Ocultar Barra

Bici Campotraviesa: vías, arena y viento en contra

Fecha: 27.06.2019

Como uno de los locos de Bici Campotraviesa, ya había hecho esta ruta, pero se nos ocurrió hacerla nuevamente.
La ruta recorrida fue desde Cañuelas pasando por Uribelarrea, Laguna de Lobos, Salvador María, Roque Pérez, Carlos Beguerie, Lobos City, Uribelarrea y regreso a Cañuelas.

Salimos a las 5.30 desde Ranelagh, partido de Berazategui, con destino a Cañuelas. Llegamos a Cañuelas a las 7:45 y emprendimos la travesía con destino a Uribelarrea por la vía del tren, que se encuentra en muy buen estado, unos 13 km.

Luego tomamos el camino de tierra paralelo a la ruta 205, que luego se hace diagonal y termina desembocando en la 205, en la entrada a la ciudad de Lobos. Hasta allí ya eran unos 50 km. Aprovechamos una estación Puma para hacer un almuerzo tempranero. Nos esperaban 18 km de vía y el puente del tren, Arroyo Las Garzas, que desemboca en la laguna. (Personas con vértigo abstenerse.)

Ya con las piernas calentitas pudimos acelerar y aprovechar el buen estado de la vía. ¡Ojo con los puentes chicos, casi no se ven! Llegamos a la Laguna, arreglamos 4 pinchaduras, tomamos mate y a las 13 hs emprendimos camino a Roque Pérez nuevamente por la vía. El camino seguía igual de impecable, pero después se cerró y se hizo intransitable. Tomamos el camino paralelo y de golpe nos sorprendió el puente de madera que cruza el Salado, por el cual pasamos a la misma velocidad que veníamos y soportando los gritos de los pescadores, ¡ya que si pasas rápido hacés un ruido terrible! Saludamos sin parar y llegamos a Roque Pérez, una ciudad muy linda.

Ahora se venía lo más difícil: el camino Roque Pérez – Beguerre, 25 km de pura arena suelta.

Antes de salir, las chicas de la heladería nos dijeron que el camino a Beguerie estaba bueno, pero cinco minutos después las bicicletas se enterraban en la arena de “La Bestia”, como lo bautizamos. Haciendo honor al nombre de nuestro grupo, Bicicampotraviesa, encaramos tres horas de puro pedaleo, cruzando zorros, un jabalí hembra y sus crías y otro zorro persiguiendo a un lagarto overo. Llegamos a Beguerie a las 21:30 y en el centro fuimos recibidos por un sorprendido párroco y un no menos sorprendido delegado municipal que, apiadándose, nos ofrecieron acampar detrás de la iglesia. Esa noche disfrutamos de un corso pueblerino, de esos que son tan simples y hechos con tanto amor que hay que verlos.

Nos levantamos a las 7. El pueblo estaba vacío, solo un policía daba vueltas a la plaza. Desayunamos bien y a las 8:30 emprendimos la vuelta, pensando que nos esperaba más arena. Salimos con esa idea en la cabeza, pero, ¡oh sorpresa!, ahora no solo era arena, ya que a ella se había sumado un viento en contra de unos 30 km/h…

Después de 9 km llegamos al inmenso puente de hierro que cruza el Río Salado. Ya en Barrientos descansamos 15 minutos y seguimos, caminamos un poco, hasta que yo detoné las piernas y paré a una camioneta para que me llevara hasta la ruta 205. Al llegar, aproveché los 40 minutos que mis amigos tardaron en llegar para descansar y gracias a eso me renové.

A eso de las 12 llegamos a Lobos City y almorzamos unos ravioles espectaculares, esperando el tren que nos llevaría hasta Las Heras y de allí seguir en bici a Cañuelas. ¡Pero lo perdimos! De modo que a pedalear nuevamente, con más viento en contra, hasta Cañuelas.

En síntesis, el camino es espectacular, la gente hospitalaria y la experiencia inolvidable.

Por Diego Gasparini

 

 


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Viajes en bici

Tags: , , , ,

Dejá tu comentario

    iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

    Nº 300 - Diciembre 2019


    > 25 años y 300 ediciones
    > Víctimas viales y justicia distraída .
    > Estirarrayos, pinza corta cables y fundas, cortaducto y estiracables.
    > Viajes: Mendoza en bicicleta.
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable