Conectá con nosotros

ABC

Los tipos de bicicletas

Publicado

el

La gran variedad de de bicicletas disponibles en el mercado complica nuestra elección al momento de la compra pero también ayuda a que elijamos la que más nos conviene. Las preguntas básicas que hay que hacerse para decidir. Los distintos tipos de bicis. Las medidas a tener en cuenta.

Por Hernán Darío Meza*

Cuando alguien entra a nuestro local buscando una bicicleta lo primero que intentamos averiguar es si tiene idea sobre qué bicicleta quiere y a partir de ahí comienza nuestro trabajo de asesoramiento. Para poder guiar a alguien en la compra de una bicicleta hay varias preguntas básicas que tenemos que hacerle para orientarlo:
-Con qué regularidad la usará. Según la frecuencia con que lo haga determinaremos cuánto podrá el usuario adaptarse a la bicicleta. Una muy liviana y tecnológica no será una buena opción para alguien que la use una vez a la semana, ya que seguramente no podrá sacarle provecho y se frustrará porque le duelan algunas partes del cuerpo.
-Con qué fines va a usarla: transporte, esparcimiento, deporte, etcétera.
-Si tiene algún tipo de lesión física (cervicales, cintura, rodillas, etcétera), ya que esto va a determinar la posición que debería adoptar sobre la bicicleta. También si su médico le recomendó hacer actividad física.
Todas estas preguntas son fundamentales, ya que nos orientarán en la decisión de qué tipo de bicicleta resultará cómoda para el usuario, ya que si no lo es lo más probable es que quede como adorno en la casa.
Como encargados de ventas, es fundamental que vendamos la bicicleta adecuada y no la invendible que tenemos “tirada” en el local, ya que un cliente contento vuelve a hacer los ajustes y regulaciones. Además, seguramente tendremos la posibilidad de venderle su próxima bicicleta, si más adelante decide cambiarla. No siempre vamos a generar una buena venta para nosotros, pero sí podemos generar una buena experiencia para el usuario cuando se suba a su bicicleta nueva.
Hoy día, hay muchísimos modelos de bicicletas en el mercado. Ahí es donde nosotros como bicicleteros tenemos que profundizar nuestros conocimientos sobre sus prestaciones y conocer cuál se adapta mejor para cada uso y persona. Cuanta más información tenga el usuario mejor será su compra y más confiado se sentirá con el vendedor.

TIPOS DE BICICLETAS
De ruta
Son ideales para hacer distancias largas sobre asfalto y también para entrenamientos de mountain bikers o ruraleros. Brindan una postura más agresiva, nuestro cuerpo rinde mejor y podemos progresar más rápido con nuestro entrenamiento.

De montaña
Dentro de éstas a su vez hay muchas especialidades, pero en reglas generales son bicicletas para andar por la montaña o en terrenos accidentados. Las de gama media – alta son livianas y con buen equipamiento. Se le pone mucho énfasis en la calidad, el peso final de la bicicleta, la cantidad de marchas que debería tener, la calidad de los frenos y cubiertas. Todo esto hace un combo que convierte a la bicicleta en una Fórmula Uno que nuestro cliente disfrutará no solo al usarla sino al verla y al levantarla.

Gravel
La mayoría de las marcas internacionales están produciendo modelos de estas bicicletas. Para entender mejor su uso, si las comparamos con el mercado de las motos, estas bicis estarían entre medio de una de moto de pista y una chopera, la típica Harley Davison. Serían algo así como las motos de turismo, esas que sirven para viajar y son ideales para hacer distancias largas, como podría ser una BMW 1200. Las gravel se vienen con todo y van a copar el mercado porque son cómodas, podemos usarlas en senderos y en asfalto y tienen la apariencia de las bicis de ruta. No están preparadas para la montaña en términos deportivos o para hacer saltos pero son bicicletas que van muy bien para disfrutar, hacer distancias largas y recorrer caminos rurales.

Recreativas, urbanas o de paseo
Proveen una posición cómoda —más parecida a la de las motos Harley Davinson. No están diseñadas para conseguir mucha velocidad final sino para que las pueda usar cualquier tipo de usuario, desde una persona mayor hasta alguien joven que quiera usarla para pedalear cómodo y seguro con una velocidad media razonablemente baja. Aportan una posición erguida, lo que facilita la visión en el tránsito. Suelen tener asientos anchos y muchas veces traen suspensión en el caño portasilla. Por ejemplo, en el caso de la Roll de Specialized, a la hora de diseñar su geometría dispusieron el asiento bien atrás, para que el usuario pueda estirar lo debido las piernas al pedalear pero a su vez pueda apoyar los pies en el piso cuando deja de hacerlo, dando así mayor seguridad y control al ciclista.

Ciclocross
Diseñadas para una modalidad deportiva que está creciendo mucho en el mundo, son como una bici de ruta pero con alma de montaña, es decir que traen ruedas más anchas y con tacos y están pensadas para hacer circuitos técnicos, con obstáculos que sortear.

Fitness
Pensadas para hacer distancias más o menos cortas en ciudad con una velocidad media alta. Son bicicletas híbridas, ya que tienen el rodado de la bici de ruta, solo que un poco más ancho, y brindan una posición parecida a la de una bicicleta de montaña. Ideales para ir de casa al trabajo o hacer visitas citadinas de distancias cortas pero velozmente. Son cómodas, suelen tener buenos frenos y suspensiones delanteras con recorridos cortos u horquillas rígidas.

Y las mil y una
A su vez, dentro de cada tipo de bici que describimos anteriormente hay subtipos de muy variadas prestaciones y calidades, las que estarán determinadas por la calidad del cuadro y los materiales que se usan para fabricarlo y los componentes con los que se las equipa. Cuanto más técnico sea el recorrido a afrontar más tecnología tendrá la bicicleta. Por ejemplo, en el caso de las mountain bikes, tenemos bicicletas de cross country, que son las que usan normalmente para competir; las doble suspensión, que tienen suspensiones con recorridos de 120, 140, 160, 180 y hasta 200 mm y que están destinadas a usos específicos: si queremos una doble que te permita subir pero que te de mucha seguridad al bajar, podremos optar por una de 120 o 140 mm de recorrido, que va penalizar un poco la subida por el peso pero nos permitirá bajar con mucha seguridad. Y si queremos una bicicleta que sea solo para bajar (descenso) el peso final aumenta y la tecnología también; está todo muy sobredimensionado, para darnos mayor seguridad al bajar, por lo que es casi imposible subir a una montaña pedaleando con una de estas bicicletas.

Para ellas
Es fundamental que las mujeres tengan en cuenta que todo este trabajo de ingeniería y diseño que realizan las marcas también está pensado para ellas. Las mujeres no tienen por qué usar los mismos seteos que usan los hombres. En las bicicletas para ellas varían las cargas de suspensión, el asiento, los puños, el ancho del manubrio, etcétera. Es decir que muchos puntos de contacto de la bici son los que cambian.

Geometrías y distancias
-Distancia asiento-manubrio: una bicicleta diseñada para fines deportivos tendrá una distancia más marcada entre el manubrio y el asiento, lo que provee una posición más aerodinámica, mayor agilidad y velocidad final.
-Altura caja pedalera: las bicicletas de ruta tienen la caja pedalera más cerca del piso, lo que brinda mayor estabilidad, mientras que las mountain bikes diseñadas para recorridos técnicos en montaña tienen la caja pedalera más alta para poder sortear mejor los obstáculos del camino. El lado negativo de esta característica es que se convierte en una bicicleta menos estable a la hora de hacer curvas cerradas o maniobras más bruscas.
-Vainas: la medida de las vainas (distancia entre el centro de la caja pedaleara y el eje de la rueda trasera) también determinará el comportamiento de la bicicleta: mientras más cortas sean mejor reaccionará y más tracción nos dará en las trepadas.
-Distancia entre ejes: la distancia entre los ejes de las ruedas también influye mucho. Si queremos una bicicleta cómoda, por ejemplo para distancias largas, la distancia entre ejes será mayor que en una bicicleta para competición.

*Propietario de la bicicletería Mapuchebtt, ubicada en Quilmes, Buenos Aires: www.mapuchebtt.com y Mecánico Oficial Sram Argentina.

11 Comentarios

11 Comments

  1. eduardo

    11 julio, 2019 a las 4:49 pm

    Hola, estoy buscando una bici para andar por la ciudad (Buenos Aires). Mido 1,82 y peso 86 kilos. No quiero una típica mountain por una cuestión de comodidad de postura, pero por ahí una híbrida sí. Algo que sea versatil y no se rompa subiendo cordones, ponele. Tendría que tener cambios shimano, suspensión, buenos frenos. Qué me recomendás? Las de paseo me parecen medias flojas.

    • Biciclub

      12 julio, 2019 a las 2:18 pm

      Hola Eduardo, una hídriba o una urbana más “deportiva” (la que llamamos Fitness en la nota) te pueden ir bien. La suspensión no es estrictamente necesaria en Buenos Aires, es cuestión de gustos, si preferís un andar más confortable sí pero tené en cuenta que son más componentes que requieren mantenimiento y le quitan simpleza a la mecánica de la bici. Si querés bsucar opciones y que te guiemos no hay problema. Saludos.

    • Marcelo

      4 octubre, 2019 a las 1:35 pm

      Generalmente las híbridas vienen bien armadas,cosa que no suele pasar con las MTB más económicas.Es cuestión de que veas modelos de las marcas y cantidad de cambios (Shimano Nexus de 3v o Tourney/Altus de 7v/8v)según tu estado físico y la ciudad por la que te muevas (si es bastante plana o si por el contrario tiene muchas pendientes).

  2. Hernán

    28 diciembre, 2019 a las 9:33 am

    Hola, quiero comprar una bicicleta para ir desde Buenos Aires hasta Chubut (con equipaje atrás), por lo general es camino de asfalto (ruta) y llegando a Chubut comienza a elevarse el terreno. Más no sé si hay terrenos accidentados pero mi objetivo es ir por rutas o caminos asfaltados.

    ¿Qué bici me coniene? yo pienso que una de ruta o una gravel podrían ser opciones.

    • Biciclub

      30 diciembre, 2019 a las 10:18 am

      Hola Hernán, tal cual, tu mejor opción es una grave o una bici de touring! La de ruta no, no está hecha para llevar equipaje por lo cual tirate para la gravel o touring, que además de traer anclajes para llevar portaequipaje traen cubiertas para uso mixto (podés usarlas en asfalto y en tierra si te llega a tocar algún camino así) y son un poco más anchas que las de ruta, lo cual es mucho más recomendable para tal uso. Esta es una bici de ese ejemplo y se consigue en Argentina: https://www.marinbikes.com/bikes/20-four-corners, también la Diverge de Specialized, la Topstone de Cannondale o cualquier otra gravel por el estilo.

  3. Hernán

    1 enero, 2020 a las 11:00 pm

    Muchas gracias! Estuve viendo y leyendo, me empecé a acercar a las bicicletas de la marca Venzo, en específico el modelo Alivio. Me dijeron que para la tarea sirve ¿qué opinan de esa marca?

    • Biciclub

      6 enero, 2020 a las 2:53 pm

      Hola Hernán, no conocemos un modelo que se llame Alivio, ese sí es un modelo de transmisión Shimano, muy bueno para tal fin, por cierto, pero nos e sí es que esa Venzo trae equipamiento Alivio o qué… Mandanos el detalla de como está equipada la bici para asesorarte mejor y contanos para qué la querés usar exactamente. Saludos

  4. Christian

    14 febrero, 2020 a las 3:52 pm

    Buen día, hace 2 meses que estoy buscando bicicleta, hoy di con su pagina y me quede asombrado de la cantidad de conocimiento que tienen y comparten. Así que intento obtener su ayuda. Mido 1.7, peso 70kg, voy a usar la bici mayormente en asfalto en CABA, los findes y vacaciones cargar en el auto y andar un poco en tierra. Priorizo que sea liviana y realmente comoda. La idea es una bici que me acompañe muchos años.
    Mi busqueda era tras estas opciones:
    -Olmo Camino C10 (no se fabrica mas y no consigo usada menor a 19″)
    -Zenith Versa 700 (no se fabrica mas y no consigo usada menor a 19″)
    -Peugeot (no recuerdo el modelo, no se fabrica mas y no consigo)
    Quedan entonces estas opciones alternativas:
    -Jamis Explorer 2
    -Vairo Islander
    -Stark Vittoria
    -Rally 700
    -Skinred Koln

    Pero me parece que son todo los mismo, equipamiento bajo tipo Tourney. No encuentro nada de mayor calidad.
    Muchisimas gracias, slds.

    • Biciclub

      18 febrero, 2020 a las 4:47 pm

      Hola Christian, ¡gracias por tus comentarios!
      Hay bicis que se pueden acercar a lo que buscás, incluso con mejor equipamiento, más robusto y duradero como querés. El quid de la cuestión es cual es el presupuesto con el que contás… Si te parece decinos cuanto estás dispuesto a gastar para que podamos asesorarte.
      Saludos

  5. Christian

    20 febrero, 2020 a las 11:52 am

    Gracias por su respuesta!
    Lamentablemente mi presupuesto es acotado, no mas de $30000 como mucho.
    La verdad ya cansado de buscar, pense en armarme algo yo. Mi modelo de referencia es la peugeot CT02-100 G – TREKKING GENT 700

    Que me recomiendan?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ABC

El Banco Interamericano de Desarrollo desaconseja el patentamiento de bicicletas por considerarlo inútil, burocrático e irreal

Publicado

el

En una reciente publicación de Biciclub (https://biciclub.com/luchemos-contra-el-proyecto-de-patentamiento-de-bicicletas-en-buenos-aires/) informamos que durante este mes de noviembre la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires va a tratar un proyecto de ley que propone un sistema de patentamiento para bicicletas y monopatines con el objetivo de “reducir el robo de estos vehículos”. El proyecto fue presentado por el legislador oficialista Diego Weck, de la UCR Evolución.

Para ello se crearía un Registro Único de Ciclorodados y Dispositivos de Movilidad Personal, que contempla una inscripción voluntaria de esos medios de movilidad para personas mayores de 16 años. Cada vehículo registrado llevará grabado un número de patente y su propietario dispondrá de una cédula verde similar a la de los automotores, ambas cosas con costo a cargo del propietario de la bici.
Todos los ciclistas sabemos que un grabado en la bici no evitará robos ni hurtos, ya que las bicis ya llevan grabado el número de cuadro de fábrica y nada impide que las roben, ya sea para revenderlas como están o para venderlas por partes, ya sea en el mismo distrito donde fue robada o en otro. Como tampoco ni el patentamiento ni el grabado de partes de autos o motos impide que esos vehículos sean robados. Por otra parte, como buenos argentinos que somos, sabemos que esta medida, de aprobarse, sería voluntaria de entrada pero que todo lo voluntario tarde o temprano se convierte en obligatorio, por parte de un Estado voraz, que solo apunta a inventar nuevos recursos recaudatorios en lugar de gastar menos. Y también sabemos que el costo del patentamiento, que el proyecto promete que sería modesto, no tardará en crecer, con el único objeto de alimentar una nueva burocracia estatal. 

En definitiva, podemos afirmar sin sombra de duda que cualquier medida de este tipo desalienta el uso de la bicicleta.

A esta conclusión, que puede resultar a primera vista “caprichosa” e injustificada, llega no solo Biciclub, sino también el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que en un exhaustivo manual denominado Ciclociudades, elaborado en México con colaboración de los Países Bajos, afirma lo siguiente en lo referente a marco regulatorio de la bicicleta como medio de transporte urbano:

“Registro de bicicletas: en el siglo XX desapareció el registro obligatorio de bicicletas. Actualmente, sólo en algunas ciudades de Estados Unidos y Países Bajos se tiene un registro voluntario con el objeto de evitar robos, pero no es un requisito para circular. Por lo tanto, no se deben colocar placas a las bicicletas ni exigir licencia o permiso vigente de manejo a los ciclistas. Como menciona Pardo (2010), es un consenso general (entre quienes se dedican al tema) que es inútil, burocrático e irreal exigir registro obligatorio de las bicicletas, pues éstas no representan un riesgo significativo ni existe una razón específica para exigir su registro. Además, este tipo de requisitos reduce el uso sin generar efectos positivos en las ciudades.”

http://ciclociudades.mx/manual: Tomo II (Programa de Movilidad de la Bicicleta), punto 3.4: La bicicleta en la regulación del tránsito.

Continua leyendo

ABC

Clases para aprender a andar en bici en Buenos Aires

Publicado

el

Por

 

Laureano Núñez es ciclista, organiza salidas en bici para principiantes y da clases para todos aquellos –adultos y niños a partir de los 12 años– que aun no saben pedalear y quieren aprender. Las clases son 100% personalizadas.
Debido a la situación actual, disponen de comunicación electrónica para un distanciamiento social efectivo.
Las clases se realizan en Puerto Madero, una vez por semana, acordando los horarios según los requerimientos de los alumnos, y duran una hora.
La idea es tener nociones básicas de cómo pedalear en la ciudad, aprender la técnica, perder el miedo y practicar. También se enseñan nociones básicas de mecánica (como arreglar una pinchadura y cambiar una cámara) y teoría básica sobre seguridad vial para movernos de forma segura.
Las clases finalizan cuando el alumno siente que alcanzó su meta y siente que puede seguir por si solo.

Más info sobre las clases: 112823-1343

Continua leyendo

ABC

Seguros Rivadavia ofrece variedad de coberturas para la bicicleta y el ciclista  

Publicado

el

Seguros Rivadavia ofrece tres líneas de seguros de bicicletas: Bici Pro, Bici Max y Bici Total, las tres con diversas alternativas de contratación en sus coberturas y capitales asegurados. 

Todos estos planes amparan la pérdida total por robo de la bicicleta, el daño total y parcial (tanto en Argentina como en el exterior, si se opta por contratar la extensión de cobertura), accidentes personales para el ciclista y responsabilidad civil ante cualquier accidente que sufra circulando y que pueda provocar daños a terceros, el robo de efectos personales o equipos portátiles electrónicos que porten en bolsos o mochilas en circunstancias de uso de la bicicleta.
En suma, las siguientes son las coberturas básicas:
• Robo total.
• Muerte accidental.
• Invalidez total y parcial permanente por accidente.
• Gastos de asistencia médico-farmacéutica por accidente.
• Cobertura de responsabilidad civil del ciclista.
Y estas coberturas se complementan con una importante gama de servicios adicionales sin cargo para el asegurado.
Pueden acceder a estos planes bicicletas fabricadas desde el año 2000 en adelante.

Para más información: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com
O bien, contactarse con cualquiera de los Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Continua leyendo

ABC

Cómo aprender a andar en bici a cualquier edad

Publicado

el

Ante infinidad de consultas que recibimos en biciclub.com de gente de todas las edades que quiere saber cómo aprender a andar en bici, esta nota colectiva de nuestros colaboradores proporciona un sistema paso a paso con el cual se puede aprender tanto en solitario como con la ayuda de cualquier voluntario amigo. Con este método un niño aprende en el día y, en el otro extremo, personas mayores con dificultades motoras podrán demorar mucho más pero lo lograrán.

La habilidad que hay que aprender para poder a andar en bicicleta es el equilibrio, no el pedaleo, que es una técnica que se comienza a aprender una vez que se incorpora el equilibrio y que es completamente secundaria con respecto al dominio de la bicicleta.

Las cuatro bases
1. Disponer de una bicicleta de la talla adecuada para el aprendiz, de manera que pueda estar en una posición completamente erguida cuando está sentado, y bajar la altura del asiento hasta que la persona pueda, cuando está sentado, apoyar completamente los pies en el piso. Esta bici no debe tener freno contrapedal, porque su uso exige saber pedalear.

2. Sacar los pedales de la bici de aprendizaje con una llave de 15 mm. Para aflojar el pedal izquierdo hay que girar la llave en sentido horario y para aflojar el pedal derecho en sentido antihorario. De no animarse a hacerlo uno mismo, cualquier bicicletero hará esto de forma gratuita si le decimos cuál es nuestro propósito. Otra alternativa -que es por la que optamos nosotros en las fotos- es aprender en una bici plegable, que tiene muchas configuraciones posibles para comodidad del usuario y además, como los pedales se pueden plegar, no es necesario quitarlos.

3. Elegir un lugar plano, con piso de baldosas o asfalto y con poca gente. No conviene que sea de pasto, pero si que el piso sea firme. La única ventaja del pasto es que, ante una caída, esta será más suave, pero la bicicleta rodará con más dificultad. Conclusión: piso muy firme es mejor.

4. En todas las etapas del procedimiento que describiremos se le debe recalcar al aprendiz la necesidad de que dirija su mirada al frente y no a sus pies y que mantenga los dos dedos de cada mano suavemente apoyados en los mandos de freno.

El procedimiento
1. El aprendiz está sentado en la bici, con sus pies apoyados completamente en el piso, las manos en el manubrio con los brazos levemente flexionados, los dedos índice y mayor sobre los mandos de freno y, como dijimos, con la mirada hacia adelante (foto 1). En esa posición, sin salirse del asiento, comienza a caminar con pasos cortos, y cuando se siente cómodo haciendo esto dará pasos más largos (foto 2). Debemos repetir varias veces este ejercicio, todas las veces que sea necesario para que el aprendiz se sienta cien por ciento seguro y confiado. Es importante en este paso y en todos los siguientes que el aprendiz mantenga los brazos levemente flexionados. La rigidez de los brazos atenta contra el equilibrio. En el final de este ejercicio el futuro ciclista deberá poder separar brevemente los pies del piso -siempre sentado- y experimentar el equilibrio. Una suave bajada en el terreno puede ayudar mucho en la etapa final de este ejercicio. De existir ese desnivel, por una cuestión de seguridad debería terminar en llano.


2. Una vez que el aprendiz se siente seguro, el paso siguiente es impulsar la bici, siempre sentado, pero con los dos pies juntos (foto 3). Si lo hacemos con la suficiente fuerza, el rodado tomará impulso como para romper la inercia y experimentar el equilibrio. Esto se logra luego de impulsarnos con todas las ganas y despegando luego los pies del piso, y volver a tomar contacto con él recién en el siguiente impulso (foto 4). Aquí también sirve una suave pendiente a favor.


3. Como el equilibrio en la bicicleta se logra con el balanceo del peso del cuerpo, en esta etapa el aprendiz debe impulsar nuevamente la bici sentado y caminando pero ahora avanzando en zigzag (foto 5). La idea es que repita esto hasta que puede separar los pies del piso cuando cambia de dirección. Nuevamente, los brazos flojos. Luego, tal como en el paso anterior, hacer este mismo zigzagueo pero impulsándose con los dos pies juntos.


4. Superado ampliamente el ejercicio anterior, o sea con la persona ya capaz de mantener el equilibrio y controlar la dirección de la bici, aunque aun impulsándose con los pies en el piso, ahora debe aprender a frenar. Una forma de hacerlo es hacer una marca en el piso o poner piedritas y que el principiante frene cuando llega a esta señal, aplicando ambos frenos.

5. Ahora reinstalaremos los pedales, dejando el asiento en la misma posición que estaba. El primer paso es aprender a poner la bici en movimiento desde cero y mediante los pedales. Para ello la persona partirá de posición detenida, con el pedal con el que se sienta más seguro en posición de las 2 en el caso del pedal derecho y de las 10 en el caso del izquierdo (foto 6). Ahora el aprendiz ejercerá presión sobre el pedal elegido, poniendo la bicicleta en movimiento y equilibrándose hasta que la bici esté por detenerse. Repetir esto varias veces, en lo posible con los dos pedales, hasta que se domine el ejercicio.

6. El paso siguiente es subir el asiento hasta una posición de pedaleo cómoda pero no deportiva (ya llegará el momento de aprender la técnica más refinada de pedaleo), en la que aun pueda apoyar cómodamente ambos pies en el piso. El aprendiz debe seguir bien erguido. Con esta nueva altura de asiento repetiremos varias veces el procedimiento de arranque, de control en zigzag y de frenado. En esta etapa es ideal poder acompañar al aprendiz caminando tras él durante sus primeras experiencias para transmitirle confianza, evitando darle indicaciones verbales cuando está en el intento.

Con este procedimiento cualquier persona puede aprender a pedalear, algunos en pocos minutos, otros en dos o tres jornadas. Los más chicos son los que más rápidamente aprenden.

Les recomendamos también consultar esta nota de Biciclub:
https://biciclub.com/aprender-a-pedalear-de-grand/

Continua leyendo

Más Leídas