Conectá con nosotros

Ciclismo urbano

La ciudad inclusiva

Publicado

el

En 2006, varios ciclistas cordobeses preocupados por el lugar de la bicicleta en la ciudad comenzaron a darle forma a lo que hoy es Biciurbanos, un grupo que se moviliza buscando el respeto hacia todos los que circulan por las calles.

Texto: Rocío Cortina
Fotos: Damián Zanini

Cuando pasó por Córdoba, la ciclista ecuatoriana Ximena Ganchala invitó a algunos vecinos de los barrios de Marcos Paz y de San Vicente a llevar adelante una experiencia semejante a la que ella estaba haciendo en Quito junto al grupo Biciacción, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad. Justamente en aquel momento, a mediados del 2006, varios cordobeses preocupados por ampliar el lugar de las dos ruedas en la ciudad habían comenzado a dar sus primeros pasos en el grupo Biciurbanos.
Las palabras de Ganchala tuvieron eco y afianzaron a la incipiente agrupación cordobesa. Principalmente, los ciclistas se interesaron en las “cicleteadas” urbanas de protesta que hacían los de Biciacción, buscando consolidar una masa crítica de ciclistas urbanos para así incidir en la agenda pública y promover el desarrollo de infraestructura para el ciclista.
Con esa inspiración surgieron las bicicleteadas entre General Paz y San Vicente, que con el tiempo se trasladaron hacia el centro de la ciudad. Si bien los integrantes del grupo confiesan que en las primeras experiencias salían a pedalear sólo tres locos de la bici (literalmente, porque esa fue la cantidad de participantes), también aseguran con orgullo que las movilizaciones contrastan con las actuales, de amplia convocatoria.
Biciurbanos cuenta en la actualidad con 15 integrantes de entre 16 y 60 años, quienes se reúnen semanalmente en la Biblioteca Popular Vélez Sarsfield (barrio General Paz). La motivación primordial de este puñado de ciclistas es trabajar por el respeto de todas las personas que transitan -ya sea en auto, moto o a pie- y no sólo de los pedalean por las calles. De ese modo ellos entienden que se contribuiría a la preservación de un ambiente saludable y al fortalecimiento de una ciudad inclusiva.
En sus cinco años de existencia la agrupación ha desplegado numerosas iniciativas. La realización de actividades culturales y propuestas para mejorar la infraestructura de las ciudades, el diálogo con sectores de diversos intereses, la presentación de notas al municipio sobre problemáticas de las bicicletas y la organización de charlas y bicicleteadas mensuales son algunas de las más destacadas. Convencidos de que la unión hace la fuerza, los integrantes de Biciurbano también han trabajado con otras organizaciones, como Biciconga, el Club de Rollers Córdoba, Biciconga, La Ciclet, Ciclismo Córdoba, Cba bikes y Cicloturismo Activo.
Desde Bicicurbanos aseguran que lo mejor que les ha pasado como institución es sostener y renovar la convicción de su causa: la bici como alternativa posible en la ciudad. Pero sostienen también que es aun más reconfortante darse cuenta de que hay otros como ellos que apoyan y comparten la misma lucha por una ciudad más inclusiva. Sea en Ecuador o en Córdoba, a pie, sobre patines, en bicicleta de mtb de ruta o de paseo, la cuestión pasa por disfrutar del lugar en donde se habita.

DATA
Cuándo y dónde

Las actividades centrales que organiza Biciurbanos en la actualidad son dos. La primera, de carácter reinvindicativo, es la bici-movilización, que se hace los primeros sábados de cada mes desde las 20. La segunda actividad, de carácter propositivo, está conformada por reuniones para programar las actividades. Estos encuentros son los miércoles de 18 a 19 en la Biblioteca Popular Vélez Sarsfield.
Info: biciurbanos@yahoo.com.ar (0351) 153876267,  www.biciurbanos.blogspot.com. En Facebook: Biciurbanos.


MINI ENTREVISTA
La bici en la agenda pública

Desirée D´Amico es una vecina del barrio de San Vicente que se acercó a Biciurbanos luego de comprobar la inexistencia de condiciones en su ciudad para transitar en bicicleta cotidianamente de forma segura. Así, Desirée se acercó a otros vecinos convencida de que sólo la acción colectiva podría lograr revertir las diferentes problemáticas de los ciclistas.

¿Qué cosas buenas y malas tiene Córdoba para andar en bici?
Entre los aspectos positivos, existen ciclovías que posibilitan el tránsito por ciertos sectores. Entre los aspectos negativos, o a mejorar, falta una política de Estado tendiente a trabajar integralmente con los distintos agentes del tránsito, falta mantenimiento de las ciclovías existentes y la eliminación de otras. También hay problemas de bacheo y pavimentación, de cumplimiento de las normativas que promueven el uso de la bicicleta y de escasez de estacionamientos de bicis en el casco céntrico de la ciudad. Además, falta la articulación entre las ciclovías y la inserción en zonas más céntricas de la ciudad.

¿Cuáles son las faltas de respeto más habituales que ves desde el automovilista hacia el ciclista? ¿Crees que estas faltas se producen también de forma inversa, o que dicha situación prácticamente no existe?
Los automóviles no consideran a la bici como otro vehículo, sino como algo que entorpece el transito. También es cierto que muchas veces los ciclistas no respetamos las normas. También registramos faltas de respeto comunes en el tránsito, que exceden a automovilistas y ciclistas. Lo que sí es evidente, es que en zonas de alto tránsito el bici-carril es clave, la bicicleta no puede circular en determinados espacios junto al transporte motorizado.
Entendemos que los problemas para transitar en la ciudad tienen causalidades que integran a todos los agentes que transitan en la ciudad. Esto abarca desde vehículos de gran porte, motocicletas, peatones y los mismos ciclistas, debido a los déficits en materia de educación vial que, en líneas generales, todos tenemos, y que por lo tanto es necesario corregir.

¿Qué cambios identifican en el tránsito urbano de la ciudad en el último tiempo, con respecto a la circulación de bicicletas?
Respecto al tránsito de bicicletas en la ciudad, identificamos el incremento de ciclistas con algunas medidas de seguridad, tales como el uso del casco o luces identificadoras. Al mismo tiempo, observamos una creciente complejización y congestionamiento del tránsito, debido a la falta de estímulo de medios alternativos de transporte. También existe una tenue pero creciente inserción del tema de bicicletas en la agenda pública de la ciudad.

¿Qué expectativas para el futuro tienen desde el grupo?
Esperamos materializar políticas de Estado que trasciendan las gestiones de gobierno y que promuevan un plan integral de articulación de los distintos agentes del tránsito, en especial la inclusión de las bicicletas en lugares céntricos de la ciudad.

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicis

Cómo elegir nuestra próxima bicicleta urbana

Publicado

el

Por

Las preguntas que hay que hacerse antes de trasponer la puerta de la bicicletería. Los principales componentes y el equipamiento de la bicicleta urbana. Las categorías más frecuentes. Algunos modelos que se ofrecen en el mercado. (más…)

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Reglas de etiqueta que tendríamos que sumar los que andamos en bicicleta

Publicado

el


Foto: Steven Lasry / Unsplash 

La cantidad de personas pedaleando por la calle está creciendo y mientras eso ocurre se va consolidando un código tácito de buenas costumbres. Algunas acciones fueron naturalmente importadas del ciclismo deportivo (de los pelotones de ruta, por ejemplo) y otras fueron apareciendo por la necesidad propia de lograr una buena convivencia.
Aunque todavía hay mucho que discutir sobre ciclismo urbano, hoy tenemos una certeza: la bicicleta dejó de ser vista solamente como un vehículo recreativo y ganó su lugar como parte del tránsito.
Por ello se nos ocurrió armar un listado sobre la convivencia, en el que pudiéramos enfocarnos sobre las buenas prácticas de quienes andamos en bici y que prestigian a la bicicleta como medio de transporte. Al leerlas, seguramente a ustedes se les ocurrirán otras que podríamos sumar acá. En tal caso, por favor no dejen de hacernos llegar sus sugerencias a redacción@biciclub.com.

La camaradería
Antes de que hubiera tantas bicis en la calle, a mucha gente le llamaba la atención el sentimiento de unidad existente entre los motociclistas. Hasta entonces era algo bastante único, por ser opuesto a lo que ocurre en general con los autos, donde es común encontrar pugnas por ver quien “mete la trompa” para pasar primero, discutir por un lugar de estacionamiento, escuchar bocinazos injustificados y otras situaciones que ya seguramente conocen.
Hoy ese patrimonio ya no es exclusivo de las motos, porque eso mismo se da con las bicis. Afortunadamente, en este caso tampoco se replicó aquel esquema de lucha constante y en cambio se imitó lo que pasa con los motociclistas. Con esto no quiero decir que todos somos o debamos ser amigos íntimos, sino que afortunadamente parecería ser que sabemos ver al otro como un par en vez de un rival. Tal vez lo que genera esto es el hecho de no estar encapsulados en un habitáculo, lo que produce automáticamente cercanía con los demás.
Cuando nos cruzamos con alguien que pinchó una rueda o tuvo algún otro inconveniente con su bici, es muy valorado que nos detengamos a ayudar. Aunque solamente sea para preguntar si podemos colaborar en algo, este gesto apuntala esa camaradería entre ciclistas. Es muy bueno que aprendamos algunas cuestiones básicas que no solo nos van a sacar de apuros a nosotros mismos, sino que también ayudarán a los demás. Por ejemplo, en cuanto a mecánica, es útil saber cómo arreglar un pinchazo y llevar siempre con nosotros herramientas, parches y/o una cámara de repuesto. Otras cuestiones como tener nociones de primeros auxilios y conocer los números telefónicos de emergencias, son actitudes de servicio de alguien que sale a pedalear de manera comprometida con los otros.


Foto: Nick Jones / Unsplash

El respeto por el peatón
Algo que caracteriza al buen ciclista urbano es su conciencia de la escala de prioridades. Es alentador ver que cada vez más personas en bici frenan ante el cruce de peatones, aunque tengan que sacrificar la tan preciada inercia que traen. Los ciclistas están siendo pioneros en el camino de regreso al orden natural de las prioridades y es una bandera que debemos sostener para contagiar al resto de los actores del tránsito.
Es cierto que, al menos por ahora, es una acción difícil de realizar, ya que al frenar corremos el riesgo de que algún auto nos lleve puestos por detrás. Pero realizando esta maniobra con seguridad, estamos respetando el derecho de la otra persona, al tiempo que le hacemos sentir que nos importa su seguridad.
Dentro de este mismo punto, también es importante no detenerse sobre los pasos de cebra. Las bicis ocupan poco lugar pero son lo suficientemente grandes como para entorpecer el cruce de peatones.

El pelotón urbano
Hace pocos años era inimaginable llegar a una esquina con semáforo y que se juntaran cinco, seis o más personas en bici. Hoy en Buenos Aires es algo habitual, especialmente en horarios en que mucha gente va y viene del trabajo. Especialmente en las ciclovías se pueden ver pasar pequeños pelotones urbanos en los que reina la diversidad: bicis de paseo, fixies, plegables y demás van marchando juntas, casi “a rueda”, como en el ciclismo deportivo.
No resulta raro entonces que –salvando las distancias, claro- haya algunas cuestiones que parecieran importadas de la ruta. Por ejemplo la comunicación: en la calle también es una buena costumbre avisar lo que vamos a hacer. Si nos vamos a detener, girar o si estamos por sobrepasar a otro, siempre es bienvenida una señal con las manos o con la voz. Puede evitarnos toques, caídas y golpes con otros ciclistas. Advertir a los que vienen detrás sobre cualquier pozo o vidrios rotos que veamos en la calzada es importante y una cuestión de etiqueta en bici.

Respetar para ser respetado
Es sabido que los semáforos fueron creados históricamente a causa de la masificación del automóvil. Quizás por eso cuesta tanto asimilar la idea de que yendo en bicicleta también deben ser respetados. Hoy en el mundo hay varios proyectos que buscan eximir –con interesantes fundamentos- a los ciclistas de acatar sus luces, y de hecho en varias ciudades del mundo ya lo han instituido así, pero por el momento la ley vigente en nuestro país indica que las bicis son consideradas vehículos y por tanto les toca también frenar ante el color rojo.
Lo justo para todos entonces es que respetemos los semáforos. Seguramente hay muchas razones por las que la legislación en este sentido debe revisarse, pero hasta tanto no suceda, las reglas de juego debieran ser para todos por igual. Además, una gran forma de lograr que las bicis sigan siendo consideradas por los demás como parte del tránsito, es que los ciclistas actúen como tal.
Algo parecido ocurre al circular en lugares donde por lógica es riesgoso para otras personas. Veredas, andenes de tren o calles peatonales sin habilitación para bicis, son lugares en los que es mejor bajarse y caminar. Cumplir nuestras obligaciones nos da crédito para exigir nuestros derechos.
Estas son solamente algunas de las tantas cuestiones de etiqueta que como buenos ciclistas urbanos debemos afianzar y reforzar. La bicicleta le está devolviendo la escala humana a las ciudades a través de una nueva forma de relacionarse y comportarse en el tránsito. El momento de construir bien los cimientos de este cambio es hoy. No desaprovechemos esta gran oportunidad de arrancar con el pie derecho.

 

Por Martín Lehmann


Foto: Max Bender / Unsplash

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Seguros Rivadavia: Bici Pro, la cobertura especial para ciclistas que compiten

Publicado

el

Seguros Rivadavia desarrolló un seguro que otorga la máxima seguridad a los que andamos en bicicleta: protege al asegurado y a su bicicleta ante fenómenos tales como el robo, los accidentes personales y la responsabilidad civil, pudiendo incluir el robo de efectos personales, equipos electrónicos o daños.
Seguros Rivadavia ofrece tres alternativas, de acuerdo a las características de la bicicleta y el uso dado a la misma: Bici Total, Bici Max y Bici Pro. En esta nota te contamos sobre el plan Bici Pro, un producto especialmente diseñado para ciclistas que participan en competencias amateurs, con mayor flexibilidad en las sumas asegurables y coberturas a medida.

Coberturas

-Robo Total.
-Robo de Efectos Personales.
-Robo de Equipos Electrónicos Portátiles.
-Daños a la Bicicleta.
-Muerte Accidental.
-Invalidez Total y Parcial Permanente por Accidente.
-Gastos de Asistencia Médico-Farmacéutica por Accidente.
-Cobertura de Responsabilidad Civil del Ciclista.

Coberturas adicionales para todos los planes

Con el fin de brindar un servicio de excelencia, para este seguro se ofrecen, sin cargo, los siguientes servicios ante una urgencia:
-Traslado por avería de la bicicleta.
-Asistencia por rotura de neumático.
-Reintegro de medicamentos como consecuencia de intento de robo.
-Envío de taxi o remís para traslado a domicilio a causa de robo.
-Envío de ambulancia hasta el centro médico más cercano en caso de accidente.
-Cambio de cerraduras por robo.
-Envío de taxi o remís hasta la dependencia policial más cercana en caso de robo.
-Reembolso de gastos de DNI por robo.
-Asesoramiento legal ante el robo o accidente sufrido.
-Conexión con centros de reparación de bicicletas.

 

Visitá el cotizador online de Seguros Rivadavia en http://www.segurosrivadavia.com/personas/bicicletas/cotizacion.php

Para más información: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com
O bien contactarse con cualquiera de los Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Crecieron un 131% los viajes en Bicicleta en la ciudad de Buenos Aires entre 2013 y 2020

Publicado

el

Por

Uno de los Compromisos de Ciudad 2021-2023 asumidos por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) en materia de transformación urbana, es alcanzar los 300 kilómetros de ciclovías y un millón de viajes diarios en bici. Datos relevados por la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad indican que los viajes en bicicleta tuvieron un alza considerable el año pasado, al pasar de 320.000 viajes en 2019 a 405.000 en 2020.
Al respecto, el Secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad, Juan José Méndez, aseguró que «la bicicleta viene ganando espacio en forma ininterrumpida desde hace más de diez años. En 2020, la llegada de la pandemia aceleró este proceso y la bici se convirtió en un lugar seguro que nos permitió movernos con distanciamiento y redescubrir nuestra ciudad”.
Según informa el gobierno de la Ciudad, “esta política es posible gracias a tres iniciativas: la creación de Ecobici, el primer sistema público de bicicletas del país; la construcción, hasta hoy, de 267 kilómetros de red de ciclovías y de bicisendas protegidas en toda la Ciudad, así como al trabajo articulado con vecinos y vecinas, organizaciones de la sociedad civil y empresas, con el que buscamos incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte”.
Lo concreto es que entre 2013 y 2020 se ha logrado un aumento del 131% en el número de viajes anuales en bicicleta, pasando de 52 millones en 2013 a más de 121 millones de viajes en 2020.
Entre 2016 y 2019 la Ciudad asumió el Compromiso de llegar a 250 kilómetros de ciclovías, cosa que ha cumplido, y en esta gestión se han comprometido a alcanzar los 300 kilómetros, cifra ya muy cercana a los 270 kilómetros de carriles-bici actuales.

Continua leyendo

Más Leídas