente hacia el mural. Las demás misiones pudimos hacerlas todas, aunque en una nos equivocamos. La verdad es que nos divertimos, fue un rato ameno y el clima muy lindo.”

URBAN-CITY-BIKE-2421Claudia Peralta / Buenos Aires
“Me encantó, estoy muy entusiasmada. Estuvimos perdidas al principio, pero la verdad nos pareció muy buena. Nosotras más o menos tenemos conocimiento de las calles, aunque nos perdimos un poco en algunos puntos o plazas que capaz las pasás un montón de veces pero no sabés los nombres, así que aprendimos un poquito en ese aspecto.”

Info: urbancitybike.com.ar

Fotos: Ariel Sabatella

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclismo urbano

Más lento pero más rápido. Las grandes empresas se inclinan por la logística en bicicletas y triciclos

Publicado

el

Mikel Colville-Andersen es un diseñador urbano y experto en movilidad urbana canadiense-danés. Fue el CEO de Copenhagenize Design Company, que fundó en 2009 en Copenhague, y trabaja con ciudades y gobiernos de todo el mundo para entrenarlos para que sean más amigables con las bicicletas. En estos días viajó de Copenhagen a París y en su primer posteo en redes muestra una de las primeras cosas que le llamaron su atención en las calles de Paris y una de las últimas imágenes que registró en Copenhagen antes de abandonarla.
En ambos casos se trata de dos empresas que hacen su logística de “última milla” en vehículos impulsados por el hombre. “Impresionante -dice en su posteo. Baja velocidad pero aún así más que la de furgonetas y camiones. Por eso todas las grandes empresas lo están haciendo en 150 ciudades europeas. Y los ciclistas disfrutan de su ciudad a un nivel completamente diferente.”

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Leyes de tránsito: el semáforo y la bicicleta

Publicado

el

Si bien hay una obligación de frenar en el semáforo rojo para todo tipo de vehículo, incluyendo bicicletas, el tuit de una reconocida activista urbana disparó la polémica y el debate. ¿Debe la bicicleta frenar en el semáforo? Sí, pero es necesario abrir el debate sobre la ley.

«El semáforo es para vehículos motorizados. Para peatones y ciclistas es solamente una advertencia”, tuiteó una estudiosa de las ciudades y del entorno urbano para pedir que se modifique la ley, como expresó luego en otro tuit Gigi Levit (@GigiLevit).
El tuit generó mucha polémica, claro, porque su autora se refería a su visión de la dinámica del tránsito, a lo que consideró necesario, en oposición a lo que actualmente dice la ley, que es respetar el semáforo siempre.
Es que actualmente la ley de tránsito no distingue y todo vehículo debe detenerse con la luz roja del semáforo. Bueno, los peatones también.
“La ley hoy dice que las bicicletas no pueden cruzar con el semaforo en rojo… Eso no significa que esa ley no pueda o deba cambiar”, expresó Dafna Nudelman.
Desde otra visión, también se dijo: “Una bicicleta cruzando en rojo es un peligro para sí y para terceros. Puede atropellar a un peatón o causar que un auto atropelle a terceros tratando de esquivarla. Y puede arruinar la vida de un conductor que la atropelle, no sólo arriesga la suya propia”, expresó una forista.
“Al menos en CABA es un peligro que las bicicletas se piensen que no son vehículos y que son peatones. El peatón tiene la libertad de cruzar en rojo si no viene nadie. La bicicleta no debería, con el fin de evitar accidentes. No van a matar a nadie pero pueden lastimar mucho”, explicó otra persona que comentó.
Mientras esté vigente la ley hay que respetarla. Esto no impide proponer y debatir soluciones que podrían implicar una mejora en función del bien común y no del interés particular del ciclista o del automovilista. Son dos planos diferentes.
La autora del tuit plantea que esperar en el semáforo junto a los autos y arrancar en simultáneo con los camiones, colectivos o vehículos motorizados en general, incluso motos, representa un peligro para su integridad física.
Y también un potencial problema para estos motorizados que pueden verse involucrados en una colisión con un vehículo que va más lento, como es la bicicleta.
Por ende la autora y urbanista Levit plantea que si en la intersección no pasa nadie, la bicicleta debería poder pasar. Antes que el resto. De manera similar a como están diferenciadas las zonas para la espera de las motos, al principio de los cruces (algo que se conoce como ley de Idaho o Idaho stop).
“Las veces que sentí peligro por mí vida andando en bici fue al lado de un colectivo o intentando entrar en una bicisenda muy angosta. Jamás por cruzar después de que pasaron los autos y todavía no terminó la luz roja”, explica.

El Idaho stop
Los ciclistas deben detenerse en las luces rojas y ceder el paso antes de seguir derecho a través de la intersección y antes de girar a la izquierda en una intersección, eso dice la ley vigente en Idaho, Estados Unidos.
La ley legalizó el comportamiento real de los ciclistas. En 2012, un decreto en París permitió a los ciclistas de esa ciudad girar a la derecha o, si no hay una calle a la derecha, seguir recto en rojo, con la condición de que “tengan precaución” y cedan el paso a los peatones.
Según los expertos en seguridad vial, se estimó que la medida reduciría las colisiones. En 2015, la ley de París se modificó para permitir a los ciclistas tratar ciertos semáforos como señales de ceder el paso según lo permitido por la señalización. En suma, los semáforos en rojo se toman, para los ciclistas, como una señal de PARE. Detención y si no viene nadie, seguir.
Esta ley rige en Oregon, San Francisco, Minnesota, Arizona, Montana, Utah, Washington DC, New York City, Oklahoma, Colorado, California y otros estados norteamericanos, aunque también tiene sus detractores.
Para algunos, las bicicletas deberían tener iguales derechos y deberes que los autos.

Responsabilidad civil, derechos y obligaciones
Está claro entonces que según la ley actual los ciclistas sí deben frenar si el semáforo o luz así lo indica, igual que el automovilista, camionero o motoquero.
“Si estás manejando un tanque de acero de una tonelada, tenés una responsabilidad con respecto a usuarios más vulnerables (peatones y bicis). La velocidad máxima es un límite, no una obligación. En una zona limitada a 50, nada te impide ir a 40 o a 30”, expresó otra forista (@VeloSimone).
La bicicleta es un vehículo con derechos de circular entre ellos y con obligaciones, frenar ante el semáforo, entre ellas. El punto es si esta ley debe o no rediscutirse, según planteó, en ciertas intersecciones y aspectos del tránsito:
“Los fanáticos de las leyes me dan un toque de miedo. O sea, la ley está para regular y está bien usarla como marco de encuentro y debate, pero también se aplica y se corrige o se enmienda múltiples cantidades de veces”, agregó.

Leyes autocéntricas
“Alguien osó cuestionar el respeto al semáforo y hordas de autocentristas expresaron su indignación. Eso ocurre porque el semáforo es la única norma que respetan en mayor proporción que el resto”, expresó Matías Ava.
“¿Imaginate si hubiera la misma indignación hacia el automovilista que no respeta la señal de PARE cómo es la del automovilista hacia el ciclista que cruza en rojo cuando no viene nadie?”
Sobre la supuesta necesidad de instalar semáforos, Andrés Kilstein explicó que Buenos Aires es de las ciudades con mayor cantidad de esquinas semaforizadas del mundo, para amortiguar el daño que causa el automóvil.
“El automovilista no tiene una penalidad por no frenar en un paso peatonal, pero sí tiene enorme capacidad de daño. La responsabilidad es proporcional al daño que se puede hacer. El riesgo de muerte es masa x velocidad”, concluyó.

Por Sergio Mohadeb*

*Artículo originalmente publicado en Derecho en Zapatillas, página de la cual el autor es titular:  derechoenzapatillas.com/2021/el-semaforo-y-la-bicicleta/

Continua leyendo

Ciclismo urbano

30 Días en bici: Bahía Blanca participará del lanzamiento mundial online de 30 Días en Bici

Publicado

el

Por

Las ciudades argentinas de Bahía Blanca, Buenos Aires, Paraná y Santa Fe, entre otras de nuestro país, participarán del Kick Off de la edición 2021 de 30 Días en Bici.
Si bien 30DíasenBici lleva ya varios años desarrollándose durante el mes de abril, será esta la segunda Kick off Party Global 2021 que dará el pistoletazo de salida, una fiesta online que contará con la participación de algunas de las ciudades que forman parte de este gran Red Internacional de Ciudades por la Bicicleta 30DEB y a la que es posible asistir de manera totalmente gratuita.


Serán los de este año otros #30DíasenBici que no se podrán celebrar con fiestas Kick off al modo tradicional, con abrazos, copas en alto y mucha gente, pero para cualquier alegre ciclista, donde se cierra una puerta se abre una oportunidad. Así, al igual que se hizo en septiembre pasado (ya que 30DB 2020 fue postergada por la pandemia) volverá la oportunidad de reencontrar, ver y conocer a los compañeros de otros Grupos locales de 30 Días en Bici, y poner en común los planes y emociones para hacer de nuestras ciudades lugares más ciclistas durante estos 30 días.
Además, en estos días hay que dar un empujón definitivo a El Compromiso 30DEB (https://www.30diasenbici.com/el-compromiso/) que se mantendrá abierto unos días más para los rezagados.
La cita será este miércoles, 31 de marzo a las 15 horas de Argentina (20 hs de España) y es muy fácil sumarse a ella, ya sea a través de la página de Facebook (https://www.facebook.com/30diasenbici/) o desde el canal de YouTube (https://www.youtube.com/channel/UCLhPmQfjgJrU-q-_egeIGLA)
La retransmisión estará producida y dirigida directamente por 30 Días en Bici y contará con Carlos Rodríguez (Gijón, España), coordinador internacional de 30 Días en Bici, como presentador y moderador de la charla con miembros de alguno de los grupos locales que hacen 30 Días en Bici en muchas ciudades.
¡No te pierdas la Kick off Party Global 2021!

Continua leyendo

Ciclismo urbano

La primera y más divertida autopista para bicis (sin pedales, draisina) se hizo en Alemania hace 200 años

Publicado

el

Así es como un artista desconocido imaginó el tránsito de bicicletas allá por 1820 en una carretera llamada Bergstrasse, que aun existe en Alemania, aunque hoy por hoy asfaltada. Hacía pocos años que Karl Drais había inventado el primer vehículo de dos ruedas en línea que se impulsaba caminando (mucho más tarde llegarían los pedales).
El artista muestra exactamente las ventajas y desventajas del nuevo invento de Karl Drais. En el primer plano de la imagen, un hombre de uniforme se mete una salchicha en la boca mientras avanza. Solo aquellos que tienen energía pueden mover la máquina en movimiento con la fuerza de sus piernas. El conductor también tiene una sola mano en el manubrio y está muy concentrado en la ruta.
Las ruedas no tienen aun neumáticos de goma, sino una banda de hierro directamente sobre la llanta de madera. Esto significa que la bicicleta no tiene agarre en el suelo y apenas se puede conducir cuesta abajo. No hay frenos. Por eso quizás se ve a un pequeño uniformado bien alimentado (probablemente un estudiante con una gorra de alguna fraternidad) desparramado en el piso, con una rueda rota, las suelas de las botas rasgadas y los dedos de los pies expuestos, al parecer producto de intentar frenar con los pies en el descenso que muestra el camino. (¿Se tratará acaso de uno de los primeros descensistas…?) Además, sus botas tienen espuelas, lo que demuestra que ya había gente que se pasaba del caballo a la bicicleta.
En el centro de la imagen, una criada utiliza la bicicleta como medio de transporte no solo para ella sino también para su carga.
Al fondo, una mujer lleva el nuevo invento, de unos 20 kilos, a cuestas… Es que el nuevo artefacto se convierte en una carga si no se utiliza correctamente.
Una yunta de bueyes tira de una bicicleta con un conductor montaña arriba. ¿Se tratará de un granjero haciendo la transición a las últimas tecnologías?
En fin, el artista muestra un invento que hace ya 200 años que alegra nuestros días y que aun tiene por delante una larga, larga vida…

 

Fuente: Martin Ratering: https://www.facebook.com/groups/19375798739/user/100002893608889 | Baden-Württemberg Satistisches Lamdesant: https://www.statistik-bw.de/…/Veroeff/Monatshefte/20170602

Continua leyendo

Más Leídas