Ocultar Barra

Viajeros: de Pamplona a Santiago de Compostela por el camino francés

Fecha: 23.10.2019

Todo comenzó como surgen este tipo de programas. Una idea que está en el aire y se plasma en realizarla por el sólo hecho de decidirse a hacerlo.

Viajé a Madrid y en el mismo día en tren a Pamplona y a la mañana del día siguiente comenzó lo que sería una fantástica y loca aventura: hacer el camino de Santiago desde Pamplona, unos 730 km de recorrido en nueve días continuos de pedaleo.

Día 1: Pamplona – Logroño

“Buen camino”, me dijo el conserje del hotel en donde estaba alojado cuando comencé mi Camino de Santiago. Para salir de Pamplona se recorre parte de la ciudad, un lugar para enamorarse. Y una vez que se toma el camino de los peregrinos el paisaje es increíble. Senderos, piedra suelta, bajadas peligrosas, trepadas muy duras. Se pasa por viñedos y campos, por el Puente de la Reina o de los Enamorados.

Terminé esta etapa en Logroño en el día de la fiesta de conmemoración de su santo San Bernabé.

Día 2: Logroño – Belorado

En esta etapa pasé por la Ermita del Peregrino, luego por Navarrete, un pueblo pequeño y armónico.

El camino transcurre entre vides, con subidas y bajadas permanentes. Se pasa por Cirueña, un pueblo de fin de semana, luego por Santo Domingo de la Calzada y se llega a Belorado.

Día 3: Belorado – Castrojeriz

Comencé la pedaleada con una leve llovizna. El camino pasa por Ages, Atapuerca, una zona militar de casi 2 km que de tanta piedra se hace muy difícil pedalear. Al pasar por Burgos, una visita obligada por la catedral y por un parque que hace acordar los Jardines de Versalles.

Luego de pasar por Hontanos se llega por un camino de asfalto a Castrojeriz.

Día 4: Castrojeriz – Sahagún

El recorrido hacia Sahagún comienza con una trepada con una pendiente del 12% y una bajada con pendiente del 18%. Se pasa por Bohadilla Camino, se pedalea paralelo al Canal de Castilla, se llega a la iglesia Santa María la Blanca y luego de pasar por Carrión Condes se llega a través de un camino de ripio a Calzadilla Cueza.

Arribado a Sahagún, resultó que también ese día en este pueblo era día festivo por ser la fecha de su santo, San Juan de Sahagún. El pueblo era un fiesta, con una corrida de toros por el pueblo incluida.

Día 5: Sahagún – Hospital del Órbigo

Un día sin viento. En León impresiona el cuidado de los edificios, como así también su catedral. Para salir de esta ciudad se pasa por el famoso hotel San Marcos.

Luego seguí en solitario por única vez durante todos estos días, cruzándome con peregrinos únicamente poco antes de llegar a Hospital del Órbigo.

Día 6: Hospital del Órbigo – Ponferrada

A los 16 km se pasa por Astorga, para ver la Plaza Mayor, el edificio del ayuntamiento con su reloj y la catedral. Luego de 20 km más por senderos comienza la famosa trepada a la Cruz de Hierro. Por momentos se hace difícil por lo empinada, pero una vez que se llega a la meta resulta gratificante a la vista. En este sitio hay que cumplir con dejar una piedra en el lugar, como símbolo de todo lo negativo que uno lleva.

Y ahora a bajar, almuerzo en Molina Seca, con su espectacular plaza central, luego más senderos y llego a Ponferrada.

Día 7: Ponferrada – Sarria

El camino transcurre por una zona de vides y bodegas. Al pasar por Villafranca del Bierzo saco foto de la Puerta del Perdón, para luego seguir camino a la trepada de O Cebreiro.

Poco antes de llegar a este pueblo, me encuentro por primera vez con dos argentinas, que se encontraban realizando el camino a pie. Una vez arribado O Cebreiro las vistas son espectaculares, como así también su iglesia, parada obligada para todo peregrino.

Al salir de O Cebreiro comienza una bajada de unos 25 kilómetros por senderos, en medio de un bosque, hasta llegar a Sarria.

Día 8: Sarria – Arzúa

A partir de esta etapa, como dista 115 kilómetros de Santiago, comienza a haber mucha gente, ya que es la distancia mínima que se exige al peregrino que la hace a pie para obtener su Compostela (documento que avala la realización del Camino de Santiago). El trayecto pasa por puentes de madera angostos, cruce de arroyos, raíces y zonas de piedra grandes, por lo que hay que subir y bajar de la bicicleta bastante seguido.

Luego de pasar por Portomarín comienza la trepada a Hospital, la última de este camino.
Al pasar por Palas de Rei, me recomiendan llegar a Arzúa y hacer noche allí, ya que este pueblo se encuentra a 40 kilómetros de Santiago.

Día 9: Arzúa – Santiago de Compostela

A las nueve de la mañana comienza la última etapa de esta aventura. Mucha gente en el camino, ya que es la última parada para los peregrinos. El camino es un sendero entre eucaliptus que nos brindan su aroma y su sombra y los últimos 5 kilómetros son dentro de la ciudad, que es un laberinto de calles, curvas, ascensos y descensos.

Al mediodía y luego de pedalear más de 700 kilómetros durante 9 días seguidos arribo a la plaza del Obradoiro y la imagen imponente de la catedral lo deja a uno y a todos los que lograron hacer el camino lleno de emociones.

Por Félix Nolazco


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 308 - Agosto 2020


    > Los cambios internos
    > Cómo enseñar a los chicos a andar en bici, paso a paso.
    > La vida en tándem
    [+]

    canaglia

    philco

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable