Ocultar Barra

Viajeros: el camino de Santiago desde Ponferrada

Fecha: 27.11.2019

“La cita es el 9 de octubre de 2018 a las 7 de la tarde en Ponferrada”, nos dijo Eugenio, de Rodado 26, el día que nos anotamos.

Llegamos a Ponferrada en bus desde Madrid y el peso de la historia pronto se empezó a sentir. Estábamos a punto de recorrer un camino por el que pasaron millones de peregrinos desde la Edad Media, el Camino Francés, la principal vía terrestre de peregrinación a Santiago de Compostela.
En la reunión inicial conocimos a los compañeros con los que íbamos a convivir durante los próximos días. Eugenio y Tomás nos contaron detalles técnicos de la travesía y nos entregaron la libreta del peregrino, una libreta que uno debe ir sellando a medida que avanza en el camino. Es importante certificar con el sello cada paso en iglesias, albergues, bares, ya que al llegar a Santiago uno puede solicitar la compostela, un diploma escrito en latín que se obtiene si uno logra acreditar que pasó por esos lugares y cumplió con la cantidad mínima de 200 kilómetros requeridos para los peregrinos en bicicleta.

“Dejen que el camino los atraviese”, nos aconsejó Eugenio antes de irnos a dormir.

A las 9 de la mañana del día siguiente las bicicletas nos esperaban frente al hotel. Bicicletas XC livianas y cómodas. Nos calzamos los cascos, llenamos nuestras caramañolas y comenzamos a pedalear. Eugenio abriendo el grupo, Lamas cerrando.

Y el viento se empezó a sentir en la cara. Y comenzamos a cruzarnos con peregrinos de todo el mundo. Y el saludo de “¡buen camino!” era una música que se repetía a cada paso. Y fuimos avanzando juntos, como nómades, atravesando pueblos históricos, bosquecitos de cuento, campos sembrados, subiendo y bajando por el ripio y el asfalto.

Hubo tramos duros, de franca escalada, y distancias exigentes. Hubo tramos más planos y bajadas, que nos permitían recuperar aire y piernas.

Y a medida que rodábamos, Tomás fue llenando de leyendas el camino, Pepe fue tiñendo de humor las sobremesas, Ceci nos emocionó con su dolor y con las flores que fue dejando a cada paso como ofrenda, Gonzalo nos inspiró con su tenacidad para enfrentar el desafío compartiéndolo amorosamente con sus hijos, Quique fue dejando su huella en pequeñas figuras construidas con piedras, Gaby fue registrando en fotos detalles del paisaje que a muchos se nos pasaron por alto.

Fuimos descubriéndonos mientras descubríamos el camino. Fuimos haciendo el camino.

Galicia nos recibió generosa y nos ofreció su variedad de paisajes y sabores.

Conocimos pueblos como el mítico O Cebreiro, la hermosa villa de Portomarín, a orillas del río Miño, Samos, Arzúa, Mélide, cada uno con su encanto.

Y las delicias de esa tierra: caldo gallego, pulpo a feira, pimientos de Padrón, queimada galega, vieiras, chorizo, queso de Arzúa, tarta de Santiago, tarta de Orujo.

Y así, casi sin darnos cuenta, llegó el día del último tramo. Santiago de Compostela nos esperaba. Amaneció lloviendo. Nos subimos a la bici en silencio. Ese día el silencio fue protagonista. Fueron 53 kilómetros. Entramos a las afueras de la ciudad en caravana, acariciados por el sol naranja de la tarde. Eugenio abriendo, Lamas cerrando, como siempre.

Y a medida que nos acercábamos al casco histórico se escuchaba con mayor intensidad el sonido lejano de las gaitas. Y por fin entramos a la Plaza del Obradoiro, esa plaza emblemática, corazón de Santiago de Compostela.

Dejamos las bicis frente a la catedral, majestuosa, imponente, y nos abrazamos.

El camino me atravesó, caló profundo y marcó un hito. No soy la misma que antes de hacerlo. Gracias Rodado 26 por esta experiencia maravillosa.

Gracias Eugenio, Lamas, Tomás, Sil, Gonza, Flor, Sebas, Ceci, Quique, Pepe, Juanjo, Moira, Luis, Dani, Gaby, Machi, Richard, compañeros de este camino inolvidable.

Por Daniela Vestri


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

    Nº 300 - Diciembre 2019


    > 25 años y 300 ediciones
    > Víctimas viales y justicia distraída .
    > Estirarrayos, pinza corta cables y fundas, cortaducto y estiracables.
    > Viajes: Mendoza en bicicleta.
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable