Ocultar Barra

“¿Cuál es el deporte más apropiado para mi hijo?“

Fecha: 21.02.2020

Un lúcido informe sobre el deporte como herramienta de formación de nuestros hijos. Las habilidades y los tiempos en que hay que desarrollarlas. Cuanto más amplio sea el abanico de habilidades mayor será la capacidad del niño en el deporte por el que opte finalmente.

Por Elisa Lapenta*

Dejando de lado mi pasión por el deporte y la actividad física e intentando ser lo más objetiva posible, me atrevo a afirmar que el deporte —en todas las edades— es una de las herramientas más enriquecedoras en la formación humana.
Pero en la formación de los niños en edad escolar es además una herramienta muy poderosa, capaz de romper con barreras psicoemocionales que ni las matemáticas ni la lengua ni la geografía pueden. Y es que el deporte es, ante todo, un idioma universal que no distingue raza, religión o nivel económico.
Hace pocos meses estuvo en un colegio alemán la deportista olímpica Jennifer Dahlgren (lanzadora de martillo, atleta y autora del libro El martillo volador). Ella nos comentaba que por cuestiones laborales de sus padres tuvo que mudarse de chica varias veces, pasando su infancia entre los Estados Unidos, Brasil y Argentina. En todos los países su mejor modo de integración había sido el deporte y en particular con el atletismo encontró un lugar en donde refugiarse del bullying por su gran contextura. En el lanzamiento de martillo tuvo la escapatoria feliz a toda la discriminación que sufría en el secundario.
Al jugar haciendo deporte el niño no solo desarrolla sus capacidades físicas y coordinativas sino que también hace nuevos amigos, sociabiliza, aprende a trabajar en equipo, se mide y compara con sus pares, se desarrolla íntegramente y por sobre todas las cosas construye su autoestima.
Enumerar los beneficios que trae el deporte a los niños sería interminable. Alcanza afirmar que el deporte les brinda herramientas valiosas que le permitirán a futuro interactuar y adaptarse a una realidad cada vez más cambiante, impredecible y disruptiva.

¿Qué deporte le conviene a mi hijo?
Es muy común escuchar a los papás preguntar qué deporte sería el más apropiado para sus hijos. La respuesta es una sola: todos y cualquiera. El niño en edad escolar debe desarrollar en primer lugar un acervo motor general de bases amplias. Es decir, practicar todos los deportes posibles, enriquecerse a nivel motor y coordinativo. La no especialización temprana es fundamental para que el niño pueda nutrirse y practicar todos los deportes posibles. Lanzar a un aro de básquet requiere de otras destrezas muy diferentes a las que se necesitan para hacer un ritmo de tres en handball o saltar a un bloqueo en voley o dibujar una gambeta en futbol. Correr, saltar y lanzar (y yo también agregaría reptar) son las destrezas básicas con las que se constituyen todos los demás deportes. De hecho, nadar crol no es más que “reptar en el agua” o pedalear es “correr arriba de un medio mecánico” como lo es la bici
Lo verdaderamente importante es que el niño en edad escolar pueda jugar a todos los deportes que quiera. Porque solo así, conociendo todas las opciones, podrá ser libre para elegir una vez entrado en la pubertad y la adolescencia.
Es importante reconocer que cada niño puede ser muy hábil en uno u otro deporte. Pero para poder saber qué deporte le gusta al niño los padres tienen que reconocer que eso toma tiempo. Habrá que dar la oportunidad al niño de practicar diferentes deportes para ver cuál le gusta más, en cuál se siente más feliz.
Como siempre digo, este es un proceso que requiere paciencia y no deberíamos acelerar la especificidad, pues mientras más amplio sea el acervo motor general del niño, más hábil será cuando deba focalizarse en la formación del acervo motor específico direccionado ya a una disciplina deportiva en especial.

Fases sensibles
Entendemos por fases sensibles aquel período en el que hay una entrenabilidad muy favorable para una capacidad motora (R.Winter).
En la formación deportiva existen ciertas fases durantes las cuales el organismo es más receptivo y tiene ritmos de desarrollos específicos para cada una de las cinco capacidades motoras (fuerza, resistencia, velocidad, coordinación y flexibilidad). Los profesores de educación física y los entrenadores debemos estar atentos a estas fases para aplicar los estímulos adecuados.
Así, por ejemplo, la velocidad tiene un mejor desarrollo a edades tempranas (6 a 8 años) tanto en niñas como en niños. La flexibilidad se desarrolla mejor entre los 6 y 12 años y en general las niñas son más flexibles que los varones. Por otro lado la resistencia en niñas tiene su fase sensible en la etapa prepuberal y puberal (11, 12 años), mientras que en varones es un poco más tardía (entre los 12 y 14 años). La fuerza recién puede potenciarse una vez producido el estallido hormonal (14 a 16 años en adelante). Y la coordinación debería explotarse a lo largo de todo el ciclo primario, ya que el organismo se encuentra ávido de nuevos estímulos psicomotores.
Lo más significativo de saber de estas fases sensibles es no insistir en desarrollar, por ejemplo, la resistencia en niños de 8 años o de comenzar a trabajar la flexibilidad recién a partir de los 16… El hecho de darle a los niños el estímulo adecuado en volumen, intensidad y repetición es una condición insoslayable si queremos desarrollar “niños deportistas” sanos y felices que abracen el deporte como estilo de vida. Así como también evitar las frustraciones innecesarias y el abandono del deporte.
Despues de todo, tenemos que ser realistas en lo siguiente: solo el uno por ciento de todos los deportistas logran vivir del deporte. Todos los demás somos parte constitutiva de la gran masa de deportistas amateurs. Dicho esto, sería muy deseable que los papás cambien de paradigma al introducir a sus hijos en el deporte y que puedan cambiar el objetivo de querer que “mi hijo sea el campeón” por el de buscar que “mi hijo sea feliz practicando deporte”.
Ojalá así sea.


*Elisa Lapenta es entrenadora de afamados deportistas de alto rendimiento | (0351)15-6225243 | elisalapentah3o@hotmail.com | h3osports.com.ar | h3o Sports


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Columnistas, Elisa Lapenta, Entrenamiento, Kids

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 309 - Septiembre 2020


    > El atrás de escena del documental sobre la hazaña de Jean Maggi
    > Ciclovías en América Latina: ¿Temporales o permanentes?
    > Mecánica: desnudamos las mazas de cambios internos.
    [+]

    philco

    ubice

    adsgoogle