Conectá con nosotros

Ciclismo urbano

Francia regala 4.000 euros a las personas que cambien su automóvil por una e-bike o una bici convencional

Publicado

el

El gobierno de Francia aumentó el monto del subsidio que ofrece a las personas que cambian sus autos que utilizan combustibles fósiles por bicicletas eléctricas hasta 4000 euros por persona. El subsidio apunta a incentivar a las personas a deshacerse de sus modos de transporte contaminantes en favor de alternativas más limpias y respetuosas con el medio ambiente.

Las personas en mayores condiciones de ser elegidas para recibir el subsidio son las que viven en hogares de bajos ingresos en zonas urbanas. También califican para el incentivo las bicicletas convencionales sin asistencia eléctrica. Los ciudadanos franceses de niveles de ingresos más altos pueden solicitar subsidios más pequeños.

El gobierno francés se propone que el 9% del país se pase al uso de bicicletas como medio de transporte para el año 2024, un enorme incremento con respecto al 3% actual.
El subsidio, que se introdujo por primera vez el año pasado, se incrementó recientemente, después de que los funcionarios determinaran que se necesitaba hacer más para alcanzar a “rivales” ciclistas como Holanda, Alemania y Dinamarca. Holanda, por ejemplo, cuenta actualmente con un 27% de la población movilizándose en bicicleta.
Esta política del estado francés se basa en un programa que ha sido muy exitoso en Lituania, que subsidia con hasta 1000 euros para la compra de una nueva bicicleta eléctrica, scooter, ciclomotor, motocicleta o incluso créditos de transporte público, después de abandonar su viejo vehículo automotor.
Pero Francia no solo está gastando dinero en incentivos individuales. El gobierno de Emmanuel Macron también dijo que invertiría 250 millones de euros para hacer que la ciudad de París sea completamente ciclista. Y la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, ganó la reelección el año pasado con la promesa de agregar otros 130 kilómetros de carriles para bicicletas en los próximos cinco años.

 

Foto: por https://www.instagram.com/bikemedia.ar/ para Specialized Argentina

Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accesorios

Consejos para pedalear bajo la lluvia

Publicado

el

Se acabó el invierno, meses en que quizás algunos le hayan dado tregua a la pasión por el pedal, quizás otros hayan elegido un destino turístico donde poder devorar caminos en bici. En cualquier caso, llegado ya el tiempo primaveral, para muchos treparse a esta máquina se vuelve una necesidad fundamental.
Pero no todo es sol y buenas temperaturas. Todavía quedan por delante algunos días frescos y por qué no, lluviosos, en una época del año en la que el clima suele ser inestable. Y para hacer frente a los días de lluvia cuando practicamos nuestro deporte favorito y minimizar los riesgos que inevitablemente traen los aguaceros, no está de más seguir algunos de los siguientes consejos.

La ropa adecuada
Uno de los elementos más importantes a la hora de salir un día con previsión de lluvia es elegir una vestimenta que sea impermeable y visible desde la distancia para el resto de los usuarios de la vía pública. No será necesario utilizar los últimos diseños, ni recurrir a las marcas más caras, no hay que esperar ganar algunas apuestas en Betsson para elegir este tipo de ropa. El mercado provee textiles especializados para este tipo de situaciones a muy buen precio.
Serán necesarios, como mínimo, una campera o poncho impermeables o un rompeviento resistente al agua, una calza impermeable, cubrezapatillas, guantes, cubrecasco y algún objeto reflectante, además de la propia ropa.

La planificación de la ruta
Siempre se debe saber con cierta exactitud cuál es el recorrido que se quiere cubrir, cuál es el estado de la pista, los desniveles… especialmente los días nublados, en los que todo puede empeorar repentinamente, encharcándose o embarrándose el suelo… Para esos días de riesgo, mejor planificar rutas donde nos aseguremos un paseo minimizando los riesgos, evitando caminos de tierra, zonas resbaladizas o rutas con mucho tráfico.

Previsión del tiempo
De pura lógica es comprobar antes de salir la previsión climatológica. Si este avisa de que no se trata de una simple llovizna, sino que se trata de un aguacero importante lo que se nos viene, el viento es fuerte o va a nevar, quizás sea mejor esperar a otra hora para salir, e incluso quedarse en casa ese día.

Uso de casco y gafas
Aunque portar gafas y casco son prendas habituales y necesarias para una conducción más segura, bajo la lluvia se vuelven imprescindibles. Si estos dos elementos están especialmente diseñados para pedalear bajo estas condiciones, mucho mejor. Para el casco existen, en cualquier caso, los mencionados cubrecascos, que evitarán que pase el agua a través de los canales de ventilación del casco.
En cuanto a las gafas, se consideran fundamentales para que la lluvia no entre en los ojos e impida la visión, como cabe suponer, pero deben ser transparentes. De este modo, no se perderá visibilidad ni luminosidad, algo bastante normal y peligroso en días de agua.

La presión de las ruedas
Por último, es recomendable bajar la presión de los neumáticos, puesto que de este modo se consigue aumentar la adherencia al suelo cuando este está húmedo. Así se reducirán notablemente las posibilidades de sufrir patinazos y resbalones.
Este truco es bastante popular, logrando un mayor agarre, ya que las cubiertas se adecuarán más al terreno al ampliar su superficie de contacto con el piso. Como regla general, se suele bajar unos 7 psi para las bicicletas de montaña y entre 15 y 25 psi para las de velocidad o ruta.

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Los caminos más felices se hacen en bici

Publicado

el

Foto: Sebastian Herrmann en Unsplash 

Ya estamos en el mes de septiembre, mes de la primavera y del fin de los días fríos y cortos, esos que sirven como la excusa perfecta para dejar la bici en casa. El clima de este mes invita a salir a pedalear, con una temperatura agradable todo el día, sin calores extremos y agobiantes o fríos paralizantes. Este es el mes clave para retomar el hábito de volver a la bicicleta. ¡Hay que aprovecharlo!
Además de las recomendaciones habituales sobre chequear el estado del rodado (más aún si estuvo hibernando durante algunos meses), es importante si vamos a salir a pedalear con frecuencia a un destino concreto conocer de antemano la ruta, planear el camino que vamos a transitar. Buscar las referencias de los sitios por donde vamos a pasar, saber en qué calles doblar, dónde se encuentran las ciclovías, qué calles mejor evitar.
Eso quiere decir que no es indefectible que tengamos que confiar ciegamente en las aplicaciones como Google Maps y sus rutas basadas casi exclusivamente en los caminos más rápidos o más cortos para llegar a un determinado lugar. Algo de eso sabe y cuenta en una interesante charla TEDx Daniele Quercia*, un ingeniero formado en Inglaterra que en su estadía en Estados Unidos eligió usar la bicicleta para ir diariamente desde Boston a Cambridge.

Para encontrar el camino para llegar a su destino diario, Quercia recurrió a su app favorita, la cual le indicó el camino a través de la Avenida Massachusetts, que era el camino más corto entre Boston y Cambridge. Un día, sin saber bien por qué, se desvió y tomó por otro camino y se llevó una gran sorpresa por encontrarse con un camino prácticamente despejado de autos, a comparación de la Avenida Massachusetts que, según cuenta, es una avenida repleta de autos.
De repente se dio cuenta que había reemplazado un ambiente hostil, tenso, para circular en bici, por una calle cubierta de hojas y rodeada de árboles. Y eso le disparó ideas al respecto. Ahora se cuestionaba cómo durante tanto tiempo había estado a merced de la supuesta eficiencia de su aplicación de teléfono, que sólo le indicaba el camino más corto y se perdía de disfrutar del camino y del placer de conectarse con la naturaleza, y se dio cuenta que había perdido una conexión tan sencilla como la de mirar a la gente a los ojos. Todo, ¿saben por cuanto?: por apenas un minuto menos de viaje.
Tras aquella experiencia, a este ingeniero se le ocurrió utilizar ese poder para mejorar la experiencia de los recorridos. Y a partir de ese momento cambió el foco de su investigación, pasando del manejo de información a tratar de comprender cómo vive la gente en las ciudades. Empezó a indagar sobre el uso de herramientas informáticas para reproducir experimentos de las ciencias sociales a gran escala, a escala internet. Se basó en experiencias de Jane Jacobs, Stanley Milgram y Kevin Lynch**, lo que lo llevó a crear nuevos mapas. Mapas en los que no solo se encuentra el camino más corto, sino también el más placentero. Cita a Einstein, quien dijo una vez: “La lógica te llevará de A a B. La imaginación te llevará donde quieras”.
Basándose en esta idea, se construyó una plataforma colaborativa en donde se muestra a los participantes un par de imágenes y se les pide que elijan la más bella, tranquila y alegre. Luego, recopilando toda esa información fue posible determinar en cuáles hay mayor consenso y permite saber cuáles son los lugares de la ciudad que hacen más feliz a la gente. Encontraron los lugares ganadores de Londres (donde se hizo el experimento) para diseñar un mapa nuevo de la ciudad. Una cartografía que tuviera en cuenta las emociones humanas. De esta forma, no solo cumplían en conectar dos puntos de la ciudad, sino que lo hacían utilizando los caminos más bellos, los más felices o los más tranquilos.

Aprovechemos la ventaja de la libertad que nos brinda la bicicleta para movernos por la ciudad y convirtamos cada vuelta del trabajo en un “after” donde descansemos nuestra mente de las exigencias diarias y contemplemos los paisajes urbanos que nos rodean y que muchas veces no sabemos apreciar. Permitámonos perdernos por la ciudad, vamos a descubrir aromas, lugares, personas, vamos a hacer que fluyan muchas otras ideas y nuestra vuelta a casa se va a convertir en toda una experiencia para los sentidos.
La charla TED de Quercia termina con una reflexión que utiliza a la película “The Truman Show” como ejemplo. En esa película una persona real no sabe que está viviendo en un mundo inventado. Quizás vivamos en un mundo creado para la eficacia. Pongan atención a sus rutinas diarias y, tal como hizo Truman en la película, huyan de ese mundo inventado. ¿Por qué? Bueno, si piensan que la aventura es peligrosa, prueben con la rutina. Es mortal.

 

Por Matías Avallone, conductor del programa de radio B Invasión Bicicleta.
https://twitter.com/matiasavallone | https://twitter.com/binvasionbici
*Texto basado en esta charla Ted X de Daniele Quercia (tiene subtítulos en español): https://www.ted.com/talks/daniele_quercia_happy_maps?utm_campaign=tedspread&utm_medium=referral&utm_source=tedcomshare

**Jane Butzner Jacobs fue una divulgadora científica, teórica del urbanismo y activista sociopolítica canadiense, nacida en Estados Unidos. Stanley Milgram fue un psicólogo social que desarrolló un experimento que lleva su nombre sobre la obediencia a la autoridad. Kevin Andrew Lynch fue un ingeniero célebre por sus contribuciones a la disciplina de planeamiento urbanístico y diseño urbano mediante sus estudios sobre cómo la gente percibe y se desplaza por la ciudad..

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Seguros Rivadavia: Bici Pro, la cobertura especial para ciclistas que compiten

Publicado

el

Seguros Rivadavia desarrolló un seguro que otorga la máxima seguridad a los que andamos en bicicleta: protege al asegurado y a su bicicleta ante fenómenos tales como el robo, los accidentes personales y la responsabilidad civil, pudiendo incluir el robo de efectos personales, equipos electrónicos o daños.

Seguros Rivadavia ofrece tres alternativas, de acuerdo a las características de la bicicleta y el uso dado a la misma: Bici Total, Bici Max y Bici Pro. En esta nota te contamos sobre el plan Bici Pro, un producto especialmente diseñado para ciclistas que participan en competencias amateurs, con mayor flexibilidad en las sumas asegurables y coberturas a medida.

Coberturas
-Robo Total.
-Robo de Efectos Personales.
-Robo de Equipos Electrónicos Portátiles.
-Daños a la Bicicleta.
-Muerte Accidental.
-Invalidez Total y Parcial Permanente por Accidente.
-Gastos de Asistencia Médico-Farmacéutica por Accidente.
-Cobertura de Responsabilidad Civil del Ciclista.

Coberturas adicionales para todos los planes
Con el fin de brindar un servicio de excelencia, para este seguro se ofrecen, sin cargo, los siguientes servicios ante una urgencia:
-Traslado por avería de la bicicleta.
-Asistencia por rotura de neumático.
-Reintegro de medicamentos como consecuencia de intento de robo.
-Envío de taxi o remís para traslado a domicilio a causa de robo.
-Envío de ambulancia hasta el centro médico más cercano en caso de accidente.
-Cambio de cerraduras por robo.
-Envío de taxi o remís hasta la dependencia policial más cercana en caso de robo.
-Reembolso de gastos de DNI por robo.
-Asesoramiento legal ante el robo o accidente sufrido.
-Conexión con centros de reparación de bicicletas.

 

Visitá el cotizador online de Seguros Rivadavia en http://www.segurosrivadavia.com/personas/bicicletas/cotizacion.php

Para más información: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com
O bien contactarse con cualquiera de los Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Continua leyendo

Ciclismo urbano

La multitudinaria Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad de Buenos Aires contada por su creador y organizador. Las fotos del evento

Publicado

el

Por

Dos años atrás, en pleno comienzo de la pandemia, el uso del transporte público estaba vedado a la ciudadanía. Tenías que ser personal esencial, según el decreto presidencial, para tomar un colectivo, subte o tren.

Eso, para los grupos que hacen cicloturismo rural, era un inconveniente, ya que necesitaban el tren para poder alejarse de la ciudad y pedalear por zonas rurales.
Por eso, en cuanto se pudo salir un poco del encierro muchos grupos que realizaban salidas al campo optaron por hacer recorridos urbanos medio en secreto.
La Panchacleta, grupo de salidas rurales que se originó con miembros de Masa Crítica Buenos Aires hace casi 10 años, dejó de hacer salidas durante el primer año de la pandemia. No me gustaba la idea de que un grupo de cicloturismo rural hiciera una salida urbana, ya que para esto último, al menos para mí, esa función la cumplía perfectamente Masa Crítica, movimiento del cual soy integrante.

Cierta vez, mirando un grupo de facebook de ciclismo, alguien posteó un recorrido que hizo en soledad: era dar “la vuelta a la Capital”.
A ese post lo comentamos tres compañeros de la masa y decidimos hacerlo.

Cuando el protocolo sanitario permitió la reunión de 10 personas en grupo al aire libre, decidimos hacer la primera vuelta. Fuimos 15.
Eso fue el 9 de mayo del año 2021.
La elección de los participantes fue por cercanía. Invité a quienes quería ver y que hacia mucho no veía. Era muy triste tener que dejar gente sin poder participar, pero no quedaba otra.

El diseño del recorrido
Algunos otros grupos ya habían hecho esta famosa vuelta, que alguien había posteado y compartido, pero, por protocolo, no eran masivas.
La emoción de los 15 que la hicimos, hizo que me diera cuenta que ese recorrido tenía potencial para poder invitar a más gente.
Por seguridad cambiamos el recorrido trackeado originalmente, que a la altura de Parque Patricios, donde está el barrio de emergencia, se metía por calles hacía adentro de la ciudad y lo sacamos a provincia por el camino de la ribera, bordeando el Riachuelo.
Fue nuestro relevamiento.
El recorrido sale de Parque Lezama, va hacia la Boca, toma la ribera, cruzando en Avellaneda, para volver a cruzar a capital en Puente Alsina/Uriburu, tomar la Avenida 27 de Febrero, Avenida General Paz, Costanera norte, Costanera Sur, con llegada a Parque Lezama. La llamé: la Vuelta Olímpica, un poco para no decirle vuelta a la capital, me parecía aburrido el nombre y otro porque tenía más sentido de festejo, de festejar el encuentro que nos había sucedido en la, cinematográficamente hablando, precuela.

La primera Vuelta
El último domingo de agosto del 2021, cuando ya era más fácil juntarse entre varios, oficializamos la 1ª Vuelta Olímpica a la Capital en bici.
Participaron más de 100 personas. Para un grupo rural era todo un acontecimiento juntar tantas personas en una salida urbana de largo recorrido.
Y de nuevo eso. Las caras felices de las personas. Esa luminosidad en el rostro de estar haciendo algo épico. Un recorrido que quizás habían hecho por partes, quizás en auto o en colectivo o incluso en bici, pero que nunca lo habían concretado en su totalidad en bicicleta.
Y así pasó la primera Vuelta Olímpica oficial.

Un encuentro anual
Me quedaba la sensación de que ese recorrido, que es urbano, tenía más potencial. Que los grupos de salidas en bici deberían hacerlo, recorrerlo. Pero a pesar que lo hicimos y otros lo hicieron antes, nadie lo hacía de nuevo.
Decidí entonces que la Vuelta Olímpica fuera anual.
Una salida donde después de andar un año en bici fuera la pedaleada de encuentro, festejo, de acercamiento a los demás. Y un desafío. Lo que más nos une a los ciclistas, por más que tengamos diferencias, es el pedaleo, es andar en bicicleta. Y pedalear juntos es terapéutico.
Me parecía que faltaba una salida anual ciclista en CABA.
Hay juntada y encuentros anuales de mucha gente: rollers, runners, tangueros, asadores, etcétera, pero no de gente que anda en bicicleta. En la ciudad nos faltaba eso.
Algunos dirán: está la peregrinación a Luján en bici (salida a la que fuimos y respetamos), pero es una bicicleteada religiosa, devocional. La figura central es la Virgen de Luján.
Faltaba una salida donde la figura central fuera la bicicleta.
Que no fuera una salida deportiva, ya que hay varios encuentros de esos, como Río Pinto y otras competencias.
Este era un encuentro para todos por igual.
Influenciados por la Panchacleta, la salida tendría que ser a modo paseo, tranquilos.
Velocidad Pancha.
Una salida recreativa.

Sumando apoyos
Finalmente llegó este año… y llegaba agosto. Y el destino hizo que conociera a Virginia Grieco, alias Vikicicleta. youtuber, locutora, actriz.
Ella tenía ganas de hacer esa salida y le propuse hacerla juntos y empezar a convocar gente.
Lo primero que había que hacer era que Masa Crítica Buenos Aires, experta en salidas urbanas, se pusiera a la cabeza con ayuda y apoyo. Lo logramos.
El domingo 28 de agosto era la cita.
Yo era feliz si duplicábamos el número del año anterior. Si éramos 220/250 personas sería el tipo más feliz del mundo.
Empecé a darle un sentido más activista, además de festejo, de encuentro.
Así como en Rosario o Santa Fe hay vías recreativas, me parecía, y parece, que Buenos Aires también necesita una. Dónde las personas de la Ciudad puedan disfrutar del espacio público sin el peligro de automotores circulando sobre ella. De amplia extensión.
Me comunique con Pablo Lebendisky, de 30 días en bici Buenos Aires. Y fue la tercera pata de este equipo.
Y empezamos a luchar por eso. Teniendo en cuenta que en diciembre del 2021 se había sancionado en la Ciudad la ley 6472, que establece al 22 de septiembre como el Día Mundial sin autos en la jurisdicción.
Y en sus artículos establece que debe haber vías recreativas.
Pero pasaron 7 meses de ello y aún no vemos esas vías recreativas en la ciudad.

La gran sorpresa
Cómo dije, esperaba 250 personas, pero todo se desbordó, me superó.
Según la gente participaron entre 1500 y 2000 personas. Algo inédito en una salida de largo kilometraje en la ciudad, más siendo esta una salida recreativa.

Una propuesta realizada por ciudadanos comunes, difundida a pulmón, sin apoyo estatal, de ningún medio masivo, ni siquiera con una amplia cobertura.
Convencimos de la idea y logramos que nos apoyase Argentina en Bici, una red de 53 organizaciones activistas ciclistas de 14 provincias. Fuimos un pre Foro Argentino de la Bicicleta. Tuvimos el inmenso orgullo que el Foro nos apoyase y participase. Este se realiza el 28 y 29 de octubre en Gualeguaychú, Entre Ríos.
Tuvimos el apoyo del la Cámara Argentina de Comercio e Industria de Bicicletas, Partes, Rodados y Afines, la famosa COMMBI, a quien agradecemos infinitamente.
De grupos ciclistas de muchos lados de la ciudad, provincia de Buenos Aires y otras provincias.
Y el apoyo de varios emprendedores comerciales relacionados con la bicicleta, que donaron productos para sortear, según sus posibilidades.

Nos superó, nos desbordó. Nos encantó.
La concurrencia fue increíble. Y la gente súper copada y amorosa.
El amor por la bicicleta fue superior, el agradecimiento de la gente a algo que ellos estaban haciendo y logrando fue inmenso.
Todo fue un gracias, gracias, gracias, y lo sigue siendo. Nos faltaba algo así.
Todos los diferentes grupos se pusieron al hombro la organización de la salida. Todos ayudaron, se ayudaron. Fue un ejemplo de camaradería.

Queremos una vía recreativa en la ciudad. Al menos una vez al mes.
Sería mejor, una vez por semana.
Luchamos por eso.
Y seguiremos trabajando para que esta salida se instale como una salida en bici tradicional de la Ciudad.
Una salida que nació de simples ciudadanos que andan en bici, para los demás que también lo hacen.
Donde todos nos sentimos parte de ella.
¡Infinitas gracias a todas y todos los que participaron! ¡Son increíbles!
La vara quedó muy alta. El año que viene tenemos que superarla.
Vamos por eso.

Nos vemos el 27 de agosto del 2023.
En Parque Lezama.
A las 9 de la mañana.
Para la 3ª Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad.
¿Te la vas a perder?

Por Marcelo Calderón
Organizador de La Panchacleta | Integrante de Masa Crítica Buenos Aires | Organizador de la Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad | Biciclista.

Fotos: @aleoxi16

Continua leyendo

Más Leídas