Conectá con nosotros

Entrenamiento

Hans Rey nos cuenta en este video 40 años de evolución tecnológica de las mountain bikes

Publicado

el

Para ver los subtítulos en español hacé click en la Ruedita de abajo a la derecha del video, luego en Subtítulos y a continuación en Traducción automática, para finalmente seleccionar Español.

Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deporte y Entrenamiento

Si sos comerciante de la bici, la International Mountain Bicycling Association (IMBA) te ayuda a hacer algo para la comunidad y potenciar tu negocio

Publicado

el

Puede que estés en el negocio del MTB desde hace poco, o tal vez desde hace años. Eso no es lo verdaderamente importante en este caso. Lo que importa es que tu negocio existe gracias a tus clientes, esa es una verdad irrefutable. Sin tus clientes muy probablemente debieras dedicarte a otra cosa. De hecho es casi seguro que cada tanto te plantees cómo captar nuevos y fidelizar aún más a los que ya tenés. A fin de cuenta tus estanterías tienen más o menos lo mismo que la competencia. Cada tanto quemás las pocas neuronas libres pensando en hacer un evento o en pagar una publicidad aquí o allá, cambiar los colores de tus redes sociales o crear un oferta especial, todas estrategias que son fáciles de replicar por la competencia y que de hecho lo hacen.
Pero existe otra manera de diferenciarte y llevar la lealtad de tus clientes a un nivel en el cual incluso puede que no tengas el mejor precio, pero igual seguirán siendo fieles a tu comercio.
Este método infalible se basa en devolver algo a la comunidad (a tus clientes), en agradecimiento hacia ellos por ser leales a tu marca. En general, “devolver a la comunidad” puede resultar abrumador y de hecho lo es si estás solo, ya que no hablamos de un evento de un día o algo eventual sino que hablamos de algo que perdure en el tiempo y dure años, algo que a simple vista parece inalcanzable para los pequeños comerciantes de un sector como este, pero la realidad es que no necesariamente requiere de una gran inversión de tiempo o dinero.
Tal vez suena utópico, pero podés dar una vuelta de tuerca a tu negocio, fomentando al mismo tiempo el deporte y a más personas de las que te rodean a practicarlo; incluso lograr motivar aún más a viejos clientes y crear algunos nuevos en el proceso, logrando que tu marca resuene en el inconsciente colectivo de la comunidad local, algo sumamente importante hoy en día, donde el competidor más feroz puede estar a miles de kilómetros con una computadora trabajando desde un depósito para aplastar todo tu esfuerzo. Para ello sólo necesita internet y una oficina postal cerca.

Un sendero o un pumptrack como creación colectiva


Epígrafe: Parque Ecológico La Plata, con zonas recreativas y deportivas, obra con intervención de IMBA

Una manera muy simple de lograr esto es creando nuevos espacios para practicar MTB o nuevos senderos para actividades outdoor. Esto no quiere decir que tengas que agarrar la pala y ponerte a crear un nuevo sendero, construir un nuevo pumptrack y romperte la espalda dejando de lado tu negocio (aunque si lo hacen serán bienvenidos). Una manera más simple de hacer algo así, creando un impacto más profundo en tu comunidad local, es a través de una ONG dedicada a la construcción y mantenimiento de senderos, uniéndote a sus esfuerzos, apoyando este tipo de organizaciones e incentivando a que sean cada vez más sus socios, compartiendo sus publicaciones en tus redes sociales como parte de tu filosofía, apadrinando algún nuevo proyecto en el que estén trabajando (mejor si es en tu zona) o creando una estrecha colaboración con sus esfuerzos, incluso tal vez siendo el gestor local de algún proyecto en tu área.
La mayoría de las ciudades, pueblos, comunas, etcétera, tienen en la zona un sendero o una zona donde los ciclistas y senderistas locales van a hacer su domingo de “iglesia”. Es probable que donde vos tenés tu negocio o taller hay senderos cerca y un grupo local que lo construye y mantiene. Trabajar con ese grupo te brindará en primer lugar una salida terapéutica del ajetreo administrativo, a la vez que te brindará la oportunidad de crear nuevos lazos con la comunidad local, ayudar en el “trabajo de parto” que implica hacer y mantener un sendero, pudiendo también proporcionar una voz para la futura creación de nuevos senderos o incluso ofreciendo tu local como punto de reunión algún día a la semana o al mes para hablar de ese espacio o de algún nuevo proyecto.
Siguiendo ese camino te alejarás del estigma de ser “el comerciante que solo se interesa por su billetera”, rompiendo esa sensación que tienen muchos clientes de ir a un lugar donde dejan hasta su último billete y no reciben ni extras ni incentivos..

IMBA puede ayudarte

Desde IMBA estamos especializados en crear este tipo de relaciones beneficiosas para los comerciantes del rubro, los centros turísticos y sus prestadores, comercios locales y la comunidad en general.
Hemos desarrollado a través de los años numerosas técnicas de construcción sustentable de senderos (en los cuales no se requiere mantenimiento), logrando que el proceso constructivo sea una historia de éxito donde se aplique (numerosos ejemplos a nivel mundial lo demuestran). No una agotadora e interminable tarea que termina desgastando y socavando las relaciones humanas, ahuyentando a los voluntarios, a los auspiciantes y a la comunidad local.
En particular porque un auspiciante no puede simplemente aportar dinero para mantener algo de manera indefinida, ya que en algún punto sentirá que drena sus fondos a un objetivo sin sentido y que el proyecto al que aportaron se transformó en un problema más.
Mediante una adecuada gestión durante la creación de un proyecto determinado, IMBA logra crear un sentido de pertenencia al sendero construido por una comunidad local y crear este tipo de relaciones entre comerciantes, prestadores y la población local puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de una actividad comercial, una actividad turística o incluso de la misma sociedad.
A fin de cuentas, vendés bicicletas y te metiste en esto porque amás el ciclismo y lo que representa (libertad, sustentabilidad, salud), Si no fuera así seguramente estarías en algún negocio distinto. Entonces ¿no es lógico que tu comercio, que vende bicicletas y en cierta medida promueve esta filosofía de mejores comunidades, también sea parte de un proyecto local que promueva justamente esos ideales? ¿Te imaginás cómo la sociedad puede llegar a ver a la bicicleteria que apoyó la creación de un parque para andar en bici en su barrio o comunidad? ¿Sos capaz de imaginar el impacto social que esto conlleva y el impacto comercial que te generaría?.
Si pudiste responder a esas preguntas, si tenes la visión suficiente para lograr ver más allá de las cuentas, no importa donde estés, si sos comerciante, prestador turístico, ciclista o simplemente querés ser un miembro de la comunidad que desea dejar su huella para las generaciones futuras. Si querés devolver algo a la comunidad de la cual sos parte, participar en proyectos de construcción de parques o senderos, con IMBA tenés una gran oportunidad para aprender sobre este tipo de procesos y conocer nuevas personas y potenciales clientes al mismo tiempo.
Ustedes como comerciantes tienen el poder de devolver algo a la comunidad que de hecho les permite existir, de ser un motor de cambio, de ser un defensor de los senderos públicos y sustentables. Apoyar los trabajos de IMBA o los proyectos que promueva en tu zona te permite no solo ser parte desde el principio de un proceso diferente, te permite llegar a tu comunidad desde otro punto, te permite aplastar al competidor que está a miles de kilómetros con una notebook y que sin mayor esfuerzo te compite y además posicionarte por sobre la competencia local.
Para lograr que esto sea una realidad en tu comunidad conéctate con IMBA y en el proceso volvete un pilar y referente local, logrando que en tu zona existan nuevos senderos sustentables, un bike park o un pump track, creando en el proceso acceso a la práctica sustentable del mountain bike y el senderismo para todos tus vecinos y clientes, ayudando a cambiar y mejorar el entorno donde ellos viven, donde vos vivís.
Unite a IMBA, ponete en contacto para ser gestor o apoyar el proyecto local y transformate en parte del cambio, ayudando a crear algo en la comunidad donde tus clientes y vos quieren vivir.
Si querés saber más de IMBA, si querés colaborar con algún proyecto que está gestionando en tu localidad o si querés comenzar algo en tu zona, no dudes en contactarnos.
Aquí podés ver nuestro último proyecto. del cual podes ser parte: http://imba.com.ar

 

Por Alejandro Minuzzi*

El autor de esta nota es presidente de IMBA (International Mountain Biking Association) Argentina y Director de IMBA Latinoamérica: http://imba.com.ar

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Un equipo universitario de ciclismo que quiere expandir el deporte a otras universidades

Publicado

el

La Universidad de la Marina Mercante (UdeMM) es una universidad de gestión privada, ubicada en la ciudad de Buenos Aires. Es una de las primeras universidades latinoamericanas de origen gremial, orientada en sus inicios a facilitar el acceso de los oficiales de la Marina Mercante a una formación de grado. Cuenta con un total de 4 facultades, 25 carreras de grado y 1 de posgrado.
Y entre muchas de las actividades que hacen sus alumnos, recientemente se formó un equipo de ciclismo que las autoridades reconocieron como representativo de la entidad.
De la historia de esta última iniciativa hablamos con uno de sus creadores, Fabio Souto, Director de Deportes de esa institución.

¿Cuál es tu papel en la Universidad como Director de Deportes?
Nuestra Universidad no tiene carreras relacionadas con el deporte directamente. El departamento de Deportes de nuestra Universidad fue creado a través de un proyecto que presenté a principios del año 1999 y a partir de ese proyecto se creó el Departamento de Deportes de la Universidad de la Marina Mercante, del cual yo estoy a cargo desde su creación. Nuestra Universidad cuenta con equipos de voley y hockey femenino y básquet y futbol masculino, equipos que compiten en los torneos interuniversitarios de ADAU (Asociación del Deporte Amateur Universitario). En su momento también tuvimos un equipo de rugby masculino que competía en el Torneo Universitario de la Unión de Rugby de Buenos Aires.

¿Cómo nació el equipo de ciclismo?
El equipo nació de una idea que lancé hace muy poco, en noviembre del 2021. En estos tiempos de pandemia, en el que todo el mundo se reinventó, traté de buscar diferentes alternativas y surgió esta idea que ya es realidad. Me estaba preparando para correr la última carrera del año del campeonato (de rural bike) organizado por Full Race y en ese momento me pregunté por qué no armar un team de la Universidad. Le comenté la idea a Diego Sifon, mi amigo y compañero de trabajo y de carreras, con el que hace mucho tiempo venimos participando en distintas competencias, y no solo le encantó sino que lo primero que dijo fue: ¡Me sumo!
El siguiente paso fue llevar la propuesta al rector de la Universidad, el Ingeniero Luis Franchi, a quien también le gustó la idea, la elevó al Consejo de la Universidad y conseguimos el ok para participar con el nombre de la Universidad y representarla.
Por otro lado comencé a averiguar con distintos organizadores de competencias y medios de comunicación relacionados al ciclismo si sabían de la existencia de algún team universitario de ciclismo y todos me confirmaron que no tenían conocimiento de la existencia de alguno. ¡O sea que somos el primer team universitario de ciclismo y eso nos motivó mucho más!

Por la fecha que me mencionás son muy nuevitos…
Sí, estamos en marcha desde noviembre pasado, que fue cuando comenzó la idea, la propusimos en la Universidad y nos hicimos el jersey. Competimos en nuestra primera carrera como equipo el 19 de diciembre pasado, en la última fecha de Full Race, que se corrió en el paraje El Taladro, del Partido de Cañuelas.

¿Cuantos integrantes tienen?
Como fue todo muy rápido, debutamos con 5 integrantes: Danitza López, Claudio Córdoba, Roberto Morales, Diego Sifon y yo, Fabio Souto.

¿Que tipo de actividades hacen? ¿Tienen una programación de salidas y entrenamiento?
Nos juntamos a entrenar todos juntos una vez antes de nuestra carrera debut, pero después cada uno entrena por su lado. La idea es seguir compitiendo en distintas competencias, ya sea Buenos Aires como en el interior. Soñamos con participar del Desafío del Río Pinto, del Altas Cumbres, del Trasmontaña. Pero en lo concreto, en este mes de febrero organizamos una salida con el objetivo de sumar más gente al ciclismo y al team.

¿Cual es la finalidad del team?
La finalidad de el team es darle la oportunidad a la comunidad de la Universidad (alumnos, docentes, administrativos) de acercarse al ciclismo y que conozcan el deporte. Estoy convencido que por la pandemia se sumó muchísima gente a rodar, a utilizar la bicicleta como medio de transporte, ya sea para ir a estudiar, a trabajar, etcétera. Entonces, ya que tienen el medio, que no solo sea un medio de transporte sino que ese mismo medio sirva para utilizarlo en el deporte, que una vez que se suban a la bicicleta salgan a rodar, a entrenar en grupo, participen de alguna competencia… En definitiva, que no se bajen más de la bici.
La idea del team nació como una idea loca que se me ocurrió, como una actividad más para proponer, porque a pesar de que conformamos un team, el ciclismo es un deporte individual y es mas fácil quizás de comenzar que un deporte de conjunto. Afortunadamente las autoridades de la Universidad apoyaron la idea y a los compañeros de team les encantó. Estamos muy entusiasmados.
Hoy el equipo está abierto a toda la comunidad de la Universidad. Vamos a hacer salidas y entrenamientos y participar en competencias. Y comunicaremos todo esto a través de la página de la Universidad, de las redes sociales y además cada miembro de la comunidad recibirá un email con la propuesta.

¿Quién o quiénes dirigen el equipo y deciden qué actividades hacer?
No hay un capitán. Hasta el momento quien ocupó ese lugar fui yo, que fui el nexo entre las autoridades de la Universidad y el equipo y también con el organizador de la carrera en la cual participamos. Con el resto de los temas, como programar juntarnos a entrenar, nos ponemos de acuerdo entre todos. Así lo hicimos para hacer el jersey: uno se encargó de comprarlos, otro se encargó de el estampado, etcétera. Cuando el equipo crezca, si bien el team lo hacemos entre todos, seguramente vamos a designar un capitán o representante.
Hoy estamos en la búsqueda de algún sponsor al que le brindaremos estar en el jersey del Team y en la página de la Universidad. Puede ser una bicicletería, alguna marca de indumentaria, etcétera que participe a cambio de beneficios para los integrantes del team y descuentos para la comunidad de la Universidad, que cuenta con 3000 alumnos.
Además, estoy en camino de contactarme con directores de deportes de distintas universidades para que se sumen otros equipos universitarios al ciclismo. Así como ocurrió la loca idea de conformar nuestro team, ya estamos pensando que otras universidades puedan tener el suyo y se sumen a las competencias. De esta manera el deporte universitario tendría una nueva disciplina que hoy no tiene, el ciclismo.

 

deportes@udemm.edu.ar | https://www.instagram.com/deportesudemm/

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

La pista ciclista circular elevada ubicada en el corazón de un bosque belga

Publicado

el


Los estudios belgas BuroLandschap y De Gregorio & Partners han diseñado una bicisenda circular elevada a la que han bautizado “Cycling through the trees” (Pedaleando a través de los árboles). Ubicada en Hechtel-Eksel, en el distrito de Limburgo, se trata de una senda de 700 metros de largo y 3 metros de ancho en medio del bosque, que alcanza una altura de 10 metros entre las copas de los árboles. La estructura arquitectónica de doble círculo tiene un tamaño de 100 metros de diámetro y una altura de 10 metros. Para acceder a ella, la pendiente es muy gradual, apenas llega al 3 o 4%, lo que hace que el paseo sea accesible para todos. Además, el sensacional panorama de 360º sobre la vasta naturaleza del bosque de Pijnven transmite sensaciones verdaderamente únicas.

Para reducir el impacto en el bosque, la estructura de acero se construyó utilizando una sola grúa montada en el centro del círculo y se instaló sobre pilotes roscados, no sobre hormigón.
El puente y los soportes de la estructura fueron hechos de acero estacionado a la intemperie, lo que le da un color marrón anaranjado muy similar al color de los troncos de pino en el bosque. Perfectamente integrados en el paisaje forestal, hacen que la obra arquitectónica sea difícil de reconocer más allá de los 100 metros de distancia.

El círculo ciclista ha sido construido en una zona del bosque adonde llega una extensa bicisenda inmersa en la naturaleza.
Naturalmente hubo que derribar algunos árboles, cuyos troncos fueron incorporados a una parada de descanso en las cercanías del “círculo mágico”.

“Lo más importante para nosotros fue construir una estructura con el menor impacto posible sobre el medio ambiente y la naturaleza”, explicó el fundador de BuroLandschap, Pieter Daenen. “¡Ese fue el punto de partida!. Los árboles eran, por supuesto, muy importantes. Después de todo, ir en bicicleta a través de los árboles ya no tendría sentido si los árboles fueran dañados o destruidos después de la construcción de la estructura.”

La inusual atracción fue diseñada para ser una experiencia mágica para aquellos que recorren en bicicleta la reserva natural cerca de la ciudad de Hechtel-Eksel. “Lo bueno de la construcción es la forma de espiral redonda. El ciclismo en combinación con el ciclismo en altura tiene algo mágico”, dijo Daenen. “Parece como si los visitantes volvieran a convertirse en niños. A menudo se ven visitantes que conducen varias veces. Además, el recorrido de 600 metros es bastante agradable y no demasiado difícil, incluso si su estado físico no es demasiado bueno.”
En fin, si querés que se te caiga la baba, no dejes de ver este video.

Además, por si querés construirla en el fondo de tu casa, aquí van los planos.

 

Fuente: https://www.dezeen.com/2020/11/20/cycling-through-the-trees-limburg-forest-belgium/

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

El ABC del entrenamiento en altura

Publicado

el

Foto: gentileza Trek Argentina

En 1963 se eligió a la ciudad de México, situada a 2240 msnm, para celebrar los XIX Juegos Olímpicos. Esto despertó gran interés en la comunidad científica por las respuestas fisiológicas del cuerpo en condiciones de hipoxia, es decir cuando se ve privado del suministro normal de oxígeno. Aunque los primeros estudios al respecto vienen de finales del siglo XVIII -con las expediciones alpinas y elevaciones en globos aerostáticos a altitudes considerables-, hacia 1970 y 1980 aumentó el interés hacia la aplicación del entrenamiento en altitud, así como también hacia el entrenamiento de hipoxia artificial.
La influencia del clima montañoso sobre el organismo se determina por numerosos factores de la naturaleza. Entre ellos, los cambios bruscos de humedad y temperatura, la disminución de la presión atmosférica y por ende de la presión parcial de oxígeno, así como también una elevada radiación solar y una alta ionización del aire.
La conocida expresión “en la altura falta el aire” es tan desacertada como la que afirma que se puede “convertir grasa en músculo”. Lo que sucede en la altura es que disminuye la presión parcial de oxígeno, pero la composición de gases atmosféricos es la misma a 1 msnm que a 2000 msnm, llevándose el oxígeno aproximadamente un 21% de la composición total de la atmósfera.
A nivel del mar y a una latitud de 45º, la presión de la masa de aire sobre la superficie es de 101.325 Pa. A los 2000 msnm la presión disminuye un 22% y a 3000 msnm un 33%.
Si bien son numerosos los cambios que la naturaleza ejerce sobre el organismo en la altura, los especialistas acuerdan en una clasificación en base a los niveles montañosos:
Montaña baja: hasta 800-1000 msnm. En esta altitud, en condiciones de reposo y aplicando en el deportista cargas moderadas, no se manifiestan influencias importantes ni grandes cambios a nivel fisiológico. Sólo ante cargas máximas se perciben algunos cambios funcionales de relevancia.
Montaña media: de 1000 a 2500 msnm. En esta zona sí se manifiestan cambios funcionales aun ante la aplicación de cargas bajas y moderadas. A pesar de que en reposo no se percibe gran influencia de la falta de oxígeno.
Montaña alta: superior a 2500 msnm. Aun en estado de reposo surgen cambios funcionales significativos en el organismo, consecuencia obvia de una mayor disminución de la presión atmosférica.

Fases de adaptación a la altura
Si bien los cambios fisiológicos que se presentan en altura son numerosos y de una especificidad alarmante, nos detendremos en los más relevantes. Las fases de la adaptación son tres: aguda, transitoria y estable.
Adaptación aguda: está caracterizada por una fuerte respuesta del organismo a la condición de hipoxemia, lo cual produce una brusca alteración de la homeostasis. En primer lugar se activan las funciones de los sistemas responsables del transporte de oxígeno del exterior al organismo y su consecuente distribución. Es así como se produce un aumento de la frecuencia respiratoria, hiperventilación de los pulmones, aumento del volumen circulatorio de la sangre y aumento significativo de los vasos sanguíneos del encéfalo y el corazón. Esta aceleración de las contracciones cardíacas y el aumento de la presión arterial pulmonar aseguran la redistribución regional de la sangre con la consecuente disminución de la hipoxemia arterial. Al cabo de dos o tres días estas modificaciones van retornando a su estado inicial.
Otra de las reacciones más agudas que se desarrollan en el organismo expuesto a la altura es la eritrocitosis, es decir, el aumento del número de eritrocitos o glóbulos rojos en sangre. Ya en las primeras horas en la montaña se observa este proceso.
Parte de la experiencia que pude vivir hace unos años con la nadadora Georgina Bardach en un período de tres semanas de entrenamiento en la Quiaca (3400 msnm) previo a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 tiene que ver con esto. Ya en el colectivo que nos llevaba de Jujuy a la Quiaca yo iba monitoreándome con el pulsómetro, y pasé de 54 a 72 latidos en reposo. Por otro lado ambas nos hicimos análisis de sangre al llegar, a la semana y al finalizar el proceso. En la primera semana pasé de 4.700.000 a 5.100.000 glóbulos rojos (yo no entrenaba en ese período) y Georgina pasó de 5.200.000 a 5.700.000 glóbulos rojos.
Adaptación transitoria: como su nombre lo indica es un estadio de transición entre la fase aguda y la estable. Si bien se producen algunos cambios estructurales y funcionales, no son de mayor relevancia como en las otras dos fases. Pero es necesario destacar que hay un período entre el tercer, cuarto y quinto día en el que el organismo entra como en un estado de equilibrio, pero es un equilibrio lábil en comparación al que se adquiere en la tercera y última fase.
Adaptación estable: se caracteriza por la adaptación permanente y sus manifestaciones concretas son:
-Aumento de la eficiencia del funcionamiento del aparato respiratorio y circulatorio.
-Crecimiento de la superficie respiratoria de los pulmones.
-Aumento del coeficiente de utilización del aire inspirado.
-Incremento de la capacidad del sistema coronario y de la concentración de mioglobina en el miocardio.
En términos generales, J.H Wilmore y D.L Costill (reconocidos fisiólogos internacionales) destacan una considerable eficiencia de las funciones del organismo una vez instaladas las adaptaciones estables.
Debemos aclarar que el tiempo necesario para lograr esta adaptación estable depende de varios factores, pero principalmente de la reactividad individual de adaptación. En iguales condiciones, se adaptan antes aquellas personas que han estado sometidas con mayor regularidad a condiciones de hipoxia natural o artificial. Por otro lado, los deportistas entrenados en resistencia se adaptan mejor a la altura que los deportistas de fuerza y velocidad.

Foto: gentileza Trek Argentina

Algunas consideraciones
Entrenar en altura es una decisión que debe tomar el entrenador, poniendo en la balanza un sinnúmero de factores, que dependerán de cada deportista y del período de preparación en el que se encuentre. Sin embargo, a grandes rasgos, podemos decir que la experiencia y los resultados de las últimas investigaciones científicas demuestran que los corredores de distancias largas y de maratón, así como también los triatletas de distancias half y ironman pueden entrenarse periódicamente en altitudes de entre 3500 y 4000 msnm.
Para los remeros, nadadores y corredores de distancias medias, la altitud óptima recomendada es entre 1600 y 2000 msnm. Mientras que para deportistas de modalidades de fuerza/velocidad, deportes de coordinación y juegos deportivos y lucha se recomienda utilizar alturas de entre 1200 y 1600 msnm.
Sin embargo es importante aclarar que en todos los casos es necesario iniciar la preparación en altura en un estado de recuperación total, tanto de las capacidades físicas como psíquicas. No es recomendable llegar a la altura con un estado de fatiga acumulada, puesto que esto retrasará notablemente los procesos de adaptación.
Por último cabe desatacar que los procesos de adaptación como resultado de la estancia temporal en altura se mantienen un tiempo determinado una vez regresados a los terrenos llanos. Se estima que las adaptaciones luego de dos a tres semanas en alturas de entre 2000 y 3000 msnm se mantienen entre diez y catorce días más una vez que bajamos al nivel del mar. Por ende, debemos programar períodos de carga y recuperación de modo tal que la competencia principal para la que nos estamos preparando tenga lugar en los primeros quince días una vez regresados a nuestras respectivas ciudades.

Experiencias en carne propia
Volviendo al ejemplo de aquella estadía en La Quiaca con Georgina Bardach, fue programada para una duración de tres semanas y luego de una en Córdoba ella viajó al Abierto Canadiense de Pileta Larga, donde logró la marca mínima en 400 IC (combinado) que la clasificó para Atenas 2004. Pero la competencia en Canadá fue diez días después de haber vuelto de La Quiaca.
El hotel donde nos alojábamos quedaba a cinco cuadras de la pileta, por lo que nos manejábamos caminando a todos lados. Ya esa simple caminata diaria de cinco cuadras nos costaba mucho más que en Córdoba, pero no le di demasiada importancia. Al segundo día de entrenamiento, mientras realizábamos un trabajo principal de 40 x 50 metros (20 pecho y 20 crol), yo veía que en los 50 de pecho, luego de la vuelta, ella salía a respirar antes de los banderines que están a 5 metros de la pared, cuando en condiciones normales el nado subacuático debe ser de no menos de 12 metros. Obviamente la reté y le dije: “Hacé la vuelta larga”. Ofuscada ella me contestó “¡Por qué no te tirás vos a hacerla!”
Al otro día fui antes a la pileta y me tiré a nadar. Recién ahí entendí lo que ella sentía. La sensación de asfixia era tal que quería salir a tomar aire hasta por las orejas. Para quienes no han entrenado en altura, es una experiencia que deben vivir si realmente quieren entender lo que significa para el organismo la “disminución de la presión parcial de oxígeno”.
Para mí como entrenadora les aseguro que esa fue una de las experiencias más enriquecedoras en mi carrera profesional. Una cosa es leer un artículo al respecto y otra muy distinta es vivenciarlo.
En Argentina tenemos Cachi, en Salta, y La Quiaca. Ambos lugares están altamente preparados para recibir deportistas de mediano y alto rendimiento. Y para los corredores de aventura están el cerro Champaquí en Córdoba y el cordón de Los Gigantes, que ofrecen un marco geográfico natural para promover las adaptaciones fisiológicas necesarias que permiten rendir más y mejor.

 

Por Elisa Lapenta: Profesora de Educación Física, especializada en Alto Rendimiento en Alemania, titular de H3o (servicio de entrenamiento orientado a deportistas de todos los niveles: tiempo libre, amateur, semiprofesional, pofesional): (0351)6225243 | elisalapentah3o@hotmail.com | h3o Sports | INSTAGRAM @elisanoemilapenta 

Continua leyendo

Más Leídas