Ocultar Barra

Herramientas II: extractor de piñón, llave de conos y cortacadena

Fecha: 22.05.2020

En esta ocasión el refinado profesional de la mecánica Santiago Oliver nos explica cómo son estas tres herramientas fundamentales de la mecánica de bicicletas y nos enseña con detalle cómo debemos usarlas correctamente.

Texto: Santiago Oliver* | Fotos: Ariel Sabatella

Extractor de piñón
Esta herramienta es fundamental para poder extraer el cassette de la transmisión y no puede ser reemplazada por otras no específicas ya que podríamos dañarlo. El extractor de piñón (foto 1) consta de dos partes: por un lado un brazo de palanca acompañado de una cadena para poder fijar el piñón y por otro la herramienta que desconecta el piñón del body.
Para comenzar ponemos la cadena en la corona de piñón y el plato más pequeños, de manera de no tener la cadena muy tensa y poder extraer la rueda trasera. Si tenemos frenos hidráulicos, al retirar la rueda prestemos atención en no presionar los mandos de freno o, ni bien la hayamos extraído, colocar el separador de pastillas de freno (foto 2).
Ya con la rueda desconectada de la bici vamos a proceder a la extracción del cassette, que se desconecta girándolo en sentido antihorario —sentido en que gira libremente sin hacer avanzar la rueda. Pero justamente, al colocar el extractor y hacerlo girar no vamos a poder desconectar el cassette por que en sentido antihorario gira libremente, por eso es que primero colocamos el brazo de palanca en una corona del piñón (foto 3) y así podemos proceder colocando el extractor y haciéndolo girar en sentido antihorario (foto 4).
El par de torque de un cassette es de unos 40 Nm, lo que significa bastante fuerza, por eso siempre se recomienda trabajar con la rueda en el piso —no en una mesa— y ejercer toda nuestra fuerza desde arriba para tener mayor palanca (foto 5).
Para colocar el cassette nuevamente en la rueda, ponemos la misma sobre una mesa, colocamos el cassette en el body (el cual encaja en un punto exacto mediante un estriado), colocamos el extractor y lo hacemos girar en sentido horario (foto 6) para que quede firme, aunque terminaremos el procedimiento con la rueda en el piso, tal como extrajimos el cassette y, en la medida de posible, con un torquímetro para poder utilizar la fuerza justa que el cassette precisa (40 Nm).

Llave de conos
Esta herramienta (foto 7) es de boca abierta, no estriada, y sirve para abrir el eje de una maza de conos, para luego proceder a realizar su mantenimiento, como así también para ajustar una maza a rulemanes. Viene en distintas medidas, siendo las más tradicionales las de 13, 14, 15, 16 y 17, aunque también hay de medidas mucho más grandes, ya que cada vez existen más variantes de medidas de conos. La principal diferencia respecto de una llave estándar combinada es su espesor (foto 8), siendo más delgada la llave de conos, gracias a lo cual sirve justamente para realizar la tarea del desarme de una maza.
Es importante realizar un mantenimiento preventivo anual de las mazas a bolillas, más allá de que veamos que su funcionamiento es correcto, ya que las grasas de su interior van deteriorándose, perdiendo su poder y función, lo que puede derivar en una maza estropeada antes de tiempo. Ahora bien, si estamos frente al caso de una rueda con movimiento lateral o bien con ruidos extraños, lo que le realizaremos no es un mantenimiento preventivo sino uno correctivo, ya que probablemente algo tengamos que reemplazar dentro de la maza.
La rueda que utilizamos para realizar este procedimiento tiene frenos a disco con sistema de anclaje de seis tornillos. Para proceder a desarmarla primero extraemos el disco, para lo cual usamos la misma herramienta de extractor de piñón que usamos en el procedimiento anterior (solo usamos el brazo que extrae). En este punto, vale aclarar que cuando extraemos el disco tenemos que tener cuidado de no apoyarlo en cualquier lado (colocarlo sobre un papel tissue limpio) ya que puede haber grasas o algo que lo contamine, produciendo luego contaminación en las pastillas de freno. Y ya que estamos, podemos aprovechar para limpiar los discos con un limpiador específico para discos o bien con alcohol isopropílico y un paño de papel tissue.
En este caso, el eje se desarma del lado contrario al que estaba colocado el disco de freno. Por ende apoyamos o ajustamos dicho eje en una morsa o en un espacio firme y, en este caso, usamos una llave de conos de 13 y una de 17. Con la primera mantenemos fijo el cono mientras que con la segunda aflojamos la contratuerca (foto 9), la cual, una vez liberada, procedemos a terminar de extraer con la mano (foto 10). Si nos encontramos con una arandela la extraemos, aflojamos el cono con la llave de 17 y lo terminamos de extraer con la mano (foto 11).
Una vez realizado este procedimiento, ya podemos extraer el eje de la maza por el lado contrario (foto 12).
Para volver a montar el eje en la maza, colocamos la llave de 17 en la contratuerca del lado contrario al que desarmamos y con la mano colocamos el cono en el eje ajustándolo hasta que notemos que haya quedado firme, permitiendo a la vez que el eje tenga movimiento. Dar el ajuste correcto es muy importante. Si el cono queda demasiado ajustado el eje no va a girar bien y por el contrario tampoco tiene que quedar flojo por demás.
Una vez ajustado el cono, colocamos la contratuerca y con la llave de conos 13 y 17 procedemos a ajustar para que la contratuerca y el cono queden “unidas” entre sí.

Cortacadena
Esta es una herramienta (foto 13) fundamental, que todos deberíamos llevar en cualquier salida larga o carrera, además de tenerla en nuestra casa para hacer un cambio de cadena o una limpieza profunda de la transmisión. Sirve para abrir cadenas sin conector o missing link o bien para poder arreglar la cadena en el caso de que se nos corte algún eslabón durante una salida o carrera, para lo cual necesitaremos el cortacadena y un conector (missing link).
Colocamos el cortacadena en el perno que queremos abrir (foto 14) y hacemos girar la manivela para generar presión sobre él. Veremos que el perno empezará a desplazarse hacia fuera y nos detendremos antes de que salga por completo, momento en que ya podemos desconectar la cadena (foto 15).
Para volver a conectarla unimos el eslabón abierto y con una llave pico de loro presionamos el perno hacia adentro (foto 16). Esto no se hace directamente con el cortacadena para evitar dañar las placas externas del eslabón abierto. Sí lo usaremos para realizar el cierre fino de la cadena, de modo de que el perno quede en el centro de los eslabones.
Para finalizar, chequeamos que la articulación de la cadena haya quedado bien, es decir que no haya quedado rígida.


*Mecánico y restaurador de basta experiencia. Lleva adelante su propio taller Born In Garage: www.borningarage.com.ar


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Mecánica

Tags: , , , , , , , , ,

Dejá tu comentario

    iLEELA GRATIS ACÁ!

    Nº 305 - Mayo 2020


    > Cicloturismo: El mundo es mejor en bicicleta
    > Mecánica indoor: una revisión a fondo de la bici.
    > Historias de personas que se movilizan en bici durante la pandemia.
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable