Conectá con nosotros

Mecánica

Cómo instalar un caño de asiento retráctil (dropper)

Publicado

el

Muy populares en el mundillo del mountain bike del hemisferio norte, los dropper seatposts o caños de asiento retráctiles vienen a solucionar problemas de manejo muy importantes de nuestras bicis. En esta nota veremos qué variedades existen, y cómo instalarlos.


Dropper extendido versus dropper retraído

Entre tanta tecnología en busca de mayor rendimiento arriba de la bicicleta de montaña, es que se creó lo que los de habla inglesa denominan “dropper seatpost” o simplemente “dropper”, un caño de asiento al que se puede regular la extensión mediante un gatillo instalado en el manubrio. Para introducirnos en este tema, es fundamental tener en cuenta que los circuitos deportivos del mountain bike cada vez son más técnicos y las marcas de bicicletas buscan que éstas respondan más eficientemente a las exigencias que éstos plantean.
A la hora de enfrentar una bajada con mucha inclinación, tenemos que bajar el cuerpo y llevarlo hacia atrás para compensar la inclinación del camino, evitando así que todo el peso quede sobre la rueda delantera, haciendo que ésta se clave en el piso, con la consecuente y horrible caída que podemos imaginar… Para evitar esto y enfrentar un descenso largo de una forma mucho más segura es que se desarrollaron estos caños de asiento retráctiles, con los cuales lograremos bajar la altura del asiento entre 50 y 125 mm —dependiendo del modelo y las necesidades del ciclista— mediante la presión de un gatillo o botón instalado en el manubrio. Otro punto a favor del dropper es que a falta de él, para un descenso largo normalmente tendríamos que detenernos, bajarnos de la bicicleta, bajar el asiento, y al terminar el descenso volver a subirlo manualmente —con el tiempo y la pérdida de ritmo que ello demanda, más el agregado de una posible pérdida de la altura exacta. Un dropper nos libera de estos incordios.
Luego de un año o 100 horas de uso, es recomendable hacer al dropper un service completo y cambio de cable. Lo podemos hacer nosotros o bien llevarlo a nuestra tienda de confianza.

Para todos los gustos y necesidades
Hay droppers en los que el cable va en todo su recorrido por dentro del cuadro (los que funcionan con cuadros con ruteo interno). Los hay en los que el recorrido del cable pasa internamente por el caño vertical del cuadro y luego continúan su ruteo por fuera del cuadro. Y también los hay con cableado íntegramente externo. Hay modelos que son hidráulicos y otros que trabajan por tensión de cable. Además hay distintas formas de activarlos, ya sea por medio de un gatillo o botón, dependiendo de si son hidráulicos o por tensión de cable. Para realizar esta nota instalamos un dropper de tensión de cable con 10 mm de recorrido, el cual puede accionarse con un gatillo estándar (más pequeño) o bien con uno más parecido a un shifter, que se instala mediante una abrazadera anexa a la manija de freno, recomendado para bicicletas con transmisión monoplato, ya que al tener el lado izquierdo del manubrio desocupado se puede instalar allí sin problemas. Cabe aclarar que un dropper puede instalarse tanto en bicicletas de doble suspensión como en rígidas.


Gatillo estándar versus gatillo para bicicletas monoplato


Dropper de cableado interno versus dropper de cableado externo

Para subir suavemente

Todos los dropper llevan una cámara de aire como la de una suspensión, la cual hará que el movimiento del dropper sea suave y progresivo. Pero, a diferencia de las suspensiones, los dropper se inflan con una presión muy baja: entre 15 y 20 psi, según la velocidad con que queramos que vuelva a su posición original. Es importante que tengamos presente esto, porque si nos pasamos de presión puede explotar, haciendo que el asiento impacte en la zona genital.


Texto: Hernán Darío Meza* | Fotos: Ariel Sabatella
*Propietario de la bicicletería Mapuchebtt, ubicada en Quilmes, Buenos Aires y Mecánico Oficial Sram Argentina. www.mapuchebtt.com



DROPPER CON RUTEO INTERNO

La instalación paso a paso

En este caso instalamos un Command Post IRcc de Specialized en un cuadro con ruteo interno de cables. La mayoría de los cuadros actuales de gama alta vienen con un orificio para el cableado interno de un dropper.
El primer paso consiste en medir la altura del asiento desde el centro de la caja pedalera al lomo del asiento. Esta medida nos servirá para instalar el dropper a la altura justa del usuario.
Removemos el caño de asiento y el asiento que actualmente tenemos en nuestra bicicleta.
Pasamos la funda del cable del dropper por el orificio del cuadro cercano al manubrio y lo hacemos recorrer el caño diagonal hasta casi llegar a la caja pedalera.

Allí lo haremos salir del cuadro simplemente para que nos sea más fácil dirigir su ruteo por el caño vertical o piantón. Entonces, lo ingresamos nuevamente adentro del cuadro haciendo que pase por arriba de la caja pedalera e ingrese por el caño vertical del cuadro hasta salir al exterior. Esta tarea puede ser un poco tediosa, tenemos que tener paciencia. Luego cortamos el excedente de funda.

A continuación hacemos pasar el cable por dentro de la funda hasta salir por el caño vertical y nos cercioramos de que el cable fluya y no se trabe dentro de la funda.

Instalamos el regulador y el gatillo en el extremo del cable cercano al manubrio y lo presentamos en el manubrio.

Instalamos el terminal del cable del extremo que llega al caño del asiento. Desde donde termina la funda hasta donde colocamos el terminal tenemos que dejar 17 mm de cable.

Cortamos el excedente de cable.

Insertamos el cable con su terminal al caño de asiento.

Engrasamos el caño de asiento (si tenemos cuadro de carbono usaremos pasta anti fricción) y lo colocamos dentro del cuadro (todo esto se hace con el dropper estirado, o sea en la posición normal de altura del asiento del ciclista).

Con un inflador de suspensiones chequeamos que la presión del dropper sea la adecuada (15 a 20 psi).

Ajustamos el gatillo al manubrio y lo accionamos para chequear que funcione correctamente. Cabe aclarar que el gatillo funciona como un bloqueo, liberando el sistema al presionarlo; o sea que si el dropper está en su máxima extensión y presionamos el gatillo con nuestro peso sobre el asiento, este bajará. Y si queremos volverlo a su posición original, al apretar nuevamente el gatillo se liberará el bloqueo y el asiento se elevará lentamente.


 

TESTIMONIOS
Manu Suárez*

“Tengo el Specialized Command Post IRcc en mi Stumpjumper 6 Fattie y en la Epic doble suspensión. El Command Post IRcc viene con cableado interno y el mando en el manubrio. Recuerdo que cuando empecé a correr en circuitos muy técnicos los ciclistas más experimentados te enseñaban a poner la cola bien atrás del asiento y prácticamente llevar el asiento al pecho… Inclusive entrenando uno se bajaba de la bici y bajaba el asiento para encarar un descenso largo. Esta tecnología es una gran ayuda en ese sentido. Más aún en estas latitudes. Yo vivo en Bariloche y aquí siempre que salís a pedalear en la montaña te encontrás con una dificultad técnica. Toda ayuda en ese sentido viene bien. Por otro lado, a veces se cree que estas cosas son para los ciclistas Pro, pero yo creo todo lo contrario. A un ciclista Pro le das una bici básica sin ninguna tecnología y se tira por cualquier lado. A nosotros, los simples mortales, toda ayuda nos viene bien. Los dropper o velas telescópicas son un gran aporte para mejorar la estabilidad en bajadas técnicas y hacerlas con mayor seguridad al tener más dominio de la bici, atrasando y bajando el centro de gravedad.”

*Ciclista, embajador Specialized | @manusuarezbrc 

Mecánica

Curso de mecánica de bicicletas en dos modalidades: particular o grupal 

Publicado

el

Ya están abiertas las inscripciones para el Curso de Mecánica de Bicicletas nivel inicial ciclo 2023 de Finisterra Cycle (Wilde, BA). Este año el curso podrá tomarse en dos modalidades: particular o grupal.

• Inicio del curso: 4 de febrero del 2023.

• Fecha de cierre de inscripciones: 15 de enero del 2023 o hasta ocupar las vacantes disponibles.
• Lugar: Wilde (BA).
• Horario del curso: sábados de 14 a 16 hs o de 17 a 19 hs.
• Programa de 10 clases.
• Modalidad presencial.
• Se entrega certificado a todos los alumnos que realicen el programa. Solo recibirán certificado de mecánicos todos los alumnos que tengan el programa aprobado.
• Los cupos sin limitados.

Modalidad particular

El mismo curso se puede realizar de lunes a viernes en hasta dos veces por semana de manera particular en un horario previamente acordado con el docente, dependiendo de la disponibilidad horaria. 

Temario


Clase 1: Presentación del curso y demostración de herramientas, nombres y funcionamiento.
Clase 2: La bicicleta: identificación de componentes y uso de herramientas.
Clase 3-4: Movimientos de dirección, stems y horquillas.
Clase 4-5: Frenos (tipos de frenos / instalación y regulación).
Clase 6-7: Cajas pedaleras (tipos de cajas / instalación).
Clase 8-9: Transmisión (shifters-descarriladores-platos-cadenas-piñones–mazas / instalación y regulación)
Clase 10: Evaluación final.

Mas información al WhatsApp 1138707433

Continua leyendo

Mecánica

La importancia de asentar los frenos a disco antes de usarlos (¿Lo hacen todos los bicicleteros?) y un invento para resolverlo

Publicado

el

La tribología es la ciencia que estudia la fricción, el desgaste y la lubricación que tienen lugar durante el contacto entre superficies sólidas en movimiento. Una serie de conocimientos que se pueden y deben aplicar, entre muchas otras situaciones, a los frenos aa disco de nuestras bicicletas.

Normalmente, la bicicletería debería asentar los frenos a disco de todas las bicicletas que vende antes de entregárselas a sus nuevo usuario. Un proceso que demanda unos 15 o 20 minutos de rodar la bicicleta con repetitivos embalajes y frenadas de variada y creciente intensidad. De hecho, todas las marcas de bicicletas recomiendan llevar a cabo este procedimiento, aunque no todas indican la manera correcta de hacerlo. 

La superficie de contacto inicial de una pastilla de freno nueva en un rotor nuevo es relativamente pequeña. La cantidad de contacto con la superficie se conoce en la industria como “porcentaje de asentamiento” y el objetivo es maximizar este porcentaje antes de pasar al segundo proceso. 

Se produce una pequeña ganancia porcentual casi inmediatamente, cuando, con una presión de sujeción inicial, el pistón, el sello, las pastillas y el rotor se alinean y cuadran entre sí. 

Se crea más superficie de contacto a medida que el compuesto de la pastilla se adapta a la forma del rotor. Una vez que hay suficiente porcentaje de contacto con la superficie, el siguiente paso es el pulido, la transferencia de material de la pastilla al rotor.

Pero el asunto es que a menos que el proceso de pulido inicial se realice a fondo, solo un pequeño porcentaje del área de la superficie se asienta correctamente, lo que da como resultado un frenado desigual, que conduce a una pobre modulación y al ruido.

La solución es entonces que el mecánico que produce esta adaptación sepa cómo hacerla correctamente, para lo cual debe recurrir al fabricante del freno en cuestión.

Un invento tribológico

En los últimos tiempos, un veterano de la industria, Jonas Mikolayunas, a desarrollado una herramienta para llevar a cabo esta tarea a la que ha bautizado como Disc-O-Matica, lo que permitirá a las bicicleterías ahorrar tiempo de sus empleados y hacer un asentamiento correcto de los frenos a disco. 

Dada su estructura de madera dura y sus rodillos, el Disc-O-Matic se parece mucho a un mueble de Ikea, y se basa en madera contrachapada de abedul báltico para la construcción principal y madera end-grain (una tabla hecha con listones de madera pegados) para los rodillos del tambor. Según Mikolayunas, la elección de abedul y end-grain sirve para amortiguar el sonido y reforzar la tracción durante el funcionamiento, especialmente con neumáticos con tacos.

La máquina mantiene las bicicletas estables a través de sus rodillos dobles, mientras que un motor de un caballo de fuerza las impulsa y, a su vez, registra la cantidad de arrastre de los frenos. Luego, una luz intermitente alerta al mecánico cuando se completa el proceso de asentamiento, para que se puedan realizar los ajustes finales.

El problema es que esta máquina se vende actualmente a unos 3.500 euros, motivo por el cual en nuestros países será más posible que los mecánicos se aleccionen con los fabricantes de frenos a disco…

https://www.bonaslabs.com

Continua leyendo

Mecánica

Video: el service de una caja pedalera de eje cuadrado

Publicado

el

Hugo Ramanzín, encargado del servicio técnico de Specialized Argentina, nos muestra paso a paso en un video cómo realizar el mantenimiento de una caja pedalera de eje cuadrado. 

En el próximo video de esta serie veremos el procedimiento de servicio de la caja pedalera tipo hollowtech.

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

El factor Q y la ubicación de los pedales

Publicado

el

Bike fitting: el factor Q nos permite alinear cadera, rodilla y tobillo y descargar mejor la potencia de nuestra pedaleada.

En el gráfico con línea roja vemos una incorrecta alineación del conjunto cadera-rodilla-tobillo, mientras que en el de las líneas verdes aparece correctamente alineado.

Los pedales son parte fundamental en la interfaz de nuestro cuerpo con la bicicleta, y en la actualidad están siendo mejorados con diversos recursos que van desde la posibilidad de incorporar medidores de potencia y lectura de vectores (técnica de pedaleo) hasta otras menos tecnológicas pero muy eficientes como son los kits de ejes ampliados.
Al día de hoy sabemos que existe una serie de productos en diversas medidas para ayudar a un adecuado calce de nuestra bicicleta, tales como asientos, manubrios, stems, etcétera, y en este particular las palancas de nuestra bicicleta además del largo traen diferente Factor Q, que es la distancia entre ambas roscas del eje de los pedales.


El factor Q determina la distancia entre los pies del ciclista.

En el MTB, el factor Q está más trabajado, porque dependiendo de la especialidad se hace decisiva esta distancia. Por ejemplo, en el descenso, cuando estás parado arriba de los pedales ese factor Q debe ser mayor. Para hacer descenso es más cómodo de esa manera que llevar las piernas más juntas. En el MTB competitivo esto está más trabajado y se utiliza diferente factor Q para hacer distintas especialidades, y las marcas así lo trabajan.
En cambio en la ruta como en la pista y la contrarreloj la variación en el factor Q es mucho menor, va solo de 135 a 152 mm. Es como un estándar, no hay tantas variantes, son dos o tres medidas como máximo. Entonces pasa que cuando aparece un deportista con las caderas más anchas en la ruta o en el triatlón o en cualquiera de estas especialidades, está con problemas, porque no hay medida de factor Q para él, y para ellos es que se inventó el eje ampliado, para compensar el factor Q que viene de fábrica en esa bici.
La importancia de este Factor Q de la palanca radica en que a partir de ahí tendremos que instalar nuestros pedales, para luego colocar las trabas en las zapatillas y alinear cadera-rodilla-tobillo.
¿Pero que pasa entonces si —como dijimos— en este proceso de alineación no logramos encontrar el punto exacto debido a que el Factor Q de las palancas es muy estrecho con relación a nuestra cadera?
Hoy en día, existe la posibilidad de usar pedales con diferentes largos de ejes para compensar esta situación (Look, Ritchey, Shimano Dur Ace, Speedplay, Crank Brothers, extensores de BikeFit) y así lograr que la descarga de fuerza sea lo más vertical posible.
La idea de esto es lograr un pedaleo lo más eficiente en términos de vectores de fuerza y puntos de presión en el eje del pedal. Esto es comprobable con la oferta de potenciómetros disponibles en el mercado actual, ya que afortunadamente para nosotros cada vez incorporan mayor tecnología a la vez que se hacen más asequibles.

 

Por Roberto Hernández: roberto@amarubikefit.com | (011)3281-3482 | (íconos) FB, INSTA, Twitter Amaru Bikefit

Continua leyendo

Más Leídas