Ocultar Barra

Viajeros: Caminos y encuentros puntanos

Fecha: 04.09.2020

Enero me encontró recorriendo con la bici la geografía de San Luis. Para este viaje me había propuesto prestar especial atención a mi alimentación, tanto durante las jornadas de pedaleo como las de descanso. Después de una obligada consulta con mi nutricionista, diseñé una planilla en la que registraría cada día qué comía: frutas, verduras, legumbres, hidratos, proteínas, lácteos, aceites, grasas.

Los alimentos que consumo cuando viajo en bici son mi combustible y por eso son tan importantes. Pero no son lo único que me nutre. Pedalear entre los cerros, encontrar un arroyo refrescante, sorprenderme con un cielo lleno de pájaros, una mañana fresquita, son nutrición para el alma. La hospitalidad y generosidad con que fui recibida en cada ciudad y pueblito de San Luis son vitaminas para el espíritu.

Mis viajes en bici con alforjas y carpa están signados por los encuentros. Algunos llegan de forma inesperada, por azar. Bajo un sol abrasador llegué a Talita a las 2 de la tarde de un 13 de enero, cuando todo el pueblo, conocido por la fiesta del higo, dormía la siesta. Fui al camping municipal y lo encontré desierto, ni encargado a la vista ni gente acampando. Como mujer y viajando sola, buscar un lugar seguro para pasar la noche es prioridad. Dormí una siesta bajo la sombra de un árbol, confiada en la tranquilidad de los cerros. Al rato llegó Mario, otro cicloviajero que venía de cruzar la sierra de los Comechingones. Más tarde fueron llegando algunas familias con niños y mate. Sorprendidos, miraban las bicis cargadas con curiosidad. Nos guiaron hasta una hoya natural de agua fresca, un tesoro para el ciclista cansado. Buscaron a los empleados municipales para que nos abrieran los baños del camping, que nuevamente quedó desierto. Con Mario compartimos un guiso de arroz, una entretenida charla y acampamos ahí mismo, bajo un hermoso cielo estrellado.

Al día siguiente partimos en diferentes direcciones. Él seguía para San Juan y yo para Santa Rosa del Conlara. Decidí ir por la ruta provincial 5, un camino de tierra y ripio que atraviesa los cerros. Es de esos caminos que Google Maps no recomienda, porque hay una opción rápida y asfaltada; un camino invisible para los automovilistas pero que revela sus tesoros a quienes se animan a pedalear a 8 km/h, a cargar suficiente agua para el camino, a vadear arroyos. Los pocos pobladores con los que me crucé salieron a mi encuentro alegres, sorprendidos, pava en mano, tratando de frenar a los perros que se me abalanzaron. El camino se va descubriendo a medida que avanzo.

Antes de llegar a Tilisarao me caí. Nada grave, sólo unos moretones; pero decidí hacer el último tramo hasta Villa Mercedes a dedo. Allí me estaba esperando Noemí. La contacté por Warmshowers, una red de hospedaje para cicloviajeros. Me recibió con los brazos abiertos y paradójicamente una ducha fría. Es que el calor era agobiante.

Después de dos semanas de pedalear me quedo con la certeza que no hay paisaje que supere la belleza de la gente del lugar, que los caminos secundarios se convierten en principales cada vez que me subo a la bici. Y es una alegría saber que siempre hay un mate, un encuentro esperándome. Una sonrisa. Un abrazo. Una amistad.

Recorrido

San Jerónimo- La Punta: 32 km. La Punta-La Florida: 54 km. La Florida-La Carolina: 49 km. La Carolina- San Francisco del Monte de Oro: 47 km. San Francisco del Monte de Oro-Talita: 82 km. Talita-Sta. Rosa del Conlara: 51 km. Sta. Rosa del Conlara-Carpintería: 27 km. Carpintería-Los Molles: 8 km. Los Molles-Concarán: 67 km. Concarán-Tilisarao: 31 km.

Por Yamila Barrera: tiene 28 años y es Licenciada en Ciencias Matemáticas. En los veranos combina su pasión por los números con la bici. En 2018 recorrió la provincia de Buenos Aires, en 2019 Salta y Catamarca y en 2020 San Luis.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

Tags: , , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 309 - Septiembre 2020


    > El atrás de escena del documental sobre la hazaña de Jean Maggi
    > Ciclovías en América Latina: ¿Temporales o permanentes?
    > Mecánica: desnudamos las mazas de cambios internos.
    [+]

    philco

    ubice

    adsgoogle